José Antonio Fulgueiras - Granma.- Los agricultores de la zona de Amaro, en el municipio de Santo Domingo, desbrozaron 25 caballerías de marabú y hoy mantienen una cosecha de piña sin precedentes en la historia de la provincia de Villa Clara.

Gabriel González, presidente de la Cooperativa de Créditos y Servicios Diosdado Pérez Pimentel, y sus 48 asociados decidieron limpiar los terrenos de maleza y producir la piña.


Allí aplican el sistema de vinculación de acuerdo con lo preceptuado en la Resolución 960 del Ministerio de la Agricultura, la cual estipula que del ingreso total se cubran los gastos y los productores reciban hasta el 50% de lo alcanzado. Algo significativo es el haberse estabilizado los rendimientos entre 6 000 y 7000 quintales por caballería.

En una placita de Santo Domingo, varios consumidores comentaron a este reportero acerca de la permanencia de la piña en los puestos del mercado de la localidad. Esta es una fruta muy fácil de adquirir, dijo Berta Pérez, una jubilada residente en la localidad; ojalá que otras tengan tanta presencia y aceptación.

En Villa Clara ya se cultiva la piña en 50 caballerías —también con el rescate de terrenos baldíos, otrora cubiertos de marabú— en 12 de sus 13 municipios. Además de Santo Domingo exhiben altas producciones Cifuentes, Corralillo y Quemado de Güines.

El pasado año la provincia cerró con 47 000 quintales acopiados y ofertados, lo cual representa la más alta producción de su historia. En el primer semestre del 2007 fueron comercializados 69 652 quintales, y se aspira a concluir diciembre con no menos de 100 000.

A este renglón se dedican actualmente en el territorio cerca de 700 productores estatales y privados, de ellos la mayoría realizan sus labores en áreas que hasta hace poco permanecían ociosas y cubiertas de marabú.

BLANCO SEGURO

Luis Blanco, especialista en frutales en la subdelegación de Cultivos Varios del Ministerio de la Agricultura en Villa Clara, lleva 12 años en este frente y se le considera ducho en la materia.

Señaló que siempre existieron sembrados de piña en las zonas conocidas por La Juanita, en el municipio Cifuentes, y en Amaro, en Santo Domingo, pero nunca como hoy hubo tantas extensiones con ese cultivo, ni se habían alcanzado tan altos rendimientos por caballería en áreas que hasta hace poco permanecían improductivas.

Las características del suelo son muy favorables: alto, de buen drenaje y de óptimas condiciones del PH que requiere la piña para su desarrollo, de acuerdo con los estudios técnicos y la exigencia del cultivo.

Recuerda Blanco que el ciclo de cosecha depende de las condiciones climáticas de la zona, pero este fluctúa entre los 14 y 18 meses después de plantada.

"La piña, exigente de nitrógeno y potasio, se puede sembrar en cualquier mes. Aunque es resistente a la sequía, requiere de cierta humedad, por lo que su mayor progreso lo alcanza en los meses de junio, julio y agosto".

Una piña puede llegar a pesar varias libras, y su sabor guarda relación con el estado de madurez y la época en que se cosecha. En los meses actuales es más dulce; y para finales del año es más ácida, por falta de potasio.

Miguel Amador Pereira, director de Acopio de Santo Domingo, se muestra satisfecho con el sistema de recolección. "La base de la Empresa de Cultivos Varios de Manacas nos suministra dos o tres camiones diarios, los cuales trasladan en horas de la mañana y del mediodía cerca de 300 quintales de piña de la Cooperativa de Créditos y Servicios Diosdado Pérez Pimentel, en Santo Domingo, rumbo a Santa Clara y La Habana".

En ocasiones se cargan en el campo o en un punto de referencia que Acopio pacta con los productores de esta CCS fortalecida, lo cual asegura la calidad.

El grado de madurez de la fruta decide el destino para la comercialización y las de menor tamaño son enviadas a una fábrica de dulces que radica en la propia Empresa de Cultivos Varios de Manacas.

HIJA DE SUS PROPIOS HIJOS

Según los especialistas, por su contenido en bromelina, la piña es muy adecuada para la circulación de la sangre, y ayuda al proceso de la digestión.

los hijos que echa debajo del fruto son utilizados para la siembra. En una caballería de piña se puede lograr hasta medio millón de hijos. Las posturas son multiplicadas también a través del Centro de vitroplantas en la biofábrica de Maleza, ubicada a la salida de Santa Clara.

Ninguna de las plantaciones utiliza el sistema de regadío, por ser un cultivo resistente a la sequía. Vive solo con el rocío, pues la forma de canaleta de sus hojas le permite almacenar agua suficiente.

El joven Yoleisis Hernández, vanguardia de la Cooperativa por dos años consecutivos, labora con su padre en 340 cordeles de tierra. Nunca pensé ser agricultor, pero desde hace varios años me enamoré de la tierra y de la piña y no pienso divorciarme de ellas, comenta sonriente.

En las ferias dominicales de productos agrícolas y en las placitas del mercado agropecuario estatal, ya es cotidiano encontrar la fruta reinando en las tarimas con su vestuario rojo o amarillo y su corona de hojas verdes.

Cuba
Cubadebate.- El Presidente de la República indicó que lo primero es la preservación de la vida de las personas. Lo fundamental, el principal esfuerzo —enfatizó—, tiene que estar concentrado en evitar la p&...
Prensa Latina TV.- El nuevo Código de las Familias, que se llevará a referendo en Cuba el 25 de septiembre, responde, en opinión de la población y de personas expertas, a una sociedad que evolucionó....
Patricia Pérez - La Pupila Insomne.- Múltiples han sido los desafíos que ha enfrentado Cuba a través del tiempo: los buscadores de oro de la conquista y colonización primero, intervención, monopolios, co...
Lo último
La Columna
Sobran más palabras
Gerardo Moyá Noguera*.- Fue en los tenebrosos tiempos del trigésimo sexto presidente del imperio/EEUU,  JBJ por más señas, que Che fue asesinado, ahora va hacer 55 años de su desaparición física, ...
¡Che sigue vivo!
Gerardo Moyá Noguera*.- Afortunadamente. Che que pronto  se cumplirán 55 de su asesinato por los títeres bolivianos y la CIA y el ex presidente del imperio/EEUU, de aquellos tiempos,  como digo, lo asesinaron el 9 de oc...
La Revista