Brasil: llegó la hora de la Resistencia
Objetivo: Falsimedia
Sábado, 10 de Noviembre de 2018

Cubainformación TV – Basado en un texto de Carlos Aznárez - Resumen Latinoamericano.- Son tiempos de Solidaridad con Brasil. Con quienes se han jugado la vida durante años y ahora –calificados abiertamente como “terroristas” por el nuevo presidente- sufrirán sin duda una mayor represión: el Movimiento Sin Tierra, los Sin Techo, el movimiento feminista o el sexodiverso. No es tiempo de tristezas. Sino de Resistencia, en todas sus formas, contra el Fascismo.

JW Player goes here

Ver este mismo vídeo en Youtube (calidad HD)

Edición: Ana Gil.

Brasil: llegó la hora de la Resistencia

Cubainformación TV – Basado en un texto de Carlos Aznárez - Resumen Latinoamericano.- El exmilitar ultraderechista, misógino y homófobo Jair Bolsonaro ya es nuevo presidente de Brasil. El guión del Departamento de Estado, de la oligarquía y de los grandes medios de Brasil se ha cumplido a la perfección.

Tras el golpe parlamentario a Dilma Rousseff y el encarcelamiento sin pruebas al candidato favorito en todas las encuestas, el expresidente Lula, la izquierda intentó lo imposible: luchar contra una gigantesca campaña de desinformación, que endosó la corrupción, en exclusiva, al Partido de los Trabajadores.

La reducción drástica de la pobreza y los enormes avances sociales durante los gobiernos de Lula y Dilma quedaron sepultados por una avalancha de fake news.

El candidato sustituto de Lula, Fernando Hadad, aumentó 16 puntos en la segunda vuelta, frente a 9 de Bolsonaro. Pero no fue suficiente. El Partido de los Trabajadores  jugó un partido en campo enemigo, sin garantías ni posibilidades.

El neofascista Jair Bolsonaro ha sido muy claro: ha prometido combatir lo que denominó “el comunismo, el socialismo y el populismo”, para evitar que “el país se convierta en Cuba o Venezuela”. “Los tentáculos de la izquierda no serán arrancados sin la mano de Dios”, afirmó en pleno arranque de fundamentalismo evangélico.

Son tiempos de Solidaridad con Brasil. Con quienes se han jugado la vida durante años y ahora –calificados abiertamente como “terroristas” por el nuevo presidente- sufrirán sin duda una mayor represión: el Movimiento Sin Tierra, los Sin Techo, el movimiento feminista o el sexodiverso.

No es tiempo de tristezas. Sino de Resistencia, en todas sus formas, contra el Fascismo.

Comentarios (1)

...
francesco , miércoles, 14 de noviembre de 2018

Escribir comentario

corto | largo

busy
 

Lo último

16 de Febrero // 08:15
las-lecciones-del-maine-para-entender-lo-que-pasa-en-venezuela Cubadebate.- El 15 de febrero de 1898 explotó en la bahía de La Habana el acorazado Maine de la marina estadounidense, dejando un saldo de 266[...]
16 de Febrero // 08:07
referendo-constitucional-en-cuba-detalles-de-cara-al-proximo-24-de-febrero--videos María del Carmen Ramón – Cubadebate.- Quedan menos de dos semanas para que Cuba acuda a las urnas a votar por la Constitución aprobada en[...]
16 de Febrero // 08:00
italia-resalta-estabilidad-y-oportunidades-de-negocios-en-cuba Cubadebate.- El subsecretario de Asuntos Exteriores y Cooperación de Italia, Ricardo Antonio Merlo, consideró hoy en esta capital que Cuba es[...]
Banner

La columna

Ruido en el sistema del alma (Sobre la novela ‘El soroll de las abejas’)

News image

Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Cuba y los sueños, Cuba con su gente, Cuba frente a sus detractores, Cuba sin su asfixia, Cuba participando en el cambio del mundo, Cuba persiguiendo a los demonios. Todo insertado en una novela recién publicada, ‘El soroll de las abejas’, que da mil vueltas alrededor del personaje central: Ariel, también llamado el bogotano, el negro, el cubano, el indio y todos los gentilicios con que son nombrados los que son menospreciados en un orden establecido por el gran poder de la ley, la ley que se engulle el más sagrado de los derechos humanos, el fundamental, el derecho a una segunda oportunidad para la historia donde sea posible derrumbar la estaca del Neolítico, aquella que nos separa entre los que la sostienen, los paralizados y los que la empujan para que caiga. Pero que no caiga en el espejismo de los propietarios ni en las fantasías de los desposeídos. Tampoco junto a los santos ni junto a las bestias. Que caiga, y con mucho ruido, allí donde pueda convencerse a la naturaleza humana para que ella también luche contra la ma...

Andrés Marí | Sábado, 16 Febrero 2019

Revista
Lo + leido
Recomendamos