Cuba: Aporte a un debate político en Brasil
Noel Manzanares Blanco
Lunes, 12 de Febrero de 2018

Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- En estos días, me llegó el título “El lugar de Cuba en el actual debate político brasileño” firmado por la académica Joana Salém y difundido en el sitio Cuba Posible el pasado 23 de Diciembre. Se trata de un trabajo que es “resultado de una investigación colectiva, con la participación de más de 30 estudiantes y profesores de seis universidades públicas brasileiras, de los cursos de Relaciones Internacionales, Historia y Economía” (1). Tras leerlo con detenimiento, encontré necesario compartir mi ángulo de mira en aras de contribuir a ese debate.

El primer aspecto que me llamó la atención de “El lugar de Cuba…” está relacionado con datos que puntualizan qué ambiente le antecede/cómo se concibió, pues se trata de una apreciación fruto del libro “Cuba no século XXI: dilemas da revolução” (Cuba en el siglo XXI: dilemas de la revolución —texto que no pude bajar de Internet) lanzado apenas dos meses antes de la fecha anteriormente indicada en un escenario que contó con la presencia de Frei Betto, entrañable Amigo nuestro, y Nélida Hernández Carmona, Cónsul General de Cuba en la capital paulista.

A modo de confesión adelanto que al saber del acompañamiento del Amigo Betto y la Cónsul Hernández al título que abordo, una premisa positiva se apoderó de mí para examinar el asunto en cuestión; y a la vez una especie de ruido me rondó porque el sitio seleccionado para darnos a conocer “El lugar de Cuba en el actual debate político brasileño” lo asumo como contrario a los designios del Socialismo que construimos el grueso de mis compatriotas.

Es decir, me pregunté por qué precisamente Cuba Posible es el órgano elegido para la difusión de las ideas de la académica Joana, tratándose de un proyecto cuyos líderes han declarado sin disimulo que “trabajaremos con contrapartes extranjeras, entre las que se encuentra Open Society Fundations, de George Soros(2), el mismo sujeto que estuvo enrolado en el desmontaje del socialismo en países europeos (3). Sobre ello me pronuncié en “Cuba: ¿credibilidad en sus adversarios?” (4).

No obstante —con el ánimo de hacerme entender mejor—, también deseo advertir que tal especie de ruido se apoderó de mí asimismo al recordar que justo un mes y seis días antes de circular “El lugar de Cuba…” el sitio en causa difundió “La economía cubana se empequeñece en la región: resumen de un estudio para el Banco Interamericano de Desarrollo”, firmado por el académico cubano y profesor de la Universidad Javeriana de Colombia, Pavel Vidal Alejandro, quien —solo en un ejemplo que resalto— tuvo a bien aludir a que en nuestro país tenemos “unos niveles salariales extremadamente decaídos en el sector público (US$25 mensuales en promedio)” (5), obviando que en todo el archipiélago nacional estamos ajenos a los millones y millones de personas que viven con menos de un dólar al día para comer, beber, vestir y pagar el techo, la educación, la salud… hasta los trajines de la muerte (6).

Sin embargo, no es en lo anterior donde encuentro interés por abundar. En rigor, aspiro a llamar la atención en los párrafos que continúan —lo más sucintamente que esté a mi alcance.

La académica Joana Salém, afirma:

“Entre los principales impases históricos de la Revolución, identificamos algunos ejes centrales”:

1.- [una] dificultad que se expresó en la naturaleza de las relaciones establecidas con la URSS, que viabilizó una abundancia relativa en las décadas de 1970 y 1980, al mismo tiempo que hizo que se perpetuara una inserción económica dependiente, cuyos efectos más duros fueron sentidos a partir de 1990.

2.- La contradicción entre la ultra-centralización estatal bajo amenaza de invasión externa y la necesidad de algún grado de descentralización para la distribución del poder político y la construcción de una democracia socialista.

3.- La permanencia de prácticas patriarcales, racistas y homofóbicas en el interior de la Revolución y el lugar estratégico de la cultura y de los valores en la construcción del socialismo y del “hombre y mujer nuevos”.

Acto seguido, la profesora universitaria brasileña sentencia: “Considerando tales disyuntivas, el grupo conformó una agenda colectiva de investigación del presente, amparada por una pregunta-eje: ¿cuáles son los riesgos de una restauración capitalista en Cuba en el siglo XXI? […]”.

Por mi parte, en aras de complementar tal razonamiento, considero pertinente en primer lugar significar que si bien los “efectos más duros fueron sentidos [en Cuba] a partir de 1990” producto de la caída de la extinta Unión Soviética y países afines en Europa —un reflejo relativo de nuestra dependencia al actor internacional que cuando emergió la Guerra Multilateral de EEUU contra el pueblo cubano fue el que nos extendió la mano amiga en los sectores económico, militar, educacional…; amén de que tras su caída continuamos sin claudicar (7, 8, 9)—, también es imprescindible no pasar por alto que en los problemas que vivió/vive desde entonces la Revolución Cubana muchísimo tiene que ver el incremento de las acciones desplegadas por Washington contra La Habana en la lógica imperialista de que, como supuestamente éramos un satélite, después de caer Moscú los días que le quedaban al proceso revolucionario cubano estaban contados.

En este punto, formulo las siguientes preguntas en aras de reflexionar: ¿Será un invento nuestro que los “efectos más duros” que sufrimos con la emergencia de la última década del siglo XX mucho tiene que ver con las Leyes Torricelli (1992) y Helms-Burton (1996), así como otras acciones provenientes del Norte del Estrecho de la Florida”? (10). ¿Acaso es incierto que desde aquel tiempo la mentalidad anticubana prácticamente ha estado inalterable, incluidas las de Trump para derribar lo alcanzado con Obama? (11). ¿Por qué no suspenden el Bloqueo repudiado en Cuba, Estaos Unidos y las Naciones Unidas para evidenciar la cacareada inviabilidad del Socialismo cubano? (12, 13, 14, 15).

En segundo lugar, hallo que también es ineludible explicar más la contradicción que conlleva a la “distribución del poder político y la construcción de una democracia socialista” en la Mayor de las Antillas. Para ello, insisto en una operacionalidad conceptual, a saber:

“Entiendo por Democracia al proceso que tiene como punto óptico procurar y/o sostener el Poder político por parte de las masas populares en contra de las minorías que oprimen y discriminan en diversas esferas de la sociedad (económica, cultural…) y/o pretende restablecer el avasallamiento y la exclusión de las mayorías; que está conducido por una Vanguardia surgida de las entrañas del ciudadano/a nacional y, al propio tiempo, exhibe una postura/contacto directo y sistemático con las personas en aras de conjuntamente satisfacer sus necesidades materiales y espirituales; y que su concreción tiene por eje central la búsqueda constante del mejoramiento humano a través de la edificación del consenso entre los sujetos participantes/decisores del acontecer fundamental de la nación, en la perspectiva de las diferentes manifestaciones de lucha de clases y de acuerdo con el contexto en que se desarrolla todo el proceso en cuestión. Es el Poder del pueblo, a tono con su etimología” (16).

En otros términos, asumo la Democracia en la perspectiva del Empoderamiento entendido como el proceso por el cual las personas fortalecen sus capacidades, confianza, visión y protagonismo tanto individual como desde diferentes estamentos sociales para impulsar cambios positivos de las situaciones que viven. He aquí lo acontece en el archipiélago cubano. Si no, medítese a partir de las siguientes preguntas:

¿Se puede dejar de reconocer que fue el pueblo cubano el que acabó con la tiranía de Fulgencio Batista, exactamente con el Liderazgo Histórico que todavía exhibimos? ¿Quiénes si no este mismo pueblo salió airoso cuando la invasión por Bahía de Cochinos  o Paya Girón (1961) y no tembló ante la Crisis de Octubre (1962)? ¿Será que las Mujeres y Hombres que han sido elegidas para ocupar responsabilidades políticas y administrativas en Cuba son producto de un “fraude” o que le hemos “prohibido” a la representación raquítica de la contrarrevolución participar en los diversos procesos electorales? ¿Escapa a la trayectoria de la Revolución Cubana la consulta con las masas para decidir estrategias claves desde Gran Enero de 1959: me refiero a las primeras medidas adoptadas, a unos de los principio para ingresar en el Partido Comunista de Cuba (la consulta con las masas) … hasta los Lineamientos del Partido y la Revolución y el Código Laboral? (17, 18).

Estoy absolutamente convencido de los lunares del proyecto que edificamos hace casi seis décadas y que me acompaña la convicción de que podemos/debemos perfeccionar más y más la participación/decisión ciudadana en todas las instancias de las actividades económico-social e ideo-políticas. No resultó casual que en su momento propusiera unas ideas que pudieran enriquecer la Conceptualización del Modelo económico-social e ideo-político de desarrollo socialista en el marco del debate nacional a propósito de los documentos analizados en el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) que fueron sometidos a consulta popular —reflejo de una percepción personal avalada por más de 30 años de estudios acerca del tema en causa (19).

Y en tercer lugar, encuentro indispensable esclarecer lo relacionado con la “permanencia de prácticas patriarcales, racistas y homofóbicas en el interior de la Revolución”.

Así, insisto en cuánto ha prosperado la mujer cubana por obra y gracias a su Revolución: cada vez se evidencia más cómo la igualdad entre hembras y varones en Cuba crece y crece e, incluso, cómo se privilegia la atención a nuestras féminas —muy distante de lo que sucede en otras latitudes. Apenas ilustro con el quehacer de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) que venciendo no pocos obstáculos —el machismo, quizás el mayor de ellos— fue obrando casa por casa, incorporando de manera progresiva a la mujer a la vida socialmente activa, fuera como estudiante o como trabajadora, cuyo fruto no se debe asumir solo desde la perspectiva de la independencia relativa de ellas, sino asimismo en el sentido de estimular la oportunidad de recibir la inmensa creatividad y espíritu de triunfar que siempre han sido consustanciales a su dinámica. Solo coloco un dato: la mujer cubana representa más de la mitad de la fuerza técnica y profesional del país (20).

En cuanto al tema racial, acredito lo mucho que ha realizado la Revolución Cubana a favor de la igualdad étnica, sin desconocer limitaciones indicadoras de cuánto queda por hacer. Doy fe de todo ello, en mi condición de negro y profesional (21). Pero debo insistir en una convicción: de cara a quien desconozca a ciencia cierta o pretenda tergiversar cuánto se ha realizado/se realiza en Cuba en interés de las personas negras y mestizas, el  no reconocimiento de los avances experimentados fruto de la obra iniciada el Primero de Enero de 1959 —amén de incitar el racismo en cualquiera de sus manifestaciones— le viene como anillo al dedo a nuestros enemigos para negar el quehacer liberador liderado por el Compañero Fidel Castro (22). De paso, recomiendo la lectura de “Afrodescendencia e inclusión en la Revolución Cubana” a cargo del intelectual Pedro de la Hoz (23).

Otro tanto puedo argumentar en lo que respecta al asunto de la homofobia en nuestro territorio nacional. Vale destacar que la canadiense Emily Kirk, Doctora en Ciencias en Estudios Latinoamericanos, experta en temas de desarrollo global y autora de Cuba’s gay Revolution: normalizing sexual diversity through a health-based approach editado por la casa Lexington Books, de Estados Unidos —un ejemplar de la obra estará disponible en el centro de documentación del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX)—, en entrevista exclusiva para la sección Sexo sentido de Juventud Rebelde expresó recientemente: “Ustedes no lo tienen todo resuelto, hay mucho que ganar aún en materia de leyes, conductas, estereotipos machistas..., pero es impresionante cómo han logrado centrar sus acciones en el valor incuestionable de la salud del ser humano, su bienestar físico y emocional, más allá de la interpretación subjetiva de lo que es un derecho sexual o cómo se ejercen, que es el enfoque más frecuente con que trabajan otros países” (24).

Valga igualmente que acote que ello está legitimado en los Objetivos aprobados en la Conferencia del PCC, específicamente en el “No. 57. Enfrentar los prejuicios y conductas discriminatorias por color de la piel, género, creencias religiosas, orientación sexual, origen territorial y otros que son contrarios a la Constitución y las leyes, atentan contra la unidad nacional y limitan el ejercicio de los derechos de las personas” (25), además de aparecer el tema en los textos definitivos de la Conceptualización del Modelo cubano y la actualización de los Lineamientos aprobados en el VII Congreso de nuestro Partido (26).

Finalmente, deseo pronunciarme ante la pregunta formulada por la profesora universitaria brasileña: ¿cuáles son los riesgos de una restauración capitalista en Cuba en el siglo XXI?

Ciertamente, existe “riesgos de una restauración capitalista en Cuba”. Me hago acompañar de la siguiente tesis: ni los tantísimos avances experimentados desde 1959 ni las limitaciones económicas actuales deben excluir la necesidad de invertir más en la esfera ideológica —so pena de males mayúsculos para la Patria. Porque, aunque dejemos atrás las restricciones materiales, tenemos que seguir construyendo la irreversibilidad de nuestro Socialismo (27). Y simultáneamente, considero que en el asunto del “Cuentapropismo” en la Isla en la interrogante “¿Oportunidad y/o Amenaza?”, amerita defender otra tesis: Bienvenidos los productos y servicios derivados de esa figura que deviene complemento de la gestión estatal, siempre en el marco de la legalidad. No obstante, hemos de estar alertas ante la posibilidad de que la emergente burguesía en nuestro país pase de “clase en sí” a “clase para sí” (28).

Entretanto, asimismo pienso que tenemos el potencial necesario, tanto teórico como práctico, para seguir en la construcción de nuestro Socialismo. A modo de ejemplo, significo que contamos con el instrumental legado por José Martí, Carlos Marx, Federico Engels, Vladimir Lenin, Che Guevara y Fidel Castro, sobre todo con el denominado Concepto de Revolución del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana:

“Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo” (29).

Razono que ni por casualidad hemos de obviar una enseñanza del mismo Fidel Castro que estamos llamados a tenerlo siempre presente (30). En Enero de 1959, él advirtió: “La Revolución tiene ya enfrente un ejército de zafarrancho de combate.  ¿Quiénes pueden ser hoy o en lo adelante los enemigos de la Revolución?  ¿Quiénes pueden ser ante este pueblo victorioso, en lo adelante, los enemigos de la Revolución?  Los peores enemigos que en lo adelante pueda tener la Revolución Cubana somos los propios revolucionarios” (31).

Si a este juicio le incorporo que tenemos suficientes vivencias prácticas como para saber qué le conviene al “Norte revuelto y brutal” si nos mareamos en el contexto en que estamos —ahí está cómo cayó la antigua Unión Soviética (32)—, entonces también con el propio Fidel Castro puedo alzar la voz y decir a los cuatro vientos: “Emprenderemos la marcha y perfeccionaremos lo que debamos perfeccionar, con lealtad meridiana y la fuerza unida, como Martí, Maceo y Gómez, en marcha indetenible” (33).

Con este presupuesto —reflejo de mis convicciones—, apuesto a nuestra capacidad para encarar desafíos y así ahuyentar “los riesgos de una restauración capitalista en Cuba en el siglo XXI”; al tiempo que encuentro  que debemos asumir con relatividad la formulación de los principales impases históricos de nuestra Revolución que constan en “El lugar de Cuba en el actual debate político brasileño” firmado por la académica Joana Salém.

He aquí mi modesto aporte al debate político en Brasil sobre nuestra realidad.

Referencias:

1.- https://cubaposible.com/lugar-cuba-actual-debate-politico-brasilero/.

2.- https://cubanosporelmundo.com/blog/2017/07/15/directores-cuba-posible-piden-encausados-la-fiscalia/.

3.- https://actualidad.rt.com/actualidad/view/129418-soros-admite-responsabilidad-golpe-conflicto-ucrania.

4.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/76115-cuba-icredibilidad-en-sus-adversarios.

5.- https://cubaposible.com/economia-cubana-banco-interamericano-de-desarrollo/.

6.- http://cubainformacion.tv/index.php/pagina-principal/77923-cuba-ien-que-aspectos-se-refleja-su-riqueza.

7.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/59469-cuba-25-anos-despues-presente.

8.- http://kaosenlared.net/cuba-entre-su-stalinismo-y-la-actualizacion-i/.

9. - http://kaosenlared.net/cuba-entre-su-stalinismo-y-la-actualizacion-ii/.

10.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/58932-usa-vs-cuba-tres-carriles-para-el-exterminio.

11.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/78047-trump-vs-cuba-icuan-lejos-esta-de-obama.

12.- http://www.pctargentina.org/cuba1610.htm.

13.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/77585-cuba-hazana-en-el-2017-deviene-desafio-para-el-2018.

14- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/77648-cuba-mortalidad-infantil-la-mejor-en-america-.

15.- https://elpais.com/internacional/2017/01/27/actualidad/1485529040_963531.html.

16.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/70068-cuba-su-democracia-si-la-democracia-no.

17.- http://kaosenlared.net/cuba-su-pueblo-esta-empoderado/.

18.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/77334-cuba-pulcritud-en-su-democracia.

19.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/69991-cuba-propuestas-a-un-documento-de-su-partido-dirigente.

20.- http://ftp.kaosenlared.net/kaos-tv/28275-cuba-vs-situaci%C3%B3n-de-la-mujer-en-el-mundo.

21.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/68201-cuba-en-ocasiones-decir-negro-es-racismo.

22.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/70154-cuba-aristas-de-personas-de-piel-oscura.

23.- http://www.foroscubarte.cult.cu/read.php?14,247307.

24.- http://www.juventudrebelde.cu/suplementos/sexo-sentido/2018-02-09/experiencia-unica-y-especial-en-el-mundo.

24.- http://www.juventudrebelde.cu/suplementos/sexo-sentido/2018-02-09/experiencia-unica-y-especial-en-el-mundo.

25.- http://www.cubadebate.cu/especiales/2012/02/01/objetivos-de-trabajo-del-pcc-aprobados-en-la-conferencia-nacional-pdf/.

26.- http://www.cubadebate.cu/especiales/2017/07/13/lea-los-textos-definitivos-de-la-conceptualizacion-del-modelo-cubano-y-la-actualizacion-de-los-lineamientos/#.WWi7v-NxmUk.

27.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/74629-cuba-motivos-de-orgullo-y-preocupacionesocupaciones.

28.- http://kaosenlared.net/cuba-cuentapropismo-oportunidad-amenaza/.

29.- http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/2000/esp/f010500e.html.

30.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/72004-ifidel-vivira-por-siempre.

31.- http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1959/esp/f080159e.html.

32.- http://investigacion.politicas.unam.mx/caricen/wp-content/uploads/caricen5/caricen5_3_2.pdf.

33.- http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/04/19/fidel-castro-el-pueblo-cubano-vencera/#.WUkqs-NxmUk.

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Lo último

22 de Mayo // 07:40
mujeres-cubanas-orgullosas-de-su-activismo-en-la-revolucion Radio Reloj.- Las mujeres cubanas defienden con orgullo su participación activa en la construcción del proyecto de igualdad de la Revolución,[...]
22 de Mayo // 06:36
en-poder-de-familiares-restos-identificados-de-desastre-aereo-en-cuba Prensa Latina.- El director del Instituto de Medicina Legal de Cuba, Sergio Rabell, señaló hoy que están en poder de los familiares los 36[...]
22 de Mayo // 06:20
destacan-transparencia-de-elecciones-en-venezuela Prensa Latina - Video: teleSUR.- .- La primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC),Tania Díaz, destacó hoy la[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos