Cubadebate - Video: RT.- El presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez participa junto a 100 jóvenes en un trabajo voluntario en la UEB Granja Boyeros, perteneciente a la Empresa Agropecuaria Metropolitana.


En saludo al Día de la Rebeldía Nacional, y acompañado también por el Viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, el mandatario llegó esta mañana al organopónico de Fontanar.

Mientras unos prepararan canteros con abono orgánico, otros recogen coles, habichuelas, ajo porro.

Una vez concluido el trabajo voluntario el presidente habla con los jóvenes sobre los retos actuales que vive Cuba, también de la responsabilidad que tienen de proponer, crear y participar en las actividades socioeconómicas del país.

Subraya la necesidad de avanzar en el desarrollo, defiendo la Constitución, la democracia, nuestros valores, con más participación y aprovechado el talento de todos.

Primer ministro en trabajo voluntario con motivo del Día de la Rebeldía Nacional

El primer ministro Manuel Marrero Cruz llegó temprano al organopónico UEB Granja Primero de Mayo, en el municipio Cotorro de la capital. Aquí se realiza un trabajo voluntario a propósito del 26 de julio, un día histórico para Cuba.

Enfatiza presidente de Cuba en fortalecer mecanismos de participación

La Habana, 26 jul (Prensa Latina) El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, insistió hoy en la importancia de propiciar espacios de diálogo, renovar las maneras de participación de la ciudadanía y de fortalecer el quehacer de las organizaciones de masas.

En un encuentro con jóvenes en esta capital, luego de colaborar en un trabajo voluntario para apoyar en la cosecha de vegetales y hortalizas, el jefe de Estado hizo referencia a la necesidad de, desde el Gobierno, dar una nueva visión a políticas públicas relacionadas con las nuevas generaciones.

Remarcó la urgencia de ofrecer seguimiento a los proyectos propuestos por la juventud, así como de crear nuevas plataformas de intercambio para que los de este grupo poblacional puedan llegar a las instituciones y plantear sus inquietudes.

De acuerdo con la Agencia Cubana de Noticias, el mandatario planteó una hoja de ruta para el país en la cual está también el objetivo de perfeccionar los conceptos de cultura de administración pública y empresarial, y reforzar la visión de que son servidores públicos y deben responder ante la población.

Durante el intercambio con estudiantes y trabajadores, Díaz-Canel hizo referencia al propósito de llevar la actual Constitución de la República a normas jurídicas, como parte del proceso legislativo en curso, lo que permitirá una mejor protección de los derechos de las personas, aseveró.

Mencionó los disturbios ocurridos el pasado 11 de julio en distintos puntos de la geografía nacional y el tratamiento a los jóvenes que participaron, 'con el mayor humanismo que caracteriza a la Revolución', dijo.

Informó que para el mes próximo hay planificada una agenda de trabajo intensa de intercambio con estudiantes, artistas, líderes religiosos, científicos, concebida como continuidad del trabajo realizado por los principales dirigentes del Gobierno.

El presidente ratificó la confianza en las nuevas generaciones y precisó que en estos días ocurrieron encuentros con exponentes de ese segmento poblacional, quienes opinaron sobre cómo hacer una nación mejor.

Además, subrayó la importancia de conocer la historia de Cuba para hacer frente a los desafíos actuales y garantizar la continuidad de la Revolución.

La nación caribeña celebra hoy el Día de la Rebeldía Nacional, en recordación a las acciones de similar fecha, pero del año 1953, cuando fueron asaltadas fortalezas militares en un intento por derrocar la dictadura de Fulgencio Batista.

El líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, estuvo al frente de los ataques a los cuarteles Guillermón Moncada, en la ciudad de Santiago de Cuba; y Carlos Manuel de Céspedes, en la de Bayamo, ambas en el oriente del país.

Las acciones, si bien no lograron sus objetivos, permitirían años después comenzar la guerra en las montañas y derrocar el 1 de enero de 1959 la dictadura de Batista, que comenzó el 10 de marzo de 1952 con un golpe de Estado.

 

Este es también el momento de la juventud

El Presidente Díaz-Canel y un centenar de jóvenes recordaron este 26 de Julio el asalto de la Generación del Centenario con una jornada productiva en la barriada habanera de Fontanar. El diálogo, la música y la poesía fueron el mejor modo de recorrer raíces sin olvidar los retos de hoy

Alina Perera Robbio - Granma

A las generaciones de cubanos que vivimos jornadas de trabajo al pie del surco esas temporadas no se nos olvidarán jamás. Están en el centro de toda nostalgia, al tiempo de recordarnos que hacer con manos propias es una necesidad y un privilegio que Cuba merece tener.

Eso explica que este 26 de Julio, cuando una colega preguntó al Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, si él sentía estar de regreso a un momento que mucho le gusta, él respondiera afirmativamente y dijera que era bueno “estar con la gente, estar con el pueblo y estar en las raíces”.

El diálogo se produjo este lunes, muy temprano en la mañana, durante lo que en Cuba conocemos como trabajo voluntario y que tuvo lugar en el barrio habanero de Fontanar, en la Unidad Empresarial de Base (UEB) Granja Boyeros, perteneciente a la Empresa Agropecuaria Metropolitana. Allí el Jefe de Estado laboró al pie de los  cultivos, movió abono orgánico con una pala, sintió muy de cerca la tierra, en compañía de un centenar de jóvenes estudiantes y trabajadores, y de otras autoridades del Partido y del gobierno.  

De surco en surco, del modo más natural, los participantes se iban entreverando. Y mientras el sol iba subiendo en lo más alto, se sucedían los intercambios de ideas y sentimientos entre los más jóvenes protagonistas y el dignatario que, como recordó este lunes, también tuvo esas edades de ternura y arrestos.

Fue reconfortante la mañana que tuvo como cierre un encuentro distendido, marcado por la música, las fotografías que muchos jóvenes se tomaron con el Presidente, y una alegría que nace del entendimiento mutuo, de sentir que se ha celebrado, de la mejor manera, un día especial de la historia patria. 

Sentado como en medio de una gran familia, haciéndose acompañar del Coordinador Nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y Héroe de la República de Cuba, Gerardo Hernández Nordelo –a quien dijo “ven para acá, Hermano del alma…”-, el Jefe de Estado habló a los jóvenes sobre lo significativo de una celebración como la del 26 de Julio.

Díaz-Canel se refirió a una fecha de “mucha motivación política, de mucha motivación emocional”; recordó a esos jóvenes que con valentía y arrojo tremendos fueron a contracorriente en aquellos tiempos y decidieron protagonizar aquel asalto que no tuvo como desenlace la victoria militar, pero generó la gran victoria que es la Revolución.

El dignatario hizo un recorrido por hitos de la historia que nos han traído hasta el presente. Evocó a un Fidel que de acusado pasó a convertirse en defensor del pueblo a través de La historia me Absolverá; reparó en la maravilla de que los jóvenes de la Generación del Centenario aprovecharan los espacios de la prisión para que esta fuera fecunda, para que todos estudiaran y se preparasen.

Ahí es donde uno entiende la continuidad, dijo el mandatario una vez que recorrió la línea del tiempo de una rebeldía todavía inconclusa. “Nosotros hoy somos continuidad”; e hizo la definición “no como consigna vacía”, sino como la certeza de una suerte que sigue siendo la misma: “ellos tuvieron que superar adversidades para que la Revolución triunfara, y en estos momentos estamos superando adversidades”.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido hizo hincapié en ese excelente modo de celebrar el 26: compartiendo sentimientos, convicciones, también  compromisos. “Yo le decía a los muchachos que estaban compartiendo más cerca con uno en el surco que también esto oxigena, esto alivia tensiones, esto nos hermana, y es también una expresión de solidaridad entre todos”, destacó el mandatario.

“Sé que ustedes en estos días –apuntó Díaz-Canel Bermúdez- han estado reunidos; han estado hablando con jóvenes; han hecho una reflexión sobre lo que les toca; y están saliendo -me han dicho muchos que están saliendo muy buenas ideas-, muy buenos proyectos y creo que eso es lo que tenemos que hacer: Que los jóvenes planteen cómo podemos construir un país mejor en estos momentos, trabajar con todos”.

El Presidente compartió entonces una minuciosa reflexión sobre las metas que la Isla tiene por delante. Habló, por ejemplo, sobre la necesidad de apoyar el emprendimiento de los jóvenes, así como seguir propiciando más espacios de diálogo. “Ustedes, sin ningún tipo de barreras, (…) pueden llegar a cualquiera de las instituciones a plantear sus inquietudes, a plantear sus problemas; de hecho lo han estado haciendo, de hecho han estado participando”.

“Me he reunido sistemáticamente en todas las provincias”, afirmó el Presidente, quien dijo que particularmente en La Habana se produjeron varios diálogos con universitarios de distintos centros, quienes ofrecieron sus testimonios sobre las dificultades que han estado enfrentando en medio de la COVID-19, “y hay que decir que muchos lugares no tuvieran el funcionamiento que han tenido ni las posibilidad de hacer todo lo que han hecho si no hubiera sido por la participación y la convocatoria de los jóvenes”.

Una suerte de ruta del país trazó Díaz-Canel para hacer alusión a las principales tareas que Cuba tiene por delante: primeramente, seguir acrecentando el cimiento legal a todo lo que la sociedad emprenda; y seguir adelante en “perfeccionar nuestros conceptos, nuestra cultura de administración pública y administración empresarial”.

Sobre esa última arista, abogó por que nuestras instituciones asuman mejor el concepto de que son servidoras públicas, son instituciones para escuchar y dar respuesta a los problemas de las gentes.

De rescatar los conceptos del trabajo comunitario que siempre se han desarrollado en la Revolución; de hacer más eficiente a la Empresa Estatal Socialista; de renovar las maneras de participación de la población; de renovar el papel de las organizaciones de masas “que son las organizaciones de nuestra sociedad civil” también habló el Jefe de Estado, quien hizo referencia seguidamente al valor de “potenciar un grupo de programas sociales”.

“Nosotros, enfatizó, tenemos que (…) eliminar las causas que provocan la marginalidad, que provocan el delito, que provocan que haya personas vulnerables, que provoca que haya familias vulnerables”.

El Presidente cubano se refirió a trabajar para que los niños no deserten de la escuela; para que los que desertan no se conviertan en delincuentes; para que los jóvenes desvinculados del estudio y del trabajo no se conviertan en delincuentes, “y si alguno llega a delinquir, que tengamos un programa social en prisiones que sea capaz de transformarlo, y que después que salga de prisión la sociedad sea capaz de asimilarlo y ellos se puedan sentir en la sociedad avanzando y no retrocediendo”.

En sus palabras el mandatario hizo referencia a los rasgos que nos distinguen y que han hecho posible nuestra larga resistencia: “Sabemos de dónde venimos, sabemos a dónde queremos ir, sabemos lo nefasto que sería para Cuba caer en manos de los Estados Unidos”, aseveró; e hizo mención de valores claves como la amistad o el sentido profundo de familia.

Hay otros valores –apuntó-: somos valientes, corajudos, firmes; “los cubanos son dignos, no nos dejamos humillar por nada, y todo eso conforma la identidad. Y hay otras virtudes: somos alegres y tenemos un sentido del humor elevadísimo, somos capaces de reírnos de nuestras adversidades, de nuestros problemas, de nuestros absurdos, (…) y nos reímos hasta de las proezas”.

“Todo eso se resume en lo que hemos llamado en los últimos tiempos la resistencia creativa, argumentó, que no es una resistencia de apabullamiento”, sino todo lo contrario: “estoy resistiendo y estoy tratando de ver cómo avanzo, cómo le arranco un pedacito a cada problema todos los días, cómo me multiplico, cómo crezco, cómo encuentro más rápido la prosperidad para mí y para todos”.

De la capacidad crítica, y de la gratitud

Una arista medular para los días que corren abordó el Primer Secretario del Comité Central del Partido en la mañana de este lunes: ¿Cuál es nuestro concepto de la informatización de la sociedad?, planteó a los jóvenes, y ese fue el punto de partida para sugerir que las plataformas digitales pueden ser aprovechadas para el desarrollo del país.

Ahí hay un instrumento de búsqueda del conocimiento, de ampliar la cultura, y no un camino para “que se propague el odio ese que hemos visto en estos días en las redes sociales”, subrayó.

Como un padre, como un amigo, comentó que “no hay por qué creer que todo lo que nos ponen en las redes sociales de inmediato es la verdad”. Si sabemos que nos están manipulando, alertó, “uno tiene que ser capaz de tomar la información y encontrar la verdad por sí mismo”; o sea, defender permanentemente un espíritu crítico.

La resistencia creativa y la unidad son las dos conquistas que quieren fragmentarnos, denunció el Jefe de Estado. “Si nos fragmentan la unidad y potencian el odio, la división, si nos quitan la capacidad de resistir creativamente, entonces nos colonizan porque perdemos la identidad”.

Ante los numerosos y enormes desafíos, Díaz-Canel Bermúdez recordó a los jóvenes: “Este es el momento de ustedes también, y nosotros contamos con ustedes, y ustedes saben que siempre hemos tenido mucha confianza en la juventud”.

En la jornada de este 26 de Julio había muchos periodistas –de los medios nacionales e internacionales-. Por eso en algún momento el Presidente cubano respondió varias preguntas, y esa fue la oportunidad para que Díaz-Canel extendiera, a nombre del pueblo, la gratitud al gobierno de la Federación de Rusia, y a su Presidente Putin por el apoyo y el aliento brindado a la Isla en estos momentos decisorios.

De igual manera patentizó la gratitud al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, por su “mensaje de apoyo, de hermano, de darnos fuerzas a partir de lo que él ha vivido”.

“Creo que fue el llamado, no del Presidente amigo, yo creo que fue el llamado de un combatiente hermano, hermano que está en la misma trinchera de lucha. Tenemos el mismo enemigo y tenemos los mismos afanes de prosperidad para nuestros pueblos”.

“Nosotros, dijo el Jefe de Estado a los periodistas, seguimos llamando al amor, seguimos llamando a la unidad, seguimos llamando a la equidad, seguimos llamando a la inclusión, y seguimos contando con todos los cubanos que en cualquier lugar del mundo estén dispuestos a que su país avance por la vía de la soberanía, de la independencia, del socialismo, con posibilidad para los que están con el proyecto y para los que, aun no estando con el proyecto, encuentren qué pueden aportar a ese proyecto”.

La mañana terminó con música, con poesía y sucesivos diálogos. Fue un buen modo de seguir haciendo país, y el mejor homenaje, como dijo el Presidente, de recordar a aquellos jóvenes que dieron lo mejor de sí mucho antes que nosotros.

 

Presidente y Primer Ministro de Cuba junto a los jóvenes este 26 de julio en histórico trabajo voluntario

El Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez felicitó a todos los cubanos en el Día de la Rebeldía Nacional y reiteró su llamado a la paz, al trabajo, a la unidad, a través de su cuenta oficial en la Red Social Twitter

Granma

Junto a los jóvenes, en un trabajo voluntario, iniciaron la mañana de este 26 de julio del 2021, Día de la Rebeldía Nacional, tanto el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, como el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz.

Los trabajos voluntarios en Cuba tienen una trascendencia histórico, de profundo significado para nuestro pueblo. Tal es la razón por la cual el Jefe de Estado cubano estuvo compartiendo labores en la producción de alimentos en la unidad empresarial de base Granja Boyeros, en La Habana.
La cuenta en Twitter de la Presidencia detalla que las labores contaron también con el aporte de jóvenes y personas de esa localidad, quienes ratificaron «la voluntad de victoria» y el «trabajo creador del pueblo».
Por su parte, Manuel Marrero Cruz estuvo en la Granja Primero de Mayo, de la Empresa Agropecuaria de La Habana,  ubicada en el municipio del Cotorro.

Por su parte, el miembro del Buró Político del Partido y Primer Ministro de Cuba, Manuel Marrero Cruz, estuvo junto a los jóvenes en la Granja Primero de Mayo, de la Empresa Agropecuaria de La Habana, ubicada en el municipio del Cotorro, con motivo del 68 aniversario del Asalto a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes y Día de la Rebeldía Nacional.

Junto al Premier cubano participan en la actividad dirigentes y representantes, en su mayoría jóvenes, de la Unión de Jóvenes Comunistas, la Federación de Mujeres Cubanas, el Gobierno provincial de La Habana, y otras organizaciones políticas y de masas. Una vez culmine el trabajo voluntario está previsto un intercambio de Marrero Cruz con los jóvenes presentes en el lugar.

Esta mañana, a través de Twitter, Marrero Cruz envió un mensaje a todos los cubanos: «A 68 años de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, reafirmamos que #Cuba es y será un eterno #26DeJulio. Recordamos a los mártires caídos, porque "los cuerpos de los mártires son el altar más hermoso de la honra". #JoséMartí #MiMoncadaHoy #PonleCorazón».

ORÍGENES DEL TRABAJO VOLUNTARIO EN CUBA

En la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos, tuvo lugar el primer trabajo voluntario en Cuba, idea que el Che hizo trascender durante la construcción de ese plantel, concebido para miles de niños analfabetos de la Sierra Maestra, no es el único motivo que mueve tanta voluntad. 

La iniciativa del trabajo voluntario fue presentada a Carlos Rafael Rodríguez, a través del Comandante Manuel (Piti) Fajardo Rivero, quien había sido designado jefe de operaciones en la Sierra Maestra y guía de la edificación de la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos, y por Walfrido La O Estrada, secretario general del Partido Socialista Popular (PSP) en la región Manzanillo-Campechuela-Niquero.
Se solicitó movilizar a los trabajadores del calzado de la zona, reconocidos entonces como "ejército de tirapiedras", por la genuina manera en que enfrentaron a la tiranía con huelgas y manifestaciones.
Mas, la respuesta a la movilización superó todas las expectativas, pues se sumaron miembros de la Unidad Femenina Revolucionaria, la Juventud Cívica Unida, la Asociación Campesina Regional Frank País e integrantes de muchos otros sectores, que sobrepasaron la cifra de 2 000 participantes.

De acuerdo con las investigaciones del historiador Eugenio Suárez, director de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado, tal vez los primeros en organizar trabajos voluntarios, aunque no lo denominaran así, fueron los obreros agrícolas y campesinos, que crearon cuadrillas de obreros para donar un día de trabajo, específicamente los domingos, con el fin de ayudar a la Reforma Agraria. Tal noticia la publicó el diario Hoy el 5 de abril de 1959.

La creación de la Organización de Trabajadores Voluntarios (O.T.V.) apareció en la última página de la edición del 9 de octubre del periódico Revolución. Según esta fuente, auspiciaba esta entidad la Dirección Provincial del Movimiento 26 de Julio de La Habana. El matutino incluía una planilla para ingresar a esa organización, la cual al siguiente día (sábado 10 de octubre), efectuaba la primera movilización, unos 400 trabajadores, para pintar el Malecón habanero desde la Aduana hasta el túnel de Quinta Avenida.

También por aquellos días los 977 obreros de una cuadrilla del Distrito Habana de Obras Públicas laboraban diariamente una hora de más, de forma gratuita, en las labores de reparación del aeropuerto internacional José Martí. Fidel alabaría el 22 de octubre en el programa televisivo Ante la Prensa, el gesto de «los trabajadores voluntarios pintando contenes y realizando todo ese trabajo que no se logra si  no en época como esta, como es impresionante el trabajo que realizaron los obreros de la cuadrilla 510 en el aeropuerto». Y en la mañana del domingo 25 de octubre la OTV movilizó a hombres y mujeres, bajo el sol, en la labor de chapear las malezas de la hoy Plaza de la Revolución, tal como lo reseñó Revolución al día siguiente.

Así, como acertadamente concluye Suárez en su investigación, «se fue conformando la actitud del trabajo revolucionario, como le llamó entonces Fidel». La convocatoria del domingo 22 de noviembre para el Caney de las Mercedes y la presencia allí del Che, sin duda catalizaron todo este fervor y lo convirtieron en el formidable movimiento que devino luego.

Cuba
La Máster en Ciencias Olga Lidia Jacobo Casanueva, directora del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED), firma el autorizo de uso en emergencias de Soberana Plus para ampliar su indicaci&...
Cubadebate - Video: RT en Español.- "Hemos completado la producción de todas las dosis de vacunas que necesitamos para inmunizar a nuestra población. El reto fue grande, pero lo hicimos", expresó a través ...
Randy Alonso Falcón, Oscar Figueredo Reinaldo, Lissett Izquierdo Ferrer - Cubadebate / Mesa Redonda.- Recientemente fue aprobado por el Consejo de Estado y publicado en la Gaceta Oficial de la República No. 96, el Decreto-Ley No. 42 que...
Lo último
La Columna
Senil y mentiroso
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- El primer discurso del presidente Joe Biden ante la 76 Asamblea General de la ONU, el 21 de septiembre del 2021, demostró la situación lamentable en que se encuentra ...
La Revista