Canal Caribe.- Tras el anuncio del miércoles, 23 de septiembre de nuevas medidas contra Cuba por parte de la administración de Donald Trump, el pueblo cubano rechaza las sanciones que refuerzan la política hostil y el bloqueo a la isla.


Trump, ni habanos ni mojitos para sus compatriotas

Orlando Oramas Leon

La Habana, 24 sep (Prensa Latina) Si por el presidente Donald Trump fuera ninguno de sus compatriotas podría gozar hoy el placer de fumarse un buen habano, degustar un Cuba libre y hospedarse en un hotel de su antojo en Cuba.

Son algunas de las disposiciones puestas en vigor por el gobierno de Estados Unidos para arreciar el bloqueo contra la pequeña y vecina ínsula, las cuales ponen de manifiesto que esa política de cerco lesiona a los propios compatriotas del presidente Donald Trump.

Desde este 24 de septiembre entran en vigor regulaciones que el gobierno del autoproclamado país más libre del mundo impone a sus ciudadanos.

De tal manera quedan prohibidas las importaciones personales de ron y tabaco de la isla (léase souvenir), así como el hospedaje en un listado de hoteles de la nación caribeña.

A simple vista todo indica otra vuelta de tuerca a la política de bloqueo económico, financiero, comercial, y más, que por casi 60 años ejerce Washington contra la isla.

Claro que son tiempos electorales y Trump busca su reelección, incluidos los votos de los cubanoamericanos de la Florida, un estado clave por el número de delegados electorales que aporte y donde sus posibilidades de ganar no están claras.

Allí las encuestas dan una porfía cerrada con el candidato demócrata, Joseph Biden, quien luce con ventaja entre la comunidad boricua, que no le perdona a Trump los desaires del huracán María.

Trump tampoco tendría que hacerse muchas ilusiones con el favor de los afroamericanos floridanos.

No es casual que el nuevo paquete de castigos ocurra pocos días después de que el mandatario recibiera el poco honroso respaldo de los directivos de lo que queda de la brigada mercenaria, conocida como 2506, que sufrió aplastante derrota en las arenas de Playa Girón (Bahía de Cochinos) en abril de 1961.

Aquel ejército fue la punta de lanza enviada otro presidente, John F. Kennedy, con junta de gobierno y presidente de facto designados, para intentar derrocar a la joven Revolución Cubana.

La 2506, que integraban desde asesinos hasta terratenientes y esbirros de la dictadura de Fulgencio Batista, fue devuelta a Washington mediante un trueque de medicinas y compotas, aunque quienes le debían a la justicia tuvieron que hacerle frente en los tribunales cubanos.

Ahora los directivos de aquella tropa vencida entregaron un premio de consolación a Donald Trump, quien lo recibió agradecido, aunque quizás con la mala espina de aquello de la mala suerte.

Bastaron pocos días para que el gobierno estadounidense, fiel a su práctica, impusiera otras prohibiciones respecto a Cuba, que incluyen la eliminación de la práctica de autorización general a la participación u organización de conferencias, seminarios, exhibiciones y eventos deportivos bilaterales.

Desde esta fecha los ciudadanos, residentes y compañías sujetas a las leyes estadounidenses deberán solicitar una autorización o licencia específica para tales actividades.

En la práctica no hay mucho de novedoso en las sanciones que ahora se suman a un largo listado de ellas contra La Habana.

No es noticia que el mercado de Estados Unidos está cerrado para todos los productos cubanos, incluso aquellos de bien ganado reconocimiento mundial como ron, habanos, e incluso otros que resultan de necesidades para la vida humana, como medicamentos y productos biotecnológicos novedosos en los que Cuba ocupa sitios de vanguardia.

Además, desde antes Trump había prohibido los viajes turísticos a Cuba, los vuelos charters, los cruceros, aviones y embarcaciones privadas, e incluso cerrado los llamados contactos 'pueblo a pueblo', toda una afrenta al derecho ciudadano reconocido en la Constitución de la Unión Americana.

Con el bloqueo a Cuba, el presidente Donald Trump convierte a sus compatriotas en ciudadanos de segunda, con derechos cercenados.

Ello resulta paradójico por estos días, cuando cientos de sus vecinos turistas canadienses comienzan a llenar los hoteles de los Jardines del Rey, en el centro norte de la isla, resguardados además por las certificaciones y procederes sanitarios establecidos allí frente a la Covid-19.

Pero los canadienses, ciudadanos y representantes de otras naciones son también víctimas de este triple cerco que afecta a cualquiera que se atreva a violar el vasto andamiaje de prohibiciones que conforman la política de bloqueo.

Para ello está la ley Helms-Burton, cuyo Título III abre el camino a querellas judiciales en cortes de Estados Unidos a empresas de terceros países con intereses en la mayor de las Antillas, bajo el pretexto de 'traficar' con propiedades estadounidenses nacionalizadas con apego a la ley.

Bajo el Título IV de la propia legislación están contempladas sanciones a directivos de firmas y sus familiares señalados por romper el cerco.

Falta poco más de un mes para que el 3 de noviembre se diriman las elecciones presidenciales en el país norteño.

No habría que sorprenderse de que el actual gobierno estadounidense idee nuevas prohibiciones y castigos que afecten a Cuba y a sus socios comerciales.

Tampoco que estén dirigidas a coartar las libertades de sus propios ciudadanos, que tienen a apenas 90 millas a una isla que, aunque pequeña, tiene mucho y bueno por ofrecer.

 

Administración Trump anuncia más sanciones contra Cuba

Cubadebate

El presidente Donald Trump anunció este miércoles nuevas sanciones contra Cuba, con medidas que prohíben a los estadounidenses alojarse en hoteles de la isla y llevar tabaco o rones cubanos a su regreso a Estados Unidos.

La nueva escalada, en medio del periodo 75 de sesiones de la Asamblea General de la ONU y que ignora los llamados del organismo a evitar políticas coercitivas cuando la pandemia de COVID-19 golpea al mundo, es un intento para conquistar votantes en el estado de Florida.

“Hoy anuncio que el Departamento del Tesoro prohibirá a los viajeros estadounidenses alojarse en propiedades cuyo propietario sea el Gobierno cubano”, dijo Trump durante un acto en la Casa Blanca con dos decenas de participantes en la fallida invasión por Playa Girón, en 1961.

“También estamos restringiendo aún más la importación de alcohol y tabaco cubano”, afirmó.

Además, las nuevas medidas limitan la organización y participación en encuentros profesionales o conferencias en Cuba, así como también competiciones deportivas y exhibiciones.

“El discurso del presidente marcó el mes de Herencia Hispana y llega como un intento de cortejar a los votantes latinos con vista a las elecciones de 2020”, publicó el sitio The Hill.

Trump, que criticó la política de Barack Obama al promover una normalización de las relaciones entre Cuba y EE.UU. durante la recta final de su estancia en la Casa Blanca, advirtió que las sanciones no serán levantadas hasta tanto la isla no emprenda los cambios exigidos desde Washington y nuevamente esgrimió su versión de que los demócratas intentan “desatar” el socialismo y el comunismo en Estados.

La AP señaló que “se trata de las más recientes en una serie de sanciones que ha implementado la Casa Blanca desde que Trump llegó al poder con la promesa de endurecer el bloqueo a la isla y dar marcha atrás a la política de normalización que inició su antecesor, el demócrata Barack Obama”.

Un sondeo de The Washington Post-ABC publicado este miércoles muestra que la carrera por los votos en la Florida favorece ligeramente al candidato demócrata Joe Biden (51% de la intención de voto frente a 47% de Trump).

Específicamente entre los votantes latinos registrados, la distancia crece, con 52% para Biden y 39% para el actual presidente.

Otra encuesta de St. Pete Polls para el medio Florida Politics muestra que en ese sureño estado Biden recibe el 50% de la intención de voto, frente al 47% para Trump y menos de 2% para otros candidatos.

En ese sondeo, también la diferencia es mayor entre los hispanos: 56% para Biden y 41% para Trump, un margen mayor que el mostrado en otra encuesta similar hace 15 días.

(Con información de Reuters, EFE, AP y The Hill)

 

Critica Cuba nueva medida restrictiva de EE.UU. contra los estadounidenses

ACN

Como una nueva medida de agresión calificó hoy un alto funcionario cubano la anunciada disposición del gobierno de Estados Unidos de restringir aún más los derechos de los estadounidenses, entre ellos, alojarse donde deseen en Cuba e importar ron y tabaco.

Carlos F. De Cossio, director general de Estados Unidos del Ministerio cubano de Relaciones Exteriores, refirió en Twitter que esa medida demuestra el asombro y la decepción del gobierno norteamericano ante la fortaleza de la Revolución cubana.

 "Asombrado y decepcionado por la fortaleza de la Revolución a pesar de su brutal guerra económica, gob de EEUU adopta una nueva medida de agresión, con la que restringe aun más los derechos de estadounidenses, entre ellos, alojarse donde deseen en #Cuba e importar ron y tabaco", tuiteó.

 El diplomático cubano alude al anuncio hecho este miércoles por el presidente Donald Trump de sancionar a los turistas estadounidenses que al visitar Cuba se hospeden en propiedades del Gobierno, y de prohibir la importación de tabaco y licores desde el país caribeño.

 Trump, quien justificó esa nueva medida con su "lucha continua contra la opresión comunista", advirtió que el Departamento del Tesoro hará efectivas las sanciones contra los turistas que vulneren la normativa, en lo que constituye una vuelta de tuerca en su política anticubana.

 Restringir los viajes de norteamericanos al archipiélago cubano ha sido una medida que se ha agudizado durante el mandato de Trump; por ejempo, el 5 de junio de 2019 vetó los viajes educativos pueblo a pueblo de carácter grupal.

 A ello se unió la prohibición de que salieran hacia Cuba embarcaciones recreativas y de pasajeros, incluyendo cruceros y yates, y aeronaves privadas y corporativas.

 En diciembre de 2019 Washington dispuso que las aerolíneas de ese país solo podrán realizar rutas a La Habana, y suspendió los vuelos a destinos fuera de esta capital, entre ellos Villa Clara, Camagüey y Holguín.
 
Para justificar las medidas el secretario de Estado, Mike Pompeo, volvió a usar como argumento supuestas violaciones de derechos humanos en el país caribeño, y la solidaridad de Cuba con el gobierno constitucional de Nicolás Maduro en Venezuela.

Contra Cuba
Karina Marrón González - Cubainformación / Cuba en Resumen / Resumen Latinoamericano.- La Oficina de Control de Activos Cubanos (OFAC) del Departamento del Tesorode Estados Unidos anunció hoy una nueva medida que podr&iacu...
RT.- Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores, presenta el Informe de Cuba sobre el bloqueo. Ministerio de Relaciones Exteriores, La Habana, 22 de octubre de 2020....
Karina Marrón González - Cubainformación / Cuba en Resumen / Resumen Latinoamericano.-  El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció hoy la agresividad del Gobierno de Estados Unidos ...
Lo último
La Columna
La Revista