Tengo algo que contarte (13) El futuro en sus pupilas
Género
Jueves, 20 de Abril de 2017

Correspondencia entre dos mujeres

Guerrilla Comunicacional.- La Habana, more about martes 18 de abril de 2017

Vicentita, salve cuanto tiempo sin conversar contigo... Te aseguro que he extrañado nuestra correspondencia. A través de tus cartas he aprendido mucho de tu Catalunya querida, sus costumbres y en especial de su cultura y condiciones socio económicas. Me disculpo por mi largo silencio.

El pasado 4 de abril, toda Cuba amaneció más temprano que de costumbre. Alrededor de las 6:30 de la mañana me hizo saltar de la cama la conversación de varios niños que pasaban por los bajos de la ventana de mi dormitorio, quienes discutían sobre quién intervendría primero en una actuación coral que programaban presentar en la escuela. A mi vecinita de 7 años, la mama la convencía cariñosamente que el lazo que debía llevar en las trenzas era color blanco, en lugar del rojo. Así se sucedieron una tras otras las señales de que era un día especial y en efecto así fue.

Me percaté que era el 4 de abril, día de los pioneros cubanos, nominación derivada de la voluntaria membresía de los escolares de la enseñanza primaria, o sea de los niños de 6 a 11 años, en la Organización de Pioneros José Martí, fundada en igual fecha de 1963.

Muchos recuerdos se agolpaban en mi mente. Recuerdo que ya se había vencido el analfabetismo en Cuba y poco a poco, el derecho y el acceso a los estudios, que había sido privilegio de pocos, se iba haciendo realidad universal a lo largo y ancho de la Isla.

En lo personal había tenido la experiencia de participar, con sólo 14 años, en la campaña de alfabetización, lejos, pero muy lejos de mi lugar de residencia. De La Habana viajé hasta las intrincadas montañas de Sagua Grande, en el extremo oeste del país.

A mi regreso, recuerdo que tuve la sensación de haber vencido a un feroz enemigo en una campal batalla cuerpo a cuerpo. Y era cierto. El ejército de lápiz, cartilla y manual, del que formé parte, había vencido no sólo al analfabetismo sino a la ignorancia sanitaria y a enormes prejuicios. Empezábamos a salir de una época oscura. Vino a mi mente que la maestra que me conducía a la familia que debía alfabetizar recorrió siete bohíos, típica casa rústica hecha de tablas de palmas y guano , y no me aceptaban por ser mujer. Sólo en la octava casa me aceptaron y realicé mi sueño de alfabetizar. Hubo que continuar bregando duro para alcanzar el sueño martiano de ser un pueblo culto.

Viajando con el recuerdo por aquellos tiempos, me animé y llegué a la Primaria Fabrizio Ojeda, donde mi nieta cursó sus estudios primarios, y me encontré con un verdadero festival de la alegría y un canto al futuro. Allí estaban reunidos para la celebración todos los profesores, los niños, los padres, abuelos y amigos de las familias. Recordaba con nostalgia que mi nieta, en su momento, cantaba, bailaba y recitaba en estos actos y a la vez vino a mi mente el trabajo comunitario que hicimos los jóvenes en 1963 para que los niños tuvieran su propia organización. Ya nosotros teníamos nuestra federación universitaria, la unión de estudiantes secundarios y la unión de jóvenes comunistas.

Como todos los años, se dio inicios al acto con la entonación del Himno Nacional, presidido por la bandera. A continuación, se entregaron los diplomas a los alumnos de segundo grado que acreditaba “Yo sé leer”, a continuación se les entrego la pañoleta azul a los niños de primer grado y a los de cuarto se les entregó las de color rojo, en sustitución de las que portaban. Recibieron diplomas los alumnos más aventajados por sus resultados académicos y por su participación en competiciones con otras escuelas de conocimientos, temas culturales y deportivos. Los maestros recibieron el homenaje de sus alumnos y de inmediato un niño de ocho años, disfrazado como un minúsculo payaso, hizo de maestro de ceremonias para dar inicio a la parte festiva de la actividad.

Allí quedé detenida en el tiempo, contemplando a las niñas con sus uniformes de blusas, faldas rojas, y pañoletas rojas o blancas. A los varones los distinguen el uso de un pantalón corto o largo según el grado y el uso de la camisa blanca, en lugar de la blusa. Todos limpios, bien arreglados, visiblemente saludables y un brillo indiscutible de alegría y seguridad en sus miradas. Allí estuve embebida de la algarabía de sus sonrisas, de la tranquilidad y regocijo de los padres, familiares y amigos de los niños que vivían otro momento de esa estación escolar, llamada enseñanza primaria.

Estos niños, como todos los docentes en el país, cuando llegan a las aulas el primer día de curso, encuentran en sus pupitres la base material completa de estudios. Así es curso tras curso hasta que concluyen los estudios universitarios. Las preocupaciones de padres y alumnos giran en torno al aprovechamiento docente, la asistencia a las actividades colaterales de sus hijos y garantizarles refuerzos docentes extra clases. No tienen que preocuparse del pago, porque todo es gratuito, ni ahorrar para los futuros estudios universitarios. ¡Cuanto se ha avanzado y cuanto se sigue trabajando por alcanzar el más alto nivel de calidad del sistema de enseñanza cubano! Por eso pensé, “qué privilegio para esta pequeña nación, en vías de desarrollo, que sus hijos estudien hasta el infinito”, un derecho que alcanza hasta a los abuelos, que cuentan con la Universidad del Adulto Mayor, donde dan calidad intelectual a sus años.

Es cierto que todo no es perfecto, que los retos continúan.

Hoy se acomete a lo largo y ancho del país la restauración de las escuelas de la enseñanza media y superior, dañadas por el impacto de una larga crisis económica. Se trabaja e invierte con el interés de modernizar el material de estudios y se convoca a estudiantes asistentes de niveles superiores para que cubran los vacíos que dejan algunos profesores que emigran hacia otras labores en busca de mayores ingresos. Todo ello como parte de una política de gobierno para lo cual se amplían las partidas de inversión del presupuesto nacional con el fin de desarrollar aún más el sistema de educación con que cuenta y se prestigia este país.

Allí estuve por un par de horas disfrutando del privilegiado espectáculo cultural de los niños. Hablé con algunos de los alumnos. Unos me dijeron que querían ser médicos, otros maestros, cantantes, arquitectos, enfermeras, como su mamá o papá. Todos tienen un sueño para cuando “sean grandes” y en sus pupilas danza el futuro con la seguridad del sol que nos calienta y alumbra.

Aquí no hay atentados de adolescentes contra amiguitos de sus escuelas. No hay agresiones ni con armas de fuego, ni de otro tipo. Tampoco drogas, ni sustancias sicotrópicas y se trabaja de manera multidisciplinaria para que no lleguen y lastren su normal desarrollo.

De regreso a casa, enciendo el televisor y veo, ya sin asombro, que las noticias internacionales continúan informando de las inversiones en la guerra por parte de los países poderosos, de los recortes neoliberales en las partidas de política social y de otros, para destinarlos a las armas y de los estragos del hambre y la miseria que abundan en este mundo nuestro.

Retorné a la experiencia vivida por el día de los pioneros cubanos y me repetí, como otras tantas veces, qué privilegiados son los niños y jóvenes cubanos y cuanto precisamos de la paz para que continúen con el futuro seguro en sus pupilas.

Hasta la próxima, te hago llegar un fuerte y fraternal abrazo.

Tu amiga que te estima,

La Habanera

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Género

Tengo algo que contarte (19)

Tengo algo que contarte (19)

Correspondencia entre dos mujeres Guerrilla Comunicacional.- La Habana, lunes 05 de julio de 2017 Mi querida Vicentita, Amiga mía, tu carta ensayo que sabiamente titulaste el “Balcón de las indec...

Read more
Por una comunicación sin sexismo y para todas las personas

Por una comunicación sin sexismo y para todas las personas

Cenesex.- Los programas humorísticos que denigran a la mujer y la circulación por vías alternativas de productos comunicativos profundamente sexistas y discriminatorios están entre los elementos que...

Read more
Parejas homosexuales dicen sí al matrimonio igualitario

Parejas homosexuales dicen sí al matrimonio igualitario

Lirians Gordillo Piña / Foto SEMlac - Red Semlac.-  Jorge y Abraham, Anet y Anais, Mónica y Elizabeth, Paquito y Migue aspiran a casarse algún día. Sus histor...

Read more
Emprendimientos femeninos, la felicidad como objetivo

Emprendimientos femeninos, la felicidad como objetivo

Red Semlac.- Además de la motivación económica, las mujeres al frente de muchos emprendimientos económicos privados en Cuba buscan ganar conocimientos, autoestima y empoderamiento de cara a la vida ...

Read more
Cuando el tipo sólo me quiere para sexo

Cuando el tipo sólo me quiere para sexo

Kelly de Fares - Blob Negra Cubana.- A mis pares femeninos Reconociendo que nosotras somos personas antes que mujeres, nuestro cuerpo femenino también tiene sus necesidades físicas, emocionales, af...

Read more
Estereotipos de género al aire

Estereotipos de género al aire

Lirians Gordillo Piña - Red Semlac.- La desigualdad entre mujeres y hombres y los estereotipos sexistas afectan la representación de mujeres y hombres en la producción informativa de emisoras cub...

Read more
La inadecuada educación es un riesgo para la salud sexual

La inadecuada educación es un riesgo para la salud sexual

Cenesex.- Quienes participaron en la sesión científica de esta semana, sobre los protocolos de atención del Programa Nacional de Salud Sexual (PROCUS) coincidieron en que la inadecuada educación en ...

Read more
Tengo algo que contarte (18) El balcón de las indecencias

Tengo algo que contarte (18) El balcón de las indecencias

Correspondencia entre dos mujeres Guerrilla Comunicacional.- Salt, Jueves 21 de junio de 2017 Amiga mía, su carta me trasladó en un momento a su reparto y me vi asomada a su ventana mirando su pla...

Read more
Embarazo adolescente, mirada con lupa al oriente

Embarazo adolescente, mirada con lupa al oriente

Dixie Edith - Foto tomada de juventudrebelde.cu/Red Semlac.-  La necesidad de atender el embarazo adolescente en Cuba, reconocida por la academia y por las autor...

Read more

Lo último

21 de Julio // 23:53
fiesta-en-madrid-para-conmemorar-el-asalto-al-cuartel-moncada Coordinadora de Solidaridad con Cuba de Madrid.- Como todos los años conmemoramos el asalto al Cuartel Moncada con una fiesta solidaria y[...]
21 de Julio // 08:17
comienza-en-cuba-ii-congreso-de-estetica-y-salud Prensa Latina.- El II Congreso Internacional de Estética, Cosmetología y Medicina Estética comienza hoy en esta capital con la asistencia de[...]
21 de Julio // 07:20
ballet-nacional-de-cuba-culmina-gira-por-espana-italia-y-francia Prensa Latina.- El Ballet Nacional de Cuba (BNC) arriba hoy esta capital luego de culminar una exitosa gira por España, Italia y Francia,[...]

Banner

La columna

La novela cubana de la misa por la muerte de Oswaldo Payá

News image

Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- El famoso escritor cubano Félix B. Cañet, fue el pionero de las radionovelas al lanzar con éxito El derecho de nacer, dando inicio a un fenómeno que años más tarde pasarían a las pantallas de la televisión, convirtiéndose en la mayor distracción de los latinoamericanos y en el enriquecimiento de las cadenas televisivas.

Arthur González (Heraldo cubano) | Sábado, 22 Julio 2017

Revista
Lo + leido
Recomendamos