María del Carmen Mestas – Revista Mujeres.- Apasionada defensora de los derechos de la mujer, a Mariblanca Sabas Alomá llegaron a llamarla “La campeona del feminismo”. En el contexto de la rígida sociedad patriarcal de su tiempo se alzó contra las injusticias. Estuvo en el vórtice de acontecimientos políticos y sociales, e hizo un periodismo de denuncia contra los gobiernos de turno y sus personeros.


Siempre estuvo junto a los campesinos y obreros en sus huelgas y demandas reivindicativas. En otra línea, abordó temas del arte, la cultura, las relaciones internacionales y de cívica ciudadana.

Hija del veterano de la independencia Francisco Sabas y de Belén Alomá, nació el 10 de febrero de 1901, en Santiago de Cuba, en un hogar donde se amaba la patria, la libertad.

Su formación en el periodismo fue realmente prodigiosa; en El cubano libre conoció a Federico y Pancho Henríquez Carvajal, a Pedro y Max Enrique Ureña, así como a Emilio Bacardí, los que con su magisterio contribuyeron a enriquecer su espíritu, y a iniciarla en las letras.

A la muerte del padre, la familia se establece en La Habana. Rica en acontecimientos políticos, sociales y culturales es la década del 20 al 30, y Mariblanca fue protagonista de sucesos trascendentales de nuestra historia. Colaboró en la organización del Primer Congreso Nacional Femenino, en 1923.Fundadora del Movimiento de Veteranos y Patriotas y firmante del Manifiesto del Grupo Minorista. Se vinculó a la Liga Antiimperialista y a la Anticlerical. Junto a Mella, participó activamente en la creación de la Universidad Popular José Martí.

Y en toda esa etapa de reafirmación de nuestra identidad no desmayó en su fructífera labor periodística. Dispersos en periódicos y revistas están sus crónicas en las que luchó por la igualdad de la mujer, combatió la discriminación racial, apoyó la Revolución Rusa, atacó a la burguesía y se opuso al golpe militar de Batista en 1952… Trató temas escabrosos como la infancia abandonada, los hijos ilegítimos… Su firma aparece en publicaciones como Diario de Cuba, Orto, El Sol, Astral, El Heraldo de Cuba, El Heraldo, Excelsior, El Mundo, Pueblo, Castalia, Avance, Atuey, El País, Diario de la Marina, Información, Carteles, Social, Bohemia, Grafos, Fragua… Sus artículos además fueron recogidos en revistas y diarios de España, Costa Rica, México, Brasil, Unión Soviética.

En 1940 participó como delegada a la Asamblea Constituyente, y fue la primera mujer ministra sin cartera del país.

En la entrevista Diálogo para el recuerdo, publicada en Romances,

comentaba:

Las mujeres periodistas afrontábamos en épocas anteriores al triunfo de la Revolución, innumerables dificultades. Por regla general, se nos pagaba menos, aunque trabajásemos más. Se cebaban en nosotras las damas aburguesadas, los explotadores de todo tipo, la clerigalla, la misma gente de órganos de prensa retrógrados y serviles, pero existían muchos compañeros de sólido prestigio que nos secundaron y nos apoyaron. Además, siempre, sin exageración alguna, nos estimulaban y nos respetaban. Periodismo femenino es sinónimo de periodismo combativo.

Sus últimos años en la prensa los pasó en la revista Romances en la que continuó escribiendo y participando en las batallas en defensa de Angela Davis y el pueblo de Viet Nam.

Mariblanca desarrolló una intensa carrera literaria. En México, tomó cursos de arte; los de apreciación literaria con Federico de Onís, en la Universidad norteamericana de Columbia y con Pedro Salinas, en la de Río Piedras, Puerto Rico. Ganó varios juegos florales. Juan Ramón Jiménez recogió los poemas vanguardistas de Mariblanca en la antología La poesía en Cuba en 1936. Ella publicó los libros: La rémora, en 1921, y Feminismo, que debe ser objeto de estudio por toda la proyección de su pensamiento progresista.

 

En el Prólogo de Feminismo, Emilio Roig de Leuchsenring, destaca: (…) Y sin exageración ni apasionamiento, y este libro bien claramente lo revela y confirma, puede afirmarse que los principios e ideales del feminismo, la conquista y reconocimiento de los derechos y libertades civiles, sociales y políticas de la mujer y su igualdad en ellos al hombre, han tenido en usted propagandista y apóstol de superlativas cualidades, por su entusiasmo, por su fe, por su inteligencia, por su valentía y por la claridad, precisión, sencillez y oportunidad, de que ha sabido revestir, haciéndolas así más efectivas y logrando para ellas amplia difusión y generales simpatías, todas sus campaña periodísticas.

Por sus luchas reivindicativas, su accionar político, las verdades defendidas en el periodismo que ejerció, Mariblanca ha sido considerada como una de las mujeres más destacadas de su tiempo. Falleció en La Habana, el 18 de julio de 1983.

Género
Mesa Redonda.- Como homenaje a Vilma Espín, en el aniversario 90 de su natalicio, Cubadebate enfoca su espacio en la Mesa Redonda de este martes al mostrar la participación en la batalla y los desafíos de la mujer cubana frente a...
Canal Caribe.- Este 7 de abril, cumpliría 90 años la Heroína de la Sierra y el Llano, #VilmaEspín Guillois. El pueblo cubano recuerda su impronta y ejemplo....
 Laura V. Mor (Fotos: Yaimi Ravelo) - Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.- “Rescatar la memoria histórica femenina” es el objetivo que llevó a la artista y cineasta cubana Marilyn Solaya a encarar el pro...
Lo último
La Columna
Sobran más palabras
Gerardo Moyá Noguera*.- Fue en los tenebrosos tiempos del trigésimo sexto presidente del imperio/EEUU,  JBJ por más señas, que Che fue asesinado, ahora va hacer 55 años de su desaparición física, ...
¡Che sigue vivo!
Gerardo Moyá Noguera*.- Afortunadamente. Che que pronto  se cumplirán 55 de su asesinato por los títeres bolivianos y la CIA y el ex presidente del imperio/EEUU, de aquellos tiempos,  como digo, lo asesinaron el 9 de oc...
La Revista