Eduardo Montes de Oca - inSurGente.- Rápidas, nerviosas, las agencias extranjeras de prensa han situado en lugar privilegiado de su paquete noticioso la supuesta ausencia del presidente Fidel Castro en el desfile con motivo del Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, efectuado en La Habana… Y recalcamos: supuesta ausencia, porque el líder de la Revolución Cubana ha estado una vez más en el corazón de millones de seguidores, que, con júbilo inenarrable, no han cesado de corear "Fidel, Fidel, Fidel", cántico que compaña a los revolucionarios de este pueblo desde los mismos orígenes de una épica que dura ya casi cinco decenios, sin contar el tiempo de lucha armada en las montañas y en el llano.


El aliento vital del líder máximo estaba en la tribuna junto al segundo secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, y pedía con voz estentórea lo ismo que millones de compatriotas: justicia para los cinco cubanos prisioneros en los Estados Unidos por su condición de luchadores antiterroristas; y, asimismo, denunciaba la excarcelación en los Estados Unidos del terrorista mayor Luis Posada Carriles, autor del atentado con bomba que, en 1976, causó la muerte, entre otros, de decenas de jóvenes deportistas que viajaban en un avión desde Barbados con destino a esta capital.

Fidel estaba (está) en los comentarios que el más reciente de sus hondos artículos críticos sobre el uso de biocombustibles elaborados con alimentos, aparecido en el diario Granma, ha generado en la opinión pública. Opinión pública  atenta a las reflexiones, así como a la convalecencia del conductor desde que, en julio pasado, este sufriera una operación quirúrgica intestinal que, por razones diferentes, ha mantenido también en vilo a las élites de poder en Washington.

La alegría de los cubanos se ha acentuado desde que, visiblemente sano, aunque delgado, el líder de la Revolución apareciera en fotografías del mencionado rotativo, testigo de un encuentro ocurrido el día 20 de abril con Wu Guanzheng, miembro del Comité Permanente del Buró Político del Partido Comunista de China. Conversación que constituyó clara señal de que el Comandante en Jefe se recupera gradualmente.

Desde su crisis de salud, esporádicamente se habían mostrado imágenes de pláticas sostenidas con jefes de Estado participantes en la XIV Cumbre de los Países No Alineados, en noviembre; y en marzo el periódico El Tiempo, de Colombia, exhibió la primera fotografía del mandatario al aire libre, mientras paseaba con su amigo el premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

En tanto los medios nacionales e internacionales reflejaban reacciones populares de acendrado fidelismo, funcionarios norteamericanos de diverso
rango se exhibían o bien convencidos del quebrantamiento mortal de la salud del archirival del imperialismo yanqui, o bien ávidos de que este fallezca, aun cuando últimamente hayan reconocido errores de inteligencia.

Inteligencia cuyos pronósticos han costado la democión de varios "insignes" miembros, demasiado "optimistas" con respecto a asuntos como la posible ausencia de Fidel y, en su defecto, ante un presunto vacío de poder, el levantamiento antigubernamental de un pueblo atenazado por carencias que, se conoce, en gran medida dependen del propio bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por sucesivas administraciones gringas desde hace casi 50 años.

A todas luces, una vez más el líder de altura continental, mundial, ganó el pulso a los enemigos de la nación cubana, porque, como él mismo ha predicho, la Revolución es más que una persona, por insigne que esta sea, algo confirmado por un pueblo que se ha dedicado con suma tranquilidad y más ahínco que nunca a las habituales tareas de desarrollo económico y social, preconizadas por el propio Fidel, y por otro líder histórico: Raúl.

Así que, a despecho de nerviosas agencias de prensa y observadores, el Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, coinciden recientes previsiones como las del presidente boliviano, Evo Morales, sobre el hecho de que su par cubano estaría en público “en los próximos días”; afirmaciones del mandatario venezolano, Hugo Chávez, acerca de que "Fidel ha retomado buena parte de las tareas de gobierno en su país", y el inobjetable júbilo de unos conciudadanos fidelistas y revolucionarios.

Fidel Castro no ha reaparecido, porque nunca ha dejado de estar.

Cuba
La Habana, 10 jul (ACN) El canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla destacó hoy en su cuenta de Twitter que Cuba no lamenta el fallecimiento de ninguno de sus profesionales de la salud debido a la pandemia de la COVID-19....
Randy Alonso Falcón - Cubadebate.- Cuando buena parte del mundo ha vivido una temporada de confinamiento para huir del letal coronavirus que ha cambiado nuestras vidas, el espacio digital se ha convertido en el mejor aliado para que la distanc...
DW habló con Rainer Schultz, doctor en estudios latinoamericanos de Harvard, sobre el desarrollo del coronavirus en Cuba y la respuesta de las autoridades del país para hacerle frente a la pandemia....
Lo último
La Columna
La isla de ‘los esclavos’, 5
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Se cuenta que una noche al amparo de un mechón con mucha peste a luz brillante y --‘por si otras moscas llegan’--, dado que los gringos habían log...
La Revista