Jean-Guy Allard - Granma.- Su nombre y su acento son de cine. Su forma de adolescente incorregible, su mirada jocosa y lo irónico de su sonrisa no dejan a nadie indiferente. De padre norteamericano y de madre venezolana, Eva Golinger tiene todo para sorprender.

Abogada formada en Nueva York, se especializó en derechos humanos internacionales y dejó a la metrópoli yanqui para radicarse en la Venezuela que no deja de defender con pasión.


Su libro El Código Chávez, que descifra la intervención de los Estados Unidos en esta nación sudamericana, fue calificado por José Vicente Rangel, entonces Vicepresidente, de "recordatorio alucinante de lo que Venezuela vivió durante los años 2001 a 2003". En ese texto Golinger desenmascara a la CIA con tal maestría que la convirtió en "bestia negra" de la inteligencia norteamericana en el país.

Su obra más reciente, Bush vs. Chávez: La guerra de Washington contra Venezuela, documenta la constante escalada de los ataques imperiales contra la Revolución Bolivariana.

Víctima de ataques virulentos de la extrema derecha, se burla de sus detractores con una espléndida destreza y sigue caminando alegremente sobre los campos minados de las conspiraciones imperialistas.

Ataca sin pestañear, indistintamente, a la CIA, el Pentágono, la NED, RSF, la USAID, la mafia venezolana de Miami o el paramilitarismo colombiano, con la fogosidad del procurador que enfrenta al tribunal con pruebas irrefutables en su portafolio.

El propio presidente Hugo Chávez ha calificado de "novia de la revolución" a esta neoyorkina en jeans y blusa cuya personalidad indiscutiblemente atractiva le permite ignorar las modas.

Desde Cacacas, la abogada e investigadora venezolana norteamericana Eva Golinger contesta a algunas preguntas:

-Se afirma que el Golpe contra Chávez lleva la firma CIA. ¿Has estudiado ampliamente el caso: cómo para ti se hace más evidente este hecho?

Son diferentes factores que he podido detectar y denunciar a través de una investigación que comencé hace más de cinco años utilizando de Ley de Acceso a la Información (FOIA, por sus siglas en inglés) para demostrar cómo estuvieron involucradas la CIA y las otras agencias del gobierno estadounidense en el golpe contra Chávez. Los hechos y la evidencia más contundentes incluyen a una serie de documentos clasificados como "top secret" por la CIA de fecha 5 marzo 2002 a 17 abril 2002, que hablan claramente sobre los planes del golpe contra Chávez: el quién, el cómo, el dónde y el cuándo, todo clarito. Uno en particular, de fecha 6 abril 2002, o sea, cinco días antes del golpe, destaca cómo los sectores de la oposición, la CTV, Fedecámaras, los militares disidentes, los medios de comunicación privados y hasta la iglesia católica, iban a marchar en las calles esas primeras semanas de abril y cómo los conspiradores golpistas provocarían violencia con francotiradores en la calle, produciendo muertos luego con la intención de llevar preso al Presidente Chávez y a otros miembros importantes de su gabinete. Después, implementarían un gobierno de transición cívico-militar. Cualquiera que sepa lo que sucedió aquel 11-12 abril del 2002, sabe que así fue, y luego de llevar al Presidente Chávez preso, fueron solamente los voceros del gobierno estadounidense quienes salieron a reconocer al gobierno golpista de Pedro Carmona y además intentaron presionar a otros países para hacer lo mismo.

Entonces, esos documentos que claramente muestran el conocimiento y los planes detallados del golpe contra Chávez, escritos por la CIA, resultan ser la evidencia más contundente que comprueba el papel de la CIA en el golpe. Sin embargo, el hecho de que entidades financieras y asesoras como la National Endowment for Democracy (NED), el Instituto Republicano Internacional (IRI), el Instituto Democrato Nacional (NDI) y el Centro para la Empresa Privada Internacional (CIPE) financiaron todos los grupos, ONGs, sindicatos, empresarios, partidos políticos y medios involucrados en el golpe, también demuestra una evidencia contundente sobre el papel de la CIA y las otras agencias estadounidenses en el golpe contra Chávez. Luego del golpe, estas entidades hasta aumentaron su financiamiento a los mismos golpistas, algo que reconfirma su compromiso con ellos y su intención de continuar el esfuerzo de derrocar a Chávez.

También pudiéramos hablar del papel del Pentágono y los militares estadounidenses, que entrenaron a los golpistas, los equiparon con armamento y promovieron sus acciones.

La verdad es que la evidencia es amplia y suficiente para comprobar que la mano imperial estuvo metida en el golpe contra Chávez. Todo eso lo destaco y lo detallo en mi primer libro, El Código Chávez: Descifrando la injerencia de EE.UU. contra Venezuela.

- ¿De qué forma la Embajada norteamericana en Caracas mantiene su injerencista? Viviendo en Venezuela, ¿de qué manera se observan las interferencias que se dedican a realizar diplomáticos norteamericanos en la vida política venezolana?

La Embajada de EE.UU. en Venezuela está muy activa. Hoy, su principal estrategia es la subversión. Esto se manifiesta tras el financiamiento de la USAID, la NED, el IRI, la NDI, el Freedom House, CIPE, etc, a grupos de la oposición, pero también hay un intento de penetrar los sectores y comunidades chavistas. Esta última táctica es una de las más peligrosas y efectivas. En el 2005, el entonces Embajador de EE.UU. en Caracas, William Brownfield (ahora está de embajador en Colombia), comenzó a abrir lo que llaman los "American Corners" en diferentes ciudades venezolanas. Actualmente, están en Maracay, Margarita, Barquisimeto, Maturín, Lecherías y Puerto Ordaz. Son pequeños centros de propaganda y conspiración que sirven como nucleos para reclutar y reunir el oposicionismo. Aún el gobierno venezolano no ha tomado pasos concretos para erradicar esta iniciativa ilegal (viola el Convenio de Viena por ser sedes consulares sin permiso del Ministerio de Relaciones Exteriores).

La CIA y el Departamento de Estado mantienen varias fachadas en el país, como siempre lo hacen. Tenemos a Development Alternatives, Inc (DAI), corporación estadounidense con sede en el sector El Rosal de Caracas, que funciona como filtro del dinero de la USAID a los sectores opositores. También está el Instituto de Prensa y Sociedad, parte de la red de Reporteros sin Fronteras (RSF), que recibe del la NED, la USAID, la CIA, etc., para ejecutar su política neoliberal, pro-estadounidense e intentar acusar al gobierno venezolano de ser represivo y violador de los derechos de la libre expresión y de la prensa libre.

También con la Freedom House y la USAID, financian a los líderes y movimientos estudiantiles de la derecha, y los envían a Belgrado a entrenarse con los expertos en la Revolución Naranja (Ucrania), y otras de estos supuestos procesos de "derrocar dictadores". Hace poco, el Instituto Cato, "think tank" derechista neoliberal que asesora al gobierno de Bush y recibe financiamiento de la Exxon Mobile y Phillip Morris, otorgó un "premio" al estudiante venezolano de la oposición, Yon Goicochea, en la cantidad de 500 mil dólares. El premio, que lleva el nombre "Milton Friedman", quien fue asesor de Nixon, Reagan y Pinochet, y es arquitecto de la política neoliberal y la "doctrina shock", sirve para financiar un nuevo partido político de "caras frescas" en Venezuela – un grupo de jóvenes entrenados desde el año 2005 por las agencias estadounidenses que han tenido influencia sobre ciertos sectores durante el último año. Tienen pensado que este grupo pudiera llegar a ser una fuerza política poderosa por no pertenecer a la vieja política corrupta del país. Sin embargo, hemos podido desenmascarar a la gran mayoría de ellos y demostrar su relación con Washington tanto como con los políticos y la élite que antes gobernaba aquí.

Con la nueva Misión Especial de la CIA para Venezuela y Cuba (creada en el 2006), sabemos que la Agencia está más activa que nunca en el país. Mientras más fuerte y popular se tornan Chávez y la revolución, son más los recursos que dedican ellos para neutralizarlo.

- Se han denunciado varias veces conspiraciones para asesinar a Chávez. ¿Qué indicaciones posees u observas de tales intenciones de parte de la extrema derecha venezolana y de sus padrinos CIA?

Bueno, no fue broma que en el 2004 se capturó a casi 100 colombianos – paramilitares – que se encontraban en el país con la intención de asesinar al Presidente Chávez. Irónico es que Chávez los indultó a todos para poder obtener la aprobación del Presidente Alvaro Uribe sobre su papel de mediador en el canje humanitario de Colombia. Entonces, se liberaron a todos esos asesinos paramilitares en nombre de la paz, y Uribe devolvió el gesto con guerra, envidia y agresión.

También se han neutralizado varios otros intentos de asesinar al Presidente Chávez. Lo típico, un francotirador en una marcha, un periodista golpista con un arma en un micrófono, bombas que se lograron detectar a tiempo, y otras cosas. Y por supuesto, cuando la CIA y sus contrapartes se desesperan, piensan en lo más sencillo: el magnicidio. Es una táctica que siempre está presente.

- En Miami radican los residuos de distintas dictaduras latinoamericanas. Los cubanos batistianos dominan desde hace años la ciudad pero va creciendo el número de los llamados antichavistas. Y se ven asociados, a menudo, públicamente, con cubanoamericanos de los más violentos y agresivos. ¿Cuáles son tus observaciones sobre el tema?

Miami no es una ciudad fea. Lamentablemente, los cubanos batistianos tomaron control de la ciudad hace décadas y ahora han recibido a los venezolanos antichavistas, y muchos de ellos golpistas, con los brazos abiertos. Se habla de "Westonzuela", una zona en las afueras de Miami donde viven los venezolanos auto-exiliados. Pienso que están totalmente disociados de la realidad, tanto como esos cubanos que siguen viviendo en los años cincuenta. Son agresivos de lejos y pretenden conspirar, pero no creo que representan una amenaza seria contra nuestra revolución. Ellos andan haciendo su bulla por allá y trabajando con los congresistas cubano-americanos, tanto como el disociado Connie Mack, para intentar demonizar al Presidente Chávez y a la revolución. Su última iniciativa era colocar a Venezuela en la lista de países terroristas del Departamento de Estado. A pesar de las presiones que ejercieron y los cuentos que inventaron sobre un supuesto vínculo entre el gobierno venezolano y grupos terroristas, fracasó su objetivo final: Venezuela no fue clasificada como un estado patrocinador del terrorismo. Más bien, muchos congresistas y miembros de la sociedad estadounidense rechazaron esa iniciativa y, de cierta manera, esa comunidad golpista se quedó desacreditada.

Por supuesto que nunca hay que descartar que ellos seguirán conspirando e inventando nuevas maneras de desestabilizar a Venezuela, tanto como han hecho con Cuba durante casí 50 años. Y contarán con el apoyo financiero de la USAID, la NED y otras entidades imperiales, pero no creo que afectarán mucho los avances de la revolución. Esos sí son tigres de papel.

- John McCain se jactaba hace poco en Miami, ante un grupo de cubanoamericanos, con el propósito de mostrar que siempre estuvo sensible a la situación de Cuba, que se encontraba a bordo del USS Enterprise frente a las costas cubanas durante las horas de la Crisis de los Misiles. ¿Qué te llama la atención en la postura de McCain hacia Venezuela, Cuba y América Latina?

McCain llevaría una política mucho más hostil y agresiva hacia Venezuela y Cuba, y hasta los otros países del ALBA, si llega a ser elegido como presidente de Estados Unidos. Su discurso ya es más puntual hacia la región y no deja de mencionar cómo endurecería la política hacia lo que él clasifica como dictaduras y amenazas en Venezuela y Cuba. Es más allá que simplemente querer los votos de la Florida. McCain es un hombre de guerra y es un imperialista puro en el sentido de que no aceptaría que Estados Unidos perdiera su influencia y dominación sobre su "patio trasero". El sufre de ese mismo complejo que tienen los demás republicanos con Cuba y Fidel Castro, por ejemplo. Ellos aún no aceptan que Cuba ha derrotado la agresión imperial y los cincuenta años de bloqueo y atentados. Siguen con sus actitudes malcriadas e infantiles que no les permiten pasar la página y aceptar la realidad: el imperio más poderoso del mundo no pudo con la revolución cubana.

Entonces, con un McCain, estaremos hasta peor que con un Bush, y créeme que eso es difícil de superar.

- La orientación de los demócratas no es siempre evidente. ¿Será tan distinta de las de McCain y su clan?

No creo que será distinta en mucho, tal vez en la forma, pero no en la acción final. A los demócratas les encanta utilizar a la NED, la USAID y las otras entidades con "caras bonitas", como Freedom House o el Instituto por la Paz, para ejecutar su política intervencionista. Creo que un(a) demócrata en la Casa Blanca no cambiaría mucho la política hacia América Latina. Quizás pudiera tener más diálogo, pero no creo que la injerencia cesará. Además, todos los candidatos han dicho que el Presidente Chávez es un dictador y que su administración, en caso de ser elegido, enfocará más en los "problemas" de la región.

Acuérdense de que no se trata de quién ocupa el sillón en la oficina oval, sino quiénes están a su alrededor. Y eso no cambia mucho aunque sea demócrata o republicano. Quien realmente gobierna los Estados Unidos es el complejo industrial militar, los grandes banqueros y las trasnacionales. Y ellos no se van del poder en noviembre.

- El reciente evento de la SIP que visitó a Venezuela para provocar y que tuvo que enfrentar una avalancha de críticas, enseña sin dudas que sí se puede contraatacar ante la difamación mediática. Eres quien, tal vez, mejor ha denunciado varios aspectos de la guerra propagandística del Norte hacia el Sur, ¿qué estrategia favoreces para hacer más eficiente esta lucha contra las transnacionales de la información?

Es una lucha difícil porque ellos tienen el poder mediático masivo. Por eso creo que nos toca ser más creativos con nuestras estrategias. Tenemos que usurpar sus espacios para transmitir nuestros mensajes y verdades, y al mismo tiempo crear espacios nuevos que son tan atractivos y sencillos como los de ellos. A veces saturamos a la opinión pública con mensajes complicados o repetitivos que utilizan un lenguaje que ya muchos rechazan.

Por ejemplo, cuando aquí el gobierno decidió no renovar la concesión al canal RCTV, ellos montaron una buena campaña de comunicación que apuntaba a dos temas principales: la libertad de prensa y la libertad del público de ver lo que quieren (en ese caso, sus programas favoritos). Nosotros no montamos una estrategia comunicacional coordinada – todo fue confuso, que si son golpistas, o que no pagan impuestos, o que violan los derechos laborales de sus trabajadores, etc. Déjame decirte que a nivel internacional nuestro mensaje era poco entendido, mientras que el de ellos sí lo fue. Ahora, si hubiésemos enmarcado el tema como una batalla entre un medio corporativo que abusa del espectro radioeléctrico contra un pueblo (derecho de una corporación contra el derecho del pueblo), así hubiéramos atraído el apoyo de cientos de movimientos sociales y medios alternativos que luchan por la democratización de los medios de comunicación. Pero como el mensaje no se transmitió claramente, no tuvimos el apoyo de muchos aliados naturales.

Entonces, a veces hay que pensar "fuera de la caja" como dicen los gringos. Ser creativos y creativas, utilizar las herramientas de ellos pero inventando algo novedoso. Utilizar más nuestras redes y aliados en el exterior para comunicar e informar sobre lo que sucede dentro de nuestras luchas y comunidades. Necesitamos impulsar más la investigación y el estudio sobre la comunicación y la información como un campo de batalla. Estoy montando una fundación que es un Centro de Estudios Estratégicos sobre temas relacionados como injerencia, seguridad, defensa de la revolución, amenazas regionales a los países del ALBA y por supuesto, la guerra de información y comunicación. La idea es promover la formación de recursos humanos expertos en estos temas para luego impulsar políticas más efectivas para combatir las grandes amenazas del imperialismo. También es promover investigación, análisis y estudio sobre estos temas para desarrollar estrategias de defensa tanto como preventivas.

-De manera más personal, el acceso al poder del presidente Hugo Chávez ha marcado tu vida evidentemente. ¿Cómo descubriste al personaje, cómo apareció en tu vida como actor de la vida política de Venezuela? ¿En qué lugar te encontrabas, en qué momento de tu vida? ¿ Cómo viviste las horas del Golpe?

El Golpe lo viví desde Nueva York, aunque el paro o sabotaje petrolero lo viví en Mérida, era durante navidad y estaba visitando a la familia. Yo me fui de Venezuela, de Mérida en el año 1998, después de haber vivido casi cinco años allá. Viví la época de represión, recluta, suspensión de garantías, durante Carlos Andrés Pérez y luego Caldera. Conozco cómo era el país antes de la revolución y créeme que las cosas han cambiado profundamente por el bienestar de todos.

Luego, cuando gana Hugo Chávez, todos teníamos esperanza de cambios, pero nadie sabía exactamente cómo eso iba a manifestarse en la vida real. Muchos pueden decir cosas bonitas y cautivar al público con sus palabras, pero pocos cambian y mejoran las cosas con sus acciones. Chávez comprobó que era distinto cuando impulsó el proceso de la asamblea constituyente. Me interesé desde Nueva York en ese proceso. Estaba terminando mi doctorado en derecho internacional y derechos humanos internacionales y ese proceso y el documento que resultó era absolutamente extraordinario. Comencé a fijarme más en la política de Chávez y los cambios manifestados en el país. Me llamó la atención los ataques mediáticos que comenzaban contra su gobierno cuando se aprobó la nueva constitución en referéndum nacional en el 1999.

Cuando el golpe, estaba tan lejos que lloraba porque no podía hacer más para ayudar a los amigos y las víctimas de esa atrocidad. Me acuerdo de la llamada que recibimos desde Mérida, contándonos que habían sacado a Chávez. No lo creíamos. No había nada en la televisión gringa. Solo horas después, una cintilla en CNN decía que Chávez había renunciado luego de haber ordenado la matanza de los manifestantes en la calle. Llamé a los amigos, pero era difícil comunicarse porque las líneas estaban congestionadas. Después me contaban que era un golpe y que la gente estaba en la calle luchando, que no terminaba allí.

La derrota del golpe, el rescate de Chávez y la revolución por parte del pueblo y las fuerzas armadas leales, me hizo querer volver al país. Cuando terminé mi doctorado en el 2003, comencé a trabajar fuertemente con la revolución y empecé la investigación utilizando la ley FOIA para descubrir el papel de Washington en el golpe. Para mí, era mi responsabilidad como ciudadana estadounidense utilizar mis conocimientos y privilegios como abogada para obtener justicia. Conocí a Chávez la primera vez en enero del 2003, en las Naciones Unidas, en Nueva York. Me firmó mi constitución bolivariana y me dijo que como su hermano se llamaba Adán, querían que él fuera Eva, pero nació Hugo, y menos mal, diría yo.

Después lo vi de nuevo en su avión cuando me invitó a mi primer Aló Presidente en abril 2004. Era el 11 abril 2004 y me invitó para presentar los documentos que comprobaban el financiamiento a los grupos de la oposición por parte de la NED y el gobierno de EEUU. Poco después decidí dedicar mi vida entera a la investigación y la lucha revolucionaria, dejando atrás a mi ciudad amada, Nueva York, y muchas cosas que eran importantes y preciosas para mí. Pero más importante era la lucha por la justicia social y mi deber de contribuir lo máximo posible a ese proceso.

- Se dice que Chávez te llamó la "Novia de la Revolución", oí otros - con una seña y una sonrisa, calificarte de sex-simbol de la Revolución bolivariana - eres para muchos la Pasionaria de este apasionante proceso. ¿Siendo a la vez norteamericana y venezolana, ¿qué te llevó, tan joven, atractiva, talentosa, con una carrera seguramente muy exitosa y provechosa  en Nueva York, a radicarte en Caracas y arriesgarlo todo en esta lucha? 

Jajajajaja, ¿"sex –simbol" de la revolución? Imagínate, ni novio tengo. Bueno, será que mi novio es la revolución, como dijo el Presidente. Lo que es cierto es que estoy casada con la lucha por la justicia. Lo que también es cierto es que una vez el Presidente Chávez me llamó la "novia de la revolución", pero eso era él, como siempre, siendo cariñoso como es, y reconociendo mi compromiso y pasión hacia este proceso. No creo que era más que eso.

¿Soy para muchos la Pasionaria de este proceso? Bueno, apasionada soy, de eso no hay duda. Me considero una combatiente revolucionaria comprometida hasta la muerte con la lucha por la justicia social. Eso significa que para mí, la lucha está por encima de todo. Para otros, en la vida personal eso no funciona muy bien, como pueden imaginar. Antes estaba casada (con un venezolano, ahora soy divorciada), tenía mi bufete en Nueva York, ganaba bien, y es cierto que hubiese podido aprovechar esas oportunidades allá dentro del sistema capitalista. Pero eso nunca me ha complacido. He rechazado el "establishment" Toda mi vida, desde que tuve consciencia sobre la injusticia y la posibilidad de cambiar las cosas, la he dedicado a eso, cueste lo que cueste.

Mis primeros trabajos eran en el área social y política. Fui activista de Greenpeace, luego defendía y luchaba por los derechos de animales. Más tarde opté por los humanos y comencé a estudiar las injerencias de la CIA y el FBI en los movimientos revolucionarios tanto en Estados Unidos como en América Latina. Me apasioné por el tema. Mis amigos universitarios me recuerdan así siempre, y para ellos no es nada raro que hago lo que hago hoy en día, siempre he sido así. Claro, también fui (y soy) música, cantante, y eso lo seré toda la vida, pero para mí la vida está siempre en movimiento, la forma cambia, pero el espíritu se mantiene. Si puedo contribuir a la justicia social cantando, lo haré, si me toca hacerlo como abogada haciendo denuncias e investigaciones, también lo haré. No me considero "común", veo la vida de afuera, pero la vivo desde adentro. Creo en la sinceridad, la honestidad, el respeto, la lealtad y el amor. Más que todo, creo en la justicia.

La revolución bolivariana para mí es una revolución mundial, una de las más importantes de la historia. Me siento sumamente afortunada de poder ser testigo y participante en este proceso. Me parece que nací para estar aquí luchando por la justicia, denunciando las injerencias y violaciones del imperio, contribuyendo con mi grano de arena a la lucha por un mundo mejor.

Venezuela es mi patria, tanto de sangre como de lucha. Mi abuelo y toda su familia nacieron aquí; su sangre corre por mis venas y sus raíces prendieron en mí la primera vez que pisé esta tierra mágica hace más de quince años. Nunca la abandonaré. Atacar a Venezuela y a esta revolución es atacar a lo más profundo de mi ser, y lucharé con todo lo que tengo para defenderlo.

América Latina
Ahí les va.- Es difícil encontrar en Colombia un personaje que levante tantos amores y odios como Álvaro Uribe. Muchos colombianos levantarían estatuas en su honor, muchos otros sueñan con verlo en la cárcel....
teleSUR.- Continúan las protestas contra la violencia policial y contra la libertad de los presos políticos mapuche, en Chile. Miembros del cuerpo de carabineros de Chile arrestaron este jueves a la machi mapuche Mirian Mariñao, ...
Rosalba Alarcón Peña - Al Carajo.- El piloto Samuel David Niño Cataño, desaparecido el 24 de noviembre de 2019 en un accidente bimotor cuando trasportaba cocaína desde Colombia para el cartel de Sinaloa “hab&i...
Lo último
La Columna
La Revista