Randy Alonso Falcón - Cubadebate.- Como modernos Piratas del Caribe actúan los principales personeros de la administración estadounidense. Blanden el sable para atemorizar, o compran voluntades con doblones. Intentan imponer ley y respeto por estos lares. Son una verdadera cofradía del mal: Trump, Pence, Bolton, Rubio, son algunos de los más renombrados filibusteros.


No importa que el más bigotudo de todos haya visto rodar su cabeza política por la furia electoral del Jefe de los Piratas. Su huella vandálica en estos lares está muy fresca y visible.

Confiscar ilegalmente los recursos financieros de otras naciones, apropiarse de recursos naturales, quitar de en medio a empresas rivales de sus monopolios, y hasta ahuyentar barcos de una hermosa isla del Caribe están entre sus modos de actuación.

Persecución implacable

El Bloqueo contra Cuba entró en una nueva fase en abril de 2019. En ese entonces la Casa Blanca apostó por un bloqueo naval selectivo contra Cuba, que obstaculizara la llegada al país de los combustibles necesarios para la economía y el desarrollo social.

Era un paso fruto de la furia contra la Revolución Bolivariana de Venezuela, a la que no han podido derrotar, y con propósitos de represalia contra Cuba, a la que han querido culpar del fracaso de su aventura venezolana.

El preparado antecedente de las medidas imperiales fue la intervención del autoproclamado Juan Guaidó en la Asamblea Nacional de Venezuela, el 11 de marzo de 2019, en la que, sin tener poder legal ni real alguno, anunciaba la suspensión de los envios de petróleo a Cuba con efecto inmediato.

El viernes 5 de abril, desde la Universidad Rice en Houston, en el corazón petrolero estadounidense, el Vicepresidente de ese país, Mike Pence, daba a conocer "sanciones" contra buques de la petrolera estatal venezolana PDVSA y contra compañías navieras de Grecia y Liberia por participar en los envíos de petróleo venezolano hacia Cuba.

Se trataba de hacer colapsar las exportaciones de petróleo venezolano, quitarle al gobierno de Maduro su principal fuente de divisas y de paso provocar penurias en la Cuba que tantos dolores de cabeza le ha provocado al imperio. "Los Estados Unidos continuarán ejerciendo toda la presión diplomática y económica para lograr una transición pacífica a la democracia", justificaba el acto el segundo de Donald Trump.

Mientras, el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin, al explicar las medidas en Washington, adujo rampantemente en un comunicado las ideas aireadas insistentemente semanas antes por Marco Rubio y John Bolton: "Cuba ha sido una fuerza subyacente que ha impulsado el descenso de Venezuela a la crisis. El Tesoro está tomando medidas contra los buques y las entidades que transportan petróleo, proporcionando un salvavidas para mantener a flote al ilegítimo régimen de Maduro. Cuba continúa beneficiándose y apuntalando el régimen ilegítimo de Maduro a través de esquemas de petróleo por represión mientras intentan mantener a Maduro en el poder. Estados Unidos sigue comprometido con una transición a la democracia en Venezuela y con la responsabilidad del régimen cubano por su participación directa en la desaparición de Venezuela ".

Y así, "democráticamente", la administración estadounidense identificó como propiedades bloqueadas a 34 barcos utilizados por PDVSA y al tanquero Despina Andrianna, propiedad registrada de la compañía Ballito Bay Shipping Inc, asentada en Monrovia, Liberia, y operada por Proper In Management Inc.

Las sanciones incluyen la congelación de los activos financieros que puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y la prohibición de transacciones financieras con las entidades y embarcaciones incluidas en el listado.En un enrevesado lenguaje, el Departamento del Tesoro establecía que "Como resultado de la acción de hoy, todos los bienes e intereses en la propiedad de estas entidades, y de cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más de las entidades designadas, que se encuentran en los Estados Unidos o en posesión o control de los estadounidenses están bloqueados y deben ser reportados a la OFAC. Las regulaciones de la OFAC generalmente prohíben todos los tratos por parte de personas estadounidenses o dentro (o en tránsito) de los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad o interés en la propiedad de personas bloqueadas o designadas."

El ahora Secretario Asistente de Estado para el Hemisferio Occidental, Michael Kozak, divulgaba con agrado en Twitter el paso dado por su administración. Kozak fue Jefe de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba y uno de los organizadores de la provocación anticubana en ONU el pasado año.

El Senador Marco Rubio, impulsor de los planes agresivos de la administración Trump contra Cuba, se regocijaba con fruición por lo anunciado y adelantaba que vendrían nuevas medidas en las próximas semanas:

Extendiendo el cerco

El anuncio público de las medidas y el discurso usado por los personeros de la Casa Blanca buscaban amedentrar a otros para que no se involucraran en el legítimo comercio de combustibles entre Venezuela y Cuba.

El 12 de abril, la OFAC incluyó en la lista de sancionados a la compañía italiana PB Tankers S.p.A por haber contratado su tanquero Silver Point para trasladar combustibles de Venezuela a Cuba. La OFAC extendía la medida a los 6 barcos de esta naviera.

También fueron represaliadas  las compañías liberianas Jennifer Navigation, Lima Shipping y Large Range.

El 10 de mayo se impusieron medidas  a Monsoon Navigation, con sede en Islas Marshall, propietario registrado del petrolero Ocean Elegance, y a la liberiana Serenity Maritime, que, según el Tesoro, facilitaron entregas de crudo y productos petroleros de Venezuela a Cuba a principios de 2019.

Intentando atarnos de manos

El 3 de julio, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunciaba medidas contra la empresa cubana Cubametales, por su contínua importación de combustibles venezolanos.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, anunciaba las medidas en un comunicado en el que justificaba: "Las sanciones dañarán los intentos de Maduro de usar el petróleo venezolano como moneda de cambio para ayudar a que sus apoyos compren protección de Cuba y de otros actores extranjeros perversos".

El Gobierno de Estados Unidos apuntaba con ese paso no sólo al comercio de combustibles de Cuba con Venezuela, sino que trataba de desarticular a la empresa cubana encargada de la importación de los combustibles, los additivos y aceites que necesita el país y de la contratación de los buques que deben hacer el traslado de ese combustible desde cualquier mercado del que se importe.

Repartiendo zanahorias

Mostrando su cara perversa, el mismo día de las medidas contra Cubametales, el Departamento del Tesoro anunció el retiro de su lista negra de PB Tankers S.p.A, por haberse plegado a las exigencias de Washington.

Tras ser sancionada en abril, la compañía naviera había puesto fin al contrato de su tanquero Silver Point con Cubametales para transportar combustible entre Venezuela y Cuba.

El Departamento del Tesoro dijo socarronamente que "los cambios positivos en el comportamiento pueden resultar en el levantamiento de las sanciones".

¿Qué le importa a Marco Rubio que cocinen los cubanos?

La mejor muestra del propósito genocida y canallesco del cerco contra Cuba y de la arrogancia imperial es un tuit del Senador estadounidense Marco Rubio el 17 de julio en el que trata de intimidar a las autoridades de Trinidad y Tobago para que no permiten la llegada a Cuba de un cargamento de Gas Licuado GLP, utilizado por 1 millón 700 mil familias cubanas para la cocción de los alimentos..

Por esos meses del verano, el Gobierno cubano debió espaciar los ciclos de entrega del gas licuado por las cortas existencias del mismo en el país.

La denuncia cubana

El pasado 26 de julio, en el Acto Central por el Día de la Rebeldía Nacional celebrado en Granma, el Presidente cubano denunciaba públicamente la escalada agresiva contra nuestro país, acentuada particularmente en el bloqueo al acceso de combustibles.

Señalaba Díaz-Canel en su discurso de aquel día:

Hoy denuncio ante el pueblo de Cuba y el mundo que la administración de los Estados Unidos ha comenzado a actuar con mayor agresividad para impedir la llegada de combustible a Cuba.

Con crueles acciones extraterritoriales de bloqueo hoy se trata de impedir por todos los medios el arribo a puertos cubanos de los tanqueros, amenazando brutalmente a las compañías navieras, a los gobiernos de los países donde están registrados los buques y a las empresas de seguro.

El plan genocida es afectar, aún más, la calidad de vida de la población, su progreso y hasta sus esperanzas, con el objetivo de herir a la familia cubana en su cotidianidad, en sus necesidades básicas, y paralelamente acusar al Gobierno cubano de ineficacia. Buscan el estallido social.

¡Qué poco nos conocen! ¿Cuándo acabarán de entender que la heroica familia cubana es capaz de enfrentar y resistir con dignidad los peores asedios y seguirse amando, aun en la distancia, porque nada ni nadie puede dividirla? (Aplausos.)

Nos quieren cortar la luz, el agua y hasta el aire para arrancarnos concesiones políticas. No se esconden para hacerlo. Declaran públicamente los fondos destinados a la subversión dentro de Cuba, inventan pretextos falsos e hipócritas para reincorporarnos a sus listas espurias y justificar el recrudecimiento del bloqueo.

Capacidad de resistencia

Han pasado cinco meses desde que comenzó este feroz asedio a cualquier tanquero que intente acercarse a Cuba a traer combustible, y de presiones continuas a navieras y compañías de seguro para conminarlos a no hacer contratos con Cuba.

Como afirmó desde el anonimato un funcionario de alto rango de la administración de Donald Trump en una teleconferencia con periodistas en julio pasado: “Cada acción que hemos tomado contra el gobierno cubano ha sido específicamente dirigida a sus redes financieras, a sus ingresos, a su comercio de petróleo".

Pese a tamaño desafío, el Gobierno cubano ha podido hasta hoy minimizar el impacto de esta guerra brutal en la vida diaria de los cubanos.

La carencia de combustibles que estamos viviendo ahora en este caluroso septiembre, con un impacto directo en el transporte, la producción y otros ámbitos de nuestra cotidianeidad tiene culpables claros y canallescos.

Pero como otras tantas veces en que el imperio ha intentado doblegarnos, los cubanos estamos dando una respuesta viril, a la altura de nuestra gloriosa Historia.

Una posdata de la Historia

Revisando los comentarios a este trabajo, me topé con una valoración del Ing. José R. Oro, que entre sus muchas cosas valiosas recuerda que:

"Una de las más grandes coincidencias históricas es Playa Girón el sitio de la primera derrota del imperialismo en América en el siglo XX, que fue nombrada por el pirata francés Gilberto Girón, muerto por una lanzada del esclavo cubano Salvador Golomon en el temprano siglo XVII.

¡Inconmoviblemente del lado de nuestro pueblo, que reeditará la recurrente victoria de Girón ahora contra los piratas de nuestra época! ¡Les espera el Girón del siglo XXI!"

Siguiendo la línea de Oro apuntaría también que otra coincidencia es que Pence anunció el bloqueo contra el combustible para Cuba en Houston. Ese era el nombre del barco invasor al que Fidel sacó de combate con un cañonazo aquel abril de 1961.

(Agradezco a Johana Tablada sus apuntes en Facebook que me llevaron a la perversa ruta de este necesario tema)

 

Brutos

Rosa Miriam Elizalde

“¡Qué brutos!”, exclama Olivia Palmares, la maestra de quinto grado de la escuela primaria “Nguyen Van Troi”, de La Habana. No diría algo así de sus alumnos, que son ante sus ojos los más inteligentes y bien portados de la ciudad, sino del gobierno de Estados Unidos. Viaja en un auto estatal que se ha detenido al pie de un semáforo y, antes de que ella pida el aventón para regresar a su casa después de las clases, le ha ofrecido llevarla.

Se habla en el Lada ruso renqueante de lo que todos comentan en la calle. Donald Trump ha incrementado la persecución a navieras y empresas proveedoras de diésel que se desplazan por el Caribe hacia Cuba o Venezuela.  Al carácter brutal y caprichoso del Presidente, se le unen ahora las manías del filibustero Henry Morgan, el más grande de todos los saqueadores marítimos en época de corsarios y piratas. Washington ha provocado una crisis energética en la mayor de Las Antillas con impactos en la economía visibles particularmente en el transporte público.

No hay apagones en La Habana como en los tiempos del llamado “Período Especial” en que una crisis de alta intensidad afectó severamente la economía, pero, casi de un día para otro, en la ciudad más poblada del archipiélago con 2,3 millones de habitantes, las salidas de ómnibus se concentran fundamentalmente en horarios de mayor demanda y disminuye la frecuencia de trenes y vehículos hacia otras provincias. Los centros de trabajo y las universidades recortan sus jornadas en la tarde, para aliviar la congestión en las paradas de autobús y reducir el consumo energético.

El Presidente Miguel Díaz Canel ha llamado a cada cubano a pensar como país para enfrentar la situación: “Están tratando de impedir que llegue el combustible a Cuba, chantajean a las empresas y a los cargueros… La aplicación de la Ley Helms-Burton ha intimidado y presionado a algunas empresas, y esa situación ha provocado en los últimos días una baja disponibilidad de diésel para la producción y los servicios”, dijo.

Hay algo en el ADN de este país que reacciona patrióticamente cada vez que Estados Unidos, con un territorio 90 veces mayor, amenaza a Cuba. Es un acto instintivo de autoprotección nacional, el clic de un conmutador que actualiza el pacto de solidaridad ciudadana, el grito de resistencia que empezó el 7 de febrero de 1962, primer día del “bloqueo férreo y desalmado”, como lo llamaría Gabriel García Márquez en una crónica hecha con sus recuerdos de corresponsal de Prensa Latina en La Habana. Él contó cómo el “Oxford”, “un buque de la CIA equipado con toda clase de elementos de espionaje, patrulló las aguas territoriales cubanas durante varios años para vigilar que ningún país capitalista, salvo los muy pocos que se atrevieron, contrariara la voluntad de los Estados Unidos. Era además una provocación calculada a la vista de todo el mundo. Desde el Malecón de La Habana o desde los barrios altos de Santiago se veía de noche la silueta luminosa de aquella nave de provocación anclada dentro de las aguas territoriales”.

Ahora el pirata Trump no necesita de buques espías en el Caribe. Basta una llamada telefónica o un correo electrónico de la Embajada de Estados Unidos a la empresa naviera, para que dé media vuelta el barco con el petróleo de las guaguas de la pobre gente que va al trabajo o a la escuela, aunque el gobierno cubano haya pagado el flete por adelantado. Es un acto de crueldad que se olfatea al nivel de la calle y que se traduce instantáneamente en indignación y desprecio.

Siempre que ocurre algo así -y llevamos 57 años en esto-, la reacción es la misma: apenas se conozca la nueva fechoría yanqui, aflorará a todo tren la generosidad del cubano y aquel chofer que ayer pasaba indiferente, ahora se detendrá sin que nadie se lo pida y sin pedir nada a cambio para que una mujer como Olivia llegue cuanto antes a su casa y repita por el camino: “¡Qué brutos, pero qué brutos son!”.

(Publicado originalmente en La Jornada)

Contra Cuba
Canal Caribe.- Intentar frenar el desarrollo del Turismo, está entre los objetivos principales de las medidas del gobierno de DonaldTrump. Por sus más recientes acciones, TRIVAGO, sitio WEB de búsqueda de hoteles y otros alojamientos, eliminó a Cuba ...
Cuba Hoy.- Este martes el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra Caracas, con la introducción de seis buques de transporte de crudo de la estatal Petróleos de Venezuela en la lista de los llamados Nacionales Designa...
Cubadebate TV.- El sector privado vinculado a la industria turística en Cuba se ha visto afectado por el recrudecimiento de las medidas económicas del gobierno norteamericano, en especial la prohibición de entrada de cruceros a la Isla y el increment...
Lo último
El pueblo recuerda la epopeya cubana en Angola
Canal Caribe.- La solidaridad es una de las premisas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Este siete de diciembre, junto al legado del Titán de Bronce y de su fiel ayudante; el aniversario 30 de la Operación Tributo, deviene obligado recuento de l...
Ver / Leer más
La Columna
Golpistas con firma
El plan A, un golpe de Estado, y el plan B, el asesinato de Morales. Denuncia contra los golpistas por el intelectual estadounidense Noam Chonsky. Golpe de Estado en Bolivia el 10 de noviembre de 2019....
Cuba en el Gran Teatro de Estrasburgo
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Cuba y los cubanos damos gracias a los euro-parlamentarios que consideran que Cuba no es Colombia, donde son asesinados casi a diario activistas por los derechos humanos; que no es Brasil, donde, adem...
La Revista