Foto: José Raúl Rodríguez Robleda

Iliana Hautrive, Juanita Perdomo, Yalina Gómez, María de las Nieves Galá y Manuel Valdés Paz - Revista Mujeres.- Nadie puede afirmar categóricamente que el acceso y participación en el sector no estatal esté marcado por un concepto de género; mas, en el caso de las mujeres se identifican interesantes aristas que se corresponden con su creciente papel en la sociedad.


Ciertamente, el quehacer por cuenta propia deviene opción de empleo para muchas que antes estuvieron desvinculadas laboralmente, o que por razones personales dejaron su puesto en un centro estatal.

Justamente esa es la historia de Encarnación Garófalo Álvarez, una arrendadora de vivienda en el municipio pinareño de Viñales, quien por más de 30 años fue profesora de Español y Literatura. “Entre el 2000 y el 2007 llevé a la par las dos actividades, pero ante la necesidad de atender a un familiar cercano, me quedé con el arrendamiento”, precisó.

La ampliación del trabajo por cuenta propia desde octubre del 2010 les facilitó un mayor universo. Hasta ahora el 73 % de las que se desempeñan en el sector eran amas de casa antes de obtener sus respectivas licencias, pero otras previeron esta alternativa ante la posibilidad de ser declaradas disponibles. Tal es el caso de Lourdes Galiano, de La Habana Vieja, quien solicitó autorización para poner una cafetería, cuando vislumbró que su plaza de ayudante de cocina en una casa de abuelos sería racionalizada en un futuro.

Más allá de frías estadísticas, no sorprende que dentro de la gama de actividades autorizadas, al cierre de junio último la de elaborador-vendedor de alimentos y la fuerza contratada ocuparan la mayor preponderancia entre las ellas, seguidas por las de manicure, productor-vendedor de artículos varios del hogar y peluquería, según datos aportados por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

También muchas mujeres con algún tipo de discapacidad ven en el cuentapropismo su mejor ubicación, como es el caso de Odaly Eliseo Colín, del municipio capitalino del Cerro. “Vendo artículos varios del hogar, llego temprano a mi puesto, cumplo con todos mis deberes, pero termino a la hora que quiero”, dijo, al mostrar satisfacción con esta labor.

No obstante, la geógrafa Luisa Íñiguez Rojas, investigadora del Centro de Estudios de Salud y Bienestar Humano de la Universidad de La Habana, consideró la conveniencia de continuar diversificando el trabajo no estatal más allá de los oficios, teniendo en cuenta que el 66,4 % de la fuerza técnica y profesional del país son mujeres. Asimismo estudiar nuevas variantes, con sistematicidad e incentivo, para personas de la tercera edad, dado el envejecimiento poblacional del país.

¿Prohibido para mujeres?

Algunos piensan que las actividades autorizadas para el trabajo por cuenta propia son eminentemente masculinas, lo que limita el acceso de las compañeras a este sector.

“No es un problema de lo aprobado, sino de tradición y cultura —significó Ileana Díaz Fernández, economista del Centro de Estudios de la Economía Cubana—. Si una mujer solicita licencia de desmochadora de palma o de mecánica se le concede, pero estos casos prácticamente no se ven, precisamente por ser oficios que desde siempre han realizado los hombres”.

Aun así, no es posible pretender que en el sector no estatal las mujeres tengan preponderancia, pues en las tendencias históricas del empleo en Cuba, los hombres tienen mayoría, aunque ciertamente, ellas van en aumento.

“De eso se trata”, valoró Isabel Hamze Ruiz, directora de Trabajo y Seguridad Social en La Habana, donde se concentra la mayor parte de los trabajadores no estatales del país.

“Si bien el servicio gastronómico ocupa hoy la mayor atención de las mujeres cuentapropistas de la capital, ya aparecen algunas en otras figuras, llamémosles ‘raras’, como albañiles, transportistas, elaboradorasvendedoras de vino, plomeras, pulidoras de metales, torneras, zapateras-remendonas, y reparadoras de cocinas y colchones, por mencionar algunas.

“Al principio la gente se extrañaba, pero después de 11 años con este trabajo, me he ganado el respeto y la admiración”, confesó Dulce María Pérez Carballo, la única mujer que labora como carretonera en la ciudad de Holguín. Valora de muy duro ese quehacer: “A veces el caballo se niega a caminar o se cae, y no es nada fácil”, dijo.

En Matanzas, por ejemplo, existen carpinteras, cerrajeras, electricistas, cristaleras, instructoras de automovilismo, pintoras de inmuebles, reparadoras de equipos mecánicos y de combustión…

Influyen las características de cada territorio: cantidad de habitantes, base económica, etcétera. Mientras que en la capital al cierre de junio último los trabajadores no estatales pasaron de 83 mil, de ellos alrededor del 33 % mujeres, en Matanzas fueron más de 27 mil 100, dentro de los cuales, en igual momento, las mujeres contabilizaron 5 mil 926, aproximadamente el 20 por ciento.

Presencia más baja existe en Holguín, donde ellas eran solamente 3 mil 121, dentro de las 17 mil 854 personas que ejercían labores por cuenta propia, según la información aportada por Leonardo Ochoa, director de Trabajo en la provincia.

El desafío de ser preferidas

En ellas resalta el ingenio creador. Entre las artesanas yumurinas conocimos a algunas que confeccionan sus bellas piezas con materiales reciclables, y muchas ponderaron la responsabilidad y el detalle de las mujeres para realizar cualquier labor por cuenta propia.

Es reveladora la opinión de Reina Arzuaga López, productora-vendedora de artículos de talabartería en la ciudad de Holguín. “Hacemos cosas muy lindas, transformamos el cuero en carteras, suvenires u obras de arte, participamos en actividades comunitarias y les llevamos regalos a los niños ingresados en la sala de oncología del hospital pediátrico”, dijo.

De los más de 325 mil cubanos que hasta junio último ejercían estas labores, más de 69 mil eran mujeres. “No dudé en contratar a dos muchachas, a expensas de que alguna pueda quedar embarazada”, dijo la titular de una cafetería en la capital, quien destacó los beneficios de la legislación vigente para la maternidad de las trabajadoras por cuenta propia, al contribuir con la seguridad social.

Sin embargo, se evidencian “sutilezas”. Idania Fernández Pérez, productoravendedora de calzado, sintió que en algo influyó su condición de mujer, durante un reordenamiento del área de zapateros en la tienda Fin de Siglo, de Centro Habana. Cuando pensó que tendría su espacio propio, entraron dos vendedores nuevos, ambos hombres, situación en la que percibe también, según indicó, otras irregularidades. “Lo cierto es que llevo 10 meses pagando mi licencia, sin poder vender como titular”, acotó.

No fue la única opinión recogida en este sentido, y aunque los gobiernos territoriales no tienen la obligatoriedad de buscarles espacios a todos los interesados en ejercer este tipo de labor, parece ser algo a considerar en cuenta para que la ubicación no se convierta en un freno.

“Para la FMC constituye una responsabilidad orientar a este ejército de mujeres”, expresó Teresa Hernández Morejón, miembro del Secretariado Nacional de esa organización, quien destacó el papel de las Casas de Orientación a la Mujer y a la Familia que existen en el país, además de diversas variantes de extensión a la comunidad.

Muchas de las que hoy se desempeñan como cuentapropistas adquirieron sus conocimientos en los cursos de capacitación que brinda la Federación, entre ellas peluqueras, masajistas, reposteras y costureras.

La dirigente femenina insistió en que todas ellas tienen derecho a los beneficios establecidos en el país, como el plan jaba y la solicitud para círculos infantiles; aunque, al referirse a esto último, aclaró que dicha demanda está por encima de las capacidades actuales.

La presencia femenina en el sector no estatal continúa en ascenso. Entonces, ¿quién habló de “sexo débil” en esta alternativa de empleo?

Género
Mesa Redonda.- Como homenaje a Vilma Espín, en el aniversario 90 de su natalicio, Cubadebate enfoca su espacio en la Mesa Redonda de este martes al mostrar la participación en la batalla y los desafíos de la mujer cubana frente a...
Canal Caribe.- Este 7 de abril, cumpliría 90 años la Heroína de la Sierra y el Llano, #VilmaEspín Guillois. El pueblo cubano recuerda su impronta y ejemplo....
 Laura V. Mor (Fotos: Yaimi Ravelo) - Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.- “Rescatar la memoria histórica femenina” es el objetivo que llevó a la artista y cineasta cubana Marilyn Solaya a encarar el pro...
Lo último
El gran espacio en que estará
Luis Toledo Sande - Cubaperiodistas.- La muerte y sus preámbulos no deben servir para fabricar “santos”, ni para olvidar los que creamos que han sido errores, desaciertos, infamias. Pero pueden convocar a una virtud que nunca ...
Ver / Leer más
Con Fidel y sin parálisis
Luis Toledo Ssnde - (Foto: Roberto Chile) - Cubaperiodistas.- La cercanía de Fidel Castro en el tiempo debe favorecer el cuidado con que nos corresponde tratar sus textos y librarlo de falsificaciones. Si queremos citarlo, ahí est&...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista