AIN.- Filiales de las 31 bibliotecas públicas de la provincia cubana de Camagüey funcionan en viviendas del territorio con el objetivo de multiplicar el préstamo de libros, en la comunidad. Promotores de la lectura desempeñan voluntariamente la tarea en sus respectivas casas, donde el pueblo encuentra una opción adicional para elevar el nivel cultural. La extensión de los préstamos incide también, entre otros lugares, en instalaciones hospitalarias, establecimientos penitenciarios y salas de video, en una amplia cobertura social.

El sistema de bibliotecas públicas y sus dependencias cuenta con más de 623 mil ejemplares de libros y otros materiales y está vigente en los 13 municipios del territorio, incluidas zonas rurales, como áreas de producción azucarera y agropecuaria.
Esa red del Ministerio de Cultura la encabeza el centro provincial Julio Antonio Mella, inaugurado el primero de junio de 1963, y el cual posee nueve salas y en sus servicios inserta la atención a discapacitados visuales.
Uno de los principales proyectos de la unidad es transferir al cómputo electrónico obras de autores clásicos de Camagüey, propósito iniciado con textos de Gertrudis Gómez de Avellaneda, una de las más importantes voces femeninas de la literatura hispanoamericana del siglo XIX.
El panorama de las bibliotecas en la región abarca además a entidades de otros organismos, tales como los sectores educacional y de la producción y los servicios. (AIN)

Bibliotecarios por el fomento de la lectura

En los libros encontramos lo mejor de la esencia humana, en ellos está la memoria, pero también el futuro, expresó hoy en la provincia de Pinar del Río Eliades Acosta, jefe del Departamento de Cultura del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.
Al concluir el acto nacional por el Día del Bibliotecario, precisó que mediante los textos los hombres aprenden a ser libres y a luchar por su libertad y reiteró el compromiso de quienes laboran en el sector de que los niños y jóvenes de esta Isla nunca dejen de leer.
Llamó a hacer todo lo posible para que la lectura siga siendo un ejercicio de dignidad, patriotismo, libertad, democracia e independencia y un medio eficaz para enseñar a pensar con cabeza propia.
Libros acompañaron a Martí hasta el último momento en Dos Ríos, libros pedía Fidel que le subieran a la Sierra, libros había en la mochila del Che al caer en Bolivia y libros tendrán los cubanos por siempre desde que la Revolución no sólo liberó a Cuba sino a los libros y los puso en manos de las familias, enfatizó Acosta.
La ocasión fue propicia para distinguir con el sello Antonio Bachiller y Morales, considerado Padre de la Bibliografía Cubana, a trabajadores de diferentes provincias y se reconoció como destacadas de la Asociación Cubana de Bibliotecarios (ASCUBI) a Camagüey, Ciudad de La Habana, Villa Clara y Matanzas.
Igualmente esa organización entregó a ocho personalidades sobresalientes por su trayectoria y méritos profesionales los premios nacionales correspondientes a este año, mientras a los escritores Daniel Chavarría y a Luis Báez les fue otorgado por la Biblioteca Nacional el Puerta de Espejos, por ser los más leídos.
Establecido el siete de junio, fecha del natalicio de Bachiller, el Día del Bibliotecario se celebró a lo largo del país, en el cual existen unas 400 bibliotecas públicas, más de seis mil escolares y cerca de cuatro mil 200 minibibliotecas, así como centros de ese tipo en hospitales y policlínicos y crecen las casas-bibliotecas. (AIN)
Cuba
Canal Caribe.- La Viceprimera Ministra de Cuba, Inés María Chapman realizó un recorrido por la BibliotecaNacional José Martí, así cmo un fructífero trabajo con sus directivos. Inés María ...
La agrupación prepara su primer disco con la EGREM. Foto: Jorge López....
Silvio Rodríguez, fue invitado, como Doctor Honoris Causa de la Universidad de las Artes, Cuba, a responder preguntas de los participantes en la la XX Conferencia Científica sobre Arte y Cultura y el XI Festival de las Artes. Compartimo...
Lo último
La Columna
La Revista