Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- En los finales de 2013, escribí Cuba: una propuesta a su Contraloría con el siguiente anticipo: “Liborio debe auditar la permanencia-incremento de lo declarado como patrimonio de Directivos./ El peso de la Ley ha de recaer asimismo en quienes sabían-debían saber de hechos de corrupción”.


En un párrafo de ese escrito, hice constar que el compañero Raúl Castro, en la clausura de la Primera Conferencia Nacional del Partido Comunista de Cuba (PCC), reitero que la corrupción es, en la etapa actual, uno de los principales enemigos de la Revolución, mucho más perjudicial que el multimillonario programa subversivo e injerencista del gobierno de Estados Unidos y sus aliados dentro y fuera del país —las negritas son mías.

En otro momento del mismo título, declaré que aunque me siento lejos de injuriar el quehacer de quienes están responsabilizados en manejar los recursos estatales que en definitivas son propiedad de todo el pueblo, al menos debo colocar en tela de juicio la calidad del accionar de aquel Auditor interno que en su propia cara dejó de percibir que “le pasaron Gato por Libre”, independientemente de lo que consigna el Compendio Documental de la Contraloría General de la República.

Asimismo, consigné que compartía el mensaje presente en El vivo vive del bobo, y el bobo lo ve en memory flashLa corrupción en Cuba: enfermedad crónica,  puntualmente lo indispensable de darle más potestad a los que sufren  los problemas en la base, para que actúen con más autoridad contra esa burocracia que nos frena; amén que en paralelo, la Contraloría General de la República, sin dejar de auditar los estados financieros de las empresas, lo haga con el nivel de vida de nuestros funcionarios a través de un balance de su patrimonio con los gastos familiares, el salario que devengan y el análisis de dónde se encuentran trabajando sus seres más cercanos.

Por demás, subrayé que hay que privilegiar en todo momento la sabia según la cual la confianza en las personas que manejan recursos del Estado cubano es buena consejera, pero el control sistemático sobre el desempeño de las funciones de ellas es mucho mejor —certifica la vida; y que la memoria de lo acontecido con la ex tinta Unión Soviética y sus alrededores a fines, ilustra con demasiada elocuencia la necesidad de ser inequívoco en la ofensiva que hoy día requiere Liborio.

Mas, existen otros males no relacionados directamente con la corrupción que potencialmente colocan en peligro el mejor desenvolvimiento de nuestra Revoluión. Pienso en el burocratismo y lances asociados.

Hace unos días, tropecé con Más leña al fuego. Allí, su autor da cuenta de que los especialistas ya habían alertado sobre el peligro de un incendio forestal de grandes proporciones, y tal como ellos lo anunciaron, sucedió. Resultado: quedaron afectadas 266,3 hectáreas de bosques en la serranía pinareña.

También, acota: “Lo peor es que no se trata de un hecho fortuito. Desde el inicio de la temporada, el CGB [Cuerpo de Guardabosques] en su informe habitual sobre el tema había llamado la atención sobre la alta vulnerabilidad de los macizos forestales de Vueltabajo; documento al que tienen acceso las empresas implicadas y las autoridades territoriales”.

Asimismo, ubica palabras de Marcos Luis Crespo, jefe del CGB en Pinar del Río: “'Todos los años hacemos dictámenes, alertamos, pero siempre la ejecución de medidas contra incendios —algo esencial para poder combatir el fuego con efectividad— se comportan muy por debajo de lo que recomendamos'./ 'No se logra que se ubique el combustible, ni que estén disponibles los equipos necesarios para mejorar los caminos y hacer las trochas, a pesar de que hay un daño económico significativo debido a esto'”.

Igualmente, recuerda que hace exactamente un año, en las propias montañas de San Juan y Martínez, las pérdidas ocasionadas por un desastre similar al que tuvo lugar en días recientes, aunque más pequeño (183,7 hectáreas) ascendieron a más de 1,6 millones de pesos; al tiempo que pregunta: ¿cuánto hubiera podido hacerse con ese dinero, si en vez de reservarse para combatir el fuego, se hubiera utilizado antes, para evitarlo?

Por mi parte, inquiero: ¿Quiénes fueron los responsables de que no se lograra la ubicación del combustible, ni la disponibilidad de los equipos necesarios para mejorar los caminos y hacer las trochas para evitar una tragedia como esta de Pinar del Río? ¿Será que las limitaciones objetivas fueron la causa de este incendio o más bien se trata del resultado de directivos negligentes?

A la par, leí La Revolución no puede admitir la desidia con la denuncia que continúa:

“Hace más de 5 años que tenemos en nuestra cuadra un consultorio del médico de la familia que se cae a pedazos por el deterioro, el abandono, el saqueo de ventanas, puertas y barandas de las escaleras por personas inescrupulosas, así como la negligencia de nuestro sistema de salud. El problema se ha planteado por los vecinos en las rendiciones de cuenta del delegado, en la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, en el núcleo zonal y el CDR en reiteradas ocasiones, a partir de la prolongación en el tiempo de esta situación, sin que hasta el momento se haya encontrado una solución por ninguna de las instituciones de salud del territorio”.

En su comunicación, la denunciante coloca esta interrogante: “¿Cómo es posible que se permita la pérdida de un inmueble tan necesario para garantizar la atención primaria por el médico de la familia, idea genial de nuestro Comandante en Jefe?”, y agrega acto seguido: “Le agradecería se publicara esta carta [en el Periódico Granma] con la esperanza de que aparezca alguna institución de salud o gobierno que resuelva el problema”.

Y como estamos festejando los primeros 55 años de la Reforma Agraria y el Día del Campesino este 17 de Mayo, hago un aparte y me permito subrayar lo alcanzado y lo mucho que falta por disfrutar, perfeccionar y concretar por campesinos/as y entidades en todo el archipiélago nacional.

Es cierto que se aprecian avances puntuales en el sector agropecuario. Manos jóvenes hacen parir la tierra. La provincia de Artemisa es ejemplo. No obstante, es necesario que se incorporen más jóvenes a la agricultura, pues la población cubana envejece y cada vez son menos los habitantes económicamente activos —dijo uno de ellos.

En paralelo, la gestión en ese sector apuesta por la eficiencia, al margen de la distancia que nos separa de la autosuficiencia alimentaria y algunos ejemplos vergonzosos. Recuerdo el caso del ganadero que fue obligado a incinerar dos vacas, según el ¿vigente? decreto ley 225; es el propio campesino que, a pesar de cumplir sus obligaciones con el Estado, en un momento determinado pasó seis meses sin que le pagaran sus reces ni recibiera explicación de nadie —escenario repetido en varias ocasiones.

Con todos estos elementos de juicios, deseo escrutar:

¿Acaso la negligencia y/o la desidia sazonada con la burocracia deja de constituir otro gran peligro para la Revolución, al lado de hechos corruptos? ¿Con actos de esta naturaleza estamos a favor de Liborio o en presencia de un tipo específico de contrarrevolución?

Entonces, continúo inquiriendo: ¿Hasta cuándo vamos a seguir con la negligencia y/o la desidia? ¿Cuántas medidas verdaderamente ejemplarizantes se han adoptado ante sus responsables?

En correspondencia, considero que, unido a la lucha sistemática vs. corrupción y otros males, en general hay que incrementar el protagonismo/combate de nuestro sistema político liderado por el PCC ante la negligencia y/o la desidia amparadas en el burocratismo; al tiempo que particularmente necesitamos más de la Contraloría de la República de Cuba como expresión de la voluntad popular.

 

 

 

La Columna
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- La desesperación de Washington y secuaces es a causa de nuestra recuperación de la Covid-19 y de la economía, y lo que ello implica...
Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Uno, intentó “elogiar” con ausencia casi absoluta de pudor; otro, con “civilidad” manipula para justificar una violación de la Constitución....
Noel Manzanares Blanco-Cubainformación.- Al margen del neoliberalismo, con resolución frente el 11/07, ponderando la solución de las contradicciones y estableciendo definiciones guía del actuar revolucionario...
Lo último
La Columna
La Revista