La música rompe las fronteras del bloqueo contra Cuba

Guillermo Nova, corresponsal de Cubainformación en La Habana - Cubainformación / La República.- No cabía un alfiler, ante el sol a momentos sofocantes, de la Plaza de la Revolución de La Habana, pero es que nadie se quería perder este evento único y un buen ejemplo era una muchacha, que en primera fila con un cartel con el lema del concierto “Paz sin fronteras”, se había comprado el pasaje desde Santi Spiritu hacía más de un mes, la oportunidad de ver a todo ese elenco de artistas merecía la pena.


Olga Tañón abrió el concierto saludando al público presente pero también aprovechó para pedir un gesto de buena voluntad por la paz a los que habían intentado boicotearlo y con el título de una canción del cantante colombiano Juanes, “Es tiempo de cambiar” les lanzó un claro mensaje. Comenzó el merengue de la puertorriqueña y la descarga musical no paró durante horas, pasando por la salsa, la trova, el rock y el pop, en definitiva música sin fronteras, como el propio concierto.


Dany Rivera en declaraciones a La República, afirmó que “es un placer poder compartir escenario con grandes de la música cubana como Van Van, Silvio Rodríguez o Amaury Pérez “.

Mientras que Abel Acosta presidente del Instituto Cubano de la Música preguntado por este periódico, afirmó que este evento “es un claro ejemplo del alto nivel cultural que tiene el pueblo cubano”. Pero el más directo como siempre fue el cantautor Amaury Pérez, que ante la pregunta sobre que pensaba que no hubiese gustado la celebración del concierto en determinada colonia cubana de Miami contestó contundente pero con una sonrisa tranquila, “le gusta a mi pueblo y con eso nos vale”.

No faltaron a la cita Jovanotti, Miguel Bosé, Victor Manuel, Luis Eduardo Aute, Silvio Rodríguez, Carlos Varela, X Alfonso, entre otros, en una plaza repleta, formada por una marea blanca, en la que destacaban banderas de casi todos los países, ante la atenta mirada del Ché y de Martí que tampoco se lo quisieron perder.

El año que viene será el tercer concierto por la Paz, esta vez en la frontera de México con Estados Unidos, donde cada año mueren cientos de personas intentando atravesar un desierto en búsqueda de un progreso que se les niega, ¿también se armará tanto revuelo en Miami? 
 
Paz sin fronteras, una fiesta de 300 minutos en el mediodía habanero
Prensa Latina.- La Plaza de la Revolución será hoy aquí un hervidero humano con la paz y la música fundiendo en uno solo su poder de convocatoria, en un concierto único del colombiano Juanes y otros 14 artistas cantando para 11 millones de cubanos. Su sello de identidad es Paz sin fronteras, el nombre del proyecto de Juanes materializado por primera vez en 2008 y ahora en La Habana. Para convertir en realidad este sueño suyo, tuvo que enfrentar las agresiones y críticas de los sectores más recalcitrantes del exilio en Miami.


Este camino a Cuba, dijo el artista a Prensa Latina, me ha servido para entender muchas cosas. Habrá un Juanes antes y después de este concierto. El Juanes después de Cuba es el que yo quiero ser.

El enorme perímetro de la Plaza, ligada de raíz a la historia y las vivencias de los cubanos, es un escenario envidiable a cielo abierto, con 12 cámaras en diferentes soportes que permitan el contrapunteo de las imágenes, el diálogo entre artistas y público, la riqueza de un espectro con la música como puente comunicante.

Ubicado con la Biblioteca Nacional José Martí al fondo -símbolo del arte y la cultura, del saber acumulado a través de los siglos-, el escenario cuenta con equipos de alta tecnología capaces de garantizar la nitidez del sonido, la pureza de la calidad audiovisual para que la señal viaje, vía satélite, a todo el mundo.

La víspera los músicos que protagonizarán el concierto hicieron una prueba de sonido y la pureza del resultado los dejó complacidos, tanto como el escenario en cuyo acondicionamiento trabajaron arduamente técnicos, ingenieros y especialistas de varias nacionalidades.

El montaje de la pantalla gigante, que permitirá al público seguir los pormenores del concierto desde cualquier ángulo de la Plaza, estuvo a cargo de un técnico norteamericano.

El lugar de la cita era conocido desde antes y los cubanos comenzaron a prepararse con tiempo suficiente como para viajar desde distintos puntos del interior, prestos a guardar en su memoria afectiva este concierto trascendente, a incorporarlo al imaginario colectivo.

Paz sin fronteras es desde hace días un tema cotidiano en La Habana. Circula a sus anchas en las calles.

Cinco horas para una fiesta de la paz a la que Juanes convocó a los jóvenes a vestir de blanco, a portar gorras blancas para protegerse del sol indoblegable de septiembre.

Creo que tenemos que estar ahí, y no solamente en Cuba, también en Ecuador, México, por todos lados y recordar siempre que no podemos dejar que nos dividan más, subrayó Juanes.

Cinco hora para que resplandezca la paz. 300 minutos para la música como un abrazo tendido al futuro. Los cubanos lo saben y acudirán a la cita en brazos de una corriente masiva.

Cuba
La Habana, 23 sep (Prensa Latina) Voces reconocidas de la música popular amenizaron hoy aquí el concierto Para La Familia Cubana, en respaldo al referendo del Código de las Familias que busca garantizar los derechos para todas la...
Canal Caribe / TV Cubana.- Como una muestra de la pluralidad de la cultura cubana, figuras destacadas del sector defienden hoy las libertades y garantías del nuevo Código de las Familias, que será sometido a referendo el 25 de se...
Bis Music, Casa Discográfica y Editora Musical de Artex S.A....
Lo último
La Columna
La Revista