Aplicaciones móviles cubanas: ¿Por dónde van los pasos? PDF Imprimir E-mail
Sociedad
Jueves, 16 de Febrero de 2017

Dinella García Acosta - Thalia Fuentes Puebla - Arlet Castillo González - Cubadebate.- Si bien el mercado y el desarollo de aplicaciones móviles en Cuba es aún naciente, son muchos los retos que se presentan hoy. Cubadebate conversa con programadores de la Universidad de Ciencias Informáticas y la empresa Desoft así como los cuentapropistas Adictos al iPhone, A la Mesa y Liga Fantasy, para valorar el panorama actual. Adictos al iPhone comenzó como una página web sobre noticias de los dispositivos Apple y pasó a ser un taller de reparación de celulares que, además, desarrolla sus propias aplicaciones móviles. Primero se hizo para cubrir las necesidades del taller; pero hoy trabajan para facilitarte la vida a las personas que usan dispositivos IOS, debido a que este sistema operativo está un poco rezagado en Cuba con respecto a Android.

Los miembros de Adictos al iPhone crearon aplicaciones como La Chopi, una herramienta de compra y venta de diversos artículos offline; y Foto Nauta, que permite reducir una foto para enviarla por el correo nauta.

Muchas de sus apps se encuentran entre las más usadas por el público, según una encuesta realizada a 20 personas en el parque wifi del Mónaco, municipio Diez de Octubre.

Entre las mencionadas por los entrevistados también aparece La Neurona, un videojuego basado en el programa de televisión del mismo nombre. Dicha app fue la primera experiencia de colaboración entre los trabajadores por cuenta propia y estatales. Para crearla se unieron la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), la Empresa de Aplicaciones Informáticas Desoft, los Estudios de Animación del ICAIC y Adictos al iPhone.

Liosdany Muñoz, graduado de la UCI y miembro del proyecto Adictos al iPhone, fue el desarrollador de la versión para dispositivos Apple de La Neurona. “Esa es la idea, que ambos mercados se entiendan perfectamente para hacer buenos productos”, señala.

Sin embargo, más allá de las que aparecen en el gráfico, una buena parte de los usuarios desconocen la existencia de aplicaciones móviles desarrolladas en Cuba. Incluso hay quienes las utilizan, pero no las identifican como cubanas.

Por ejemplo, Elizabeth Cepeda y Mauro García, estudiantes del preuniversitario Cepero Bonilla, responden automáticamente “no tenemos ninguna en el móvil”. Mas, cuando se mencionan directamente algunos nombres, resulta que contaban con La Chopi, Etecsa y Conoce Cuba.

Liván Saroza Ramírez, desarrollador de software del Departamento de Aplicaciones del Centro Vertex de la UCI, explica que esto se debe a que en Cuba ahora mismo el desarrollo de ventas de aplicaciones todavía es muy naciente. “Es un mercado que no había sido explotado hasta la vinculación de la UCI y Etecsa”.

“Los dos mercados están muy nacientes. Pero nosotros tenemos más posibilidades jurídicamente de abrirnos campo, tanto a nivel internacional como nacional, y conseguir clientes. Los particulares, en cambio, están más enfocados en el mercado particular de Cuba”, agrega Saroza.

A pesar de tener más oportunidades, ninguna aplicación estatal, salvo La Neurona, forma parte de las favoritas de los clientes. Esto no quita que exista una gran cantidad de aplicaciones por parte de Desoft y la UCI.

Una app de la ONAT que permite a los cuentapropistas de forma interactiva gestionar las modalidades que tienen como empresa; Mapa Cuba; Cambio, que brinda información relativa al Banco Metropolitano; y el Formulario Nacional de Medicamentos de Infomed, son algunas de las propuestas.

Ahora mismo, de hecho, están en desarrollo la segunda parte de La Neurona, y varios videojuegos para niños como Caos numérico, un estímulo a la matemática y Villa tesoro, un juego histórico.

Algunas de estas aplicaciones posibilitan que el usuario tenga toda la información básica desde un SMS sin conectarse a Internet. “Etecsa nos pone la plataforma de los mensajes, nosotros la plataforma en que mostrar la información y una tercera empresa nos da el contenido”, explica Yenisi Páez Mejías, especialista en comunicación del Grupo entuMovil de la División Habana de Desoft.

Entonces, varias aplicaciones después, ¿por qué la UCI y Desoft no logran posicionarse en las preferencias del público? ¿Falta de promoción o de ideas?

Varias aplicaciones después…

A la mesa comenzó siendo un sitio web para reunir toda la información, actualizada y fácil de encontrar, sobre restaurantes. Ahora es una aplicación móvil, disponible en las tiendas oficiales de los sistemas operativos Android y IOS. Además se puede adquirir en su página web y a través de dispositivos USB que pasan de mano en mano, aunque hasta ahora la promoción es una limitante del mercado cubano.

Sobre la promoción de las aplicaciones Saroza explica que es una deuda pendiente que tienen los softwares en Cuba debido a que aún no se ha establecido ninguna política que indique cómo pueden ser promocionados. Aunque para cubrir un poco el vacío han sido creadas páginas como entumóvil.cu y cubava.cu, donde los usuarios pueden descargar los softwares desarrollados en la Isla.

La especialista en comunicación del Grupo entuMovil comenta que las principales vías de promocionar su trabajo son el sitio y el perfil que tienen en las redes sociales Twitter y Facebook.

Asimismo, refiere que los niveles de descargas son bastante altos y muchos consultan el sitio para conocer las últimas noticias del mundo de la tecnología que ahí se publican, aunque la versión móvil de la página todavía sea una de las deficiencias que impide mayores visitas.

La también comunicadora del grupo, Marianela Fernández, agrega que muchas veces las empresas que contratan el servicio del grupo entuMovil le dan visibilidad a la aplicación por interés propio, como ocurre con la app de la ONAT y con la de Bailando en Cuba.

En el caso de los cuentapropistas, Saroza alega que una vez que están establecidos legalmente como cooperativas no agropecuarias pueden anunciar también sus aplicaciones en estos sitios.

No obstante, ¿por qué optan por otras vías no reconocidas? Muñoz, programador de Adictos al iPhone, afirma que su aplicación La Chopi no gustó mucho en Cubava porque la tildaban de romper con la privacidad de los usuarios por la información que contenía. De ahí que sus formas de promoción actualmente sean el llamado paquete semanal y una página web donde se puede descargar la aplicación y la base de datos actualizada.

“Me gustaría que estuvieran en páginas como entumovil, porque así quien esté conectado a la red nacional puede descargarlas”, concluye Muñoz.

Yandrey Hernandez, desarrollador web de Liga Fantasy, una app sobre fútbol creada en Ciego de Ávila, recuerda que hace tiempo un miembro del equipo intentó en Cubava, pero tampoco lo consiguieron.

Páez, la comunicadora de Desoft, responde que las aplicaciones que no son desarrolladas por el grupo entuMovil también tienen un espacio en su página web, incluso, muchas de las que allí aparecen son tomadas de Internet y ubicadas en el sitio para que el usuario tenga la oportunidad de descargarla.

“Puede ser que no hayan encontrado la vía para llegar a entuMovil, quizás no han conversado con el departamento de comunicación o de marketing, pero hay que resaltar que no es un servicio nuestro promocionar sus aplicaciones, aunque sí lo podemos hacer porque al final es otro producto que tenemos en el sitio”, acota Páez.

“Esto no tiene ninguna traba, se pueden acercar a Desoft y hacer las solicitudes, todo el proceso es gratuito, lo que siempre habrá un equipo que revisará la aplicación”, concluye Fernández.

Ariel Causa Menéndez, jefe de contenidos de A la mesa, expresa que sería provechoso también insertarse en La Mochila, información que se actualiza cada semana y se distribuye a través de los Joven Club.

“El paquete no permite saber realmente a cuántas personas estás alcanzando. La Mochila, en cambio, como tiene puntos de distribución y es un paquete único, tiene la capacidad de retornarte la cantidad de usuarios que recibieron la información. Lo mismo que con entumovil que puedes contabilizar las descargas. Se necesitan estrategias de distribución de este tipo de contenidos para tener medida del impacto y planificar nuestros recursos dedicados a la promoción”, añade Causa.

El sondeo demostró que la limitada promoción conlleva a que muchos usuarios desconozcan el naciente mercado de estos softwares en la Isla. Las vías creadas institucionalmente para la promoción están siendo subutilizadas, no solo por la pérdida del mercado cuentapropista sino también del estatal, que no logra alcanzar al público.

Limitantes comunes

El grupo entuMovil pertenece a la Empresa de Aplicaciones Informáticas Desoft. Por ocho años han desarrollado aplicaciones móviles a petición de las distintas empresas estatales. Para la promoción cuentan con una página web donde también ofrecen noticias relacionadas con el mundo de la tecnología. Por ahora solo desarrollan software Android.

Muchos de los usuarios consultados alegaron, y no es menos cierto, que la mayoría de estas aplicaciones son compatibles con el sistema operativo Android, lo que restringe el acceso para aquellos que posean móviles con Windows Phone y IOS.

Muñoz considera que esta es una de las principales limitantes que hallan los programadores cubanos. “Para desarrollar en IOS hay que tener obligatoriamente una computadora marca Apple y otra serie de herramientas. Por ello está un poco rezagado, no sucede lo mismo con Android que tiene más facilidades”, explica.

Igualmente ­señala que el bloqueo impide a los cubanos descargar las aplicaciones correspondientes a este sistema operativo, solo disponibles en la tienda de los productos de Apple, bloqueada para Cuba.

Páez comenta que en caso de Desoft ya hay programadores trabajando en el sistema IOS, aunque el mayor por ciento de la población cubana utilice Android. Para el octavo aniversario del grupo entuMovil, a finales de febrero, se prevé un encuentro de desarrolladores de Adroid, IOS y Windows Phone, que permitirá a la empresa ganar en experiencia.

Refiriéndose a otras de las limitaciones, Saroza afirma que es muy difícil adquirir las actualizaciones de todas las herramientas porque necesitas comprarlas con tarjetas vía Internet.

También reconoce que, aunque el mercado cubano se esté desarrollando, muchas de las aplicaciones que se podrían crear ya existen de la mano de competitivos desarrolladores extranjeros.

Si bien muchos de los softwares están encaminados a cubrir necesidades del público cubano, también podrían encontrar un espacio en el mercado internacional.

Mas, al decir de Alí, no resulta fácil insertarlos en dichos sitios, pues estos tienen una garantía de seguridad, calidad y formas de pago que dificultan la entrada. Sin dudas, tales condiciones impiden que productos cubanos sean conocidos y consumidos por los que no residen en Cuba.

Liga Fantasy es una aplicación desarrollada en Ciego de Ávila que brinda en tiempo real las estadísticas de la Liga Española de fútbol sin tener que estar conectados a Internet. A través de un correo electrónico nauta el usuario puede recibir diariamente noticias, así como datos históricos relativos al mundo deportivo.

En un mundo donde la tecnología evoluciona a diario, estas apps deben adaptarse en primera instancia a las necesidades de los usuarios cubanos y no quedarse en una única versión donde la usabilidad y el diseño no avanzan.

El mercado de aplicaciones en Cuba es aún naciente, pero son muchos los retos que se presentan hoy para los desarrolladores. Una adecuada promoción de estos softwares permitirá que el público cubano conozca los pasos que se están dando en la Isla en materia de aplicaciones y no recurran solo a las del mercado internacional.

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy