Randy Alonso Falcón, Boris Luis Cabrera Acosta, Angélica Arce Montero - Cubadebate / Mesa Redonda.- Este martes, el programa televisivo Mesa Redonda fue reservado para informar detalles sobre la Serie Nacional de Béisbol 60, prevista a comenzar el próximo sábado 12 de septiembre en ocho cabeceras provinciales.


Ernesto Reynoso Piñera (Comisionado Nacional de la disciplina), Carlos Martín Álvarez (Responsable de la SN 60), Dr. Francisco Montesinos Flores (Jefe de la Comisión Médica Nacional de Béisbol), Luis Daniel del Risco del Río (Tesorero de la FCB y jefe de Reglas y Arbitraje de la DNB), y Roberto González Sánchez (Director General del Canal Tele-Rebelde); fueron los panelistas encargados de disipar dudas y resumir los aspectos más importantes relacionados con el funcionamiento del mayor espectáculo deportivo del país, ahora con un importante reto por el asedio de la pandemia del nuevo coronavirus.

Las altas y bajas de los equipos solo serán posibles en los juegos 30, 60 y 74

“Asumimos una gran responsabilidad en medio de las condiciones actuales para realizar esta serie, por lo que representa este deporte para el pueblo”, dijo Reynoso al comienzo del programa.

“La pandemia ha sido mala para la humanidad, pero nos ha dado la oportunidad de prepararnos mejor. En el orden organizativo desmontamos los últimos 15 reglamentos de las pasadas series, en función de lograr un campeonato a la altura que vive el país”, agregó.

El directivo se refirió al calendario de juegos, que esta vez consta de 75 partidos para todos los equipos, al contrario de ediciones anteriores, en las cuales la mayoría de las selecciones solo jugaban 45 encuentros.

Reynoso también hizo referencia al reglamento de la competencia con respecto a las altas y bajas de los equipos, que ahora solo serán posibles en los juegos 30, 60 y 74 y solo serán dados de alta los peloteros registrados en las preselecciones (listados de 45 jugadores) oficializadas por las provincias antes de comenzar el campeonato.

Los contratados en Japón, solo podrán jugar con sus equipos y no serán refuerzos de ningún otro

Por otra parte informó respecto a los atletas contratados en la Liga de Japón mediante la Federación Cubana de Béisbol (FCB), que solo podrán jugar con sus equipos y no serán refuerzos de ningún otro.

Estos atletas, una vez que regresen al país, deberán cumplir con un descanso obligatorio antes de incorporarse a la serie. Los que jueguen play off en el campeonato japonés, no podrán incorporarse antes de que comience la etapa de cuartos de final, mientras que los que no estén enrolados en postemporadas, tendrán que descansar 30 días a partir de su llegada al país.

Por su parte, los que hayan jugado en otras ligas tendrán que descansar 15 días, a partir de su entrada a Cuba, y los contratados a título personal en el exterior podrán ser dados de alta en cualquier fecha, una vez concluido su proceso migratorio y previa solicitud de la provincia y aprobación de la Comisión Nacional de Béisbol (CNB), antes del juego 60 de su equipo y podrán ser seleccionados como refuerzos.

“Ha habido un excelente movimiento con respecto a los estadios. Hemos entregado las placas de estadio listo a todos. La industria deportiva también hizo un gran esfuerzo con los trajes y en sentido general se han creado las condiciones para que el campeonato se pueda realizar con éxito”, concluyó Reynoso.

No se suspenden los partidos por oscuridad, se reanudan al día siguiente

Carlos Martín, haciendo su debut este año como responsable de la Serie Nacional, se refirió al cambio necesario en el calendario de juegos al trasladarse los primeros partidos a la región oriental del país por la situación actual de la pandemia en el occidente, solo dejando el partido inaugural en Matanzas por tratarse del campeón.

El técnico recordó que ahora se jugarán todos los días excepto viernes y lunes como era hace unos años atrás y que el Juego de las Estrellas se realizará los días 7 y 8 de noviembre.

Informó también que ahora ya no se suspenderán los partidos por oscuridad porque estos se reanudarán al día siguiente y que habrá una nueva reglamentación con respecto a los lanzadores para los playoff, donde se aumentarán entre 5 y 20 lanzamientos más por días, para una mayor libertad en ese sentido en esos cruciales desafíos.

Con respecto a los playoff, dijo que los ocho clasificados se enfrentarán 1ro. vs. 8vo., 2do. vs. 7mo., 3ro. vs. 6to., 4to. vs. 5to. lugares de la tabla de posiciones.

Las subseries serán programadas a cinco juegos y el ganador será el primero que gane tres.

Los dos primeros juegos se celebrarán en las sedes del 1ro, 2do., 3ro. y 4to. lugares, los dos siguientes en las sedes del 5to., 6to., 7mo. y 8vo. lugares. De ser necesario los quintos juegos se regresará a las sedes de los ocupantes de las primeras posiciones.

Los cuatro ganadores de las subseries de Cuartos serán los clasificados a la etapa de semifinal. Estos efectuarán dos playoff de siete juegos. El primero en ganar cuatro pasará a la etapa final al mejor de siete partidos.

Con respecto al sistema de desempate, Martín informó que en caso de más de dos se definirá por el resultado de juegos ganados y perdidos entre los equipos involucrados, sumando la cantidad de victorias alcanzadas por cada equipo en los juegos efectuados entre los involucrados.

De mantenerse el empate, se aplicará el balance de clasificación (tqb) entre los involucrados y de persistir este se definirá por el mejor promedio de carreras limpias en los juegos celebrados entre los equipos implicados.

Si aún asi se mantiene el abrazo, se buscará el mejor promedio de bateo en los juegos celebrados entre los equipos implicados.

Por último, el directivo aseguró que "el relevo del béisbol cubano está garantizado” y aportó en números su afirmación al informar que en la campaña jugarán 58 novatos (50 de ellos lanzadores) y que los 120 atletas seleccionados para el proyecto de los talentos están incorporados a sus nóminas provinciales.

Serán cinco las visitas durante las nueve entradas y esto no retrasará el juego

Luis Daniel del Risco del Río, tesorero de la Federación Cubana de Béisbol y jefe de la Comisión de Reglas y Arbitraje de la Dirección Nacional de ese deporte, comenzó su intervención refiriendo que el arbitraje cubano se ha preparado para la 60 Serie, “por lo que representa para el país este campeonato”, dijo.

“Antes de la COVID nos reunimos con los árbitros y planteamos una clínica. Ahí vimos lo que consideramos pudiéramos tocar para el desarrollo del torneo,  pensando en cómo queríamos que fuera”, prosiguió del Risco.

Según el directivo, la novedad ha estado en las cinco visitas que podrán hacer ahora durante el juego. “Antes eran tres. Esto implica un mayor trabajo de los árbitros, estar más atentos, pues si tan solo el lanzador sale del montículo y se mueve hacia donde hay un jugador, es considerado una visita. Prácticamente, cualquier movimiento se considera dentro de ese rango”, apuntó.

La estrategia responde a uno de los viejos anhelos de la afición cubana de reducir el juego al mínimo posible, en consonancia también con el béisbol internacional: “Muchos piensan que con cinco visitas demoramos más el choque. El partido se tarda, innecesariamente, cuando cualquier jugador del cuadro se acerca al pítcher a jugar con él, pero hay que evitar todo eso. En los primeros encuentros, va a ser molesto, pero la gente le cogerá el golpe.

Del Risco recordó que en nuestro país se juega al mediodía y “tenemos que lograr que atletas y árbitros estén expuestos lo menos posible a ese desgaste físico, que exige el juego de pelota”, recalcó.

En su intervención se conoció también que durante esta etapa de preparación, de topes entre los equipos, los comisionados provinciales han aplicado esa regla, “para lograr que los muchachos se sensibilicen con la medida, que se aplica en muchos países del mundo y resulta eficaz”.

Con relación al tiempo en el juego de béisbol detalló que serán: 90 segundos para los extra innings; 12 segundos entre lanzamiento y lanzamiento, sin corredores en bases; 90 segundos para cambiar el pítcher.

“La Federación Cubana de Béisbol hizo un esfuerzo y se adquirieron 32 cronómetros. Están por llegar y posibilitarán ser lo más justos posibles. Aunque por ahora, comenzaremos con un cronómetro de mano y la ayuda de los árbitros”, apuntó.

Iguamente, Del Risco comentó que después de consumido los tres replay reglamentarios y haya una jugada polémica al finalizar el partido que puede decidir, es una obligación del jefe de grupo, ir al replay.

“Eso es para buscar la justicia en el juego. Es un reto porque ayuda a los árbitros y a los comisarios a esforzarse más en esos finales”, dijo Del Risco.

Más tarde, se refirió en su intervención a los esfuerzos de la Federación Cubana, de conjunto con la Comisión Nacional,  para obtener los implementos necesarios. “La industria deportiva ha jugado un papel importante para que los equipos tengan sus tres uniformes”: visitador, home-club y el de entrenamiento.

“Nuestros atletas contratados también han apoyado la Serie Nacional, prosiguió. “Tenemos los bates, serán 30 para cada equipo, o sea cada jugador tendrá uno, cumpliendo con las medidas higiénicas que impone la COVID-19.

Igualmente, se contará con pelotas, guantes, zapatillas de los entrenadores, máquinas de pitcheo y jaulas de bateo. De estas dos últimas se han comprado una para cada provincia.

“Se ha hecho un gran esfuerzo, algunos recursos estarán para el inicio y otros vendrán llegando”, concluyó Del Risco.

Ningún jugador ha dado positivo a la COVID-19

El Dr. Francisco Montesinos Flores, jefe de la Comisión Médica Nacional de Béisbol centró su intervención en la preparación de la serie para el aseguramiento epidemiológico durante el torneo.

“En mayo hicimos un protocolo de trabajo para la etapa pos-COVID. El grupo de medidas, que desarrollamos, se les entregó a cada pelotero durante el entrenamiento y ahora tendrán que mantenerlas a lo largo del campeonato”, comentó.

El especialista acotó que el instrumento ha cumplido su objetivo, “pues durante esta etapa ningún jugador ha dado positivo a la enfermedad”, aseguró.

Agregó que a los atletas y personal de apoyo se le han realizado más de 2000 pruebas de PCR y 850 test rápidos.

Insistió en que como medida preventiva, en el banco, solo deben estar los atletas que participarán en el juego; el resto como los lanzadores del bullpen y demás integrantes del equipo deberán estar en otra área y usar el nasobuco, excepto los que estén jugando en ese momento.

“Ningún jugador ni a la ofensiva, ni a la defensa, podrá intercambiar con el otro equipo y ni entre sus compañeros, además, la pelota no deberá ser manipulada por más de dos o tres atletas, incluso cuando se acabe la entrada esa pelota no deberá ser la que coja el otro conjunto, no se deberán celebrar las jugadas importantes, será solo con el codo o sus saludos habituales, y tampoco habrá mítines dentro ni fuera del dogaut entre los innings”, aseveró.

En tal sentido, recalcó el doctor Montesinos, que el cargabates y el recogedor de pelotas serán muy importantes, quienes depositarán en una bolsa los implementos personales de cada jugador, favoreciendo así la higiene.

Al concluir, el especialista manifestó que de dar positivo algún jugador, ya se cuenta con un protocolo de tratamiento: “Después de consultar con el Dr. Durán, establecimos realizar un PCR a cada equipo y hacer text rápido antes de cada subserie. Si algún pelotero da positivo, hay que hacerle PCR a toda la selección y los demás pasos para preservar su salud. Luego, habrá que pensar hasta en la reprogramación de juegos por parte de la Comisión Nacional”, dijo.

Se transmitirá por la TV la mayor cantidad de juegos posibles

Roberto González, director general de Tele-Rebelde, dijo que el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), en coordinación con los gobiernos provinciales y la Dirección del béisbol,  ha hecho un esfuerzo tremendo para que el público pueda disfrutar tanto por radio como por la televisión, la mayor cantidad de juegos posibles.

“En este primer mes se podrán ver a 13 de los 16 equipos de la Serie Nacional. Y en la inaguración en Matanzas estarán presentes la radio y la televisión,” aseguró González.

Comentó, además, que el canal Tele Rebelde transmitirá en todas las subseries un juego en vivo a las 2:00 p.m y otro diferido a las 8:00 p.m.

Por su parte, la radio cubana, debido a la situación epidemiológica del país, apelará a las emisoras provinciales, que darán gran cobertura a la Serie Nacional. “La radio tiene como ventaja, que por las tardes con la Cadena Rebelde puede conectarse con los territorios e incluso ir en vivo en caso de algún juego que esté en las postrimerías”, concluyó.

Cuba
Boris Luis Cabrera Acosta - Cubadebate.- Este lunes, en el habitual encuentro semanal entre los directivos de la Serie nacional y la prensa especializada se dio a conocer la tan esperada noticia que nuestro deporte nacional puede ser declarado este m...
Agustín Letelier Rubio - Cubainformación.- Si quieres conocer la idiosincrasia de los cubanos y su historia no podemos dejar de hablar del gran deporte nacional: el béisbol o la pelota. Orgullosamente amateur, la pelota mezcla ta...
Cubabate - Arlenis Sierra. Foto: Jit.- La cubana Arlenis Sierra competirá en la prueba contrarreloj y en la carrera individual de los Campeonatos del Mundo de Ciclismo de Ruta, los próximos días 24 y 26 de septiembre en Imola, It...
Lo último
La Columna
La Revista