El programa materno infantil cubano, en la Mesa Redonda PDF Imprimir E-mail
Sociedad
Viernes, 14 de Abril de 2017

Mesa Redonda.- Reconocidos especialistas cubanos de la Salud comparecen este jueves en la Mesa Redonda para analizar el estado actual del Programa Materno Infantil y ofrecer sugerencias a embarazadas y madres.

Programa Materno Infantil: Una apuesta por la vida

Manuel Alejandro Hernández Barrios

Emisión: 13/04/2017

El Programa Materno Infantil es uno de los más preciados del sistema de salud cubano. En el espacio televisivo Mesa Redonda se ofrecieron este jueves 13 de abril sugerencias para acercarse al proceso del embarazo y los cuidados del niño al nacer.

Una emisión que estuvo dedica al Héroe de la República de Cuba Sergio del Valle Jiménez, médico obstetra que se hizo miembro del M-26-7 en el hospital materno América Arias, devenido jefe guerrillero, después del triunfo revolucionario de 1959 ocupó el cargo de jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, fue Ministro del Interior y Ministro de Salud Pública entre 1979 y 1986. Fallecido en 2007, este sábado estaría cumpliendo 90 años de edad.

Cuba cerró el 2016 con una mortalidad infantil de 4,3 % por cada mil nacidos vivos. Uno de los mejores indicadores que alcanza importantes niveles por la atención que el sistema de salud le otorga al ser humano.

Atendiendo a estos indicadores el doctor Roberto Álvarez Fumero, jefe del Departamento Materno Infantil del MINSAP caracterizó que “durante este año, hasta el día de hoy se reducen en ocho las defunciones de niños. En estos momentos tenemos una tasa de 4,4 % por cada mil nacidos vivos. Intentamos prevenir las causas de muerte de los niños. Para este año se van cumpliendo los propósitos.

“Esto solo es posible cuando se coloca a la mujer, a la madre y al niño en el centro de las políticas de la salud como sucede en Cuba. Ese es el resultado del perfeccionamiento continuo que ha tenido el sistema de salud sobre todo la atención primaria de la salud. Detrás de cada número hay mucha dedicación y esfuerzo. Es la expresión de la intersectorialidad, de la participación comunitaria y de la responsabilidad en el cuidado de la salud de hombre, mujeres y familia.

“Hemos identificado que las potencialidades para obtener mejores resultados tienen una amenaza que son las posibilidades de que hombres, mujeres y familia, incrementen la autorresponsabilidad en los cuidad de la salud en la protección con enfoque preventivo. Si logramos implicar la participación comunitaria con la autorresponsabilidad individual, pudiéramos tener mejores resultados y más felicidad para la familia cubana. La salud debe ser una prioridad dentro de las aspiraciones de los ciudadanos cubanos”.

Riesgos

La férrea defensora del ácido fólico, la doctora Beatriz Marcheco Teruel recalcó que “es bueno que respecto al tema del embarazo se hable de la pareja. Nuestra sociedad tiene la tendencia a pensar por patrones que se han trasladado no por vía genética, sino por asignaciones socioculturales que el embarazo es una responsabilidad de la mujer”.

La directora del Centro Nacional de Genética Médica, sobre la necesidad y la importancia de hablar de dos en el embarazo, explicó que “el hijo es el resultado de la contribución de genes maternos y paternos. La reproducción tiene edades óptimas entre los 20 y los 34 años. Por situaciones socioeconómicas, motivos profesionales, las personas posponen la maternidad y paternidad. Lo que no debería pasar es que dejemos de prepararnos para ello. Se recomienda evitar al máximo el embarazo en las edades más tempranas de la vida que es uno de los fenómenos que tenemos en incremento en el país.

“¿Qué riesgos tiene ser papá? Uno de ellos está asociado al hábito de fumar. Los hombres que fuman tienen dos veces más riesgos de tener niños con problemas congénitos cardiovasculares. Tienen el riesgo de tener niños con defectos en las extremidades. Y tienen el riesgo de tener niños con hernias que pueden aparecer a nivel del cordón umbilical y el diafragma.

“De esa misma manera sucede con la madre e igualmente para ambos hay riesgos mayores a medida que pasa la vida. Riesgos que se incrementan por encima de los 35 años. Se pueden tener bebes con Síndrome de Down. El tema del consumo de alcohol impone riesgos también para los bebés.

“¿Qué riesgos están relacionados con la salud de la madre? Son más numerosos. El más conocido es el de la edad. En las menores de 18 años los niños pueden tener enfermedades con causas multifactoriales: el labio leporino, el paladar hendido, defectos a nivel del tubo digestivo. Por encima de los 35 años: Síndrome de Down y otras enfermedades que produzcan anomalías en los cromosomas.

“¿Qué otros aspectos de la salud de la madre son importantes? Si es hipertensa, diabética, si tiene obesidad o sobrepeso. Si la madre fuma se incrementa el riesgo de tener niños con cardiopatías congénitas, pero también con defectos en la cara, en el tubo digestivo, en las extremidades. Lo mismo sucede con las que padecen sobrepeso. Se sabe que la población está incrementando el peso por la ingestión de determinadas dietas, o estilos saludables.

“Es esencial revisar el estado de salud de la madre antes de quedar embarazada. Hay que planificar el embarazo. Si no tenemos una idea exacta de cuándo va a ocurrir hay que estar preparado para que suceda en cualquier momento para ello es de vital importancia el consumo del Ácido Fólico.

“El Ácido Fólico es de todas las vitaminas la que tiene un papel primordial en los procesos de división celular y de crecimiento celular. Los sistemas de órganos, el sistema inmune, la piel, la mucosa, las uñas, el pelo, necesitan de un suplemento permanente de Ácido Fólico. La formación de un ser humano es un proceso de multiplicación de células extraordinario y de crecimiento en un lapso limitado de tiempo.

“Hay que prepararse porque los fenómenos más trascendentales ocurren en las primeras ocho semanas de la vida, especialmente entre la quinta y octava semana. La madre debe saber cuándo consume un medicamento que puede tener un efecto inhibitorio o alterar el desarrollo de algún órgano o el crecimiento normal del bebe. La madre no puede consumir alcohol.

“En Cuba una de cada diez embarazada comienza el embarazo ingiriendo bebidas alcohólicas. Una de cada cinco embarazadas ha comenzado fumando. Después que comienza el embarazo ese número cambia. Llega fumando al final del embarazo una de cada 27 madres.

“Recomendamos a la pareja la suplementación de Ácido Fólico, la adecuada nutrición, una exploración de su salud, a dejar de fumar, de ingerir bebidas alcohólicas para tener el hijo que queremos. Tenemos servicios garantizados en los tres niveles de atención del sistema de salud, pero eso no es suficiente. Necesitamos que la pareja que busca un hijo para su felicidad y la de su familia también participe activamente en la prevención de esos defectos que pueden producirse en el bebé”.

El mejor parto es el natural y a tiempo

Sobre el índice de prematuridad en Cuba, y el interés médico de que el embarazo siempre termine con un parto fisiológico, el doctor Roberto Álvarez Fumero refirió que “el principal reto que tiene la Salud Pública en Cuba es el fenómeno de la prematuridad. El mundo entero ha ido incrementando el número de nacimiento que ocurren antes de las 37 semanas. Es una tendencia mundial multifactorial. En Cuba hemos identificado donde están las potencialidades.

“La supervivencia de los niños que nacen con menos de 1500 gramos ha ido creciendo y supera el 87 %. Pero ese fenómeno está asociado a muchas complicaciones neonatales que dejan secuelas, muchas de ellas con discapacidad, y eso afecta la capacidad de vida de los hijos.

“La prematuridad hay que abordarla desde la propia infancia, hay que mantener una nutrición adecuada, la práctica de actividades físicas, para prevenir las enfermedades denominadas no transmisibles o crónicas, comunicables también se les llama, que son las que ponen en riesgo el embarazo.

“Cuando una mujer se embaraza con obesidad, con hipertensión, con diabetes estacional, con alguna enfermedad crónica. Hay consejos respecto a ello: iniciar el embarazo sin una infección servico vaginal o alguna enfermedad de transmisión sexual y para ello hay que asumir la responsabilidad sexual con el uso del condón como único método de protección. Hay que planificar el embarazo, hacerlo en el momento ideal cuando recomiende el médico, que los embarazos no ocurran con un periodo menor de dos años entre uno y otro. Cuando la mujer ha tenido un parto por cesárea el periodo debe ser superior a los tres años. Hay que ingerir el Ácido Fólico de forma pre-concepcional porque está implicado en la reducción de la prematuridad, no solo en la reducción de la incidencia de los efectos congénitos.

“El urocultivo se hace durante las primeras 12 semanas de embarazo y nos permite identificar cuando hay una infección urinaria no clínicamente demostrada. La mujer no tiene síntomas, pero tiene la bacteria en su tracto intra-genital.

“Hay que tratar de no utilizar el aborto como un método de planificar familia. Hay una percepción errada de seguridad. Es cierto que nuestros servicios de aborto son muy seguros pero el riesgo no es tanto de morir como de afectar la reproducción futura, y precisamente la prematuridad es una de las consecuencias de abortos reiterados.

“Durante el embarazo hay que tener una dieta saludable, hay que tratar de evitar el consumo de sal, de dulces, limitar el consumo de carbohidratos e ir limitando la ganancia de peso porque uno de sus resultados está asociado a la hipertensión asociada al embarazo.

“Durante todo el embarazo hay que tratar de mantener el sexo protegido con condón para no infestarse o no re-infestarse. Juega, en este momento, un papel importante la relación de pareja.

“Una de las bondades del Sistema de Salud Cubano es el ultrasonido para evaluar la capacidad del cuello uterino para soportar el peso y el crecimiento del feto intra-útero. A partir de esas alteraciones servico-métricas las mujeres se pueden beneficiar del pesario que es un dispositivo que reduce la prematuridad y del uso de la progesterona que son unas inyecciones que son algo molestas o dolorosas, pero que su beneficio supera cualquier molestia o dolor que pueda dejar.

“Hay que cumplir con el reposo en casa o en los hogares maternos, instituciones en las que se garantiza el riesgo de prematuridad. Las mujeres tienen que conocer su patrón contráctil normal para que cuando ocurra una alteración de las contracciones uterinas o una pérdida o salida de líquido, acudir con rapidez al médico, porque hay chande de detener ese desencadenamiento de parto pre-término. Lamentamos que el 0,1 % de los partos ocurran fuera de las instituciones de salud”.

Respecto a la cesárea el jefe del Departamento Materno Infantil del MINSAP, Álvarez Fumero, hizo conocer que “el parto transpelviano sigue siendo la vía natural por la cual se tienen los hijos. En la Biblia se dice: en gran manera multiplicaré tu dolor en el parto, y con dolor darás a luz a tus hijos. Algo tan ancestral que ahora nuestra sociedad quiere modificar. Hay una falsa percepción de seguridad en el proceso de la cesárea.

“El parto natural tiene muchas ventajas para la madre y para el bebé. En el orden sicológico: la madre ha experimentado un momento imborrable para ella, porque ha ayudado a nacer a su hijo, con sus contracciones, con sus pujos, con su dolor. En la cesárea es ayudada a tener el parto. Con el parto natural podrá estar con su bebé de forma inmediata. Y eso sin lugar a dudas no ocurre con la cesárea porque la madre tiene que esperar a recuperarse de la anestesia, tiene que esperar a que le suturen el útero y eso también la distancia de su hijo. La hospitalización es menor. Con el parto natural se pierde la mitad de la sangre que se pierde por cesárea, que tiene riesgos de hemorragias, de infecciones. El 60 % de las defunciones relacionadas con el parto estuvieron relacionadas con la realización de la cesárea.

“La cesárea es una indicación médica, necesaria para salvar la vida de la mujer o del niño, pero no puede ser una elección de la mujer ni de la familia”.

La puericultura decide el futuro

Luego del parto, el bebé. Comienzan las atenciones con la familia. La profesora de pediatría y jefa del Grupo de Trabajo de Puericultura, doctora Gisela Álvarez Valdés, comenta que “Puericultura viene del latín puero que significa niño y cultura que son todas aquellas acciones en función del bienestar integral de los niños y los adolescentes.

“El tipo de consultas de puericultura son preventivas, de promoción de salud, de la pediatría preventiva. Es importante que la familia conozca que desde el nacimiento del niño tiene que asistir a una serie de controles que durante el primer año de vida van sucediendo sin mayores dificultades. Ambos padres deben asistir. Después del año de edad hay un falso concepto de que al ver al niño sano creen que no es necesario asistir a este tipo de controles, lo cual es un grave error.

“En las consultas de puericultura la labor fundamental es preventiva. Es como una gran sombrilla que abarca una serie de disciplinas dentro de la pediatría preventiva que se dedican a detectar de forma temprana alteraciones del neurodesarrollo, del lenguaje que son frecuentes, el sobrepeso, la obesidad. Estos problemas para la familia muchas veces pasan inadvertidos. La hipertensión, la diabetes en la mujer pueden provocar que en edades tempranas de vida aparezca una hipertensión en el niño.

“En la consulta hacemos mucho énfasis en la importancia de la lactancia materna. La OMS y la UNICEF recomiendan que la lactancia exclusiva debe ser hasta el sexto mes y complementada con otros alimentos necesarios a partir de los seis meses y hasta los dos años de edad. Somos firmes defensores de esta propuesta. La lactancia materna es un derecho, es el primer regalo que le hace la madre, es su primera vacuna natural. La leche materna tiene un gran efecto protector contra las infecciones del aparato digestivo, infecciones respiratorias, las otitis. Es lo natural.

“Tiene aminoácidos, enzimas, que favorecen el desarrollo del sistema nervioso central. Hay miles de vidas salvadas en el mundo por recibir lactancia materna. Los niños que reciben lactancia por un periodo más prolongado son los que tienen un mejor rendimiento escolar.

“Le damos muchos consejos a los padres en relación a como estimular el desarrollo de los niños. Se habla de los primeros 1000 días de vida, tres años decisivos para el futuro del niño. Los primeros tres años deciden la vida. Si la familia concientiza que tiene que dedicar tiempo al desarrollo de su niño tenemos el desarrollo del programa Educa a tu hijo, que indica como estimular el desarrollo en cada etapa.

“Hacemos cortes de hemoglobina. La anemia o los cortes de hierro pueden venir desde las primeras edades. El déficit de hierro lleva consigo un retardo, el niño no tiene un buen desenvolvimiento en las primeras edades.

“Algo que también trabajamos es el niño de riesgo, con el que la familia y los profesionales tenemos que tener una alta responsabilidad. El niño que nace antes de término, el bajo peso, deben ser atendidos para evitar infecciones, prevenir signos de alerta ante diarreas, fiebres persistentes. Ante las diarreas en casa siempre tiene que existir un sobre de sales de rehidratación oral e inmediatamente acudir al profesional de la salud.

“La familia tiene que saber que su niño tiene que ser controlado al menos una vez al año. Es la única forma de evitar enfermedades malignas de forma temprana que puedan tener un mejor pronóstico si se detectan de forma precoz”.

Los accidentes son prevenibles

Sobre las causas principales de los accidentes en niños, la frecuencia de los mismos y la responsabilidad familiar para evitarlos, la doctora Milagros Santa Cruz Domínguez, especialista de pediatría del Departamento Materno Infantil del MINSAP, expuso que “los accidentes constituyen una de las primeras causas de fallecimiento y de discapacidad en nuestros niños.

“Al referirnos a los accidentes debemos tener en cuenta que están relacionados con el desarrollo del niño. Es en los menores de cinco años en los que con más frecuencia ocurren accidentes.

“Los balaustres de la cuna deben tener, entre uno y otro, un diámetro menor al de la cabeza de los niños para que no ocurran lesiones. El niño hay que acostarlo boca arriba. No puede ser acostado con adultos porque se puede producir el aplastamiento. Lo otro que se producen son las caídas durante los cinco o seis meses de vida que es cuando comienza a moverse en la cama, por eso las barandas deben estar siempre arriba.

“El lugar más seguro para el niño es la cuna. Cuando alcanza los ocho meses de vida el niño puede llevar cosas a la boca y provocarse una bronco-aspiración. Después del año los riesgos son mayores. Comienza a moverse en la casa. Se suman más caídas, pero también se suman las intoxicaciones.

“Un niño puede ahogarse en diez centímetros de agua. La madre para aligerar las cosas en casa, a veces entra a la cocina con el niño. Hay que mantener una vigilancia activa. No quiere decir que haya tres adultos en casa, sino que lo atiendan. La vigilancia tiene que ser cercana. La intervención del padre tiene que ser a lo largo de la longitud del brazo. La proximidad es esa distancia para poderlo retirar de algún peligro. La persona que va a atender al niño tiene que estar sicológicamente bien, no tomar medicamentos somníferos. La vigilancia es la estrategia más efectiva.

“Cuando el niño ya es capaza de responder y de intercambiar hay que enseñarlo, hay que hacer conductas prohibitivas, lo que no se hace, lo que no se toca, el daño que provoca. El niño es capaz de aprender aquello que le puede causar daño. Las conductas normativas son aquellas que le dan autorresponsabilidad y autocuidado.

“En las consultas de puericultura se pueden identificar conjuntamente con el médico los factores de riesgo en la casa, los cuales hay que modificar”.

Consejos

El doctor Roberto Álvarez Fumero, jefe del Departamento Materno Infantil del MINSAP, aconsejó que “prevenir a toda costa los embarazos en los adolescentes, no solo porque afecta el proyecto de vida, sino porque pone en riesgo la vida de ella y de su futuro hijo. Las mujeres mayores tienen derecho a tener hijo, pueden tenerlo, no deben sentirse desestimulada, pero tienen que evaluarse previamente su estado de salud para atender los posibles riesgos que no lleven a un feliz término su embarazo.

“Cuando falta la menstruación o se tenga dolor bajo vientre, independientemente de la edad, debe ir al médico para descartar el embarazo ectópico. Ante cualquier complicación después del parto, fetidez en los loquios, cambios de sangramiento, fiebres, manifestaciones respiratorias hay que regresar al consultorio médico”.

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy