Sara Más - Revista Mujeres.- Expertas y feministas cubanas demandaron mayor reconocimiento del trabajo de cuidados como un derecho clave en la sostenibilidad de la vida, al intervenir en el panel  “Los cuidados en el centro de la vida humana y natural”, realizado el 23 de abril en la plataforma Jitsi Meet, como parte de la jornada 24 horas de acción feminista que cada año convoca la Marcha Mundial de Mujeres.


Para la socióloga Magela Romero Almodóvar, ese derecho ciudadano demanda un  enfoque sociológico y político que visibilice y permita reconocer la importancia de la vida y su sostenibilidad en un contexto patriarcalizado y neoliberal, incluso en países con modelos alternativos.

La también profesora de la Universidad de La Habana destacó la importancia de apostar al diálogo entre las organizaciones y el Estado, para un mejor aprovechamiento de los estudios realizados y las prácticas feministas en el monitoreo y diseño de políticas públicas.

Se refirió, además, a la Red Nacional de Estudios sobre el Cuidado, creada en 2020 y que ya reúne a más de un centenar de especialistas de unas 30 instituciones cubanas, con la idea de favorecer los vínculos entre actores sociales y contribuir al fortalecimiento de políticas y respuestas integrales en ese terreno.

En ese camino destacó la articulación con la Federación de Mujeres Cubanas, organización que ha fomentado la corresponsabilidad, así como políticas de cuidado y conciliación desde su fundación. “Los cuidados tienen que ver con la vida de todos y todas, incluido el autocuidado”, subrayó.

Hoy todos los movimientos populares en América Latina están defendiendo el enfoque interseccional, que ayuda a que el movimiento feminista dialogue con las realidades complejas de las mujeres, comentó Llanisca Lugo, educadora popular del Centro Memorial Martin Luther King y moderadora del panel.

Entre los desafíos actuales en tiempos de pandemia, Maura Febles investigadora del grupo Galfisa y del Espacio Feminista Berta Cáceres, mencionó el regreso de las mujeres al hogar, su alejamiento de las redes de apoyo por el confinamiento y el incremento de la violencia,  su alta exposición al contagio como protagonistas de la resistencia y la sobrecarga laboral dentro de casa, con la sumatoria del teletrabajo y la atención a niñas, niños y familiares dependientes.

Partidaria de que las acciones de sensibilización lleguen a más personas y no solo a mujeres, Febles se pronunció por favorecer la participación de quienes denuncian, acompañan y buscan soluciones cuando las mujeres son discriminadas a no participar de manera equitativa en los espacios económicos o ante cualquier hecho discriminatorio.

 “La crisis de la pandemia repercute fundamentalmente sobre las mujeres, que ya constatamos que estaban recibiendo una sobrecarga”, acotó la periodista Herminia Rodríguez, especialista del Ministerio de Educación Superior.

Rodríguez se refirió a un estudio realizado por la FMC, como parte de una investigación regional coordinada en varios países por el Consejo Económico para América Latina y el Caribe (Cepal), enfocado en la autonomía económica de las mujeres y su relación con los cuidados.

Entre otros resultados, dio cuenta de la feminización de esas labores y la necesidad de ampliar la mirada crítica al patriarcado como sistema de opresión de las mujeres.

Existen profesiones que son fundamentalmente de cuidados, como la educación y la salud, sectores también muy feminizados, comentó.

“Hay una sobrecarga a veces abrumadora de las labores de cuidado, sea desde su empleo público o mayoritariamente en el ámbito familiar, en el cuidado y atención a  niños, niñas,  personas adultas mayores, enfermas y otros integrantes de la familia”, expuso como ejemplos.

No es un tema que depende de un organismo o de una organización, agregó. Las claves para avanzar en la solución están en la articulación de todas las voluntades.

En opinión de Lizette Vila, realizadora audiovisual y directora del Proyecto Palomas, la crisis sanitaria generada por la covid-19 sigue siendo una oportunidad para resignificar nuestras vidas, nuestros cuerpos y los cuidados.

“Cuidar es un trabajo grande e indispensable que garantiza la sostenibilidad de la vida, pero cada vez hay más personas que demandan atenciones y menos para entregarlas”, expuso y subrayó que “el debate casi siempre se centra y se coloca más en las demandas de atenciones y no en quienes cuidan”, dijo la directora del documental Ellas, sus cuidados y cuidadoras.

Una de los retos está relacionado a la comunicación, apuntó Marylis Zayas, directora de la revista Muchacha. “¿Cómo comunicamos esto, cómo acercamos el tema a nuestros medios, cómo tratamos de una manera en que no trasmitamos estereotipos?”, cuestionó.

Aunque se han dado pasos desde diversos espacios, aún quedan tareas pendientes, reconoció desde el chat la psicóloga Yohanka Valdés, quien se pronunció  en favor de que la voluntad política y el trabajo académico deriven en más acciones. Estas deben expresar, además, las complejidades de las interseccionalidades por género, color de la piel y desigualdades sociales.

Durante el panel, las participantes expresaron que la vida cotidiana y las tareas de cuidado se hacen aún más difíciles por el bloqueo económico y comercial impuesto por el gobierno de EE. UU. a Cuba por más de 60 años, que en tiempos de pandemia se ha intensificado.

 “Es importante que continuemos creando espacios para debatir y analizar el Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres (PAM), aprobado recientemente, y que acompañemos su implementación y promoción”, opinó Yuleidys González Estradas (Yula),  investigadora y coordinadora del proyecto La cuarta Lucía, en la oriental provincia de Granma.

El PAM establece un marco de acción política que es necesario aprovechar y al cual hay mucho que aportar, comentó desde el chat la socióloga Magela Romero Almodóvar. “El cuidado de la vida no solo tiene que ser visto como una estrategia para el empoderamiento de las mujeres, sino como un eje central para el empoderamiento social, para el bienestar colectivo”, precisó.

Género
Lissy Villar Muñoz - Revista Mujeres.- La discusión de un Código de Familias que permita establecer consensos en Cuba sobre la necesidad de que dicho proyecto de ley respete el derecho de cada persona a ser, que proteja a la ni&n...
Red Semlac.- Visibilizar sus realidades e historias, continuar luchando para lograr la garantía de los derechos a la salud sexual y reproductiva y derrumbar estigmas y prejuicios que históricamente el patriarcado ha colocado e...
Lissy Villar Muñoz - Revista Mujeres.- Para romper mitos sobre la sexualidad y dialogar sobre la diversidad en las familias cubanas, las especialistas Yamira Puentes Rodríguez, y Ada Caridad Alfonso Rodríguez, expertas del Centro...
Lo último
La Columna
La Revista