La Habana, 27 nov (Prensa Latina) - Video: Presidencia de Cuba - Foto portada: Juan Muñoa Cordero.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, marchó hoy junto a miles de estudiantes para conmemorar el 150 aniversario del fusilamiento de ocho alumnos de medicina, uno de los peores crímenes de la historia nacional.


VER VIDEO MARCHA COMPLETA (UNA HORA)

Luego de un pequeño acto de recordación, los participantes hicieron una peregrinación desde la emblemática escalinata de la Universidad de La Habana hasta el monumento que recuerda a los alumnos fusilados injustamente en 1871.

Otras máximas figuras del Gobierno, el Partido Comunista, la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba (UJC), la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), representantes de organizaciones de masas y sociedad civil también rindieron tributo.

En declaraciones a Prensa Latina, la primera secretaria de la UJC, Aylin Álvarez, subrayó que este hecho marca a la juventud cubana y universitaria.

Fotos: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate

«Por eso aquí marchamos en representación de toda Cuba, además de las actividades que ocurren en otras provincias», aseguró.

En opinión de la dirigente, la juventud es protagonista en los principales escenarios, no solamente en la producción, en lo económico, también en todo lo relacionado con recordar hechos como este.

«Aquí se evidencia que los jóvenes se oponen a todo aquello que nos quieren sembrar como parte de la tergiversación de la realidad, estamos comprometidos con la Revolución y lo hemos podido ver en las calles, en la actuación en el enfrentamiento a la Covid-19», agregó.

El vicepresidente nacional de la FEU, Daniel Madina Fernández, comentó a Prensa Latina que los jóvenes están en un constante debate para defender la historia.

«Después de tanto tiempo sin poder congregarnos así, es muy significativo hacer esta marcha de homenaje y defender también la gran obra de la Revolución», señaló.

El 23 de noviembre de 1871 un grupo de estudiantes de medicina del primer año esperaban a su profesor en el anfiteatro anatómico continuo al Cementerio de Espada, en La Habana.

De acuerdo con investigaciones históricas, los jóvenes se dispersaron por el camposanto, unos dieron vueltas subidos a la carretilla del lugar, otro arrancó una flor y el resto jugó entre sí. Posteriormente, las autoridades españolas los acusaron sin prueba de profanar la tumba del periodista español Gonzalo Castañón.

Esto ocurre en medio de un contexto histórico tenso debido a las crecientes derrotas del ejército ibérico a manos de los líderes de la guerra de independencia que los combatían desde 1868 en el oriente del país.

En el primer Consejo de Guerra se demostró la inocencia de los jóvenes, sin embargo, debido a la presión del Cuerpo de Voluntarios españoles de La Habana, un segundo juicio decidió sentenciar a los jóvenes como escarmiento.

Para completar la cifra de ocho, tres de los alumnos fueron escogidos al azar, sorteo en que salió un estudiante de 17 años de la ciudad de Matanzas, que no estaba en la capital del país el día de la supuesta profanación.

El 27 de noviembre fusilaron a esos alumnos, otro grupo fue condenado a presidio y luego desterrado.

Sancti Spíritus

Santiago de Cuba

Holguín

Cuba recuerda a los ocho estudiantes de medicina a 150 años de su fusilamiento

Abel Padrón Padilla, Andy Jorge Blanco

Cubadebate

En la escalinata de la Universidad de La Habana comienza la marcha. Son las 7:14 de la mañana y la gente está asomada a los balcones de la calle San Lázaro. Hay banderas, carteles, fotos de los ocho estudiantes fusilados. Hay universitarios con batas blancas que están, como todos allí, despiertos desde temprano. Es 27 de noviembre. Quien tenga corazón –escribió Fermín Valdés Domínguez– no puede olvidar nunca ese día.

El presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, encabeza la marcha. Tres kilómetros distan entre la Universidad de La Habana y el monumento a los ocho estudiantes de Medicina, en la explanada de La Punta. Hay allí un fragmento del muro donde fueron fusilados en la tarde de aquel 27 de noviembre de 1871. El año del terror.

¿Con qué frialdad pudo un voluntario español gritar “¡Pelotón! ¡Atención! ¡Fuego!”, y acribillar a balazos a ocho jóvenes inocentes? ¿Quién pretendió que enterrándolos en fosa común, en San Antonio Chiquito, no se encontrarían jamás sus cuerpos? Quisieron que Cuba los olvidara. “Venimos ante los muertos que quiere la Patria, aunque no están, porque la Patria los quiere”, dijo Fidel Castro.

Ni olvidados ni muertos, se escucha durante la marcha por la calle San Lázaro. Hay un cartel que lleva tatuado los versos de Martí: “¡Empieza, al fin, con el morir, la vida!”. Una señora, desde un tercer piso, se enjuaga los ojos a punto de lágrimas. La gente saluda al presidente. Lo han visto antes por San Lázaro. Lo han visto otros 27 de noviembre. Saben que la marcha que cada año pasa frente a sus casas le hace justicia a la inocencia.

Estudiantes de Medicina y tecnologías de la Salud hacen guardia de honor frente al monumento. Frank Ferrero es uno de ellos. Cursa el tercer año de Rehabilitación y habla de que fue injusto, inhumano, que “Inocencia” le parece una película espectacular porque transmite emociones. Habla de la escena final, de Anacleto Bermúdez, que no se deja vendar los ojos, que mira a la cara del asesino segundos antes de ser fusilado, como retándolo. Anacleto, que no podrá besar a Lola, su enamorada.

“Es un hecho que trasciende mucho, sobre todo para los jóvenes. Cuando Fermín Valdés Domínguez encuentra sus restos en el año 1887, Cuba se había olvidado de los ocho estudiantes. Y eso conmueve mucho”, dice Yoan Fonseca, quien cursa el tercer año de Medicina.

Frente al monumento, en el suelo, hay un código QR y debajo dice “Memoria en piedra”. Lo escaneo. En un video rescatado por la Oficina del Historiador, Eusebio Leal cuenta que los ocho estudiantes fueron serenos a la muerte, que los colocaron de dos en dos y finalmente los lanzaron fuera del cementerio. Como si los desterraran en su propia tierra. “Es indispensable no olvidar”, dice Leal.

En el muro se lee el epitafio que escribió Fermín: “Inocentes”. De a poco finaliza la marcha y la guardia de honor. Quedan las flores. Siempre las flores.

A 150 años del Fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina, jóvenes holguineros en representación de todo el pueblo, rindieron homenaje a los mártires del 27 de noviembre con una peregrinación desde la Facultad de Ciencias Médicas hasta la escalinata de la Residencia Estudiantil, donde se alza un monumento a la madre de los Maceo, Mariana Grajales.

Allí, acompañados por las autoridades políticas y gubernamentales del territorio, los futuros galenos ratificaron su compromiso para garantizar la salud del pueblo, como lo hicieran durante el enfrentamiento a la COVID-19, en tareas esenciales en la Zona Roja, las pesquisas activas y la vacunación masiva, razones por las que fueron reconocidos 20 jóvenes.

Luis Rafael Gámez Leyva, presidente de la FEU en la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín, y estudiante de quinto año de Medicina, aseguró que el 27 de noviembre es un “Día de Duelo Estudiantil”, y recordó los versos de Martí elaborados en 1872, en relación con el injusto fusilamiento: “Cuando se muere en brazos de la Patria agradecida, la muerte acaba, la prisión se rompe; empieza al fin, con el morir, la vida”.

Marcha multitudinaria en Cuba indica fracaso de EEUU, según canciller

La Habana, 27 nov (Prensa Latina) El canciller cubano, Bruno Rodríguez, subrayó hoy que la manifestación de miles de estudiantes de la isla junto al presidente Miguel Díaz-Canel mostró el fracaso del plan desestabilizador del Gobierno de Estados Unidos.

A través de su cuenta en Twitter, el titular convidó al Departamento de Estado del país norteño a observar el respaldo juvenil a la Revolución este 27 de noviembre, cuando el pueblo habanero marchó en conmemoración del 150 aniversario del fusilamiento de los ocho estudiantes de medicina.

«Su plan desestabilizador, ilegítimo e ilegal ha fracasado una vez más», agregó el canciller en referencia a los intentos de Washington por subvertir el orden social en la isla.

En reiteradas ocasiones, Rodríguez ha denunciado los vínculos entre operadores políticos en Cuba, agentes externos y el Gobierno de Estados Unidos en el esfuerzo por imponer un golpe de Estado suve en la nación antillana.

Desde el millonario financiamiento a programas de cambio de régimen hasta declaraciones de funcionarios gubernamentales, Washington intentó recientemente respaldar una marcha anticonstitucional en la isla que pedía el fin del sistema político cubano.

El 15 de noviembre, fecha de la manifestación ilícita que no llegó a realizarse, las calles de la isla estuvieron en calma, los niños se incorporaron al curso escolar presencial, el país reabrió sus fronteras y comenzó la reapertura de los espacios socio-económicos luego del control de la Covid-19.

Este 27 de noviembre miles de estudiantes marcharon desde la escalinata de la Universidad de La Habana, presididos por el jefe de Estado cubano, para rendir tributo a los alumnos de medicina injustamente asesinados en 1871.

Cuba
El ojo que TV.- Bajo la conducción de Cristina Escobar, la filósofa Giselle Armas, el director de la Revista Temas Rafael Hernández y el director de la Revista Alma Mater Armando Franco debaten sobre los elementos necesarios para...
Canal Caribe.- Como es habitual cada domingo el comentario internacional lo trae el periodista Oliver Zamora Oria. ¿Qué importancia tiene para Moscú el territorio de Kazajstán? Es una de las exrepúblicas exsovi&eacu...
Canal Caribe.- El primer secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, reiteró el llamado a mantener la vigilancia epidemiológica en el paí...
Lo último
La Columna
63 años de bloqueo
Gerardo Moyá Noguera*.- Desde el triunfo de la revolución cubana, en el 59, el imperio/EEUU no ha dejado ni un solo instante de forzar  aún más el criminal bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba....
La Revista