Lirians Gorillo Piña - Revista Mujeres.- En 2020 se cumplen 25 años de la cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer celebrada en Beijing en 1995. Reconocida como una importantísima reunión de alto nivel, la conferencia marcó un punto de inflexión para la igualdad de las mujeres en el mundo y dio paso a planes nacionales de cumplimiento a su programa de medidas.


Con motivo de la conmemoración, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) invitó a participantes en la cita, especialistas y representantes de organizaciones nacionales e internacionales a realizar un balance sobre el recorrido desde la primera Conferencia Mundial sobre la Mujer (México, 1975), hasta los avances y retos actuales de las mujeres en Cuba.

“La Federación jugó un papel muy activo en la organización de las conferencias mundiales. Toda la labor internacional de la organización se caracterizó siempre por la denuncia de las situaciones más críticas y sus causantes; por la solidaridad con las mujeres que luchaban en todas partes del mundo; por la defensa de nuestra política exterior y también por ir avanzando en las concepciones sobre la igualdad de la mujer y la igualdad de género”, dijo Yolanda Ferrer durante un panel celebrado el 15 de enero en la sede nacional de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

Ferrer, actual presidenta de la Comisión Permanente de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional Poder Popular (ANPP), participó en las delegaciones de Cuba en varias conferencias, entre ellas Beijing (1995).

“En la Convención de México (1975) se señaló la necesidad de estadísticas, pero ya en Nairobi (1985) se podían analizar las estadísticas y la realidad demostraba que los avances alcanzados eran insuficientes y persistían discriminaciones en la esfera económica, política y social, y por otra parte en los países en desarrollo prácticamente no habían resultados porque no existían recursos para establecer servicios”, dijo Ferrer durante su intervención.

Por su trascendencia la cuarta conferencia realizada en Beijing es considerada la más significativa con la participación de más 50 mil personas.

“Se encontraron enfoques muy reaccionarios sobre todo en lo referente al desarrollo, a los derechos sexuales y reproductivos, a la paz, especialmente en el caso del bloqueo a Cuba, al concepto de género y su significado, a la diversidad sexual, entre otros. En Beijing no pudimos mantener en los textos todos los conceptos y definiciones que nos parecieron justos y más necesarios. pero fue una gran vitoria. Cuba expuso los logros de la Revolución en materia de igualdad y justicia social, incluidas la justicia de género. Regresamos con la alegría de la misión cumplida: mantener el párrafo del bloqueo, que por vez primera en una Conferencia de este tipo se lograba colocar”, concluyó la diputada quien fuera integrante del Secretariado Nacional de la FMC por más de 30 años y su secretaria general de 1990 a 2012.

Entre los principales resultados de ese encuentro, trasciende hasta nuestros días la Plataforma de Acción de Beijing un documento que para Margarita Valle Camino, diplomática y especialista del Ministerio de Relaciones Exteriores, sigue teniendo vigencia.

“Es un documento que no se puede perder por su valor, por el momento histórico en que se adoptó. Es un documento que tenemos que atesorar y cuidar a la hora de hablar de la equidad de género”, expresó Valle Camino.

Durante el encuentro se recordó el liderazgo de Vilma Espín Guillois, presidenta de la FMC desde su fundación y hasta su muerte. Yolanda Ferrer recordó su liderazgo estratégico reconocido internacionalmente.

“Vilma era una estratega en todo y ella tenía una autoridad muy reconocida. Era muy valiente y  en cuanto a la unidad en la diversidad ella fue una defensora siempre. Se reunía y discutía con todas las tendencias”, reflexionó Ferrer.

Plan de acción nacional de seguimiento a la Conferencia de Beijing

"Siempre decimos con mucho orgullo que el primer programa de igualdad fue la Revolución cubana, aunque en los primeros años se llamara la Batalla por la igualdad de la Mujer, porque era un conjunto estructurado de políticas, programas y acciones multisectoriales promovidas por el Estado con metas e indicadores claramente trazados, y con el objetivo de alcanzar la igualdad de la mujer en las condiciones de Cuba”, dijo durante su presentación Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la FMC.

La también integrante del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) y del Consejo de Estado, expuso resultados y retos de las cubanas en materia de derechos y autonomía.

Las asistentes coincidieron en que Plan de acción nacional de seguimiento a la Conferencia de Beijing, con carácter de ley, institucionaliza la política de equidad de género, reconoce a la FMC como el mecanismo para el avance de la mujer en la isla y establece áreas prioritarias en el trabajo intersectorial.

De las 12 áreas de interés que marca el Plan de Acción de Beijing, el Plan nacional desarrolla las relacionadas con empleo, medios de comunicación, trabajo comunitario y de atención social, educación y salud, promoción a cargos de decisión, legislación, derechos sexuales y reproductivos.

Entre los asuntos incluidos en el plan se encuentran la investigación y la publicación de estadísticas. Mayda Álvarez Suárez, directora del Centro de Estudios de la Mujer de la Federación de Mujeres Cubanas, recordó la importancia que siempre le ha dado la organización a la investigación, y en particular su eterna presidenta Vilma Espín.

Además, se refirió a estudios realizados por la institución que constituyen referentes fundamentales para hablar de equidad de género en el país, entre ellos la Encuesta Nacional de Igualdad (2016).

“Vilma siempre tuvo esa visión de la necesidad de acompañar las decisiones que se tomaban en cuanto a políticas y programas con evidencias científicas”, comentó la psicóloga e investigadora durante el encuentro.

Por su parte, Amarelle Boué expuso resultados del Plan Nacional en respuesta a la Conferencia de Beijing, entre ellos significó la aplicación de políticas públicas con perspectiva de género principalmente acciones independientes de organismos e instituciones implicadas; adelantos en la condición de las cubanas en las diferentes esferas de la vida económica y social de país y logros en la capacitación en materia de género y derecho en el sector jurídico.

Otros resultados se constatan, aseveró, en los avances en la investigación y publicación de estadísticas, además de la aprobación de nuevas disposiciones legales entre las que destacó la Constitución de la República y la inclusión en su articulado de la protección a los derechos de las mujeres.

“Las altas cifras de participación de las cubanas en  la vida económica, política, social y cultural del país demuestran todo lo que se ha avanzado, más allá de las estadísticas, en las historias de vida de las mujeres de cualquier familia cubana”, dijo la secretaria general de la FMC.

Entre los desafíos resaltó los patrones culturales, sexistas y discriminatorios, que aún subsisten y llamó a consolidar una cultura de igualdad en las familias, así como a continuar trabajando en la prevención y eliminación de cualquier manifestación de violencia contra la mujer.

“Este es un desafío que tenemos por delante”, dijo refiriéndose a la violencia machista.

“Muestra la voluntad del Estado cubano del rechazo a la violencia; está contemplado en los documentos rectores del PCC y lo acabamos de poner en la Constitución. Hay una voluntad política de ser severos en el enfrentamiento a este problema. Para implementar esto estamos creando un grupo interinstitucional para evaluar la profundidad y todos los temas que tengan que ver con la violencia. Se está haciendo un programa y además el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) está trabajando con el Ministerio del Interior (MININT) y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) para colaborar en el protocolo de actuación que deben tener para enfrentar la violencia, y de igual forma con Tribunales y Fiscalía”, explicó  Amarelle Boué al concluir el  encuentro.

Género
Ania Terrero - Letras de Género.- Tendrá seis o siete años. Lleva un short corto de mezclilla y una camiseta roja por encima del ombligo. Alguien le ha echado colorete y brillo labial. Baila como una chica mayor, se menea, la elogian, la aplauden, se...
Dixie Edith - Letras de Género.- La carrera de Daniela comenzó como una novela rosa. Apenas un par de meses después de iniciar su primer año de Biología, en la colina universitaria capitalina, un muchacho que se presentó como estudiante de Ingeniería...
Geidy Díaz Crespo- Periódico Guerrillero.- Para evaluar el estado actual de la implementación de los objetivos de trabajo aprobados en el X Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y el funcionamiento de sus estructuras de base, se realizó ...
Lo último
La Columna
La Revista