Norelys Morales Aguilera/Cubainformación.- Para sostener la agresividad y la prepotencia imperiales hay que mentir. Así se vio en la Asamblea General de la ONU este 8 de noviembre, cuando la representante del gobierno estadounidense, Kelly Craft uso de la palabra para defender las sanciones contra Cuba, es decir el bloqueo, del que dijo es el  esfuerzo de Estados Unidos "para ayudar al pueblo cubano a dirigir su propio destino". Un ridículo de proporciones planetarias.

Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- El golpe de Estado a Evo Morales confirma que una Revolución vale cuanto sea capaz de defenderse, incluyendo seducir a sectores populares vs. ...

Wilkie Delgado Correa.- El heroísmo de los cubanos ha sido constante y se ha desplegado en cien campos de batalla

Ramón Pedregal Casanova.- “Es fascinante la capacidad de los seres humanos para arrebatar la derrota de las fauces mismas de la victoria”. Geoffrey Parker, historiador.

 

Por Bartolomé Sancho Morey* - Cubainformación.- Próximamente el 17 de Diciembre se cumplirán 5 años, en que el mundo contra todo pronóstico amaneció con la noticia de que el Imperio, había decidido, [restablecer relaciones diplomáticas con Cuba] despues de reconocer que el bloqueo ilegal, inmoral y genocida por más de medio siglo en contra de la isla, no había cumplido ni servido para el fin por el cual, [sino todo lo contrario] fue en su día creado: derrotar y arrodillar a la Revolucion Cubana, por todas las vías posibles habidas y por haber, pacificas o violentas, Intervenciones armadas y terrorismo de Estado sistemático y sin precedentes  por parte de todas [en mayor o menor grado]  las administraciones de turno del Tío Sam.

 

Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Dar «el asalto al cielo», como solíamos decir en los buenos tiempos cuando la revolución parecía estar al alcance, incluso en los países capitalistas, sin duda requiere preparación y un cierto nivel de sacrificio personal. Sin embargo, en el mundo del “post-todo” y de la sociedad disciplinaria, parece más difícil conquistar un objetivo mucho más modesto: tomar un avión para llegar a uno de esos países donde ese «asalto al cielo» se puede tocar con un dedo. Estamos hablando de Cuba y Venezuela, en el centro del ataque imperialista del nuevo Cóndor económico-financiero. En este contexto, se enmarca el asunto «aéreo» que involucra la escritora y que hasta ahora parece muy difícil de desenredar.

Lo último
)
La Columna