Nelson P Valdés.- Gramma Internacional- El feminismo latinoamericano en general y cubano en particular necesita rescatar la obra de Julieta Carrera, quien nació en Argelia a comienzos del siglo 20. De niña viajó con sus padres a Francia, Nueva York y La Habana. Fue maestra en una escuela pública y escribió artículos para la prensa cubana. Ella misma calificó su producción de los años 30 como "romántica y cursi." Pero en 1934 publicó un libro, que financió junto a sus amigos y que significó una verdadera revolución intelectual y en el pensamiento político de la época. El libro: Sexo, femenidad y economía, La Habana: Hechos Sociales, 1934, solo tuvo una tirada de 1,000 ejemplares que se agotaron rápidamente. A fin de rendirle su merecido reconocimiento citaremos algunos párrafos de esa obra.


"Creo que la familia y el hogar, con base en la mentira y el prejuicio, deben desaparecer, para cederle el paso a una familia en que el amor - no el interés - sea la norma; y la verdad - no el prejuicio - forme el nudo de las corrientes directoras..." [Pág. 15]

 

"Como mujer, he palpado más de cerca los sufrimientos, las angustias, las tragedias que trae consigo la falta de preparación para la vida sexual. La menor de sus consecuencias, aunque no la menos importante, es la torcida interpretación que se tiene del amor. A cambiarla, por un conocimiento real de la vida, tienden mis esfuerzos." [p. 17]

 

"Os dirán que con esto se ofende al pudor... y que se atenta contra la familia, porque se aboga por la emancipación de la mujer." [p. 17]

La autora agrega que combate "el libertinaje en la familia, que no otra cosa es el matrimonio sin amor, forma velada de la prostitución." [pp. 19-20].

 

"Conocéis nada más injusto, más inmoral y bárbaro, que la entrega de una mujer a un hombre, porque así lo han acordado los padres.... como pago de una compra, en que la situación estable es el precio de la posesión y monopolio de un cuerpo, que la más de las veces no despierta al goce, sino a la repugnancia sexual, motivada por una espantosa iniciación." [p. 20].

 

La autora identifica dos rebeliones que se desarrollan al mismo tiempo en el mundo. Una es una revolución de las masas por la justicia económica y otra es una rebelión individual por la transformación de las normas de la conducta.

 

Y añade, "Al exigir que se modifique la estructura económica, se exige, también, un cambio en las relaciones sociales. El concepto tradicional de la ética sufre una profunda sacudida, cuyo síntoma visible es la subversión sexual a que asistimos..." [p. 26].

 

¿En que consiste esa subversión? En que los jóvenes declaren que "la actividad sexual es sana y necesaria," aun cuando la sociedad dominante piense diferente. [p. 29].

 

Carrera desarrolla un devastador argumento contra dos argumentos: que el sexo es impuro y vergonzoso; y que se debe cultivar el espíritu y no el cuerpo. Pero ella concluye que la "ciencia ha demostrado que la salud del espíritu posee sus raíces en la función armónica de la sexualidad." [Lo cual la remite a S. Freud y a W. Reich]. Y recalca que es preciso "liberar a la sexualidad." [p. 30]

 

"La nueva sexualidad, reivindica para todo ser humano la facultad de disponer de su cuerpo como mejor le parezca." [p. 35].

 

Ella ratifica la necesidad de separar el placer y la fecundación y por lo tanto apoya decisivamente el control de la natalidad. En su obra manifiesta que las autoridades en todos los sectores de la sociedad se oponen al control de la natalidad "con el objetivo de mantener el bajo nivel de los salarios, al mismo tiempo que disponen de hombres a quienes enviar a la guerra..." [pp. 35-36]

 

También propugna "nuevas formas conyugales, como el matrimonio temporario y el de compañía, esquemas transitorios ambos, que tarde o temprano han de solucionarse con la libertad del amor, único estilo de convivencia humana verdaderamente digno, y susceptible de acabar con la prostitución y el donjuanismo, manifestaciones inherentes a la sociedad capitalista." [p. 39]

 

El quinto capítulo de su libro se titula, "Ética sexual del capitalismo" y demuestra la posición radical y marxista de la autora. Ella escribe, "La sociedad capitalista ha creado condiciones de vida propia. Siendo su base la propiedad privada... ha impuesto la institución del matrimonio monógamo, con el fin de mantener la continuidad de la herencia. De este acto se deriva la prostitución, que hubo de originarse en la necesidad de satisfacer los deseos sexuales de la prole masculina, sin que por ello se resquebrajara la santidad del hogar. De donde la prostituta viene a convertirse en salvaguarda del honor sexual, vinculado a su vez, al mito de la virginidad..." [p. 50]

 

También se discute la proletarización y la concentración de hombres y mujeres lo que fomenta la promiscuidad desde abajo al igual que la riqueza de la burguesía, la cual busca placeres; de manera que ambas situaciones actúan contra la llamada "moral capitalista." En este libro también encontramos una defensa del cuerpo y la desnudez. "La generación de hombres y mujeres arroja por la borda la noción de remordimiento y de pecado, impuesta por el cristianismo y por una sociedad erizada de tabúes... [p. 58]. Y se opone a la castidad en mujeres antes del matrimonio [pp. 92-95].

 

En una parte del ensayo se describe la "igualdad de sexos" en Estados Unidos, Inglaterra y Rusia. [pp. 106-7] y dedica todo un capítulo a la emancipación de la mujer en la URSS [pp. 110-115]

 

La autora utilizó como fuentes la obra de Alexandra Kollontai (La mujer nueva y la moral sexual), F. Engels (Origen de la familia, la propiedad y el estado), S. Freud (Una teoría sexual y otros ensayos), Isadora Duncan (Mi vida), entre otras fuentes.

Género
Mesa Redonda.- Como homenaje a Vilma Espín, en el aniversario 90 de su natalicio, Cubadebate enfoca su espacio en la Mesa Redonda de este martes al mostrar la participación en la batalla y los desafíos de la mujer cubana frente a...
Canal Caribe.- Este 7 de abril, cumpliría 90 años la Heroína de la Sierra y el Llano, #VilmaEspín Guillois. El pueblo cubano recuerda su impronta y ejemplo....
 Laura V. Mor (Fotos: Yaimi Ravelo) - Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.- “Rescatar la memoria histórica femenina” es el objetivo que llevó a la artista y cineasta cubana Marilyn Solaya a encarar el pro...
Lo último
La Columna
La COVID en África: un mundo diferente
Flor de Paz - Cubaperiodistas / Cuba en Resumen / Cubainformación.- La pandemia de la COVID-19 en África ha tenido un comportamiento singular. Lo explica un reporte de la revista Science en el que se asegura que el continente repor...
La Revista