Prensa Latina.- Francisco Antonio "El Panzón" Chávez Abarca, el principal cómplice del terrorista internacional Luis Posada Carriles en El Salvador, está libre. Nunca acusado de terrorismo por las autoridades salvadoreñas, a pesar de ser responsable de varios atentados en Cuba entre los cuales el que le costó la vida a Fabio Di Celmo, el delincuente ha sido liberado, entre otros pretextos, por haberse pasado más de dos años en la cárcel sin haber ido a juicio.

Detenido por ser jefe de una red de "robacarros", El Panzón logró mantenerse fuera de los procedimientos, con la evidente complicidad de la Fiscalía, al hacer separar su caso del conjunto del dossier de su pandilla y posponer su juicio hasta ser exonerado definitivamente de cargos por el Tribunal Primero de Sentencia.


En la última escena del show, el delincuente  llegó a un acuerdo con tres de sus víctimas, pagándoles entre 4 000 y 6 000 dólares. De tal forma que pudo depositar ante la Corte, un acta notarial en la que estas personas manifestaron "nunca haberse sentido ofendidas, ni haber recibido dinero; ni siquiera conocer quién era el acusado", indica el diario La Prensa Grafica de San Salvador al reportar la noticia.

Francisco Antonio fue arrestado el 28 de septiembre del 2005 como jefe de una mafia centroamericana que se dedicaba al hurto y robo de automóviles y su venta fraudulenta, con la complicidad de agentes aduanales, policías de la División de Protección al Transporte (DPT), y trabajadores de Servicios de Tránsito Centroamericano (SERTRACEN).  

Diecinueve detenciones fueron entonces realizadas en esta espectacular operación. Desde entonces NO ha habido una sola condena.

Sin embargo, a pesar de que el gobierno de El Salvado siempre fue enterado de su participación activa en los atentados ocurridos en territorio cubano, nunca fue investigado o acusado en su país para su complicidad en esta campaña de terror.

El Panzón efectuó tres viajes a Cuba, en abril y mayo de 1997.

Fue él quién situó la primera bomba  que estalló en los baños de la discoteca Aché del Hotel Meliá Cohiba, el 12 de abril de 1997.

El salvadoreño fue también quien, bajo orientación de Posada, contrató a Ernesto Cruz León, lo convenció de realizar misiones terroristas en el extranjero, le dio el entrenamiento en la confección de artefactos explosivos y le orientó el atentado que luego causó la muerte del joven turista Fabio di Celmo.

En los meses siguientes, Francisco Antonio reclutó, entrenó y mandó a La Habana a varios otros mercenarios, entre los cuales Jorge Venancio,  un terrorista hoy radicado en Guatemala.

Es ampliamente documentado que el asesinato de Fabio Di Celmo nace de la impunidad otorgada en Estados Unidos al terrorismo cubanoamericano. La conspiración se generó, con la aprobación de la CIA, en las oficinas de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) y fue manejada  por el Comité paramilitar que reúne entonces a personeros tales como Luis Zúñiga Rey, hoy un íntimo de los Bush, Francisco José "Pepe" Hernández Calvo, Alberto Hernández, Horacio Salvador García, Arnaldo Monzón Plasencia, Antonio "Toñín" Llama, Alfredo Domingo Otero e Guillermo Novo. (JGA)

Contra Cuba
Orlando Oramas León - Prensa Latina / Cubainformación / Cuba en Resumen.- En Cuba hay amplia libertad de religión y Estados Unidos miente a sabiendas cuando alega lo contrario, afirmó el padre Michael Lapsley, exvicep...
Cubadebate.- El presidente Miguel Díaz-Canel calificó de 'analfabetos políticos' a los que proponen 'liberar' a Cuba y Venezuela, en respuesta a las afirmaciones del mandatario estadounidense, Donald Trump, c...
Cubadebate - Video: TV Cubana.- "Estamos luchando para liberar a Venezuela, para liberar a Cuba", afirmó este viernes el presidente Donald Trump, que participó en una mesa redonda en Miami, Florida, en la que recibió in...
Lo último
La Columna
La COVID en África: un mundo diferente
Flor de Paz - Cubaperiodistas / Cuba en Resumen / Cubainformación.- La pandemia de la COVID-19 en África ha tenido un comportamiento singular. Lo explica un reporte de la revista Science en el que se asegura que el continente repor...
La Revista