Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Diversos medios de prensa se han hecho eco de declaraciones de la señora Clinton a la cadena norteamericana Univisión acerca de las agresiones económica de su Estado a la Mayor de las Antillas, el pasado 30 de Julio, en una entrevista que será transmitida íntegramente este domingo tres del corriente. En la ocasión, ella reitera consideraciones sobre el vínculo a ambos lados del Estrecho de la Florida aparecidas en su libro reciente Hard Choices.


Puntualmente, la ex secretaria de Estado en la primera administración de Barack Obama abogó por el “levantamiento del embargo” a Cuba (entiéndase, el más largo Bloqueo que registra la Historia escrita) al manifestar: “Me gustaría ver que nos moviéramos hacia el levantamiento del embargo y tratar, mediante nuestro ejemplo, mediante el comercio y todo tipo de visitas”.

También dijo la ex primera dama de Estados Unidos que la política practicada contra Cuba en más de medio sigo ella la asume como “un fracaso” que “ha apuntalado a los Castro, porque pueden culpar de todo” y que, por tanto, “quisiera ver que nos movemos hacia la normalización de las relaciones, eventualmente, y que por consiguiente más norteamericanos vengan y vayan” a nuestro Caimán Verde.

Al meditar sobre la reiterada posición de quien asimismo está considerada como favorita del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales en aquel país en el 2016, recordé que casi dos meses atrás apunté que esas actitudes se mueven entre los Carriles uno y dos; al tiempo que expuse que tendríamos más fortalezas que debilidades si en el marco de la persistente guerra de múltiples laterales facturada al Norte del territorio nacional la variante económica enflaquece.

No obstante, encuentro oportuno compartir con mis lectores qué entiendo que se esconde detrás de la cantaleta según la cual el Bloqueo es la justificación para cubrir el estancamiento de la Revolución en Cuba y el pretexto de “los Castro” para presentar excusas sobre las insatisfacciones que tienen nuestro pueblo.

Ante todo, vuelvo a significar que el Socialismo que construimos en la Isla tiene un poderosísimo enemigo en la corrupción, el burocratismo y otros males de factura nacional. No por casualidad he planteado/denunciado una y otra vez que las insuficiencias y deficiencias de directivos, así como las chapucerías de trabajadores manifestadas en falta de calidad e incumplimiento de los planes de producción y de servicios devienen Bloqueo interno a la edificación de un proyecto capaz de satisfacer racionalmente las necesidades materiales y espirituales del ciudadano/a común.

Pero existe una pregunta muy sencilla que parece, sin embargo, muy compleja resolver en la práctica de Washington respecto a La Habana: ¿Por qué no acaba de mandar al basurero de la Historia el Bloqueo que nos ha impuesto por más de media centuria y así dejar el camino despejado para que la vida revele dónde radican las causas profundas de las carencias que viven la mayoría de cubanas y cubanos del archipiélago nacional?

Es innecesario ser un experto en política para darse cuenta de qué se persigue con el Odio Made in USA para nunca acabar, manifestado en el caso del Banco francés Paribas, en las andanzas contra el cantautor cubano Tony Ávila y el contubernio Alcalde de Miami-Agencia española Efe, más la creación del nuevo fantasma hallado en el “descubrimiento” según el cual los Presidentes Vladimir Putin y Raúl Castro orquestan el retorno a la época de la “Guerra Fría”.

Debe quedar claro que lo que en el fondo preocupa al Águila Imperial y sus secuaces —amén de la incapacidad para ponernos de rodillas y renunciar a nuestros sueños independentistas, libertarios y dignificadores— es que hay un “nuevo agente de La Habana en Miami” que funciona como candidato demócrata a gobernador nombrado Charlie Crist que dijo en público lo que pocos se atreven a decir al pedir el voto de los cubano-estadounidenses: “Hay que poner fin al embargo [el Bloqueo económico o Carril uno] comercial de Estados Unidos sobre Cuba” —entre otros actos de similar característica.

Entonces, de cara al fracaso del grueso de las agresiones Made in USA contra Cuba y de la validación del denominado Carril dos en la ex Unión Soviética y sus aliados de la época (subversión ideológica), lo que le va quedando a Washington vs. La Habana es intensificar la presencia del “Lobo feroz” vestido de “Caperucita roja”. Y aunque tal es una carta que estamos en capacidad de contrarrestar, sin duda ello ronda el porqué cambia ahora Hillary Clinton respecto a nuestra nación.

 

La Columna
Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Ayer, Haroldo Conti rechazó dinero: fue secuestrado, torturado y desaparecido por su apego a Che Guevara. Hoy, cubanos “progres”…...
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- La desesperación de Washington y secuaces es a causa de nuestra recuperación de la Covid-19 y de la economía, y lo que ello implica...
Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Uno, intentó “elogiar” con ausencia casi absoluta de pudor; otro, con “civilidad” manipula para justificar una violación de la Constitución....
Lo último
La Columna
La mano de Fidel
José A. Amesty R.- Parece que Fidel, al igual que Bolívar, nos mira “sentado aún, en la roca de crear”, parafraseando a Martí, vigilante y desvelado, atento a los acontecimientos y preocupado por el destino del...
Fidel, protagonista intemporal
Ese pueblo al que despreciaban, ese pueblo de analfabetos, hizo una revolución tan profunda como no la había hecho todavía nunca antes ningún pueblo de América. ¡Y la hizo frente al imperialismo yanqui, que es...
La Revista