Caravana de la Libertad llega a La Habana (+ Fotos)
Historia
Lunes, 09 de Enero de 2017

Caravana de la Libertad llega a La Habana. Foto: ACN.

Cubadebate - Video: Televisión Cubana.- La Caravana de la Libertad recorrió en la mañana de este domingo las calles y avenidas de La Habana, en una actividad que cada año reedita la entrada triunfal, hace hoy 58 años, del Comandante en Jefe Fidel Castro al frente de Ejército Rebelde.

Una calurosa acogida ofrecieron miles de habaneros y visitantes, a su paso por distintos lugares, a los 58 caravanistas, encabezados por la General de Brigada Delsa Esther Puebla (Teté), una de las acompañantes entonces de los combatientes.

Tras su llegada de la Caravana, procedente de la localidad mayabaquense de San José, en la cervecería Guido Pérez, en El Cotorro, rememoraron la histórica parada del líder de la triunfante Revolución, la primera que hizo en La Habana.

En un sencillo acto político-cultural cargado de mucho simbolismo, y en presencia de pobladores de la localidad, allí dos pioneras de la escuela primaria Ramón Brito interpretaron la canción Cabalgando con Fidel.

Eva Hernández, primera secretaria del Partido Comunista de Cuba en ese municipio, dio gracias al Comandante en Jefe por guiar a un pueblo con la estirpe de Antonio Maceo y las ideas de José Martí, y recordó palabras de Fidel cuando el ocho de enero de 1959 afirmó que valió la pena sacrificarse por un pueblo así, el cual jamás sería defraudado.

La Caravana de la Libertad transitó por sitios emblemáticos como el Museo de la Revolución, otrora Palacio Presidencial, y la sede del Instituto Cubano de Radio y Televisión, para concluir en breve su recorrido en la Ciudad Escolar Libertad, antiguo cuartel militar de la tiranía de Fulgencio Batista convertido hoy día en un complejo educacional.


(Con información de ACN)

 

El día que el pueblo no exageró

La apoteosis que se apoderó de La Habana al llegar la Caravana de la Libertad provocó que Fidel considerara que aquello era mucho más de lo que ellos merecían...

Leticia Martínez Hernández - Cubahora.- La idea no era hacer una marcha triunfal. “Me parece que eso estaría fuera de lugar en este momento”, dijo el Comandante en Jefe el 6 de enero al llegar a la ciudad de Santa Clara. El objetivo del recorrido era “transportar la columna en apoyo a los compañeros que iban hacia la capital; yo pensaba pasar rápidamente. Pero en eso se cae, mejor dicho: fue derrocada la tiranía, porque no se cayó: la derrocaron”.

Así el periplo hacia el Occidente se convirtió en la conmovedora Caravana de la Libertad, que recorrió la columna vertebral de la Isla y llenó de júbilo a un país entristecido. Los héroes de la Sierra, barbudos y radiantes, partieron el dos de enero de Santiago. Con el paso de pueblo en pueblo, la Revolución se fue haciendo palpable para aquellos que llevaban años sufriendo una terrible dictadura y escuchaban a escondidas las hazañas de los jóvenes rebeldes del Movimiento 26 de Julio. Un mar de gente los recibió en cada punto del camino, a veces se hacía imposible avanzar. Cuentan que las madres salieron a lucir su felicidad, a partir de entonces sus hijos no tendrían que morir.

Fidel les hablaba, les dedicaba tiempo a todos, aun sabiendo lo urgente que era llegar cuanto antes a la capital. El ocho de enero, luego de cumplir con la promesa de rendir tributo a José Antonio Echeverría, de visitar a la familia del líder estudiantil acribillado a balazos el 13 de marzo de 1957 y de inclinar la frente ante su tumba, se encamina hacia La Habana y poco después de la dos de la tarde llega al Cotorro. Alguien sugirió que entrara sobre un tanque de guerra, pero el Comandante no podía soportar la lentitud de aquella mole de hierro.

En un yipi, menos asombroso, pero más ágil y práctico, llega el Comandante en Jefe a la ciudad que salió a recibirlo con un entusiasmo jamás visto. Cuando la Caravana bordea la Avenida del Puerto, aparece en unos de sus muelles el ¡yate Granma! Hacen un alto, Fidel entra en la embarcación, se estremece, recuerda a los que le acompañaron en la travesía desde México y no pudieron llegar a este momento de infinita dicha. Afuera la multitud grita: “¡Fidel en el Granma!” y la apoteosis se adueña de La Habana.

Muchos años después, el fotorreportero norteamericano Burt Glinn, enviado especial de la agencia Magnum a la cobertura de aquellos acontecimientos, le declara en una entrevista al periodista cubano Pedro de la Hoz: “Yo había visto muchas cosas por el mundo, pero sinceramente me sentí sorprendido por la manera unánime con que la población de La Habana hacía suya la Revolución…lo de La Habana sobrepasó todos los cálculos. Esa tarde supe que la Revolución de los barbudos era más profunda de lo que cualquiera podía pensar y que sería imposible desmantelarla”.

Fue el cuartel Columbia el último punto del recorrido. Contaba el Comandante de la Revolución, Juan Almeida, que era “como si un volcán estremeciera el espacio”. Allí aparecieron las palomas que se posaron en el hombro de Fidel; allí se dio el legendario intercambio del “¿Voy bien, Camilo”? y el “Vas bien, Fidel”; allí juro el líder de la Revolución que si él, cualquiera de sus compañeros o el Movimiento 26 de Julio fuese el menor obstáculo para la paz de Cuba, el pueblo podía disponer de ellos; allí dio por concluidos los agasajos, desde ese minuto solo quedaba trabajar, trabajar y trabajar.

Las concentraciones multitudinarias de hoy — dijo Fidel en Columbia antes de terminar casi a medianoche—, esa muchedumbre de kilómetros de largo, esto ha sido asombroso, “ha sido una exageración del pueblo, porque es mucho más de lo que nosotros merecemos”.

Y finalmente presagió: “… nunca más en nuestras vidas volveremos a presenciar una muchedumbre semejante, excepto en otra ocasión ─ en que estoy seguro de que se van a volver a reunir las muchedumbres ─, y es el día que muramos, porque nosotros, cuando nos tengan que llevar a la tumba, ese día, se volverá a reunir tanta gente como hoy, porque nosotros ¡jamás defraudaremos a nuestro pueblo!”

Fidel iba al futuro, regresaba y nos contaba. Recién bajaba de la Sierra y ya avizoraba el abrazo último del montón de agradecidos que saldría a la calle el día que sus cenizas emprendieran el regreso victorioso a Santiago de Cuba. No exageró aquel pueblo del 59, tampoco el del 2016, ese que lo lloró, lo reverenció y lo multiplicó en su muerte.

No podía haber retribución menor para quien al cabo de tantísimos años jamás defraudó.

 

Ocho de enero: un baño de pueblo

Claudia Padrón Cueto - Granma.- Una semana después del triunfo del 1ro. de Enero, entró Fidel victorioso a La Habana y a la historia. En la ciudad, una multitud lo recibió enarbolando banderas cubanas y del 26 de Julio, mientras lanzaban flores sobre los vehículos que transportaban a los combatientes. Ayer, 58 años después, la capital volvió a recibir a la Caravana de la Libertad.

Con vítores de «Yo soy Fidel», niños y jóvenes en su mayoría; además de trabajadores destacados y combatientes de la Revolución reeditaron el tradicional paso de los barbudos de la Sierra Maestra por la capital cubana.

Los 58 caravanistas partieron del municipio del Cotorro, donde en la cervecería Guido López el Comandante en Jefe se detuviera por primera vez para hablarle al pueblo habanero. Posteriormente recorrieron las principales calles de la ciudad y sitios simbólicos como el Museo de la Revolución, la sede del Instituto Cubano de Radio y Televisión, hasta concluir en Ciudad Escolar Libertad, sede del acto central.

En una ceremonia político-cultural presidida por Mercedes López Acea, miembro del Buró Político y primera secretaria del comité provincial del Partido en La Habana, la general de brigada Delsa Esther (Teté) Puebla, y otros dirigentes del Gobierno y organizaciones de masas, se rememoraron detalles de aquellos días. Los presentes escucharon de la voz de uno de sus protagonistas, Eclio Lobaina, sus experiencias junto a los barbudos que partieron de Santiago de Cuba, recuerdos aún vívidos en la memoria de uno de los caravanistas que acompañó a Fidel.

Las palabras centrales del acto, a cargo de Maylín Alberti, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas en el municipio de Playa, ratificaron el deseo de las nuevas generaciones de continuar el legado histórico de Fidel y su compromiso con el concepto de Revolución, firmado por gran parte del pueblo cubano.

La dirigente, a nombre de la UJC, expresó que los jóvenes cubanos están conscientes de los planes subversivos para desestabilizar a la Revolución, y sostuvo que no cederán ante estos.

La ceremonia fue también el espacio elegido para la entrega de 58 carnés de la Unión de Jóvenes Comunistas. En representación de los nuevos militantes, la estudiante de la enseñanza media, Leyanis Burgos, ratificó el compromiso de sus compañeros en ser fieles a la confianza depositada en ellos. Y dijo sentirse heredera de una larga tradición de lucha que no defraudará.

Como en 1959, este 8 de enero el pueblo habanero avanzó nuevamente para saludar a la Caravana de la Libertad. Las mismas multitudes que, en ese entonces, Fidel calificó como «un baño de pueblo».

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Historia

Tributo a lo mejor de la juventud cubana

Tributo a lo mejor de la juventud cubana

Eduardo Palomares Calderón - Granma - Foto: Carlos Morales.- En una manifestación de pueblo combativo se convirtió el sepelio de Frank País y de Raúl Pujols.

Read more
Celebran en Nueva York Día de la Rebeldía Nacional de Cuba

Celebran en Nueva York Día de la Rebeldía Nacional de Cuba

PL.- La Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas acogió aquí hasta entrada la noche del miércoles un acto de celebración por el Día de la Rebeldía Nacional de la isla.

Read more
Fidel y los 26 de julio en Pinar del Río

Fidel y los 26 de julio en Pinar del Río

Cubadebate.- Fidel pronuncia un discurso en conmemoración del aniversario 47 del asalto al cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, en la Plaza Provisional de la Revolución en Pinar del Río, 5 de ago...

Read more
Fidel y Yuri Gagarin, un lazo que perdura en la historia

Fidel y Yuri Gagarin, un lazo que perdura en la historia

Cubadebate.- Junto al primer cosmonauta del mundo el soviético Yuri Gagarin en la conmemoración del VIII Aniversario del ataque a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, celebrado en l...

Read more
El inolvidable Canciller de la Dignidad

El inolvidable Canciller de la Dignidad

Narciso Amador Fernández Ramírez - Cubahora.- A Raúl Roa el Comandante en Jefe Fidel Castro le rindió la última guardia de honor en el Aula Magna de la Universidad de La Habana...

Read more
Presentan volumen sobre el revolucionario José Felipe Carneado

Presentan volumen sobre el revolucionario José Felipe Carneado

Prensa Latina.- El libro "De la confrontación al diálogo", del periodista José Bodes Gómez dedica sus páginas a revelar la vida de José Felipe Carneado, un luchador y defensor del ideal socialista e...

Read more
Su ejemplo vive eternamente en el corazón de los cubanos

Su ejemplo vive eternamente en el corazón de los cubanos

CubaTV Noticiero de la Televisión Cubana.- Bastarían las estrofas iniciales del poema que Frank País García dedica a su hermano Josué, al conocer su cobarde asesinato por sicarios de la dictadura de...

Read more
No pudieron impedir que encontráramos al Che

No pudieron impedir que encontráramos al Che

Narciso Amador Fernández Ramírez - Cubahora - Video: Noticiero TV Cubana.- “¡Dispare! ¡No tenga miedo!”, fueron las palabras viriles del Che cuando el soldado borracho Mario Terán, intentó, con los...

Read more
Aleida Guevara: `Si fuera cierta la propaganda sobre  supuestas diferencias con Fidel, el Che  no habría dejado a su familia en Cuba´

Aleida Guevara: `Si fuera cierta la propaganda sobre supuestas diferencias con Fidel, el Che no habría dejado a su familia en Cuba´

Cubainformación – Video: Ana Gil, José Manzaneda - Fotos: Euskadi-Cuba, Getariako Eskubide Sozialen Karta.- La pediatra cubana e hija de Ernesto Che Guevara, Aleida Guevara March, habló en Getaria (...

Read more

Lo último

28 de Julio // 12:27
la-batalla-la-vamos-a-ganar-con-millones-de-votos-maduro-en-cierre-de-campana-por-anc Cubadebate.- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, llamó hoy al pueblo a ejercer el derecho al voto el próximo domingo para elegir una[...]
28 de Julio // 12:20
tributo-a-lo-mejor-de-la-juventud-cubana Eduardo Palomares Calderón - Granma - Foto: Carlos Morales.- En una manifestación de pueblo combativo se convirtió el sepelio de Frank País y[...]
28 de Julio // 12:14
senalan-importancia-para-desarrollo-social-de-avance-economico-cubano Prensa Latina - Video: Cubadebate.- El vicepresidente de Cuba José Ramón Machado Ventura destacó hoy la importancia de acompañar el[...]

Banner

La columna

Prohibido olvidar

News image

Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- La mafia terrorista anticubana intenta tergiversar la historia de sus crímenes contra el pueblo cubano durante más de medio siglo, acusando al gobierno revolucionario de cometer “actos de lesa humanidad”. Envalentonados por la presencia del presidente Donald Trump en Miami, y sus palabras desacertadas contra Cuba el pasado 16/06/2017, los que abandonaron su tierra y solo acumulan largas listas de fiascos, pretenden ahora inventar un espectáculo circense con un apócrifo juicio, en una fingida “Comisión Internacional Fiscalizadora de Crímenes de Lesa Humanidad del Castrismo”, bajo la consigna de “Prohibido olvidar”. El espectáculo tuvo lugar el 15/07/2017 en la de la Alcaldía de Miami, donde varios contrarrevolucionarios, autodenominados “exiliados”, y algunos residentes en Cuba como el asalariado Antonio Enrique González-Rodiles, expusieron sus alegatos, al parecer olvidándose de que los cubanos que viven en la mayor de las Antillas están alfabetizados y la mayoría posee nivel técnico o universitario, que les permite leer y conocer la verdadera historia de su patria. Si alguien no tiene derecho a olvidar es precisamente el pueblo cubano, que sufrió una cruenta tiranía encabezada por Fulgencio Batista, quien asesinó, torturó y ordenó desaparecer a miles de jóvenes que se oponía a su régimen de terror, apoyado política y militarmente por el gobierno de Estados Unidos. Esos que ahora conforman el “juicio contra Castro”, son los mismos que trabajaron junto a Batista, cuando en 1952 se apoderó del poder mediante un golpe de estado, pisoteando la constitución de la República. Está claro que los cubanos no pueden olvidar que asesinos como Esteban Ventura, Rolando Masferrer, Jesús Blanco Hernández, Conrado Carratalá, José Ramón Conte Hernández (miembro de la brigada mercenaria de Bahía de Cochinos y del grupo de asesinos de Carratalá, nombrado el “grupo 5” encargado de los asesinatos a jóvenes revolucionarios, y autor del asesinato del estudiante y obrero Antonio Díaz Santana), Luis Alberto del Río Chaviano, Mariano Faget, Pilar García, Julio Laurent y decenas de asesinos más, lograron el estatus de refugiados en Estados Unidos, a pesar de las reclamaciones de los tribunales cubanos para juzgarlos por sus crímenes. Para esos y su jefe Fulgencio Batista, nunca celebraron un juicio y menos aún conformarles una Comisión Internacional Fiscalizadora de Crímenes de Lesa Humanidad, porque muchos de los “exiliados” participaron en sus delitos. Cómo se le podría olvidar a los cubanos residentes en la Isla, los crímenes cometidos por quienes al servicio de la CIA asesinaron en las montañas del Escambray, a campesinos humildes y alfabetizadores, o de aquellos que colocaron petacas incendiarias en los grandes centros comerciales de La Habana, cines y teatros, para sembrar el terror entre los ciudadanos, establecido por un plan de la CIA hoy desclasificado, en el que tuvo una amplia participación Carlos Alberto Montaner, quien mutó de terrorista a analista político. Tampoco los pescadores cubanos borrarán de sus mentes los ataques terroristas efectuados contra sus barcos y casas en las costas, por comandos de Alfa 66, dirigidos por Andrés Nazario Sargent, entre ellos el perpetrado sobre el caserío de Boca de Samá, al norte de Banes, Holguín, causando dos muertos y cuatro heridos, en el que una adolescente perdió su pie derecho. En Cuba nadie olvida los actos terroristas contra embajadas, consulados y oficinas comerciales cubanas en Madrid, New York, Perú, Argentina y Canadá, que causaron destrucción y muerte de diplomáticos cubanos. Tampoco los padres e hijos de los diplomáticos y funcionarios cubanos Félix García Rodríguez, Jesús Cejas, Crescencio Galañena, y del técnico de la pesca Artaigñan Díaz, asesinados por terroristas de Omega 7 “exiliados” en Miami, podrán borrar de la memoria tales actos. Aún varios de esos asesinos, entre ellos Luis Posada Carriles, autor junto a Orlando Bosch, de la voladura en pleno vuelo de un avión civil cubano en el que perecieron 73 personas inocentes, Eduardo Losada Fernández, Pedro Remón, Guillermo Novo Sampol, Gaspar Jiménez Escobedo, Andrés García,  viven en Estados Unidos sin ser molestados y respaldados por el denominado “exilio”. Nunca un país ha sido tan agredido por solo decidir adoptar un sistema distinto al de Estados Unidos. La guerra económica total impuesta desde 1962 afecta a varias generaciones de cubanos. La guerra biológica sufrida por los cubanos, jamás se borrará del corazón de los padres de 101 niños muertos en 1981 producto de la introducción premeditada del virus del Dengue Hemorrágico, inexistente hasta entonces en Cuba, por el grupo terrorista dirigido por Eduardo Arocena, según declaró durante el juicio celebrado en New York en 1984, por asesinar al diplomático cubano en Naciones Unidas, Félix Rodríguez. Igualmente, le sumaron la guerra contra la flora y fauna de la isla para evitar la alimentación del pueblo. Los “exiliados” de Miami tienen que tener presente esos crímenes de lesa humanidad, pues la Fiebre Porcina Africana fue introducida desde Estados Unidos y a causa de ella se sacrificaron 424,848 cerdos. La Roya y el Carbón de la caña de azúcar afectó miles de caballerías de caña. La Sigatoka Negra, que afecta el cultivo del plátano y no existía en Cuba hasta 1990, fue introducida para afectar la alimentación del pueblo. La Tristeza de los Cítricos y el Minador de los cítricos, aparecieron en Caimanera, Guantánamo en las cercanías de la Base Naval Yanqui y posteriormente en Matanzas, perjudicando amplios sembradíos de frutas. La Seudodermatosis Nodular Bovina, cuyo agente causal es el virus de SNB, infestó añojas y novillas, perjudicando la producción de leche al provocarles daños en la piel. Igual situación sucedió al detectarse la Mamilitis ulcerativa de la vaca lechera, causada por el Herpes Virus MUB, el que infesta las ubres. La lista de crímenes es demasiado larga para que a nadie en Cuba se le puedan olvidar. Por tanto, los que están condenados a perpetuidad son precisamente esos “exiliados” que fracasados y frustrados pretenden desnaturalizar la historia. Por esas razones los cubanos de ningún modo olvidarán a sus muertos, pues como aseguró José Martí: “Olvidar es de ruines” *Arthur González, cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano. Enviado por el autor a: Martianos-Hermes-Cubainformación Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente. ...

Arthur González (Heraldo cubano) | Jueves, 27 Julio 2017

Revista
Lo + leido
Recomendamos