`El hostigamiento mediático a Cuba se ha trasladado a Venezuela. La izquierda europea debe pasar a la ofensiva´: Joan Tardá
Jueves, 11 de Mayo de 2017

teleSUR.- El diputado de Cataluña, Joan Tardá, quien se manifestó ayer martes en el Congreso de Diputados de España en defensa de la soberanía de Venezuela y en contra de la política exterior de Mariano Rajoy, expresó en entrevista para teleSUR que se ha reunido con representantes del Comité de Víctimas de las Guarimbas y el Golpe Continuado en Venezuela. "Esto nos ha dado más fuerza y nos ha comprometido más en la denuncia de esta situación", indicó.

El Ejemplo de Venezuela para el mundo

Mario Sanoja - Iraida Vargas - Investig'action.- La presente ofensiva mediática, económica y política lanzada contra Venezuela indica que la derecha nacional e internacional, y particularmente la atrabiliaria burguesía comercial, están realmente preocupadas por la consolidación de los cambios sociopolíticos y culturales que ha generado y sigue generando la Revolución Bolivariana en Venezuela.

El chavismo es una ideología transformadora que busca crear un modo de vida comunal basado en la socialización de los medios de producción y de las relaciones de producción. Uno de los objetivos esenciales del mismo es la creación de una sociedad organizada en redes transversales de acción y poder político, social y económico bajo la dirección del poder popular, es decir, el poder originario constituyente, que por mandato constitucional reside en el pueblo.

La definición anterior no es una propuesta teórica, es una realidad concreta que se ha puesto de manifiesto como consecuencia de los perversos ataques que las bandas terroristas, financiadas por la llamada Mesa de la Unidad, dirigen hacia la sociedad venezolana, antichavistas incluidos. La profundidad de los cambios ocurridos en la sociedad venezolana refleja que ni siquiera una intervención militar externa, como es el caso de Siria e Irak. podría garantizarle a la derecha el disfrute de un triunfo fácil.

La intentona nihilista de la derecha terrorista, apoyada por la OEA, intenta asaltar el poder mediante la destrucción sistemática de la estructura material del Estado revolucionario utilizando, al igual que los nazis, el fuego como principio esotérico purificador de la vida.

La acción de quemar cosas, bibliotecas, hospitales, universidades, centros de salud, archivos, autobuses, automóviles, cisternas plenas de gasolina, la utilización de bombas molotov para quemar a policías y guardias nacionales, el linchamiento y el asesinato de aquellas personas que no piensan como los terroristas de la MUD, la utilización sistemática de la mentira mediática como arma de propaganda, nos recuerdan crudamente el surgimiento del nazi-fascismo en Alemania en 1933.

De manera similar, la utilización de bandas de “malandros” y de paramilitares colombianos pagados por la derecha venezolana para actuar como tropas de choque, nos recuerdan las bandas de vulgares asesinos y bravucones que el nazismo organizó como tropas de choque o “sturm abtailung”, las SA, para aporrear y atemorizar a los enemigos del fascismo.

Una vez que Hitler se apoderó del poder en Alemania, tuvo que liquidar físicamente a las bandas de SA que se habían tornado un peligro mortal para la vida del Estado fascista, utilizando para tal fin las nacientes SS (Shutz Staffel), tropas de asalto fuertemente disciplinadas e ideologizadas bajo el control militar de la Wermacht, el ejército nazi.

Aunque existen focos de terror fascista dispersos en otras partes del país, el foco principal y más virulento del terrorismo de derecha se encuentra en los barrios de clase media alta del este de Caracas, foco de terror fascista confinado mayormente en un territorio de aproximadamente 12 kilómetros cuadrados, el Municipio Chacao, especie de gran plateau mediático, bajo la protección del sturmfuhrer Ramón Muchacho, alcalde del municipio.

Para elaborar las mentiras mediáticas, el terrorismo utiliza las calles del municipio como un gran escenario para construir su historia virtual sobre un supuesto movimiento de protesta pacífica, apoyado en decenas de camarógrafos y fotógrafos que construyen la versión mediática de aquella para exportación internacional.

Un video mostrado en la televisión pública, tomado quizás por un camarógrafo infiltrado, muestra a la inefable esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori con el rostro cubierto con una máscara antigás sosteniendo en sus brazos a un joven, supuestamente asfixiado por el gas lacrimógeno, utilizado por la fuerza pública. Tomada la escena como evidencia de la represión del Estado, la señora Tintori se despoja de su máscara y la coloca sobre la del joven a quien dirige miradas de ternura. Al oirse la voz de ¡corten!, finaliza la escena, el joven se levanta y la Tintori abandona la escena.

Todo lo anterior nos recuerda el tema de la extraordinaria película Wag the Dog, dirigida por Barry Levinson. Para ocultar el hecho que un Presidente de los Estados Unidos había tenido relaciones sexuales ilícitas con una jóven en la Casa Blanca, la CIA contrató a un cineasta para que realizara un cortometraje donde se inventaba una falsa guerra transmitida por TV que tenía lugar en Albania, remoto país que nadie conocía en USA, con la participación de falsos “marines” que finalmente ganaban dicha guerra.

Esta mentira mediática tuvo éxito en ocultar el desafuero cometido por el Presidente poco antes de las elecciones presidenciales. Posteriormente, la CIA asesina al productor de la falsa noticia para evitar que éste pueda vanagloriarse de su éxito mediático y desvelar el carácter falso de la supuesta guerra. En el caso real de Venezuela, los terroristas mediáticos han logrado también la complicidad de personas como la Fiscal General de la República, de un famoso director de la Sinfónica Juvenil y de una manada de falsos chavistas que diaria y consuetudinariamente aporrean la verdad y la honestidad del pueblo venezolano.

Toda esa milmilonaria (en US$) ofensiva mediática trata igualmente de tender una cortina de humo sobre la realidad democrática y de justicia social que la Revolución Bolivariana está construyendo en Venezuela, a pesar de la guerra abierta que hace el “gobierno profundo” de los Estados Unidos.

La respuesta revolucionaria a esa guerra de quinto nivel ha puesto de relieve el grado de organización popular social, político y económico que ha logrado crear la Revolución, defendido y consolidado gracias a la existencia del sistema cívico-militar apuntalado por la Fuerza Armada Bolivariana y las Milicias Populares.

Por ahora, la fuerza de esa organización popular solo ha mostrado sus colmillos. La derecha terrorista la teme porque sabe que sin un apoyo militar efectivo, su conspiración mediática y su violencia callejera no tienen vida.

Cada día que pasa sin lograr nada concreto les va restando el apoyo de las y los venezolanos de derecha, particularmente los de la mafia de comerciantes que ya ha invertido alrededor de 100.000 millones de bolívares para financiar un movimiento subversivo que -piensan- los llevará de nuevo a capturar el poder y al control de la renta petrolera venezolana.

Países como Colombia, México, Argentina y Brasil, inclusive Estados Unidos, España, Francia e Inglaterra, entre otros, que enfrentan graves problemas sociales y políticos a su interior, quisieran ver desaparecer el mal ejemplo de la Revolución Bolivariana.

Por estas razones apoyamos la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela. Después de aprobada por el pueblo la Constitución de 1999, la Revolución Bolivariana ha desarrollado en lo concreto los fundamentos sociopolíticos, culturales y económicos del cambio histórico que Venezuela, y esta humanidad, necesitan para poder sobrevivir: Socialismo y Justicia Social.

Esos fundamentos revolucionarios tienen necesariamente que ser constitucionalizados para plasmar en nuestra Carta Magna no solo el proyecto de una sociedad nueva, que ya existe desde 1999, sino su concreción que se ha ido elaborando durante 19 años.

La mafia de comerciantes está aterrorizada de ver que un nuevo sistema socialista de distribución y cambio de bienes y servicios, incluso de producción de alimentos, los CLAP, pueda desterrar sus monopolios de distribución y cambio de mercancías que le han servido para humillar y controlar políticamente al pueblo venezolano, y sea convertido en constitucional por la nueva Asamblea Constituyente, es decir, que no podría ser rechazado ni destruido, salvo por un hipotético golpe de estado militar.

Lo que está en juego en Venezuela y en la Asamblea Constituyente no es solo fundamental para nuestro pueblo, sino que es crucial para toda América Latina: Venezuela es un pueblo que hace realidad un modo de vida socialista donde es él, no el Estado, la verdadera vanguardia que lidera el proceso de cambio histórico hacia una sociedad nueva, socialista, democrática, protagónica y participativa.

- See more at: http://www.investigaction.net/es/el-ejemplo-de-venezuela-para-el-mundo/#sthash.D3VpZONa.dpuf

El Ejemplo de Venezuela para el mundo
El Ejemplo de Venezuela para el mundo

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Lo último

27 de Julio // 17:17
preparan-en-cuba-ii-forum-internacional-de-musica-primera-linea Prensa latina.- El Instituto Cubano de la Música (ICM), el Ministerio de Cultura y varias casas discográficas del país organizan la segunda[...]
27 de Julio // 17:15
celebran-en-nueva-york-dia-de-la-rebeldia-nacional-de-cuba PL.- La Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas acogió aquí hasta entrada la noche del miércoles un acto de celebración por el Día[...]
27 de Julio // 15:10
tributo-a-la-revolucion-cubana-y-al-che-en-la-plaza-de-la-habana Asociacion Lázaro Cárdenas - El Comercio - Video: Asturcubana Bartolomé.- La asociación Lázaro Cárdenas rememora hoy el aniversario de la [...]

La columna

Prohibido olvidar

News image

Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- La mafia terrorista anticubana intenta tergiversar la historia de sus crímenes contra el pueblo cubano durante más de medio siglo, acusando al gobierno revolucionario de cometer “actos de lesa humanidad”. Envalentonados por la presencia del presidente Donald Trump en Miami, y sus palabras desacertadas contra Cuba el pasado 16/06/2017, los que abandonaron su tierra y solo acumulan largas listas de fiascos, pretenden ahora inventar un espectáculo circense con un apócrifo juicio, en una fingida “Comisión Internacional Fiscalizadora de Crímenes de Lesa Humanidad del Castrismo”, bajo la consigna de “Prohibido olvidar”. El espectáculo tuvo lugar el 15/07/2017 en la de la Alcaldía de Miami, donde varios contrarrevolucionarios, autodenominados “exiliados”, y algunos residentes en Cuba como el asalariado Antonio Enrique González-Rodiles, expusieron sus alegatos, al parecer olvidándose de que los cubanos que viven en la mayor de las Antillas están alfabetizados y la mayoría posee nivel técnico o universitario, que les permite leer y conocer la verdadera historia de su patria. Si alguien no tiene derecho a olvidar es precisamente el pueblo cubano, que sufrió una cruenta tiranía encabezada por Fulgencio Batista, quien asesinó, torturó y ordenó desaparecer a miles de jóvenes que se oponía a su régimen de terror, apoyado política y militarmente por el gobierno de Estados Unidos. Esos que ahora conforman el “juicio contra Castro”, son los mismos que trabajaron junto a Batista, cuando en 1952 se apoderó del poder mediante un golpe de estado, pisoteando la constitución de la República. Está claro que los cubanos no pueden olvidar que asesinos como Esteban Ventura, Rolando Masferrer, Jesús Blanco Hernández, Conrado Carratalá, José Ramón Conte Hernández (miembro de la brigada mercenaria de Bahía de Cochinos y del grupo de asesinos de Carratalá, nombrado el “grupo 5” encargado de los asesinatos a jóvenes revolucionarios, y autor del asesinato del estudiante y obrero Antonio Díaz Santana), Luis Alberto del Río Chaviano, Mariano Faget, Pilar García, Julio Laurent y decenas de asesinos más, lograron el estatus de refugiados en Estados Unidos, a pesar de las reclamaciones de los tribunales cubanos para juzgarlos por sus crímenes. Para esos y su jefe Fulgencio Batista, nunca celebraron un juicio y menos aún conformarles una Comisión Internacional Fiscalizadora de Crímenes de Lesa Humanidad, porque muchos de los “exiliados” participaron en sus delitos. Cómo se le podría olvidar a los cubanos residentes en la Isla, los crímenes cometidos por quienes al servicio de la CIA asesinaron en las montañas del Escambray, a campesinos humildes y alfabetizadores, o de aquellos que colocaron petacas incendiarias en los grandes centros comerciales de La Habana, cines y teatros, para sembrar el terror entre los ciudadanos, establecido por un plan de la CIA hoy desclasificado, en el que tuvo una amplia participación Carlos Alberto Montaner, quien mutó de terrorista a analista político. Tampoco los pescadores cubanos borrarán de sus mentes los ataques terroristas efectuados contra sus barcos y casas en las costas, por comandos de Alfa 66, dirigidos por Andrés Nazario Sargent, entre ellos el perpetrado sobre el caserío de Boca de Samá, al norte de Banes, Holguín, causando dos muertos y cuatro heridos, en el que una adolescente perdió su pie derecho. En Cuba nadie olvida los actos terroristas contra embajadas, consulados y oficinas comerciales cubanas en Madrid, New York, Perú, Argentina y Canadá, que causaron destrucción y muerte de diplomáticos cubanos. Tampoco los padres e hijos de los diplomáticos y funcionarios cubanos Félix García Rodríguez, Jesús Cejas, Crescencio Galañena, y del técnico de la pesca Artaigñan Díaz, asesinados por terroristas de Omega 7 “exiliados” en Miami, podrán borrar de la memoria tales actos. Aún varios de esos asesinos, entre ellos Luis Posada Carriles, autor junto a Orlando Bosch, de la voladura en pleno vuelo de un avión civil cubano en el que perecieron 73 personas inocentes, Eduardo Losada Fernández, Pedro Remón, Guillermo Novo Sampol, Gaspar Jiménez Escobedo, Andrés García,  viven en Estados Unidos sin ser molestados y respaldados por el denominado “exilio”. Nunca un país ha sido tan agredido por solo decidir adoptar un sistema distinto al de Estados Unidos. La guerra económica total impuesta desde 1962 afecta a varias generaciones de cubanos. La guerra biológica sufrida por los cubanos, jamás se borrará del corazón de los padres de 101 niños muertos en 1981 producto de la introducción premeditada del virus del Dengue Hemorrágico, inexistente hasta entonces en Cuba, por el grupo terrorista dirigido por Eduardo Arocena, según declaró durante el juicio celebrado en New York en 1984, por asesinar al diplomático cubano en Naciones Unidas, Félix Rodríguez. Igualmente, le sumaron la guerra contra la flora y fauna de la isla para evitar la alimentación del pueblo. Los “exiliados” de Miami tienen que tener presente esos crímenes de lesa humanidad, pues la Fiebre Porcina Africana fue introducida desde Estados Unidos y a causa de ella se sacrificaron 424,848 cerdos. La Roya y el Carbón de la caña de azúcar afectó miles de caballerías de caña. La Sigatoka Negra, que afecta el cultivo del plátano y no existía en Cuba hasta 1990, fue introducida para afectar la alimentación del pueblo. La Tristeza de los Cítricos y el Minador de los cítricos, aparecieron en Caimanera, Guantánamo en las cercanías de la Base Naval Yanqui y posteriormente en Matanzas, perjudicando amplios sembradíos de frutas. La Seudodermatosis Nodular Bovina, cuyo agente causal es el virus de SNB, infestó añojas y novillas, perjudicando la producción de leche al provocarles daños en la piel. Igual situación sucedió al detectarse la Mamilitis ulcerativa de la vaca lechera, causada por el Herpes Virus MUB, el que infesta las ubres. La lista de crímenes es demasiado larga para que a nadie en Cuba se le puedan olvidar. Por tanto, los que están condenados a perpetuidad son precisamente esos “exiliados” que fracasados y frustrados pretenden desnaturalizar la historia. Por esas razones los cubanos de ningún modo olvidarán a sus muertos, pues como aseguró José Martí: “Olvidar es de ruines” *Arthur González, cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano. Enviado por el autor a: Martianos-Hermes-Cubainformación Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente. ...

Arthur González (Heraldo cubano) | Jueves, 27 Julio 2017

Revista
Lo + leido
Recomendamos