Cuba: el pulso de su Sistema Político (5)
Noel Manzanares Blanco
Lunes, 01 de Julio de 2019

Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- Inicié esta serie de trabajo, motivado por la lectura que realicé de múltiples trascendidos acerca del debate popular sobre la última Reforma a la Carta Magna en la Mayor de las Antillas que dieron cuenta de que algunas personas dentro y allende frontera pensaban que en el país se manejaba una transformación sustancial en la naturaleza del núcleo duro de la superestructura de nuestra formación económica-social; ambiente que me condujo a reflejar mi ángulo de mira una vez precisado ese entramado en una formulación operacional, a saber:

Sistema Político Cubano, es el conjunto de organizaciones y organismos que actúan con la rectoría del Partido Comunista de Cuba (PCC), el aporte de las formaciones de masas, sociales y profesionales, y la impronta del Estado o sea, la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Consejo de Estado y de Ministros —incluida la Contraloría y su estructura en el país— y los órganos relacionados con la Justicia: Tribunales, Fiscalía y entidades complementarias. Todo mancomunadamente, en el marco de la Constitución, las leyes y ordenanzas jurídicas emanadas de los acuerdos de Congresos, Conferencias y sesiones de los cuerpos de orientación de nuestra Vanguardia partidista que, en última instancia, responden a la voluntad y necesidades de las clases y grupos sociales ostentadores del Poder para regir la sociedad en estrecha vinculación con el pueblo. La resultante de su dinámica ha de tributar a la edificación y perfeccionamiento de la irreversibilidad del Socialismo camino al Comunismo (1).

En el marco de esta operacionalidad conceptual —y después de abordar que es indispensable incrementar la percepción según la cual edificar nuestro Socialismo equivale a convertir en palpable el sentipensamiento del pueblo (2); que hemos de aprovechar de manera eficiente los valiosos recursos humanos y la fuerza de trabajo calificada y científica formada por la Revolución (3); y que con Fidel, la Ley Electoral debe explicitar que el Delegado/a y Diputado/a cada equis tiempo debe rendir cuenta directamente a sus electores/as, entre otros aspectos (4)—, leí y volví a leer el trabajo que provocó la presente versión de esta serie.

“Una compleja realidad [cubana insertada en la dinámica de Estados Unidos de América]”, es el título firmado por Lorenzo Gonzalo,  periodista cubano residente en EE.UU. y Subdirector de Radio Miami, quien exhibe su punto de vista sobre los nexos Washington-La Habana y finaliza su post con la expresión que sigue: “Es sólo un criterio, aunque las observaciones aquí expresadas tienen un alto porcentaje de veracidad” (5).

Advierto que tengo conciencia de que el ejercicio periodístico más de una vez no se hace acompañar de modo explícito de una metodología que científicamente refleje las premisas que avalan el razonamiento que se comparte. Ello puede convertirse en obstáculo, si los argumentos son susceptible de cuestionamiento. Así, ofrecer una opinión no implica necesariamente manifestar una verdad con exactitud. O sea, aprecio que brindar un criterio se asemeja a un pensamiento en voz alta —no siempre con el aval de la práctica—, mientras que proponer una tesis equivale a un juicio escoltado de sólidos argumentos. Luz en este orden de ideas me proporcionó la intervención del Dr. en Lingüística y Catedrático de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Pedro Santander Molina, en el foro “Articulación de la comunicación política como estrategia regional” efectuado en México dos meses atrás (6).

Con este presupuesto, asumí inexactitudes en los siguientes pronunciamientos que resalto y que constan en “Una compleja realidad”.

Por ejemplo, si se dice simplemente “Cada vez que los cubanos soñamos que estamos a punto de resolver el asunto, el sueño se nos escapa como pescado en agua”, da la impresión de que la mayor responsabilidad en el Diferendo cubano-yanqui (7, 8) está del lado Sur del Estrecho de la Florida y no es así. No ha sido, no es y acredito que muy posiblemente no será jamás culpa del pueblo cubano una desavenencia con el vecino del Norte. Nos hemos apropiado de la máxima de José Martí expuesta en Vindicación de Cuba: “[…] Amamos a la patria de Lincoln, tanto como tememos a la patria de Cutting” (9). Y, hasta donde tengo conocimiento, desde 1959 hasta la fecha nunca La Habana le ha impuesto condiciones al régimen político de Washington para buscar la normalidad en nuestras relaciones, salvo exigir el más absoluto respeto a los principios declarados en el Capítulo I/ Artículo 2 de la Carta de las Naciones Unidas (10).

Por el mismo estilo, encuentro el contenido del párrafo siguiente:

“[…] existe una amalgama de dificultades que se suman a las impuestas por Washington. Una de ellas son las internas. El Poder en Cuba (el grupo de instituciones públicas y estatales que poseen el control del Estado), no termina por definir un diseño de gobierno capaz de aprovechar las ventajas de una economía que sobrepasó con creces todas las etapas anteriores de la humanidad. Este detalle, sumado a una reestructuración política capaz de consolidar el socialismo, abriría puertas aún no imaginadas. Los procedimientos pendulares seguidos hasta ahora, no parecen brindar buenos resultados productivos y los planes no muestran voluntad de desarrollar el mercado interno. El motor central básico para un despegue poderoso son las inversiones de capital y políticas que desarrollen ese mercado. El control absoluto del Estados sobre todas las gestiones, incluyendo las sociales, son tan obsoletas que, hasta las corporaciones capitalistas, han optado por abandonar el monopolio clásico, relegando funciones en otros y abandonando las direcciones verticales. Los inversionistas se quejan de la ausencia de un entramado legal fácil, con suficiente agilidad para echar a andar sus capitales y no hay señales de estimular la puesta en marcha de pequeños capitales nacionales acumulados por algunos emprendedores cubanos, los cuales serían de gran ayuda si pudieran incorporarse al circulante laboral, aumentando el poder adquisitivo del país” —las negritas son mías.

Al respecto —sin despreciar que me considero lejos de ser un apologético del proceso emancipador iniciado por el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana (11): ahí están como muestra “Cuba: Hacer más contra el Bloqueo interno” (12) y “Cuba: necesitamos más de su Contraloría (2)” (13); por solo citar estos rótulos—, mis estudios y vivencias sobre lo acontecido en las pasadas seis décadas en el archipiélago nacional me permiten aseverar:

El Poder en Cuba reside en el Pueblo, más allá de que en la Ley de leyes aparece: “ARTÍCULO 3. En la República de Cuba la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado. El pueblo la ejerce directamente o por medio de las Asambleas del Poder Popular y demás órganos del Estado que de ellas se derivan, en la forma y según las normas fijadas por la Constitución y las leyes” (14). ¿O será mentira que el Referendo Constitucional del 24 de Febrero de 2019 evidenció la calidad de nuestra Democracia, al tiempo que dejó en entredicho los pronósticos de agoreros y la posición de “entendidos” occidentales que dieron por entrecomillada la aprobación en Cuba de más Socialismo —lance insertado en “una reestructuración política capaz de consolidar” nuestro modelo de desarrollo (15)?

Continúo con otras preguntas —todas, vinculadas entre sí:

¿Cómo asegurar que la Isla “no termina por definir un diseño de gobierno capaz de aprovechar las ventajas de una economía que sobrepasó con creces todas las etapas anteriores de la humanidad” —idea que coloco entre signos de interrogación—, si tenemos la Conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista, los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución para el periodo 2016-2021 y la Acepción de algunos términos utilizados en la Conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista y en las bases del plan nacional de desarrollo económico y social hasta el 2030 (16)?

¿Qué decir del hecho revelador de que se adoptan medidas a favor del pueblo “a partir de las visitas a provincias, los estados de opinión de la población, planteamientos en congresos como el de la Central de Trabajadores de Cuba y atendiendo a los problemas que afronta nuestra economía, agravados por la política hostil del Gobierno de los Estados Unidos [y sobre la base de que] durante algunos meses un grupo de trabajo —donde también participaron académicos de las ciencias económicas— debatió sistemáticamente las decisiones que ahora aprueba el máximo órgano de Gobierno del país” (17)?

¿Será esto último un reflejo de “procedimientos pendulares seguidos hasta ahora [que] no parecen brindar buenos resultados productivos [porque] los planes no muestran voluntad de desarrollar el mercado interno”? ¿Acaso lo citado no contradice el supuesto “control absoluto del Estados sobre todas las gestiones, incluyendo las sociales”? ¿Cómo explicar que “Los inversionistas se quejan de la ausencia de un entramado legal fácil”, de espalda a que ha sido ratificada la constitución de la empresa mixta Proxcor S.A. como resultado de la fusión entre el grupo eslovaco Proxenta y la cubana Corporación Alimentaria S.A. Coralsa, asociación que se dedicará a la producción de confituras —cual certeza de que Cuba “es una plaza atractiva y segura para la inversión extranjera, y de grandes potencialidades” (18)?

¿Es mentira que, incluso, los cubanos residentes en el exterior pueden invertir en nuestro país (19), al margen de las “señales de estimular la puesta en marcha de pequeños capitales nacionales acumulados por algunos emprendedores” según lo legislado para el trabajo por cuenta propia (20, 21) —claro, sin ánimo de construir el Capitalismo (22)?

Considero suficiente lo hasta aquí expuesto, como fundamento de la necesidad de asumir con marcada relatividad el juicio que aparece en “Una compleja realidad”.

Concluyo: mi experiencia docente, investigativa y mediática, me conduce a diferenciar entre exponer un criterio y argumentar una tesis. Y si el asunto que se trata gira alrededor del pulso del Sistema Político en Cuba, entonces resulta indispensable que el fruto de la meditación rebase el plano de la veracidad matizada con el “sesgo de confirmación” —al decir del mencionado Dr. Santander— que no es exactamente sinónimo de la verdad. ¡Amén!

Referencias:

1.- http://kaosenlared.net/cuba-el-pulso-de-su-sistema-politico/.

2.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/81680-cuba-el-pulso-de-su-sistema-politico-2.

3.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/82105-cuba-el-pulso-de-su-sistema-politico-3.

4.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/82145-cuba-el-pulso-de-su-sistema-politico-4.

5.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/216-lorenzo-gonzalo/82135-una-compleja-realidad.

6.- http://www.cubadebate.cu/opinion/2019/06/25/como-combatir-las-fake-news-sin-contribuir-a-su-propagacion/#.XRSnIOMUnIU.

7.- https://vocerobolivariano.blogspot.com/2007/08/diferendo-cubano-yanqui.html?m=0.

8.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/82173-trump-mas-ataques-a-caracas-y-la-habana-10.

9.- http://www.josemarti.info/downloader/vindicacion_cuba.pdf.

10.- https://www.oas.org/36ag/espanol/doc_referencia/Carta_NU.pdf.

11.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/72004-ifidel-vivira-por-siempre.

12.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/81144-cuba-hacer-mas-contra-el-boqueo-interno.

13.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/81878-cuba-necesitamos-mas-de-su-contraloria-2.

14.- http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2019/04/Constituci%C3%B3n-de-la-Rep%C3%BAblica-de-Cuba.pdf.

15.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/80692-cuba-por-mas-socialismo-certifica-referendo-constitucional.

16.- http://www.cubadebate.cu/especiales/2017/07/13/lea-los-textos-definitivos-de-la-conceptualizacion-del-modelo-cubano-y-la-actualizacion-de-los-lineamientos/#.XRnnMuMUnIV.

17.- http://www.cubadebate.cu/noticias/2019/06/27/gobierno-cubano-aprueba-incremento-salarial-y-medidas-para-impulsar-la-economia/#.XRYBPOMUnIU.

18.- http://www.cubadebate.cu/noticias/2019/06/27/constituyen-proxcor-s-a-empresa-mixta-que-beneficiara-a-la-industria-alimentaria-en-cuba/#.XRSmPeMUnIU.

19.- http://www.cubadebate.cu/especiales/2019/06/07/pueden-los-cubanos-residentes-en-el-exterior-invertir-en-nuestro-pais/#.XPo-JeMUnIU.

20.- http://www.cubadebate.cu/noticias/2018/12/06/trabajo-por-cuenta-propia-se-ratifican-normas-y-se-aprueban-importantes-modificaciones/#.XRnpX-MUnIV.

21.- http://www.granma.cu/cuba/2019-02-20/aprueban-nuevas-medidas-que-flexibilizan-y-perfeccionan-el-ejercicio-del-trabajo-por-cuenta-propia-20-02-2019-21-02-35?page=4.

22.- http://kaosenlared.net/cuba-cuentapropismo-oportunidad-amenaza/.

 

Lo último

20 de Septiembre // 16:43
cuba-presenta-informe-anual-sobre-el-bloqueo-es-el-sistema-de-sanciones-unilaterales-mas-injusto-severo-y-prolongado-que-se-ha-aplicado-contra-pais-algunoa Juventud Rebelde - Video: Venezolana de Televisión.- El informe «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto[...]
20 de Septiembre // 16:00
orquesta-anacaona-culminara-su-gira-europea-en-sala-galileo-galilei-madrid-24-de-septiembre Cubainformación.- La orquesta femenina más famosa y longeva de Cuba, "Anacaona", culminará su gira europea de 2019 en la madrileña Sala[...]
20 de Septiembre // 08:38
icuales-son-las-armas-de-cuba-para-hacer-frente-al-cerco-energetico Esta tertulia de TV es, a su vez, un fragmento del programa semanal de Cubainformación Radio: Cuba cercada, Cuba censurada y más temas[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos