La respuesta de un Presidente a su pueblo PDF Imprimir E-mail
Sociedad
Lunes, 04 de Febrero de 2019

Cubadebate.- Díaz-Canel se marchaba de Regla este 1 de febrero. Allí se personó el Presidente cubano para “tocar con las manos” toda la estela de destrucción que dejó en ese municipio el fuerte tornado del 27 de Enero, para dar fuerza y aliento a su gente.

Antes se le vió conversando con las personas, luego en un “rastro” de materiales de la construcción dando orientaciones precisas, en un hospital… No está ajeno a la desesperación ni a las calamidades que se han agudizado en todas las zonas afectadas por el potente tornado.

Al partir del humilde pueblecito alguien lo intercepta. Detiene la marcha del carro que lo lleva. Se baja. Escucha atento a la señora llorosa que con desespero le plantea su problema.

Le pregunta dónde está durmiendo e insiste en esa interrogante, porque le importa. Pide tranquilidad, paciencia y ofrece soluciones que no solo llegarán a ella, sino a todos los afectados.

Su palabra es sagrada en ese minuto: “Aquí no se quedará nadie sin atender”.

Comentarios (0)

Escribir comentario

corto | largo

busy