Cubainformación.- Las asociaciones, actores sociales, instituciones religiosas y fraternales, participantes en el XVIII Foro de Organizaciones de la Sociedad Civil Cubana contra el Bloqueo, han lanzado un llamado internacional, para que la ciudadanía del mundo pida, de manera individual, a través de miles de mensajes, al Gobierno de EEUU, el levantamiento por seis meses del bloqueo y las sanciones económicas y financieras contra la Isla, y así Cuba pueda acometer de manera más rápida las labores de reconstrucción tras el paso del huracán Ian.


El citado Foro emitió dos declaraciones en contra de la "genocida, ilegal, unilateral e inmoral política de bloqueo impuesta por los Estados Unidos de América contra la nación cubana, durante seis largas décadas", en fechas de 7 de julio y 28 de octubre.

Tras la primera Declaración, Cuba fue impactada por el devastador huracán Ian y, en opinión de las organizaciones cubanas, "la recuperación económica, social y sicológica de las regiones y poblaciones afectadas necesita con urgencia que se suspenda, al menos por un período de tiempo, la política de bloqueo. Por ello, las organizaciones de la sociedad civil cubana, actores sociales y representantes de organizaciones y sociedades fraternales y religiosas participantes en el XVIII Foro de la sociedad civil cubana celebrado el pasado 28 de octubre, endosamos el Llamamiento urgente `Dejemos que Cuba se reconstruya´, formulado al presidente Biden por organizaciones y movimientos sociales estadounidenses, y cuenta con un amplio apoyo internacional".

Estas organizaciones cubanas piden ahora a todas las personas de buena voluntad se unan a esta petición al presidente Biden y promuevan el llamado a suspender el bloqueo por lo menos durante seis meses, "así como a facilitar la compra de materiales y suministros para la reconstrucción del país y autorizar el procesamiento de donaciones por parte de los bancos estadounidenses", mediante el sitio web: https://www.whitehouse.gov/contact/

 

DEJEMOS QUE CUBA SE RECONSTRUYA LLAMAMIENTO URGENTE AL PRESIDENTE BIDEN

Las sanciones y el embargo de EE.UU. están impidiendo que Cuba se reconstruya tras el huracán Ian.

La Administración Biden debe actuar ahora mismo para ayudar al pueblo cubano. El huracán Ian causó una gran devastación. La red eléctrica quedó dañada y el sistema eléctrico colapsó. Más de cuatro mil hogares han quedado completamente destruidos o muy dañados.

Hay que permitir a Cuba, aunque sólo sea durante los próximos seis meses, comprar los materiales de construcción necesarios para RECONSTRUIR. Los cubanos se enfrentan a un gran revés a causa del huracán Ian.

A pesar de la conocida preparación de los cubanos para los desastres naturales, los daños por el huracán han sido inmensos. En la provincia occidental de Pinar del Río, famosa por su producción de tabaco, más de 5, 000 granjas quedaron destruidas. En pequeños poblados como San Luis, el 80% de las viviendas quedaron dañadas.

A pesar de que la Embajada de EE.UU. en La Habana ha asegurado que la ley autoriza a las entidades y organizaciones estadounidenses a proporcionar ayuda y respuesta en caso de desastre, se ha demostrado que no es tan fácil. Para muchas organizaciones que desean enviar ayuda a la isla de forma urgente, existen procesos largos y complejos para recibir licencias que a menudo requieren de costosos abogados. Además, la inclusión de Cuba en la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo significa que los bancos, tanto en Estados Unidos como en el extranjero, son reacios a procesar cualquier transacción, incluidas las donaciones humanitarias. De forma absurda, el gobierno de Trump incluyó a Cuba en la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo simplemente por acoger las conversaciones de paz de Colombia, internacionalmente reconocidas.

En este momento crítico, es inconcebible mantener el embargo e incurrir en un castigo colectivo contra todo un pueblo al impedir que Cuba compre materiales de construcción o reciba ayuda.

Presidente Biden, ¡deje de lado la política de la Guerra Fría, aunque sea por seis meses!

El pueblo de Cuba es parte de nuestra familia, la familia humana. No deje que la política obsoleta de la Guerra Fría impida que las personas amantes de la paz ayuden a los cubanos a reconstruir y regresar a sus hogares, a reconstruir la red eléctrica y a tener agua potable y acceso a los alimentos. ¡El momento de actuar es ahora!

Cuba es nuestro vecino. Estados Unidos no pierde nada siendo un buen vecino y permitiendo que Cuba se recupere plenamente de este trágico momento.

MÁS DE 50.000 HOGARES FUERON DESTRUIDOS POR EL HURACÁN IAN. LA RECONSTRUCCIÓN COMIENZA AHORA, PERO EL EMBARGO DE LOS ESTADOS UNIDOS A CUBA HACE QUE SEA UNA BATALLA CUESTA ARRIBA. ¡AYUDEMOS A NUESTROS VECINOS!

 

En el XVIII Foro de la Sociedad Civil cubana, las organizaciones abordaron el perjudicial impacto del bloqueo sobre las actividades de la sociedad civil y actores sociales cubanos en la batalla contra la Covid 19; la prevención y el control de enfermedades no transmisibles; el derecho de participación total y efectiva y de inclusión en la sociedad de las personas con discapacidad; la actividad de las pequeñas y medianas empresas; y la tramitación y concesión de asistencia humanitaria.

Los participantes denunciaron, entre otras afectaciones, los problemas para recibir insumos para producir medicamentos en la Isla, comprendidas las vacunas contra el virus del SARS-COv-2; acceder a tecnologías que podrían salvar la vida de miles de pacientes cubanos incluidos menores; participar en eventos internacionales con sede en los Estados Unidos; o publicar artículos científicos que podrían beneficiar a las poblaciones cubana, estadounidense, o de terceros países. Adicionalmente, los representantes de las pequeñas y medianas empresas evidenciaron la imposibilidad de acceder al mercado estadounidense, pese a ser formas de gestión no estatal.

Allí se demostró, también, el impacto perjudicial del bloqueo en los esfuerzos del país para promover la igualdad de género y apoyar a la población más vulnerable. El foro reafirmó que el bloqueo es el principal obstáculo para el desarrollo económico y social de Cuba, constituye un retroceso para la implementación del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social (PNDES 2030) y, por ende, de la implementación de la Agenda 2030 y sus ODS.

Las dificultades mencionadas han aumentado a niveles extremos tras la inclusión infundada de Cuba en la lista de presuntos Estados patrocinadores del terrorismo.

El pasado 3 de noviembre, por una abrumadora mayoría de los Estados miembros de la ONU, fue aprobada en su Asamblea General la resolución "Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba".

 

DECLARACIÓN FINAL DEL XVIII FORO DE ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL CUBANA CONTRA EL BLOQUEO

Los representantes de organizaciones de la sociedad civil cubana, con el apoyo de actores y organizaciones sociales, de instituciones religiosas, fraternales y de nacionales, reunidos en el Foro de organizaciones de la sociedad civil cubana contra el bloqueo:

  1. Condenamos inequívocamente el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos de América al pueblo cubano durante seis largas décadas, que constituye el régimen de medidas coercitivas unilaterales más prolongado impuesto contra un país en la historia.
  2. Denunciamos los enormes daños económicos causados a la nación cubana por esta criminal política, ascendentes a 154 mil 217,3 millones de dólares a precios corrientes, así como los incalculables daños humanos y sicológicos que ha producido en varias generaciones de cubanas y cubanos.
  3. Rechazamos y denunciamos el recrudecimiento oportunista del bloqueo durante la batallade toda la nación contra la pandemia de la COVID 19, pese a los llamamientos formulados por el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, la entonces Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a cesar las sanciones durante ese período.
  4. Repudiamos el recrudecimiento de esta criminal política bajo la Administración Trump, que aplicó un total de 243 nuevas medidas, con el objetivo de asfixiar la economía nacional, disminuir sensiblemente la calidad y el nivel de vida de la población y afectar servicios básicos para esta, como el de salud. Estas acciones ratifican el carácter genocida, ilegal e inmoral del bloqueo.
  5. Denunciamos que la Administración Biden continúa aplicando con todo rigor la ilegal política de bloqueo, lo que generó que en los primeros 14 meses de su gobierno, los perjuicios al país ascendieron a 6 364 millones de dólares. Pedimos al presidente Joe Biden emprender acciones más enérgicas que las anunciadas en mayo pasado, encaminadas a revertir las inhumanas medidas aplicadas por su predecesor en la Casa Blanca.
  6. Rechazamos la ilegal, injustificada y unilateral decisión de la Administración Trump de incluir a Cuba en la ilegítima lista de Estados patrocinadores del terrorismo, que incrementa a niveles extremos las dificultades del país para insertarse y operar en el sistema financiero internacional y demandamos que se le saque de la misma de inmediato, en correspondencia con la limpia ejecutoria del país en esta materia.
  7. Nos solidarizamos con el dolor de nuestros compatriotas ante las cuantiosas pérdidas materiales generadas por el devastador paso del huracán Ian y nos unimos al” Llamamiento Urgente” al presidente Biden de varias organizaciones estadounidenses, lideradas por “Peoples Forum”, que demandan la suspensión del bloqueo al menos por seis meses, para permitir la reconstrucción del país.
  8. Denunciamos los nefastos efectos del bloqueo sobre la actividad de las organizaciones y actores sociales del país y de las nuevas formas de gestión no estatal, lo que socava los esfuerzos para impulsar el desarrollo socioeconómico de Cuba y responder a decisiones, incluidas Convenciones, adoptadas por los Foros multilaterales y apoyadas por la comunidad internacional.
  9. Denunciamos una vez más que esta criminal política genera carencias y sufrimientos a las familias cubanas y tiene un sensible impacto humanitario; atenta contra el acceso a medicamentos, equipos médicos, tecnologías y tratamientos terapéuticos de última generación que alivian y curan numerosas enfermedades; y contra el derecho a la vida de toda la población cubana. El bloqueo constituye una violación flagrante, masiva y sistemática de los derechos humanos de todas las cubanas y cubanos y califica como acto de genocidio a tenor de la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio de 1948.
  10. Reafirmamos la Declaración de organizaciones de la Sociedad civil cubana de julio pasado, que demuestra el impacto de esta política cruel y genocida, en todas las esferas la sociedad cubana; a la vez que reiteramos, que el bloqueo constituye el principal obstáculo para el desarrollo del país y para el cumplimiento del Programa Nacional de Desarrollo Económico y social y de la Agenda 2030.
  11. Reafirmamos el derecho a la libre determinación del pueblo cubano para construir su propio sistema político, económico y social, sin injerencias externas; condenamos la guerra mediática contra la nación cubana; rechazamos todo tipo de amenazas y coerción y reiteramos nuestra decisión de seguir enfrentando y venciendo el bloqueo y de continuar la construcción de una patria socialista, próspera, sostenible, independiente y soberana, con todos y para el bien de todos.
  12. Agradecemos la solidaridad recibida de organizaciones de sociedad civil, movimientos y actores sociales de todo el mundo, incluidas estadounidenses, que demandan el cese de esta política hostil, obsoleta e injusta y les exhortamos a mantener su apoyo al pueblo cubano hasta que se logre su levantamiento total.
  13. Respaldamos la presentación, durante el 77 periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, del proyecto de resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba” y solicitamos el apoyo de los Estados miembros de la organización, como muestra inequívoca de la decisión de la comunicad internacional de terminar con esta cruel, inhumana e ilegal política.

La Habana, 28 de octubre de 2022

 

DECLARACION DE LAS ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL CUBANA EN CONTRA DEL BLOQUEO

El bloqueo impuesto por el gobierno de los Estados Unidos de América contra Cuba durante seis largas décadas, ha dejado huellas en la vida de cada cubana y cubano.

Cuando Cuba dice que el bloqueo es una política cruel y genocida, no solo habla de los daños en la economía que por supuesto significan un impacto real en la mesa y en los proyectos de las familias cubanas. Está hablando también de niños con su visión afectada para siempre, de enfermos de cáncer privados de medicamentos indispensables para el tratamiento de la enfermedad, de la falta de implementos necesarios para la inclusión de las personas con algún tipo de discapacidad. Cuba habla de la exigencia de mucho más tiempo y recursos para la producción científica de medicamentos o vacunas que después coloca al servicio del país que los necesite porque ninguna hostilidad va a erosionar el carácter humanista de nuestro proyecto.

Cuba sufre desgaste, dolor y pérdidas reales.

Cuba está hablando de dificultades que no se pueden imaginar quienes quieren abrir un emprendimiento y desarrollar un proyecto económico o social, especialmente los jóvenes que despliegan su iniciativa bajo una sanción, solo porque su sociedad ha intentado ser distinta, y porque su pueblo ha optado por un camino de justicia que el gobierno de EEUU de América se empeña en castigar. Esto debe tenerse en cuenta cuando se emiten juicios sobre nuestro modelo económico, en los que se coloca la responsabilidad de las dificultades únicamente en la gestión del Estado cubano y se invisibiliza la responsabilidad histórica que tiene el gobierno de EEUU de América en la situación económica que vive la isla.

El bloqueo significa daños reales a la calidad de la vida de las personas. Sin sensibilidad alguna, vulnera los derechos a la salud, a la alimentación, a la cultura, al disfrute de un medio ambiente sano, a la educación de un pueblo digno, noble y trabajador. Es una política inhumana que también viola los principios que deben prevalecer en las relaciones entre los pueblos y Estados. Limita además la posibilidad de intercambio en todas las esferas entre Cuba y los Estados Unidos de América, lo que redundaría en beneficio de la población de ambos países, y de los pueblos de la Región de América Latina y El Caribe.

La pandemia fue el escenario oportuno para que el gobierno de los Estados Unidos de América mostrara su buena voluntad. Por el contrario, recrudeció las medidas contra nuestro país, para querer aislarnos todavía más, con menos viajes, menos mercado, menos combustible. Ante ello nuestro pueblo respondió

con más resistencia, paciencia, más creatividad, más solidaridad hacia otras naciones afectadas por la pandemia, nuevas actitudes heroicas a pesar de las molestias crecientes provocadas por las dificultades de la vida cotidiana.

Han sido las familias las que han soportado este peso. Durante décadas se han lastimado sus lazos, se ha estimulado su separación, se ha dañado su capacidad de responder de forma tranquila a las necesidades de sus miembros y a un proyecto colectivo que aporte a la sociedad que somos. La administración Biden ha anunciado medidas que deberían impactar en alguna medida esta situación y esperamos puedan implementarse para bien de todas las cubanas y cubanos.

Desde 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas se ha pronunciado anualmente, y por abrumadora mayoría, contra el injusto bloqueo. Agradecemos ese importante apoyo, así como el de miles de organizaciones de la sociedad civil en el mundo, incluidas estadounidenses, que demandan el fin de esa injusta e ilegal política y exigimos al gobierno de los Estados Unidos cumplir con la voluntad de la opinión pública internacional.

Las organizaciones de la sociedad civil cubana que suscribimos la presente Declaración, reafirmamos nuestro derecho a vivir sin bloqueo, a construir nuestro camino con soberanía y autodeterminación y demandamos el cese de esa inhumana, inmoral e ilegal política que afecta el derecho humano fundamental de toda la población de la nación: el derecho pleno a la vida.

La Habana, 7 de julio de 2022

Contra Cuba
Yurisbel Gracial durante una práctica de bateo ante la mirada del coach Orestes Kindelán en el estadio Latinoamericano de La Habana, el lunes 16 de enero de 2023. La selección de Cuba inició entrenamientos rumbo al Cl&aacu...
La Habana, 23 ene (Prensa Latina) La Federación Cubana de Beisbol (FCB) reiteró hoy sus denuncias por el trato discriminatorio que sufren sus peloteros que tomarán parte en el V Clásico Mundial de la disciplina....
Habrá disponibilidad de salbutamol, fluticasona y enalapril, y se desarrollará un nuevo antihipertensivo: el lisinopril. Video: Canal Caribe / TV Cubana....
Lo último
La Columna
La Revista