El apoyo mutuo es vital para las personas trans, pues las amistades muchas veces llegan a ser la familia que construyen. Foto SEMlac Cuba.

Red Semlac.- Saber a dónde acudir en busca de orientación, recibir información veraz y desprejuiciada, conocer sus derechos y quererse mucho a sí mismas son elementos centrales para el autocuidado de las personas trans, coinciden activistas.


Mientras Leidi Mariam Alcántara Aróstica, coordinadora de la Red TransCuba en la provincia Santi Spíritus, a 356 kilómetros de La Habana, comparte consideraciones colectivas sobre el autocuidado en las personas trans, otras activistas la escuchan pensando quizá en historias de vida conocidas.

TransCuba es una de las redes sociales comunitarias que acoge el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) y por más de 20 años ha desarrollado un trabajo de prevención. El colectivo cuenta con representación en todas las provincias y ha logrado llegar, incluso, a varios municipios de la nación caribeña.

Representantes de la red que agrupa a activistas trans desde 2001 y especialistas del Cenesex se reunieron el 17 mayo, en la capital cubana, como parte de la XV Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia, que se realizan en la nación del Caribe hasta el próximo 21 de mayo. 

El taller tuvo como temas centrales los derechos de las personas trans, la prevención de las ITS-VIH/sida, el trabajo social y el activismo a favor de los derechos de la comunidad LGBTIQ+ en Cuba.

A la pregunta ¿cuáles dificultades en el autocuidado de las personas trans identifican?, el grupo de activistas respondió: el mal uso de las hormonas, que incluye la automedicación y el sobreconsumo; no acudir a los servicios de salud; la falta de información adecuada; el descuido de la imagen personal; comportamientos groseros; las dificultades económicas y barreras sociales transfóbicas, entre otras.

Las brechas en los derechos afecta el bienestar y el autocuidado de las personas trans, según activistas. Foto SEMlac Cuba

La activista mexicana Oyuki Ariadne Martínez Colín insistió en que es necesario hablar sobre la salud en general de las personas trans, no solo los temas relacionados con su identidad de género y sexual.

“Las personas trans también podemos padecer diabetes, hipertensión”, dijo la coordinadora comunitaria de la Unidad de Salud Integral para personas Trans de la Ciudad de México (USIPT), quien participa como invitada en las jornadas.

Los territorios, el momento en el que se asume la identidad trans y las redes de apoyo marcan diferencias en el acceso a oportunidades, el disfrute de los derechos y, y en consecuencia, el bienestar.

En la mayoría de los casos se puso como un buen ejemplo de apoyo el intercambio y la promoción de salud cara a cara, experiencia que ha desarrollado la red TransCuba durante años.

“A nosotras lo que más nos funciona para el autocuidado no es tanto el uso de la tecnología, como el intercambio con la persona”, reconoció Rihana Roldán Molina, coordinadora de la Red TransCuba en la provincia Granma, a 746 kilómetros al oriente de La Habana.

La activista trans relató que ir a los sitios de encuentro y a los hogares de las personas trans es una práctica cotidiana y la más efectiva para la prevención, por ejemplo, de las ITS y el VIH-sida.

También las ha impulsado saber que otras compañeras han logrado sus sueños. “Si yo conozco de alguna historia positiva, si sé que alguien logró algo que yo me estoy proponiendo, eso me impulsa; y si no soy yo quien lo logra, otra muchacha trans joven lo puede lograr”, agregó la activista.

Pero en el centro de la sobrevivencia, del autocuidado y el bienestar, las activistas pusieron la autoestima.

El encuentro contó con la facilitación de Natividad Guerrero, Ana Belkis Perdomo Cáceres y Yailin Rosales Sánchez, especialistas del Cenesex. Foto SEMlac Cuba.

“Quienes estamos aquí nos queremos mucho, yo creo que esa es la base para todo lo demás: reconocerse ser humano y una persona con derecho. La autoestima es esencial para el autocuidado. Una tiene que saber que las dificultades como persona trans no van a faltar, pero al menos para mí no existe el no como respuesta; si yo me lo propongo, lo logro”, dijo con determinación Roldán Molina.

Luchar por el derecho a la identidad, a no vivir discriminación, a la educación, al empleo, a la participación política, estar en cargos públicos y tener una familia son demandas que continúan juntando a activistas trans y determinan su bienestar.

El acceso a la información actualizada y a los adelantos de las ciencias, la sensibilización y la capacitación se identificaron como esenciales para el bienestar y disfrute de los derechos. Además, destacaron la necesidad de contar con servicios de salud incluyentes, recibir apoyos en los procesos de transformación, el acceso equitativo y descentralizados a los tratamientos hormonales, la existencia de políticas públicas que garanticen los derechos y el desarrollo de campañas de comunicación más efectivas

Género
Maribel Acosta Damas - Mate Amargo.- Amanece un día cualquiera en la isla. Una mujer cubana emprende una dura jornada: el trabajo, los hijos, la vida cotidiana; ella en el centro todo… Y hasta ahí pareciera ser una realidad com&u...
Mesa Redonda de la TV Cubana.- La Mesa Redonda transmitió el reciente encuentro sostenido por el Primer Secretario del Partido y Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez con destacadas mujeres de nuestro pa&ia...
Póster de la doctora María Guadalupe Guzmán Tirado en el Aeropuerto Internacional de París. Foto. / salud.msp.gob.cu Revista Bohemia/ Prensa Latina.- El simple hecho de pertenecer al sexo femenino constituía anta&nt...
Lo último
La Columna
La Revista