Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- El Continente Negro está de Fiesta: este 25 de Mayo celebra el Día de África, efeméride asociada al surgimiento de la Organización de la Unidad Africana (OUA, 1963) en Addis Abeba, Etiopía, cuyo desenvolvimiento fue el antecedente directo de la actual Unión Africana (UA, 2002).

 


Para ilustrar el porqué se celebra el aniversario 51 de la creación de la OUA, subrayo que la mortalidad infantil en 16 de los 20 países de África subsahariana se ha reducido considerablemente; al tiempo que la economía en toda la región africana crecerá un 4,8 por ciento este año y se incrementará más en el 2015 —según diversas fuentes.

Otros reportes acreditan que la Unión Africana ha sido el motor de desarrollo de instituciones como el Parlamento Panafricano y el Consejo de Paz y Seguridad, sin descartar su protagonismo a favor de la Nueva Estrategia de Cooperación para el Desarrollo Africano. Sin duda, ello constituye una muestra de la voluntad política existente en aquella latitud en aras de “consolidar los valores de paz duradera, respeto de los derechos humanos, buena administración de los asuntos públicos y desarrollo sostenible”.

En lo personal, me resultó interesante África no es un país, pero llegará a serlo, aparecido el 27 de Enero de 2014. Allí consta la labor del Consejo Ejecutivo de la UA para definir los temas claves del continente hasta el año 2063, así como declaraciones de la Presidenta de la Comisión de la Unión Africana, Nkosazana Dlamini Zuma.

Para esta estadista de talla continental, “es el momento de pensar en el continente soñado y en los elementos claves para poder llegar a él”, comenzando por el nivel económico con vistas a que en los próximos veinte años exista “una Comunidad Económica Africana con libre circulación de personas y control de los recursos naturales”.

En la misma ocasión, Zuma advirtió: “En lugar de actuar como un país que cuenta con prácticamente todos los recursos naturales del mundo (tierra, océanos, minerales y energía) y más de mil millones de personas, actuamos como 55 pequeños y fragmentados países”. También reconoció que en torno a los objetivos de la Agenda 2063 concurre “un ambiente de convivencia”.

Sin embargo, permanece en África serios problemas denunciados por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. De los últimos 50 países con el Índice de Desarrollo más bajo, 40 son africanos con estadísticas espeluznantes: de sus mil millones de personas, 315 millones viven en la pobreza; 460 millones tienen dificultades para alimentarse y 50 millones pasan hambre crónica; solo en los conflictos Sudán-Darfur y República Democrática del Congo se contabilizan 7 millones de víctimas; más de 200 mil niños y niñas son utilizados como soldados, esclavos domésticos o dedicados a la prostitución; y otras calamidades —¡solo atendiendo a quienes entran en las estadísticas!

En este contexto, es válido resaltar la histórica, presente y perspectiva presencia solidaria de Cuba con el Continente Negro —suerte de recurrencia/reciprocidad con parte de nuestro origen. A propósito, recomiendo ver Impactos de África en Cuba: cincuenta años y Cuba en África: Historia Olvidada.

No obstante, sostengo que quizás la mejor definición de la idea anterior esté en palabras muy precisas pronunciadas por Nelson Mandela en su discursó el 26 de Julio de 1991 en Matanzas, Cuba, momento en resumió el significado de nuestro país para su Patria Grande: “El pueblo cubano ocupa un lugar especial en el corazón de los pueblos de África”.

En este momento, apenas señalo que Luis Gomes Sambo, representante de la Organización Mundial de la Salud para África, manifestó hace unas semanas: “Los especialistas que vienen particularmente de la isla [Cuba], la mayoría labora en el área clínica, tienen un desempeño y papel importante en la prestación de cuidar la salud en nuestros países” —de acuerdo con Prensa Latina.

Esa agencia mediática, señala que autoridades cubanas aseguran que las perspectivas de la colaboración en el futuro, y con todas las experiencias acumuladas de más de medio siglo de desarrollo, hacen que uno de los pilares fundamentales de la misma se base en la formación de recursos humanos; mientras que específicamente destaca la creación de capacidades nacionales para que los países receptores de la ayuda puedan contar con su personal de la salud, proporcionen una mejor cobertura médica y den continuidad a acciones que se realizan en beneficio de sus poblaciones.

Para ilustrar concretamente, baste con tener en cuenta cómo Angola y Cuba apuestan por fortalecer nexos y diversificar cooperación. Ello quedó consignado en la visita reciente a Luanda del Vicepresidente cubano, Ri­cardo Cabrisas, quien se reunió con los titulares de Exteriores, Georges Chikoty; de Estado y jefe de la Casa Civil del Presidente, Edeltrudes Costa; de Fi­nanzas, Armando Manuel; y de Cons­trucción, Waldemar Pires. Asimismo, 
con los ministros de Educación Supe­rior, Adao Gaspar Ferreira do Nas­cimiento; de Energía y Minas, Afonso Pedro Canga; y de Educa­ción, Mpin­da Simao. Además, sostuvo un ame­no y enriquecedor diálogo con Fran­cisco de Lemos, presidente de la Sociedad Nacional de Combustibles de Angola (Sonangol).

Por tanto, una mirada en el Día de África la resumo en sus glorias y penas, así como en su importante proyección para el 2063. En tal escenario, Cuba sigue aportando y tiende a incrementar su colaboración con sentido de Hermandad.

La Columna
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- La desesperación de Washington y secuaces es a causa de nuestra recuperación de la Covid-19 y de la economía, y lo que ello implica...
Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Uno, intentó “elogiar” con ausencia casi absoluta de pudor; otro, con “civilidad” manipula para justificar una violación de la Constitución....
Noel Manzanares Blanco-Cubainformación.- Al margen del neoliberalismo, con resolución frente el 11/07, ponderando la solución de las contradicciones y estableciendo definiciones guía del actuar revolucionario...
Lo último
La Columna
La Revista