Julio Martínez Molina - Juventud Rebelde.- Este espacio será empleado para actividades políticas y culturales, al tiempo que propiciará visitas

Cienfuegos.-  Un Memorial a las Luchas Independentistas fue inaugurado aquí, con el objetivo de reflejar la obra de todo un pueblo durante muchos años, primero contra el coloniaje español y luego contra los gobiernos mediatizados y tiránicos.

Prensa Latina.- El presidente cubano, Fidel Castro, y el primer vicepresidente, Raúl Castro, felicitaron hoy al pueblo de esta ciudad al cumplirse medio siglo del alzamiento contra la dictadura de Fulgencio Batista (1952-1959).

Durante un acto en la centrosureña urbe, a más de 250 kilómetros de La Habana, el vicepresidente del Consejo de Estado José Ramón Machado trasmitió a los participantes el saludo de Fidel Castro y Raúl Castro, quienes mostraron su confianza por el pueblo.

El dirigente rememoró el extraordinario golpe de audacia, valor y sacrificio de los protagonistas del suceso patriótico, acaecido el 5 de septiembre de 1957 contra Batista, responsabilizado con la muerte y desaparición de unos 20 mil cubanos.

Otto Díaz García- Juventud Rebelde.- Entre los jóvenes resulta poco conocido que en la capital cubana también se producirían acciones armadas el 5 de septiembre de 1957.

Alrededor de las 5:00 a.m. de ese día llegaron a mi casa, sita en Panchito Gómez No. 151, municipio de Cerro, Arsenio Franco Villanueva, Armando Cubría Ramos y Ramón Calviño, quien conducía un auto Oldsmobile de 1956 (estos dos últimos posteriormente traicionaron a la Revolución). El auto era propiedad del segundo teniente Eduardo Sotolongo Medina, representante del Ejército en la conspiración para el levantamiento que habría de producirse ese día en diferentes ciudades del país, siendo la capital el objetivo fundamental, pues se habían comprometido sectores del Ejército, la Marina y la Policía.

Elsa Blaquier Ascano - AIN.- Pocos conocen la hermosa historia de humanismo y desinteresada entrega protagonizada en el Hospital Provincial de Santiago de Cuba por Restituto José Cabrera Flores, el médico que con el seudónimo de El Negro, integró la guerrilla del Che en Bolivia.

El Negro Cabrera, como lo llamaban sus compañeros cuando estudiaba medicina en Buenos Aires y colaboraba de forma entusiasta en organizar la lucha armada en su país natal, fue de los primeros en acudir a la isla mayor del Caribe a entregar sus conocimientos, cuando Estados Unidos trataba de dejar al país sin profesionales de la Salud.

Katia Siberia García - AIN.- Definir a Tamara, Tania o Laura resulta difícil no por tratarse de una mujer que bajo esos tres nombres transcurrió diversa y eterna, sino porque la intensidad de su vida superó todas las palabras que, incluso hoy, tratan de dibujarla.

Amigos, periodistas e integrantes de la Federación de Mujeres Cubanas no cejaron en su empeño por atrapar la grandeza de Haydée Tamara Bunke y el homenaje que ayer recordó los 40 años de su muerte, devino anécdotas, recuentos, imágenes¼ presencia.

Luis Raúl Vázquez Muñoz - Juventud Rebelde - Ciego de Ávila.— En las variaciones del nivel de las aguas del litoral cubano pudiera estar la clave de porqué los restos de varias comunidades aborígenes, pertenecientes al grupo cultural Siboney, se localizaron en tierra firme y no como debió ser, justo en la línea de costa o en zonas bajas muy cerca del mar.

Fidel Castro Ruz.- Cuando leí en Granma el artículo del compañero Hart al conmemorar esa fecha, se menciona un párrafo del discurso que pronuncié el 16 de Enero de 1959 en el Cementerio de Colón, a los ocho días de mi llegada a La Habana después del triunfo. Me trajo muchos recuerdos de los heroicos compañeros caídos. Pensaba en Juan Manuel Márquez, brillante orador martiano y Segundo Jefe de la fuerza expedicionaria del “Granma”; en Abel Santamaría, sustituto en el mando si yo caía en el ataque al Cuartel Moncada; Pedro Marrero, Ñico López, José Luis Tasende, Gildo Fleitas, los hermanos Gómez, Ciro Redondo, Julio Díaz y prácticamente todos los miembros del numeroso contingente de jóvenes artemiseños que cayeron en el Moncada o en la Sierra. Sería interminable la lista. Todos procedían de las filas ortodoxas.