Trabajar por la gente que necesita parece que es un pecado
Evo Morales - Palabras del presidente de la República, Evo Morales Ayma, en su mensaje a la nación - La Paz, 25 de noviembre de 2007.-

Al pueblo de Bolivia.

En las últimas horas hemos visto con profunda preocupación que algunos grupos delincuenciales de la ciudad de Sucre llaman a confrontaciones entre los bolivianos, frente a que el pueblo boliviano avanza con una nueva Constitución Política del Estado boliviano, en democracia y de esta manera garantizar cambios profundos buscando la igualdad de los bolivianos y de las bolivianas.


Quiero agradecer, felicitar a esos movimientos sociales que históricamente lucharon por la igualdad y por la justicia, y ahora garantizan una nueva Constitución Política del Estado boliviano que, con seguridad, será refrendad y aprobada mediante un referéndum del pueblo boliviano, que es lo más democrático.

Pero también quiero decirle al pueblo boliviano que en esta sesión de la Asamblea Constituyente participan nueve departamentos, constituyentes de los distintos sectores, participan 10 agrupaciones políticas, algunos con el 100 por ciento de sus constituyentes, algunos con pocos, pero la participación de 10 agrupaciones políticas demuestran que hay conciencia de los asambleístas para garantizar estas transformaciones profundas en el país.

Cuáles son los temas sobresalientes de esta nueva Constitución, primero, el permanente debate sobre el tema autonomía, mediante esta nueva Constitución Política del Estado boliviano se garantiza autonomías departamentales y autonomías indígenas, ese es el pedido clamoroso de muchos sectores se constitucionaliza mediante esta nueva Constitución Política del Estado boliviano.

Segundo, la recuperación, la nacionalización de los hidrocarburos se constitucionaliza, que los recursos naturales pasan a dominio del Estado boliviano, pero no solamente se garantiza o se nacionaliza sino que hay candados para que nunca más los hidrocarburos sean privatizados como antes.

Pero también es importante mencionar nuevas iniciativas que se incorporan a esta Constitución Política del Estado boliviano, por ejemplo, que todos los servicios básicos como el agua, la energía, la luz, comunicación, son declarados como un derecho humano, por tanto debe ser de servicio público y no de negocio privado.

Otro tema importante es la lucha contra la corrupción. Yo, en algún momento decía al pueblo boliviano, que el primer enemigo de los bolivianos es la corrupción y no es posible que no haya investigación a la corrupción, no se puede entender cómo no hay normas que permitan investigar las fortunas sospechosas, fortunas mal habidas, una investigación con retroactividad, la lucha contra la corrupción con retroactividad.

Estos son temas importantes. Además de eso, en enero de este año nosotros planteamos, por ejemplo, referéndum revocatorio, como el pueblo boliviano democráticamente nombra alcalde, prefecto, presidente, también el pueblo boliviano tenga derecho a revocar el mandato del prefecto y del presidente, porque esa es la democracia, que el pueblo no solamente tenga derecho a elegir cada cinco años autoridades sino también tenga derecho a revocar el mandato.

Estos son algunos importantes en la transformación democrática mediante una nueva Constitución Política del Estado boliviano; con seguridad algunos grupos oligárquicos, conservadores, neoliberales no quieren que se cambie la nueva Constitución, no quieren una nueva Constitución, y para eso desde el inicio intentaron cómo cerrar o hacer fracasar la Asamblea Constituyente.

Recuerdan ustedes, amigos periodistas, que recuerde el pueblo boliviano, hablaron de autonomía, con la autonomía trataron de movilizar al pueblo boliviano y cuando dijimos nosotros vamos a garantizar la autonomía ya no tenía argumentos para seguir movilizando gente con mentiras, con el término de autonomía.

Y cuando se ha resuelto, y cuando la reivindicación de la autonomía no era un motivo para movilizar al pueblo, piden dos tercios, y dijimos nosotros no solamente buscamos dos tercios sino buscamos que el pueblo con su voto, mediante un referéndum, decida el destino del país, sino hay dos tercios sobre algunos artículos, ahora está garantizado el referéndum.

¿Y qué viene después? Viene el tema de la propiedad privada. El año pasado circuló un proyecto de Constitución Política del Estado boliviano atribuido a Evo Morales y en una parte dice: este gobierno o el gobierno de Evo Morales con la nueva Constitución va acabar con la propiedad privada.

Quiero decirles que en esta nueva Constitución Política del Estado boliviano se plantea una economía plural, no solamente una economía mixta, donde se garantice la propiedad privada, la propiedad estatal pero también la propiedad comunal donde están reconocidas las cooperativas, las asociaciones, las empresas comunales.

Somos tan diversos, pues esa diversidad tiene que ser respetada en lo social, en lo racial, en lo económico, se respeta la diversidad y estamos apostando buscando la unidad, respetando esta diversidad que tienen nuestros pueblos.

Tampoco ha sido argumento válido para movilizar al pueblo, para cerrar la Asamblea Constituyente con el tema de la propiedad privada después viene la capitalidad, otro pretexto.

Siento que algunos de nuestros hermanas y hermanos de Sucre en Chuquisaca han sido totalmente manipulados por grupos que no quieren estos profundos cambios mediante una nueva Constitución Política del Estado boliviano.

No entiendo, cómo algunos pueden llevar a una confrontación entre bolivianos, quiero que sepan que en junio de este año he invitado a las autoridades importantes de Chuquisaca, de Sucre, el llamado bien al Comité Interinstitucional o tal vez mal, el pueblo juzgará finalmente, y les pedí que este tema puede llevar a la confrontación del país, y les pedí sobre todo a revisar, a reconsiderar este tema, me dijeron que iban a consultar en su asamblea y no he recibido ninguna respuesta hasta este momento.

Pero si vemos la resolución de la Asamblea Constituyente, busca una unidad nacional con equilibrio en las regiones, varias veces recibimos en reuniones, algunos decían reuniones reservadas, algunos miembros o dirigentes de Sucre salían a una huelga de hambre y reunirse con nuestros representantes, acordaron, por lo menos tres meses acordaron con los dirigentes de Chuquisaca, mediante ministros y otros delegados, y viene una autoridad de Santa Cruz y esos acuerdos ya no sirven para nada.

Un Dabdoub, un Marincovik, no puedo entender que algunos dirigentes lleven a Sucre como una colonia de Santa Cruz, que algunos dirigentes sean como pongos de otros dirigentes de Santa Cruz, porque esos temas de acuerdo a tantas conversaciones estaban ya resueltas, acordadas por los dirigentes.

Pero lo peor es que el tema de capitalidad, sin duda una reivindicación de dos departamentos, y lo respetamos, pero ahora lo vuelven un tema netamente político.

Yo quiero pedir al pueblo de Sucre identificar cómo durante todo este tiempo han sido manipulados los hermanos y hermanas de Sucre, pero gracias a esa fuerza social y al movimiento campesino de Chuquisaca, del movimiento campesino de toda Bolivia se garantiza este equilibrio entre los dos departamentos mediante acuerdos y que está en la Constitución Política del Estado boliviano.

Reconocer el trabajo de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas cumpliendo una misión constitucional, buscando cómo garantizar la propiedad pública, la propiedad privada y, sobre todo, garantizando la seguridad de nuestros constituyentes.

Con seguridad instituciones de Estado tienen toda la tarea y todos tenemos la tarea de cómo defender la democracia, somos los más democráticos, tantas reuniones y consultas con los distintos sectores, pero algunos grupos solo estaban esperando que llegue el 14 de diciembre para que no haya una nueva Constitución.

Yo saludo a muchas delegaciones de manera pacífica se trasladaron a Sucre, he escuchado por los medios de comunicación, los dirigentes de la ciudad de El Alto, como siempre, dijeron vamos a ir a Sucre y retornar con una nueva Constitución, no han ido a enfrentar a nadie allá, y esa lucha histórica del pueblo mediante una nueva Constitución Política del Estado boliviano, cómo contar con un Estado social de derecho, igualdad, justicia entre los bolivianos.

Yo siento permanentemente desde el Palacio, con la poca experiencia que tenemos como nuevos gobernantes, trabajando por la gente que necesita, los pobres, los sectores abandonados pareciera ser que eso es un pecado, un delito trabajar por los pobres, no significa que no trabajamos por la gente pudiente, es nuestra obligación trabajar por todos, pero sobre todo por la gente que más necesita de sus autoridades municipales, departamentales y nacionales.

Quiero indicar que lamentablemente ha habido grupos que incentivaron la destrucción de Sucre, que el pueblo tarde o temprano juzgará, que el pueblo tarde o temprano dirá quiénes son los que llevaron a esta situación a la ciudad de Sucre.

Quiero pedir a los hermanas y hermanos de Sucre tranquilidad, paz, que lamentamos mucho los hechos de sangre, jamás el gobierno, el presidente han instruido a nuestras Fuerzas Armadas, a la Policía Nacional usar armas de fuego para acabar con vidas, no somos de la cultura de la muerte, somos de la cultura de la vida.

Sobre este hecho queremos una investigación independiente, urgente, imparcial, los responsables tienen que ser juzgados, el Ministerio Público tiene que dar con los autores, y toda nuestra cooperación a la investigación sobre estos hechos que son lamentables.

Repito, no compartimos, lamentamos, pero también repudiamos, y también identifiquemos de dónde viene eso, si realmente apostaríamos por transformaciones pacíficas democráticas, todas las autoridades sindicales, cívicas, alcaldes, prefectos, desde el gobierno nacional apostaríamos a cambios profundos pero en democracia.

Y quiero pedir sobre todo a esas autoridades legalmente electas como también legítimamente elegidas aportar a buscar paz social, paz con justicia social con esta nueva Constitución Política del Estado boliviano

El diálogo siempre estará abierto para todos los sectores, para todas las regiones, cómo lo hicimos hasta este momento, ustedes saben, ustedes amigos periodistas, sabe el pueblo boliviano.

Ser de la cultura del diálogo es buscar mediante el diálogo acuerdos, como dicen algunos de nuestros expertos juristas, un pacto social buscando igualdad entre los bolivianos.

Todavía no puedo entender cómo algunas reivindicaciones se manejen desde un punto de vista partidario.

Estoy seguro que esos grupos que manejan desde un punto de vista partidario no hacen daño a una persona, a dos personas o a un grupo de personas, hacen daño al pueblo boliviano.

Cuando Bolivia empieza a cambiar en lo económico, en lo social, en lo político siento que esos grupos que no quieren este cambio y lo único que quieren es cómo más bien retornar a unos modelos que hicieron tanto daño como el modelo neoliberal, privatización de nuestras empresas, privatización de nuestros recursos naturales, la corrupción.

Que el pueblo recuerde, los organismos internacionales antes decían que Bolivia era el segundo país de corrupto del mundo, subcampeón mundial en corrupción.

Ahora cuando este tema cambia tratan de confundir a la población con argumentos, por ejemplo decía durante los días pasados, que del Chapare estaban llegando en aviones los cocaleros, qué falso.

No podía entender que a medio día del día de ayer algunos representantes políticos decían, va haber muertos, parecía ser que estaba planificado que hayan muertos, y cómo sabían porque han preparado para que haya esto.

A esos señores, si quieren aportar por Bolivia, y por este cambio tienen todo el derecho del diálogo abierto para cambiar Bolivia.

Estoy seguro además de eso, que algunos grupos no aceptan que un campesino, indígena sea presidente, ese es el tema de fondo, como permanentemente dijeron, hay que desgastar al indio para poder tumbar al indio.

No aceptan que con fuerzas sociales el gobierno nacional garantiza este proceso de cambio, no aceptan que los pobres también podemos gobernarnos y atender las demandas históricas, aunque no se puede resolver en cerca de dos años de presidente o de gobierno, pero como anda bien pues ahora con cualquier pretexto, a veces con autonomía, propiedad privada, dos tercios, capitalidad.

Entonces cómo agarrar estos instrumentos para tratar de enfrentar entre los bolivianos, quiero pedir al pueblo boliviano serenidad, tranquilidad y todos democráticamente apostemos por una justicia social, y esta nueva Constitución Política del Estado boliviano.

Garantizará estos cambios profundos pero en democracia, será ratificada, aprobada por el pueblo boliviano, el referéndum, que es lo más democrático, y quienes ahora tratan de defender la democracia sin saber de dónde vienen, entonces no se puede entender que algunos no tienen ninguna autoridad moral ni ética para hablar de sables, de fusibles cuando son pichones de la dictadura.

Siento que es una provocación, agresión que viene de alguna autoridad que nunca han podido cómo cambiar Bolivia estando en el Poder Ejecutivo.

Continuaremos trabajando junto a las fuerzas sociales, junto a ese pueblo que quiere cambios, y que el Estado esté cerca a ese pueblo que necesita de sus gobiernos y de sus autoridades, y aquí no nos asustamos porque van provocando.

En tantas reuniones con muchos presidentes, me decían los opositores buscan enfrentamientos, me dijeron en Europa, en Asia, los opositores buscan hasta muertos para convulsionar al país, ahora recién recuerdo esas sugerencias y recomendaciones que vienen de algunos mandatarios, no solamente de Latinoamérica, de Europa y de Asia.

Por eso nuevamente quiero pedir al pueblo boliviano serenidad de las autoridades que aporten a que haya una paz con justicia social.

Muchas gracias.

 

 


Claves comunicacionales para interpretar a distancia otro intento de golpe de estado mediático

Miguel Álvarez - IniciativaComunista.org.- La situación de empate entre las fuerzas del cambio personificadas por suerte o por desgracia en la figura de Evo Morales y las contrarias constituida por los partidos de derecha y las élites universitarias (con el apoyo de los EEUU) ha llegado a las armas ante la desesperación de estas últimas por la aprobación de la nueva Constitución. Un conflicto que no empezó ayer: Senado vs. Congreso

El senado, controlado por una mayoría de derechas, lleva dos años bloqueando hasta 100 leyes de corte progresista aprobadas por un congreso de mayoría izquierdista. El senado oligárquico se niega a discutir leyes de investigación de fortunas, y la ley de ‘Renta Dignidad’, que pretende entregar un bono de 200Bs. a todos los mayores de 60 años independientemente del empleo que tuvieran, para luchar contra la miseria en que vive este sector.

El pueblo entero sigue así siendo rehén de una minoría derechista. A pesar de que hace dos años el Movimiento Al Socialismo conquistara el poder por las urnas, el legislativo y 6 de los 9 estados bolivianos siguen bajo control de la oligarquía.

Asamblea Constituyente secuestrada y apaleada.

De igual forma la derecha golpista, amparada por todos los medios de manipulación oficiales del país, impide cualquier acuerdo en la Constituyente. Aun siendo mayoría, las fuerzas del cambio no reúnen los dos tercios de los votos necesarios para aprobar los artículos de la constitución, de modo que tras cerca de un año de discusiones ni siquiera un solo artículo había sido aprobado.

Más aún, el derechista Poder Democrático Social (PODEMOS) ha promovido agresiones contra los propios asambleístas de la Constituyente, que a pesar de las advertencias de miembros del MAS [1] terminaron con las brutales palizas propinadas por universitarios ebrios a al menos siete asambleístas, cinco del Movimiento Al Socialismo (MAS) y dos del Movimiento Sin Miedo (MSM) [2] .

Estas agresiones de los grupos de ataque racistas obligaron a mover la Constituyente al fuerte militar que ayer intentaba ser asaltado nuevamente por los estudiantes, a pesar de que estaba siendo custodiado por cientos de campesinos cocaleros que mostraban así su apoyo a la Constituyente [3].

¿Qué exigen los manifestantes? ¿Quién es su enemigo?

Curiosamente sus demandas son una reedición de una disputa colonial que coinciden con las exigencias del principal partido derechista (Podemos): trasladar los poderes legislativo y ejecutivo desde La Paz, estado de mayoría socialista donde residen desde la Guerra Civil, llevándolos hasta Sucre, municipio bastión de la derecha donde reside hoy el poder judicial (y la nueva constitución propone crear un cuarto poder Electoral).

Igualmente exigen con gran hipocresía los dirigentes que manipulan los grupos manifestantes la autonomía del estado de Sucre, el más rico del país, así como “la libre disposición de los recursos existentes”, es decir, una importante recuperación de poder para la oligarquía.

Curiosamente esto choca con la intención declarada del gobierno de Evo que no está opuesto a la autonomía de los departamentos, sino que quiere extenderla hasta los municipios y más aún hasta el seno de las comunidades para que el manejo del Estado se genere desde abajo, tal y como se está empezando a perfilar en Venezuela, donde los Consejos Comunales administran y ejecutan sus propios recursos [4].

Lo que realmente irrita a estos universitarios de clase alta es ser gobernados por indígenas y no ser la capital. Les roba poder, esos son los principales motivos para oponerse a una Constitución que por otro lado otorga un reconocimiento sin precedentes a las comunidades indígenas incluyendo sus territorios, costumbres y derechos de autodeterminación como pueblo.

Movilizaciones alentadas, en busca de sangre.

Mientras la oposición se llena la boca lamentando las muertes pero llamando a la sublevación, llegan noticias de cómo paralelamente actúan para enardecerlas buscando provocar nuevas muertes que calienten el conflicto.

El cuerpo de seguridad de uno de los jefes del partido derechista Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, ha sido sorprendido en un vehículo transportando una ametralladora y municiones hacia la ciudad de Sucre. Posteriormente Medina ha reconocido su propiedad sobre el arma que difícilmente puede considerarse para “protección personal” [5] .

Igualmente varias ambulancias del Seguro Universitario (cuyo rector derechista fue uno de los principales convocantes de los altercados), fueron retenidas por organizaciones sociales pro-constituyente que han cortado las carreteras hacia Sucre, tras descubrir que estaban llenas de explosivos molotov para dotar de munición a los manifestantes [6] .

Medios “rebeldes”, periodistas “militantes”.

Los medios de comunicación en manos de multinacionales desinforman aceleradamente en estos momentos aprovechando la gran confusión.

Hablan de “revuelta universitaria contra la represión brutal” (AFP), y califican la Carta Magna como la “Constitución de Morales, para darle mayores poderes al Presidente, que pretende imponer su política, mientras la oposición denuncia que ignora a media Bolivia” (según diario El País).

Periodistas a sueldo del gran capital se esfuerzan por mostrar como heroicos ciudadanos a una turba golpista y racista integrada por las élites universitarias de la ciudad colonial más rica, que ha agredido a las concentraciones de campesinos que vigilaban la constituyente, linchado a 2 policías, quemado estaciones de bomberos y comisarías y finalmente abierto las puestas de la cárcel y permitiendo la fuga de más de 100 presos [7], para terminar de asentar el caos en la ciudad y desestabilizar al legítimo gobierno indígena. Cabe señalar también como medios alternativos europeos interpretan estos hechos “al revés”, en clave de legítima revuelta popular contra un gobierno “tibio” y aliándose, ingenuamente, a los intereses del capital transnacional.

Desde ayer las principales redes de televisión, como Unitel y ATB (propiedad del español grupo PRISA), parecen convertirse al anarquismo: señalan al presidente como responsable máximo, exigen su renuncia y denuncian la “represión brutal” de una policía que en cambio se ha visto obligada a replegarse en Potosí para salvaguardar la seguridad de sus miembros [8] , por orden de comandante local de la policía después de que algunos de ellos hubieran sido secuestrados y linchados.

Los “olividos” mediáticos: el presidente no tiene quién le escuche.

Pero a estos despistados medios “se les pasa” siempre informar sobre nuevos sucesos clave, como es el informe forense cuyo resultado demuestra cómo la bala que mató al joven es de un calibre no utilizado por la policía, la cual no estaba armada, como señaló Juan Ramón Quintana, ministro de la Presidencia.

Tampoco ninguno ha mostrado el mensaje a la nación que ha lanzado a mediodía el presidente Evo Morales, en el que explicaba detenidamente el contenido de la nueva Constitución, dejó bien claro que no hay orden ninguna de disparar con arma de fuego y que se abrirá una investigación imparcial para delimitar responsabilidades ante los fallecidos [9] .

Un ’dictador’ que exige referendums para la Constitución

Evo advirtió igualmente que la nueva Constitución deberá ser aprobada, como marca la ley, por un referéndum democrático en toda Bolivia . “Quiero pedir al pueblo boliviano serenidad y que las autoridades bolivianas aporten para que haya paz con justicia social. Continuaremos trabajando junto a las fuerzas sociales, junto a ese pueblo que quiere cambios”, fueron las palabras de cierre de una transmisión que prácticamente todos los medios de comunicación evitaron difundir.

Tampoco ninguno de los medios habló de los miles de campesinos que se desplazaron a la ciudad colonial de Sucre para expresar su apoyo al gobierno y la asamblea constituyente, ni de las agresiones que han sufrido por parte de los universitarios racistas de Sucre, ni tampoco de las marchas organizadas por todo el país para exigir a la derecha el respeto al proceso democrático y al Senado que apruebe las leyes dictadas por el Gobierno, o de los periodistas de Érbol (emisora cristiana que ha llamado al cese de la violencia) y su radio afiliada en Sucre que han sido amenazados de muerte.

Manipulación Informativa Coordinada, una pieza clave del plan.

En cambio muestran imágenes de otros sucesos como el ocurrido en Santa Cruz, donde un grupo se presentó en casa del político masista Osvaldo Peredo, quien hospeda a varios médicos cubanos, y luego de gritar consignas contra el gobierno lanzaron una bomba molotov contra el domicilio. También muestran a un grupo de cruceños asaltar a golpes la sede de la oficina regional de Impuestos Internos o interminables entrevistas a líderes de la derecha exigiendo “la cabeza de Evo”, como el ex presidente Jorge “Tuto” Quiroga o el gobernador de Santa Cruz Rubén Costas, calificó a Evo de “macaco menor”, asociándolo con Hugo Chávez a quien calificó de “macaco mayor”, "rata", "dictadorzuelo", "golpista", "sinvergüenza" y "cobarde”, hablando en nombre de todos los bolivianos.

Los medios de masas pretenden así estimular una “desobediencia civil generalizada” al gobierno de Evo, cumpliendo su parte para ejecutar un golpe de estado moderno que viene preparándose desde hace meses [10] , y estimulando una “obediencia civil generalizada” a sus intereses: los del mercado capitalista y la oligarquía racista boliviana.

Miguel Álvarez es licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III de Madrid y militante del colectivo C3.

[1] http://www.agenciapulsar.org/nota.php?id=11583

[2] http://www.erbol.com.bo/noticia.php?identificador=3136 http://www.lostiempos.com/noticias/10-11-07/nacional.php

[3] http://www.elmundo.com.bo/Secundarianew.asp?edicion=21/11/2007&Tipo=Nacional&Cod=6981

[4] Jutta Schmitt (VHeadline / Venezuela News Bulletin) http://kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=44687

[5] http://www.abi.bo/index.php?i=noticias_texto_paleta&j=20071125144334

[6] http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2007112501

[7] http://www.abi.bo/index.php?i=noticias_texto_paleta&j=20071125142639&k=

[8] http://www.cronista.com/notas/118108-sube-la-tension-sucre-y-la-policia-se-repliega-potosi

[9] http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2007112510

[10] http://www.rebelion.org/noticia.php?id=58833 http://www.nodo50.org/carlosmarx/spip/article.php3?id_article=266

 

 

Los mil rostros de la sedición
Antonio Peredo Leigue.- La Asamblea Constituyente logra reunirse en un liceo militar, a pocos kilómetros de la capital de la república. Aprueba, en grande, la nueva Constitución Política. Pero el lugar está asediado por turbas que tratan de forzar el resguardo policial. Los constituyentes que asistieron a esa sesión, deben retirarse custodiados, hasta Potosí.

Mientras tanto, la violencia se desata. Un muerto, dos muertos en Sucre. El gobierno retira la fuerza policial, buscando que se calme la situación; empero, los violentos se ensañan contra varios cuarteles policiales en los que queman vehículos y las mismas oficinas. Uno de los vehículos de un dirigente opositor, que se dirigía a Sucre, es detenido y se descubre una metralleta UZI.

En Santa Cruz, sus pares lanzan cachorros de dinamita contra varios locales; de noche, irrumpen en las oficinas de una repartición pública, rompen vidrios y destrozan muebles. El comité cívico que preside Marinkovic, declara la guerra culpando al gobierno por la violencia que ellos desataron y convoca a un cabildo para informar, a sus partidarios, que no habrá paz mientras continúe el actual gobierno.

El Presidente Evo Morales, en La Paz, llama a la calma. Anuncia que se hará una investigación y se castigará a los culpables. Destaca la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado y señala que, la palabra final, es del pueblo y se expresará en referéndum.

Tales son los hechos escuetos de este negro fin de semana. No obstante, los medios masivos de comunicación, dan otra visión: la misma que el Comité Cívico pro Santa Cruz, encabezado por Branco Marinkovic.

Las mismas caras

En 1953, antes que se cumpliese un año de la Revolución Nacional –dirigida por un MNR que entonces buscaba el cambio–, los grupos reacios comenzaron a provocar violencia, culpando al gobierno de sus sangrientas acciones. Esta actuación continuó los siguientes años y sólo cesaron cuando el MNR se desvió del proceso de transformaciones.

El año 1959, la Revolución Cubana concitó las mismas reacciones y la violencia se enseñoreó en la perla del Caribe. Desde la Casa Blanca, todos los presidentes de Estados Unidos han propiciado, financiado, dirigido y, muchas veces, operado directamente los más graves delitos.

Cuando en Chile, el año 1970, Salvador Allende asumió la presidencia, las damas del barrio alto orquestaron manifestaciones que permitían que jovenzuelos adiestrados se lancen contra los pobladores que clamaban por el cambio, blandiendo cadenas, golpeando con manoplas y revoleando cinturones de gruesa hebilla. Así crearon las condiciones para el nefasto golpe de Pinochet.

El triunfo de la revolución sandinista, en la Nicaragua de 1979, fue otra experiencia en que se cebó la violencia financiada desde la misma fuente administrada por el embajador Negroponte. Las “operaciones encubiertas”, en las que mataban campesinos, estudiantes y cuanta gente trabajaba por el cambio, fueron una constante hasta que desgastaron a la dirección revolucionaria.

La Venezuela de estos años, sigue mostrándonos la misma cara criminal de los que se oponen al cambio. El presidente Hugo Chávez enfrenta, casi cada día, la sedición de una derecha cavernaria que no se detiene ante ninguna consideración. Incluso fue víctima de un golpe de estado, frustrado por la rápida movilización popular. Aún después de tan grosera trasgresión, el presidente Chávez se avino a demostrar, en una consulta popular (pese a cinco o seis anteriores consultas) que lo respaldaba una mayoría que, cada vez, es mayor.

Maniobras recicladas

En todos los casos, la violencia no es una acción realizada por los grupos de poder. Se busca, siempre, a un sector social, laboral o regional, étnico o religioso, que tenga alguna demanda insatisfecha. Los grupos sediciosos incentivan la reclamación, incitan a darle carácter de urgencia, patrocinan y financian la movilización y provocan al gobierno para que reprima a los grupos movilizados. Saben que, en todo gobierno popular, hay resistencia a usar la represión. Generalmente, los comandos violentos que se insertan, rebasan los destacamentos policiales. Buscan que haya uno, dos o más muertos. Es entonces que se alzan voces que, invariablemente, comparan a los gobiernos de cambio con las más execrables dictaduras.

La migración es también una maniobra provocada por los planes sediciosos. En toda América Latina hay un éxodo constante de fuerza laboral, por las condiciones de empobrecimiento que causan los grupos de poder cuando manejan el gobierno. Les es relativamente fácil acelerar tal corriente migratoria, aderezándola con profesionales y empresarios a quienes se facilita opciones fuera del país.

La escasez de artículos de consumo y el acaparamiento de otros, sirven al mismo propósito. El gobierno es culpable de esas restricciones; si se logra que haya racionamiento, tanto mejor.

La inflación merece estudio aparte. Basta el ejemplo de Bolivia. Entre 1985 y 2005 –vale decir, en veinte años– se aplicó el modelo neoliberal cuyo mayor éxito, según sus propios valedores, fue detener la inflación. En agosto de 1985 pusieron un valor de 1.90 bolivianos por dólar y, veinte años después, la cotización llegaba a 8.20. Esto indica que hubo una devaluación acumulada del 430%; en otros términos, el promedio anual de baja del boliviano fue 21,5%. Pero, como dicen los defensores del modelo, aquel fue un tiempo de estabilidad. Gritan ahora cuando, este año, el índice indica una revalorización.

Pero la inflación no se mide con la devaluación del dólar, sostienen los ases del neoliberalismo. Veamos entonces el precio del pan. En aquel agosto de 1985 se fijó el precio de la unidad de pan de 60 gramos, en 6 centavos de boliviano (0,06). Veinte años después, el precio es 40 centavos (0,40), lo que significa más de 650% equivalente a una inflación de 32,5%. ¿De qué gritan, cuando la inflación de este año no alcanzará a 10%?
No es necesario decirles que la misma práctica se usó en Cuba, Chile y Nicaragua. Y, quienes pasamos los sesenta años, podemos recordar esa maniobra en Bolivia, entre 1952 y 1956, ¿verdad?

¿Esperando mayor deterioro?

La derecha agrupada en los comités cívicos y las prefecturas opositoras está convencida de que llegó el momento de lanzar el zarpazo. No ocultan sus intenciones. Un prefecto llamó a sus antiguos camaradas militares a “salvar la democracia”, repitiendo la proclama que justificó el golpe de Pinochet en Chile. El Comité Cívico pro Santa Cruz convocó y reiteró la desobediencia civil, secundado por su homólogo de Sucre.

El gobierno del presidente Evo Morales actúa con calma. Debe hacerlo así. Pero calma no es sinónimo de inactividad ni desidia. Si el enemigo se equivoca y cree que es así, sufrirá las consecuencias. Quienes no deben equivocarse son los hombres y mujeres que han luchado por el cambio y apuestan su bienestar, estabilidad e incluso su vida, a la transformación, a la revolución.

Los delincuentes que cometieron tantos desmanes en estos días –y también en otros episodios anteriores– deben ser detenidos, juzgados y castigados. No puede jugarse a la pacificación, perdonando la violencia. Si se necesitaba recordar que esa actitud mas bien incita a la comisión de nuevos delitos, recordemos lo ocurrido en San Julián el año pasado. No debe haber una próxima vez. El mensaje debe ser contundente. Si esperamos que la situación siga deteriorándose, habremos perdido el control. El pueblo tiene esperanza en el proceso que encabeza el Presidente Evo Morales. Tienen esperanza los pueblos de América Latina. Cultivan esa misma esperanza y admiran el proceso que se vive en Bolivia. El respaldo del pueblo y el apoyo de todos los pueblos son la fuerza con que nuestro gobierno debe enfrentar a la derecha y vencerla.

- Antonio Peredo Leigue es senador boliviano.

América Latina
Caracas, 23 de febrero de 2020 VTV.- El cineasta Carlos Azpurua recopiló en el documental La Batalla de los Puentes los vídeos de decenas de periodistas y medios de comunicación, en torno a los hechos ocurridos antes y durante del 23 de febrero de 20...
Canal Caribe.- En Cuba rindió tributo al Héroe Nacional nicaragüense General AugustoCésarSandino, en el aniversario 86 de su asesinato. En la Galería Raúl Corrales de La Habana Vieja, fue inaugurada una Exposición fotográfica con más de 20 imágenes d...
RT en Español.- El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia inhabilitó este jueves las candidaturas del presidente depuesto Evo Morales, al Senado por Cochabamba, y del excanciller Diego Pary como candidato a primer senador por Potosí. El presiden...
Lo último
La Columna
La Revista