Por un movimiento mundial por la Paz y la Soberanía de los Pueblos PDF Imprimir E-mail
Sociedad
Sábado, 04 de Mayo de 2019

David Rodríguez Fernández - Asociación Valenciana de Amistad con Cuba José Martí.- VI Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras – La Habana, Cuba (4-6 mayo).

"Cese la filosofía del despojo y cesará la filosofía de la guerra".

Fidel Castro, Asamblea General de las Naciones Unidas, septiembre de 1960.

La autoridad moral que tiene la Revolución Cubana por su trayectoria en defensa de la Paz, la Soberanía y la Justicia Social en el mundo, hace que el mejor lugar para organizar un encuentro de activistas y organizaciones diversas por la abolición de las bases militares extranjeras y las armas nucleares, sea Cuba. La Historia deberá reconocer el aporte de Cuba a la diplomacia, a la solidaridad internacional que presta en los cinco continentes, a la mediación ante conflictos, así como a la descolonización africana; pero también a su resistencia ante las agresiones económicas, políticas, diplomáticas y militares que sufre directamente por la mayor potencia imperialista, EEUU.

Ya va por la sexta edición el Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras que se celebra nuevamente en la ciudad oriental de Guantánamo, donde existe una base militar de EEUU que ocupa ilegalmente el territorio, y que es mundial y tristemente conocida como un centro de tórturas y violación de las Derechos Humanos.

El VI Seminario, convocado por el Consejo Mundial por la Paz, el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos (MOVPAZ) y el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), con el coauspicio de la Organización de Solidaridad con los Pueblos de África, Asia y América Latina (OSPAAAL), del Centro Martin Luther King Jr. (CMLK) y del Grupo de Reflexión Oscar Arnulfo Romero, se ha convertido en un altavoz y en un espacio para denunciar las agresiones imperialistas estadounidenses junto a sus aliados de la OTAN e Israel, así como para articular campañas por la Paz con Justicia Social y la Soberanía frente a la Guerra, la Desigualdad y la Injerencia, no solo en América Latina sino en todo el mundo.

Este evento se desarrolla cuando se cumplen 70 años de la creación de un movimiento, el Consejo Mundial de la Paz (CMP), que unió en 1949 a líderes políticos, intelectuales, partidos, sindicatos, activistas y al mundo de la Cultura por una causa justa y necesaria, el fin de la Guerra y la proliferación de armas nucleares. El CMP es un organismo internacional que promueve la coexistencia pacífica entre las naciones, el desarme nuclear, la soberanía, la independencia, la justicia económica, social, el desarrollo para la protección del medio ambiente, los derechos humanos y el patrimonio cultural. Con sede desde el año 2000 en Atenas (Grecia), está registrado ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y coopera con sus organizaciones especializadas. También mantiene una activa agenda de trabajo con el Movimiento de Países No Alineados, la Unión Africana, la Liga de los Estados Árabes y otros organismos intergubernamentales.

El CMP tuvo como primer presidente al físico comunista Frédéric Joliot-Curie, premio Nobel de Química en 1935, familia del matrimonio Marie y de Pierre Curie, ganadores del Premio Nobel en Física en 1903, y entre sus filas militantes tuvo desde el principio a personalidades como Paul Robeson, Nicolás Guillén, Maria Rosa Oliver, Juan Marinello, Charles Chaplin, Howard Fast, Pablo Picasso, Louis Aragon, Jorge Amado, Isabelle Blume, Pablo Neruda, György Lukács, Renato Guttuso, Jean-Paul Sartre, Diego Rivera, entre otras miles de adhesiones de hombres y mujeres de la Cultura. En la actualidad la presidenta del CMP es Socorro Gomes, del Centro Brasileño de Solidaridad con el Pueblo y la Lucha por la Paz, quien estará presente en el evento en Guantánamo.

Silvio Platero, presidente del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, ha explicado que este Seminario se realiza en un momento "en que se expande una gran ofensiva del imperialismo y las oligarquías latinoamericanas contra los procesos democráticos y progresistas del continente, que empleando argucias e infamias políticas y mediáticas, así como la implementación de mecanismos de extorsión económica y mediante la judicialización de la política buscan a toda costa revertir los logros alcanzados por los gobiernos progresistas en defensa de sus pueblos y de su genuina independencia y soberanía".

Además, "se llevará a efecto en el contexto del recrudecimiento de las políticas hostiles y agresivas de la nueva Administración estadounidense contra Cuba, que ha impuesto de manera unilateral un retroceso al proceso de normalización de las relaciones entre los dos países iniciado en diciembre del 2014 y que se empeña en fortalecer el criminal bloqueo económico, comercial y financiero contra la mayor de las Antillas".

En este encuentro, con unos 200 delegados de 20 países, se propondrá declarar el 23 de febrero como el «Día Mundial por la Paz y contra las Bases Militares Extranjeras» y ratificar a América Latina y el Caribe como Zona de Paz. Igualmente, se exigirá la eliminación de los enclaves militares extranjeros en todo el planeta y propiciar el fortalecimiento de la Coalición Global en contra de las Bases Militares de Estados Unidos y de la OTAN, aprobada en Dublín, Irlanda.

En el contexto internacional de agresión imperialista, con la existencia alrededor del mundo de 800 bases estadounidenses y 200 de sus aliados de la OTAN, hace más necesario que nunca la unidad y la acción frente a esta política guerrerista que socava la soberanía, la justicia social y la paz. Las organizaciones de izquierda y progresistas junto a las fuerzas de la Cultura, deben sumar esfuerzos para frenar la escalada belicista que pone el peligro a la propia especie humana y a la Naturaleza. El objetivo inmediato será coordinar acciones en todo el mundo, desde todos los ámbitos y frentes de lucha posible. Pongámonos manos a la obra. Como dijo el presidente Fundador del CMP, Frederic Joliot-Curie "la Paz es asunto de todos", y nos va la vida en ello.