Cubainformación.- Es la segunda entrevista que realizó Cubainformación TV, en pocos días, a Yailin Orta, la directora del diario Granma, esta vez en el recinto del XV Encuentro de Solidaridad con Cuba del Estado español, en Rivas-Vaciamadrid (7 al 9 de junio de 2019).


En dispositivo movil mantener pulsado el enlace anterior hasta que aparezca el menú con la opción de descargar.

Ver este mismo vídeo en Youtube (calidad HD)

"El diario Granma es como Cuba, una voz alternativa en este mundo", nos dice la joven periodista que, además, es diputada y miembro de la Comisión encargada de la redacción de la propuesta de nueva Constitución de la República de Cuba, recientemente aprobada en el país con el apoyo del 87 % del voto popular.

Todos los materiales: XV Encuentro de Solidaridad con Cuba del Estado español: Rivas-Vaciamadrid, 7 al 9 de junio de 2019

Equipo de Cubainformación TV en Madrid: Ana Gil, Esther Jávega, Lázaro Oramas, José Manzaneda.

Fotografías: Ela Rabasco (Ela R que R), Ana Gil.

Yailín Orta Rivera, directora del diario «Granma»: “La prensa cubana no está contaminada por la publicidad”

Ver esta entrevista en Cubainformación en papel

Transcripción: Aurora VILAR / Cubainformación.- En Rivas Vaciamadrid, en el XV Encuentro Estatal de Solidaridad con Cuba, celebrado en junio de 2019, conversamos con una de las personalidades cubanas invitadas, Yailín Orta Rivera, directora del diario «Granma» y diputada de la Asamblea Nacional de Cuba.

¿Cómo se siente rodeada de la solidaridad con Cuba?
- Estoy encantada. Y es un privilegio también dirigirme a la audiencia de Cubainformación, medio precisamente de esa solidaridad. La calidez que se percibe en un evento como este es gratificante. Poder pulsar el cariño que hay alrededor de la causa de Cuba, sentir la fraternidad, la solidaridad y saber que es Cuba la que une a tantas fuerzas progresistas en Europa, nos genera orgullo y nos sigue alimentando la esperanza. Es motivo de satisfacción ver que Cuba tiene capacidad de convocatoria para aglutinar a todas estas fuerzas y generar además un proceso de articulación, de crecimiento y madurez política que permita una estrategia concertada.
    Agradecemos mucho que la lucha de nuestro país y su capacidad de resistencia les inspire y que Cuba sea un motivo para que se coordinen creando un tejido progresista.

Una de las temáticas que abordan estos encuentros de solidaridad es la guerra mediática contra Cuba. Uno de los mensajes es, por ejemplo, que la prensa cubana, y el diario «Granma» en particular, representan un modelo anclado en el pasado. ¿Qué puede decir sobre esto?
- Yo creo que es una reproducción de estereotipos, una visión reduccionista. Nuestro modelo de creación, que estableció un pacto ético con la verdad y una conducta moral comprometida con las causas del pueblo y la Revolución, por supuesto que no iba a ser bien acogido por los grandes emporios hegemónicos de la comunicación. En esos emporios cada proyecto editorial promueve y respalda a los grandes capitales.
    Se entiende la comunicación desde una perspectiva comercial, también para solapar a los que patrocinen a un medio de comunicación, anulándose la posibilidad de denunciar cualquier comportamiento que pueda tener una empresa que patrocina a un medio de comunicación. Nuestra prensa no está contaminada con la publicidad, que es determinante para que los medios puedan subsistir, pero que a la vez implica ceder espacios a intereses alejados de las preocupaciones del pueblo.
    No puede darse una armonía o un entendimiento entre un modelo de prensa hegemónico que representa al Gran Capital con uno que represente los intereses del pueblo. Hay una polarización en ambas posiciones.
    Además, no defendemos la rentabilidad. Defendemos los valores de justicia social, de solidaridad, antiimperialistas, desde la profundidad del pensamiento y en medio de una hostilidad creciente, donde nuestra voz es la voz alternativa que está en minoría frente a todas esas cámaras de resonancia que propagan una postura manipulada que nos demoniza. «Granma» forma parte de la independencia y de la soberanía nacional desde un modelo de comunicación que apuesta por la defensa de las bases sociales de la Revolución y no de ninguna élite privilegiada económicamente.

¿Cuáles son los cambios que ha tenido la prensa cubana en los últimos años?
- Hay toda una base infocomunicacional que, con el desarrollo de las TIC, nos ha puesto frente a otras realidades. El modelo creativo de «Granma» supera la rutina tradicional del lenguaje estrictamente impreso y de sus posibilidades expresivas. Estamos hablando de una transmedialidad, de diferentes canales de salida y de dar un giro de 360 grados en la forma de entender la comunicación. El producto líder de «Granma» es el periódico impreso, la comunidad de seguidores todavía está muy arraigada en ese soporte comunicativo. Pero apostamos también por la página web, por sus seis canales de salida en diferentes idiomas, más las redes sociales: Facebook, Twitter y todas las que se han ido imponiendo en ese espacio monopólico de la comunicación. Es una extraordinaria oportunidad llegar ahí, aunque lo hagamos en condiciones muy asimétricas, porque el mismo Facebook cambia cada tres meses sus algoritmos y condiciona la posibilidad de posicionar tus contenidos. Para promocionar determinado contenido tienes que abonar una cifra, lo cual nos pone en un escenario de desventaja. Pero en las redes sociales hay que estar, son una gran oportunidad. Como diría Fidel, Internet está hecha para Cuba, porque es la posibilidad de mostrar nuestra realidad desde su cotidianeidad, desde las voces de la participación popular.

Otro de los ítems mediáticos es que no hay democracia en Cuba, que no hay elecciones, que la gente solo obedece directrices. ¿Qué podría decir sobre eso desde su condición de diputada y como miembro de la comisión que redactó la propuesta de nuevo Constitución, después votada en referéndum?
- Vuelve a reproducirse la misma narrativa dominante. La globalización y la construcción de mensajes por parte de la clase imperial y dominante pretenden convencer de que su modelo es el perfecto, y te miden siempre con esa vara.
Cuba tiene un modelo democrático tan auténtico y tan único como su propia Revolución. Es un modelo con una gran vocación de poder del pueblo, ejercido a través de diversas estructuras del Estado. Nuestro Parlamento, órgano superior de poder de decisión, en esta novena legislatura va a tener una tarea extraordinaria porque acabamos de aprobar la nueva Carta Magna, que implica que se actualicen muchas leyes. Se está ya generando una intensa actividad legislativa que debe reflejar el espíritu y la letra de lo que se aprobó en la Carta Magna.
    Cómo se concibió la redacción de esa Constitución es un ejemplo muy elocuente de la democracia cubana, basada en la participación popular, a través de todas las estructuras y de todos los sectores. Fue un proceso que implicó a más de ocho millones de personas, de una población de 11,2, en un debate popular en más de 135 000 reuniones en las cuadras o en los centros de trabajo. Se convirtió el país en una gran Asamblea Constituyente.
    En la comisión que redactó la propuesta estuvimos 33 personas, asesoradas por juristas y especialistas que nos acompañaron. Raúl Castro nos insistió en una máxima: que al final la verdad la iba a tener el pueblo. Elaboramos un proyecto que se sometió a la consideración de la población, que cambió en más del 60% ese proyecto, dejando constancia así de todas sus preocupaciones e intereses. Fue un ejercicio auténtico de renovación del consenso alrededor de la Revolución cubana desde sus bases democráticas, de un modo muy creativo y muy desafiante. Pero fue posible y fue un éxito de la democracia socialista cubana.

Cuba
Orlando Oramas León - Cubainformación.- Rusia podría coordinar la producción en Cuba de su vacuna contra el coronavirus SARS Cov-2, causante de la pandemia de Covid-19, para noviembre próximo, declaró hoy el ...
Cubadebate.- La corporación CIMEX informa sobre la implementación de un nuevo mecanismo para la regulación de las compras en tiendas virtuales, y recuerda que la medida de una compra diaria por cliente está vigente desde e...
Ventura de Jesús - Cubadebate.- El balneario matancero, el principal destino de sol y playa del país, estuvo cerrado por más de 100 días. Nunca permaneció vacío por tanto tiempo, con un silencio poco habitual...
Lo último
La Columna
La Revista