Roberto Pérez Betancourt - Servicio Especial de la AIN.- El joven turista italiano Fabio Di Celmo fue la víctima mortal del atentado terrorista que, organizado y financiado por criminales de largo expediente al servicio de la Agencia Central de Inteligencia norteamericana, tuvo lugar el cuatro de septiembre de 1997.

Una década ha transcurrido desde que el más pequeño de los hijos del empresario Giustino Di Celmo muriera al estallar una bomba en el lobby del hotel Copacabana, en ciudad de La Habana.

Salim Lamrani - Rebelión.-
Revisado por Caty R.

La oposición cubana disfruta de un estatuto particular. Primero, la prensa occidental la aprecia sumamente. En efecto, ningún grupo de opositores en América Latina, salvo tal vez la oposición venezolana, se beneficia se semejante privilegio.
 

Hernando Calvo Ospina - Le Monde Diplomatique.- “Mucho de lo que hoy hacemos, lo hacía ya hace 25 años la CIA de manera encubierta.” [1] Quien hace estas sorprendentes declaraciones es Allen Weinstein, historiador y primer presidente de la National Endowment for Democracy (NED) –Fundación Nacional para la Democracia- una asociación estadounidense sin ánimo lucrativo y con objetivos particularmente virtuosos: promover los derechos humanos y la democracia.
Jean Guy Allard - Granma Internacional.- Fue la CIA la que informó a Antonio Veciana Blanch, diez meses antes de que tuviese lugar, de un viaje del Presidente de Cuba a Chile; le propuso encargarse de organizar su asesinato, le orientó que se realizara durante una conferencia de prensa, y aseguró su transporte con las armas hasta Santiago en un vehículo diplomático norteamericano.

Ramón Barreras Ferrán - Juventud Rebelde.-

En la ciudad hondureña de San Pedro Sula, el asesino mayor siempre ha encontrado refugio seguro.

SAN PEDRO SULA, Honduras.— La mesa está servida para la cena. Todos platicamos animadamente de temas diferentes. El señor de la casa me indica la pantalla del televisor. «Ese es el Canal 6», advierte, sin que para mí significara algo especial. Giro la vista y lo primero que veo es una imagen de horror: el lente de la cámara se acerca al cuerpo de un hombre que hacía dos días habían prácticamente descuartizado a machetazos en una colonia (barrio periférico) de esta convulsa ciudad.

Jean Guy Allard - Granma.- Posada Carriles es un killer, un asesino que mata sin emoción alguna, pero que sí sabe demasiado y constituye un real peligro para los que durante más de 40 años lo utilizaron, comenta Fabián Escalante, el ex Jefe de la Inteligencia cubana, al recordar, en entrevista con GI, la ofensiva terrorista de 1976 en medio de la cual Orlando Bosch y Luis Posada Carriles provocan la explosión en pleno vuelo de un DC-10 de Cubana de Aviación.
 
Mario Mainadé - Prensa Latina.- La Agencia Central de Inteligencia hizo públicos datos sobre sus actividades ilegales entre los años 1959 y 1973, en los que aparecen las operaciones clandestinas realizadas para atentar contra la vida de dirigentes extranjeros, pero principalmente del presidente cubano, Fidel Castro.