Jorge Wejebe Cono - ACN.- Mientras navegaba el yate Granma por el Mar Caribe a unos días de desembarcar en Playa Las Coloradas, los expedicionarios escucharon la noticia por radio del alzamiento revolucionario en Santiago de Cuba el 30 de noviembre, lo cual provocó en todos el deseo por llegar cuanto antes a su destino, al conocer que ya se combatía en tierra cubana contra la dictadura de Fulgencio Batista.


Frank País, jefe de Acción y Sabotaje y miembro de la Dirección Nacional del Movimiento 26 de Julio, concibió la acción para apoyar el retorno de Fidel Castro y los expedicionarios del Granma que habían partido del puerto de Tuxpan, México, el 25 de noviembre.

Léster Rodríguez, uno de los dirigentes de la insurrección de ese día, dijo sobre sus objetivos : (…) “Hacía falta que se llevaran a cabo acciones en el resto de la Isla que impidieran al ejército batistiano trasladar sus efectivos con suficiente rapidez a la zona de desembarco.”

Pero un retraso en la navegación del yate, debido a que mermó su velocidad por las inclemencias del tiempo y lo sobrecargado que venía con 82 hombres a bordo y su logística, provocó su llegada a Cuba dos días después de la fecha sincronizada para el alzamiento.

No pudo escogerse para la dirección del levantamiento en Santiago de Cuba un dirigente más capaz y valiente que Frank, quien cuando era estudiante al conocer del ataque al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, quiso ayudar a los moncadistas y se identificó con Fidel, al cual conoció después que este salió de la cárcel en mayo de 1955 cuando organizaba el movimiento revolucionario en todo el país.

En julio de 1955, Fidel partió al exilio en México y en una carta explicó la causa de su salida del país: “De viajes como este no se regresa o se regresa con la tiranía descabezada a los pies.”

Frank País desde mediados de noviembre precisó a los jefes del alzamiento en Santiago que las misiones serían cercar y atacar el cuartel Moncada, contra el cual se haría fuego con un mortero en manos de los revolucionarios y que esa sería la señal para iniciar el combate.

Además, atacarían las sedes de la policía nacional y marítima, y asaltarían una ferretería para ocupar armas y municiones.

El levantamiento fue apoyado por todo el pueblo santiaguero que se sumó espontáneamente al grupo de revolucionarios, quienes por primera vez salieron a las calles vistiendo el uniforme verde olivo y el brazalete rojo y negro del 26 de julio.

La lucha se generalizó en la ciudad, aunque los encargados de disparar el mortero contra el Cuartel Moncada fueron detenidos. Pero se combatió e incendió la Estación de Policía, se tomó su sede marítima y también se asaltó la armería donde ocuparon cartuchos de cacería y escopetas deportivas, todo como estaba previsto en el plan inicial.

También prendió la chispa insurreccional en otras regiones orientales y en el resto del país tuvieron lugar numerosas acciones, principalmente de sabotaje.

A mediados de la mañana del 30 de noviembre la resistencia fue mermando en Santiago de Cuba por la caída de los principales líderes, entre ellos Pepito Tey, Otto Parellada y Tony Alomá frente a la gran cantidad de fuerzas del ejército y la policía de la región que fueron enviados a la urbe, por lo que fue necesario dar la orden de retirada.

 

Cuba
A continuación, el especial de La pupila asombrada sobre la actualidad del pensamiento del Che, por la TV Cubana....
Alberto Mas, corresponsal de Cubainformación en Buenos Aires.-  El Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba (MAS Cuba) celebra un nuevo aniversario de la instalación del primer gobierno patrio en el Virreinato del Rio de la Pla...
ACN.- El ministro cubano de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez Parrilla calificó hoy de mentira el mensaje del Secretario de estado norteamericano Mike Pompeo, acerca de la celebración en Cuba de los sucesos del 20 de mayo cua...
Lo último
La Columna
La rodilla imperial
Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- Tal como la rodilla del policía racista asfixió al ciudadano George Floyd, solo por ser negro, el gobierno del sistema que enseña a reprimir a...
La Revista