Jean-Guy Allard - Granma Internacional.- Con gritos de “¡Gusano!” y “¡Asesino!”, el agente de la CIA Frank Calzon fue recibido el martes 24 en Berlín a su llegada al show que preparó el Departamento de Estado para manipular a la opinión pública europea en contra de Cuba. Calzón, contratado por la CIA hace yamás de 40 años, juzgó apropiado hacerseel fanfarrón ante el centenar de manifestantes solidarios de la Isla quelo esperaban con gritos de “¡Gusano!”y “¡Asesino!”
Después de varias denuncias en la prensa por estar enteramente financiado por Washington y manipulado por la CIA, el evento, anunciado anteriormente como una respetable cumbre europea sobre el futuro de la Isla, se desplomó.
 Los pocos participantes que quedaron inscritos en el reducido programa son esencialmente los habituales contratistas del aparato de propaganda norteamericano, entre los cuales está el redondo secretario vitalicio del Center for a Free Cuba.
 Pomposamente titulada “Democracia en Cuba: Buscando Iniciativas Comunes”, la conferencia anticubana de Berlín fue recortada a la mitad del tiempo previsto, por falta de inscripciones y de ponentes.
 Los que quedaron tuvieron la mala sorpresa de verse recibidos en la entrada del edificio de la Fundación derechista Konrad Adenauer por un centenar de manifestantes solidarios con la Isla, con decenas de afiches denunciando, entre otras cosas, al propio Calzón y su socio terrorista Carlos Alberto Montaner.
 Como elocuente expresión de lo ridículo en esta asamblea de nostálgicos del batistato, en un momento de delirio colectivo el moderador calificó a Montaner como el "más grande escritor de las letras cubanas".
 El seudo coloquio tenía por característica presentar en su programa inicial, difundido desde Praga hace dos meses, a varios participantes que ni habían sido contactados con antelación por los organizadores, desde la sede de People in Need, en Praga.
 Una falta de tacto que ofendió a muchos, entre ellos, al ministro aleman de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, quien pronto negó tener intención alguna de estar presente en tal circo.
 Los que se aparecieron al abrirse la modesta reunión que apenas repasaba los 100 participantes, en su mayoría remunerados, fueron los que siempre, desde hace años, son utilizados y reutilizados por la maquinaria anticubana de la Casa Blanca en actividades similares, en varias capitales.
 Los pocos que no estaban identificados con el habitual circo decepcionaron a los agentes del “anticastrismo” miamense al asegurar que el bloqueo era un fracaso y que era ilusionarse, de parte de Estados Unidos, prever un eventual final de la Revolución cubana.
 El comisionado alemán de los Derechos humanos, Günter Nooke (CDU), del cual los organizadores esperaban una declaración anticubana, aseguró que la Revolución se veía “robusta” y que ningún cambio era previsible en el actual contexto, añadiendo que los votos en la ONU sobre el bloqueo demostraban claramente que Cuba no se encontraba aislada.  
 Se sucedido en la tribuna la acostumbrada brocheta de los “ex”: el seudo dramaturgo y ex presidente checo Václav Havel, el ex presidente polaco Lech Walesa, el ex mandatario uruguayo Luis Alberto Lacalle, y el “ex” líder albanés Rexhep Meidani, todos conocidos por su servilismo visceral frente al imperio y su anticomunismo enfermizo. El “ex” Aznar, apurado, pasó por Berlín el día anterior y dejó una cinta video.
 También aparecieron en Berlín algunos de los más grandes beneficiarios de los programas federales de subsidios a la contrarrevolución, Sylvia Iriondo, presidente de M.A.R. por Cuba,  Orlando Gutiérrez, terrorista jubilado que maneja el Directorio Democrático Cubano, y Carlos Alberto Montaner, terrorista profugo y Jefe de la Unión Liberal Cubana, un partido de sofá que no reúne mucho más que a su propia familia.
  En representación de los políticos europeos afiliados a sus respectivas embajadas norteamericanas, se invitó a Karel Schwarzenberg, de la República Checa, el húngaro Mátyás Eörsi, el español Jorge Moragas, digno representante de su Partido Popular,  inscritos en un panel dirigido por nada menos que Javier Martínez Corbalán, de la Fundación Hispano Cubana, el brazo madrileño de la terrorista FNCA de Miami.
 Para completar el retrato, Manuel Espino Barrientos, dirigente del PAN mexicano y Julio Borges, presidente del partido derechista Primero Justicia de Venezuela, fueron colocados en una presentación al lado del norteamericano Caleb McCarry, el propio procónsul encargado del Plan Bush de Anexión de Cuba y del “gusano” Frank Calzón.
 Si la conferencia de Berlín conoció tal fracaso, no es por falta de estímulos, generosamente dispensados por los organizadores con el dinero del contribuyente norteamericano.
 Tanto los más famosos como los perfectamente desconocidos fueron alojados, todo incluido, en los mejores hoteles de la capital alemana, desde el Palace hasta el Esplanade. Los cócteles, los “petits fours” y el caviar venían por la casa a lo largo del día y medio de esa larga sucesión de monólogos.
 Al margen del evento, se previó una “NGO/Donors meeting”, o sea, reunión ONG/Patrocinadores. Se supone que ahí se discutió del punto más sensible de toda actividad anticubana promovida por Washington: el dinero que se provee, a través de los conocidos canales, a quienes aceptan entregarse a los planes imperiales.
Contra Cuba
Radio MIami TV.- Hoy entrego mi columna al profesor Carlos Lazo, con un escrito que vale la pena leer e interpretar sobre la nueva farsa que intentan dos congresistas cubanos-americanos....
Noticiero Nacional de Televisión / CubaSí.- Por estos días, salen a la luz, nuevos intentos financiados desde Estados Unidos, para promover acciones violentas en Cuba. El periodista del Noticiero Nacional de Televisión tie...
Lo último
Mis recuerdos de Playa Girón
Tirso Sáenz – Cubainformación.- En febrero de 1961, yo había sido nombrado por el entonces Ministro de Industrias de Cuba, Comandante Ernesto Che Guevara, como Vicedirector de la industria del Petróleo.  A inici...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista