Canal Caribe.- El Decreto Ley de #BienestarAnimal​ se aprobará este mes, de acuerdo al cronograma legislativo de #Cuba​. Sobre esta norma jurídica que reafirma la convicción de proteger a los animales y eliminar cualquier forma de maltrato, intercambiaron esta mañana autoridades del Ministerio de la Agricultura y un grupo de protectores de animales.


Cinco claves sobre la Política de Bienestar Animal en Cuba

De acuerdo al cronograma legislativo de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Decreto Ley sobre Bienestar Animal se aprobará antes de que finalice el mes de febrero...

Cubahora

  • Bienestar Animal: Incluye tres elementos: el funcionamiento adecuado del organismo (lo que entre otras cosas supone que los animales estén sanos y bien alimentados), el estado emocional del animal (incluyendo la ausencia de emociones negativas tales como el dolor y el miedo crónico) y la posibilidad de expresar algunas conductas normales propias de la especie. Según la Organización Mundial de la Salud Animal, un animal se encuentra en un estado satisfactorio de bienestar cuando está sano, confortable y bien alimentado, puede expresar su comportamiento innato, y no sufre dolor, miedo o distrés.

La temática relacionada con la Política de Bienestar Animal se ha mantenido en el debate popular con especial interés desde el proceso de referéndum constitucional, cuando se planteó la necesidad de promulgar una norma específica para la protección y el bienestar de los animales. Por la proximidad de la aprobación de esta política y su Decreto Ley, y el interés que genera, Cubahora comparte cinco claves para entender mejor el tema.

¿Cuál es la fundamentación legal y antecedentes de la Política de Bienestar Animal en Cuba?

La fundamentación legal de la Política de Bienestar Animal en Cuba tiene como base la Constitución de la República de Cuba aprobada en abril de 2019. En el Artículo 75 se expresa que “el Estado protege el medio ambiente y los recursos naturales del país”, mientras el Artículo 90, inciso j, se plantea que son deberes de los ciudadanos cubanos “proteger los recursos naturales, la flora y la fauna y velar por la conservación de un medio ambiente sano”.

Ahora bien, ya desde la década de los noventa se viene construyendo el camino para la Ley de Protección Animal, no exento de demoras y dificultades. En 1993 se emitió el Decreto Ley No. 137 de la Medicina Veterinaria y en enero de 2020 se aprobó la Resolución No. 537 del Ministerio de la Agricultura (MINAG) que pone en vigor dicho Decreto-Ley y unifica ambas normativas en un solo cuerpo legal. Así mismo, la resolución incluye el Decreto No. 20 de 2020, referido a las contravenciones de la Medicina Veterinaria.

Luego, el 13 de noviembre de 2020, se aprobó la Resolución No. 538 del MINAG donde se presenta el Código de Ética de los médicos veterinarios, un documento sin antecedentes en Cuba y que establece los principios generales a cumplir por los profesionales que ejercen esta especialidad.

Por otro lado, el 22 de mayo de 2018 se aprobó la política de perfeccionamiento del sistema de sanidad animal en Cuba, en correspondencia con el Lineamiento 157 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución para el periodo 2016-2021. Entre las misiones de la sanidad animal se encuentran evitar la introducción de enfermedades exóticas al país, dirigir el sistema de vigilancia, el diagnóstico veterinario y programas de prevención y control de enfermedades, lo que permite asegurar el control de las producciones del sector agropecuario y alimentario.

De acuerdo al cronograma legislativo de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Decreto Ley sobre Bienestar Animal se aprobará antes de que finalice el mes de febrero por el Consejo de Estado, para después someter su reglamento a aprobación por parte del Consejo de Ministros y se publiquen ambos cuerpos legales en la Gaceta Oficial de la República.

¿Por qué se necesita una Política de Bienestar Animal en Cuba?

Teniendo en cuenta la importancia que tiene la atención a la población en la construcción de la norma jurídica, el Ministerio de la Agricultura ha sostenido varios encuentros con la Asociación para la Protección de Animales y Plantas (Aniplant) y con diferentes personas interesadas en estos temas. Asimismo, desde su sitio web, correo electrónico y sus sitios de redes sociales, se ha estado intercambiando con la población.

Entre las temáticas más recurrentes en el debate sobresalen la ausencia de un régimen de contravenciones y punitivo, que sancione las conductas lesivas al bienestar animal. Referidas estas a la caza, pesca, tráfico y comercio ilícito de animales de fauna silvestre, terrestre o marina en régimen especial de protección, amenazados o en peligro de extinción.

Asimismo, las insuficiencias en la asistencia veterinaria practicada por el sector empresarial y el deficiente aseguramiento de productos de uso veterinario para todas las especies.

Otras de las preocupaciones están relacionadas con el maltrato físico y mental al que son sometidos los animales de compañía y productivos, por algunos de sus poseedores, y también de los expuestos en zoológicos, acuarios y recintos de ferias. Además, los procedimientos inadecuados durante la recogida de animales de la vía pública, manejo y métodos de sacrificio, así como la práctica ilegal del enfrentamiento entre animales, inducido por personas con fines de lucro, que requiere una penalización como conducta delictiva.

Todo esto conlleva, sin dudas, a la necesidad urgente de crear una Política nacional que garantice no solo la protección a los animales, sino también su bienestar.

¿Quiénes están a cargo de la Política y su Decreto Ley?

El grupo de trabajo a cargo de la confección de la Política y su Decreto Ley está integrado por 42 personas de diferentes sectores y disciplinas, las cuales representan a las principales entidades encargadas de velar por la integridad de los animales en Cuba. Entre ellas figuran la Asociación Nacional para la Protección de Animales y Plantas, la Asociación Cubana de Medicina Veterinaria, la Asociación Sinológica de Cuba, el grupo Flora y Fauna, y la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Agraria de La Habana, así como los grupos Ganadero y Forestal del Ministerio de la Agricultura, y otras instituciones científicas del país.

¿Qué metodología ha sido empleada para conformar la Política de Bienestar Animal y su Decreto Ley?

Para conceptualizar la política se estudió, primeramente, el Título 7 del Código Zoosanitario para los Animales Terrestres, de la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE). Este apartado recoge, entre otras cuestiones, las recomendaciones y normas para garantizar el bienestar. Además, se tuvo en cuenta los acuerdos del Sexto Plan Estratégico de la OIE, donde se plantearon como directrices la conservación de la diversidad biológica, la toma de conciencia y respeto hacia los animales y la necesidad de reducir la transmisión de enfermedades.

Por otro lado, se realizó un diagnóstico en Cuba centrado, sobre todo, en los elementos que van en contra del bienestar animal. Como resultado se obtuvieron 16 problemáticas fundamentales relacionadas con la insuficiencia en la atención primaria de salud de las clínicas y consultorios veterinarios, el maltrato físico y mental a los animales por parte de algunos propietarios, irregularidades en el traslado y sacrificio de animales de la actividad pecuaria y la captura, caza, pesca y comercialización ilícita de estos.

Para el Decreto Ley se utilizó el método de Derecho comparado, es decir, la revisión de legislaciones sobre el tema, siempre teniendo en cuenta el sistema de derecho cubano y el modelo económico, político y social del país. De esta manera, constituye la norma reguladora de la tenencia responsable de animales con independencia de su clasificación en domésticos o productivos.

Además, para la versión definitiva del Decreto Ley, se tendrá en cuenta las opiniones y sugerencias de la población, a partir de la convocatoria realizada por el MINAG.

¿Cuál será el contenido de la Política de Bienestar Animal y el Decreto Ley correspondiente?

La Política de Bienestar Animal y el Decreto Ley correspondiente, en la versión propuesta para el debate popular, contempla la necesidad de crear refugios de animales en el país, la inclusión en el programa de estudio algunas especialidades y asignaturas que respondan y aborden las temáticas del bienestar animal, la cuantía de las multas en caso de violar las leyes establecidas y todo lo que gira en torno a las prácticas de peleas entre algunos animales. Así mismo, plantean como imprescindible la licencia veterinaria para cualquier actividad que incluya el uso de animales.

De acuerdo a lo publicado en el sitio web del MINAG, el Decreto Ley se dividirá en catorce capítulos que pueden ser consultados aquí.

 

Cuba confirma aprobación de Decreto Ley sobre bienestar animal

Por Elizabeth Borrego Rodriguez

La Habana, 20 feb (Prensa Latina) Cuba tendrá un Decreto Ley sobre bienestar animal antes que concluya el mes de febrero para una mayor responsabilidad social sobre el tema, confirmaron a Prensa Latina autoridades del Ministerio de la Agricultura (Minag).

Tras un encuentro la víspera entre activistas y directivos de la cartera, el director jurídico del Minag, Orlando Díaz, insistió en la necesidad de promover la educación para el cuidado de animales como parte de una política nacional.

La reunión tuvo lugar luego de que un grupo de protectores de animales solicitaran detalles respecto a la aprobación de la normativa, anunciada por la institución para este mes.

El Decreto apela a la sensibilidad y apuesta por una mayor responsabilidad social, institucional y educativa, aseguró Díaz tras el diálogo.

En declaraciones a esta agencia, Sheyla Chirino, una de las activistas, consideró fundamental mantener la comunicación entre los protectores de la fauna y el Ministerio con este objetivo.

Como parte de esta agenda común, los participantes se interesaron por temas como la penalización del maltrato en todas sus formas, el reglamento de trabajo en clínicas y consultorios dedicados a la atención veterinaria y la revisión y aclaración del concepto de animales afectivos.

Asimismo, insistieron en las reglas del trabajo por cuenta propia en la medicina veterinaria, la necesidad de refugios para animales con condiciones básicas, el hacinamiento, la esterilización, la penalización severa para los juegos ilícitos con animales, entre otras demandas.

'Llevamos mucho tiempo esperando el Decreto de bienestar frente a los abusos, abandono y mutilación de animales', aseguró la activista.

'El intercambio fue fructífero, aclararon muchas dudas, ahora solo queda esperar la Ley', dijo.

Muchas de las cuestiones tratadas la víspera ya están incluidas en el diagnóstico y, por tanto, en la norma, aseguró por su parte el director jurídico del Minag.

De acuerdo con Díaz, el principal trabajo de ambas partes debe enfocarse ahora en fortalecer el aspecto educativo, cultural y la aplicación de las normativas a quienes laceren el bienestar animal.

'La Ley, además, va a consolidar el intercambio entre el Ministerio y los protectores de animales porque desde que iniciamos este trabajo abrimos un espacio en el portal web y las redes sociales para recibir las opiniones e hicimos la invitación a legislar', puntualizó el especialista.

Un equipo del Minag con 42 representantes de distintas organizaciones y asociaciones, trabajó desde el pasado año en la norma específica para el país caribeño.

Inicialmente, la aprobación fue prevista para noviembre de 2020, mes que comenzó con una convocatoria abierta para recibir opiniones sobre la propuesta de legislación.

Como resultado, el Minag recibió más de 600 opiniones y 16 mil visitas a su portal oficial, se concibieron encuentros con grupos de protectores y figuras de sociedad y la cultura, como Silvio Rodríguez.

El tema permanece en la agenda pública desde el proceso de referéndum constitucional, donde se planteó la necesidad de promulgar una norma específica para la protección de la fauna.

Se trata de un esfuerzo conjunto para la construcción de una política de bienestar animal en Cuba, remarcó Díaz.

'La novedad es que hemos llegado a una norma específica para el bienestar pero en la legislación vigente tenemos otros instrumentos para eso, como la Ley 81 del Medio Ambiente o la Ley Forestal, siempre ha sido una preocupación constante', aseguró.

Cuba
Dinella García Acosta - Irene Pérez - Cubadebate.- Desde este viernes 26 de febrero Cuba cuenta por primera vez con una norma específica sobre bienestar animal, en la que ha trabajado un equipo del Ministerio ...
Canal Caribe.- En Guantánamo​, están creadas las condiciones para iniciar la tercera fase de los ensayos clínicos del Candidato Vacunal Abdala​, contra la Covid-19. El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnolog&iac...
Sergio Ortiz - Cubainformación.- “Yo me muero como viví” cantó Silvio Rodríguez en “El necio”, que debería traducirse como “El consecuente”. En esos versos decía: &ldq...
Lo último
La Columna
Prisionero por Palestina
Todos los días nace y muere, da con su cabeza contra el muro, y su herida grita. Sus captores tapan todas las ventanas para que nadie vea su nacer y morir, sus días que se encienden y estallan de luz y hacen temblar toda su tierra para ...
La Revista