Con Filo.- Que Miami sea el cuartel general de la mafia anticubana no es un secreto. Esa ciudad ha servido de refugio para connotados y confesos terroristas. Es también Miami el epicentro de toda campaña contra nuestro país, de las enérgicas peticiones de intervención militar, de la distribución de fondos, para continuar financiando los programas de cambio de régimen, el punto de partida para cualquiera que intenta hacer lobby.


Cuando se dice Miami, se piensa en muchas cosas: el destino preferido de la mayoría de emigrados cubanos, el lugar a donde van a morir los sueños de gloria de los reguetoneros, la capital de la intolerancia y los linchamientos mediáticos. Pero también es una ciudad donde vive gente buena, decente, que no busca ni desea ese enfrentamiento perenne con Cuba. De esa realidad, de esa toxicidad ideológica que a veces parece simbolizar Miami, que afecta a gente en ambas orillas, estaremos hablando hoy.

Contra Cuba
Pedro de la Hoz - La Jiribilla.- A los fluidos y entrañables vasos comunicantes entre los pueblos españoles y el cubano —cada uno de los pueblos de la Península ha dejado entre nosotros una impronta que late en todos los &a...
Jorge Armando Hernández - Melanie Armas Arcia - Cubadebate...
Con Filo.- Hace cinco años, la noticia nos agarraba desprevenidos: ya con 90 años, un hombre con décadas de lucha haciendo mella en su salud… y aun así nos sorprendimos. Fidel eligió el 25 de noviembre para m...
Lo último
La Columna
A los dirigentes europeos
Gerardo Moyá Noguera*.- La Revolución cubana podemos afirmar rotundamente que es obra del pueblo cubano y mantenida por sus dirigentes gubernamentales, como Fidel Castro Ruz. Gracias a todos ellos, Cuba y  su pueblo se han mantenid...
La Revista