Geraldina Colotti - Caracas ChiAma / Il Manifesto / Le Monde Diplomatique / Cubainformación.- Algo se está moviendo también en Italia. La revolución socialista bolivariana ya no es un asunto de operadores del sector, quizás mirada de reojo. Algo se está moviendo: al menos en ciertas áreas de los movimientos y de la izquierda alternativa, que inician a recibir un viento nuevo desde América latina.


Es cierto que el desastre producido por el final del gran siglo XX, es de proporciones monstruosas. La ausencia de un pensamiento fuerte capaz de guiar la reanudación del conflicto en una perspectiva de transformación radical es muy difícil. La presencia de viejos y nuevos bomberos, listos para sofocar cualquier prometedora llamita, sigue siendo un estorbo. La incapacidad de unificar estratos sociales y sujetos fragmentados es evidente. Igualmente es evidente la incapacidad de contrarrestar la hegemonía de los vencedores extrayendo de las forjas del socialismo y sus instrumentos.

De Europa no es de esperarse un lado fuerte en tiempo breve: no en el sentido de un proyecto antagonista al capitalismo como el que ha descompuesto las cartas del sistema en los años 70. Aquel mundo ya no existe. Además de bomberos, policías, cómplices o arrepentidos, queda sólo algún ex revolucionario entrado en años que predicaen el desierto sobre la memoria ylas prácticas efectivas.

Sin embargo algo se está moviendo.

Queremos comenzar de tres hechos ciertamente no gigantescos, pero significativos. En primer lugar, la conferenciasobrela Alba como modelo para Europa. Un encuentro organizado por el movimiento 5 Estrellas en colaboración con algunas realidades de la izquierda alternativa que, a diferencia de 5E, miran el tema desde una perspectiva marxista y lo consideran un instrumento para contrarrestar la crisis sistémica del capitalismo. Una conferencia que ha dejado huellas, a pesar de que haya sido silenciada por los grandes medios y haya registrado la total ausencia por parte de aquellas áreas de la izquierda moderada que se sientan en los curules del parlamento y que se dicen críticas en relación al partido de gobierno (el partido democrático).

Quisiéramos además señalar el segundo encuentro de Caracas chiAma, la red de apoyo a la revolución socialista bolivariana, que se celebró en Nápoles. Tres días de debate y de conferencias estructuradas en torno a mesas temáticas en los nudos del conflicto: desde el trabajo, a las diferencias de género, al poder y a la representación, hasta un nuevo internacionalismo. Puntos y sugerencias que provienen del “laboratorio” venezolano, en los cuales se experimenta un feliz encuentro entre “lo viejo” y “lo nuevo” y una dialéctica fecunda entre varios hilos de pensamiento que han atravesado la historia del siglo veinte. Gran participación y además la posibilidad de constatar que el “modelo bolivariano” es fuente de inspiración entre algunos alcaldes más cercanos a la democracia participativa, como el de Nápoles, Luigi de Magistris.

La iniciativa ha sido organizada y promovida por tres centros sociales ocupados y auto gestionados, que han dialogado, a partir de prácticas diferentes, precisamente tomando el estímulo proveniente de Venezuela. En el ex preescolar Filangieri hablaron sobre todo las representaciones diplomáticas e institucionales, explicando el largo camino recorrido por la Venezuela Chavista. En el comedor ocupado se articularon las mesas temáticas, introducidos por una eficaz relación del embajador. En el Opg ocupado - un antiguo manicomio criminal posteriormente cerrado y en desuso - se desarrolló la jornada conclusiva. ¿Acaso no era considerado loco Bolívar y después Chávez?¿Acaso no son considerados locos todos los precursores y revolucionarios que desafían las armas del sistema y sus convenciones?

La tercera iniciativa se realizó el domingo 19, día mundial de la solidaridad con Venezuela. Muchos se dieron cita en Montesacro, delante del monumento de Bolívar, donde aconteció el histórico juramento del Libertador. En el 2005, estando de visita en Italia, Chávez llevó a cabo allí un inolvidable discurso y sostuvo un encuentro con las organizaciones populares.

Todas las intervenciones del domingo, evidenciaron la importancia del modelo bolivariano para el reimpulso del socialismo: una alternativa a la opresión y a la barbarie, no sólo en América latina, sino en todos los rincones del planeta. Un encuentro muy concurrido y no ritual, fruto también de una “diplomacia de las bases” poco convencional practicada por las representaciones de Venezuela.

Algo se mueve también en Italia, decíamos. Pero ¿en qué dirección? ¿Qué necesitamos del laboratorio chavista y bolivariano? Venezuela es “una amenaza inusual y extraordinaria”, dijo Obama explicando el decreto que hace ejecutivas las sanciones contra el gobierno de Maduro.

Una afirmación ridícula, verdaderamente, como resaltó la presidenta argentina Cristina Kirchner durante el VII cumbre de las Américas en Panamá. El discurso de la burguesía, sin embargo, refleja al revés la verdad del socialismo y sus razones. El ejemplo de Venezuela es sin duda una amenaza para los intereses del capitalismo. Una amenaza “inusual”, claro: porque Chávez llegó al poder desajustando el débil teatro de los juegos institucionales. Porque los que no contaban nunca, improvisamente conquistaron el centro de la escena. Porque del socialismo demonizado nació una nueva generación de revolucionarios, menos dogmáticos pero más incisivos. Una amenaza extraordinaria, tiene razón Obama: porque en sólo 15 años, en la línea de Cuba y de sus grandes ideales, reconfiguró un continente y proyectó su aura benéfica hasta el centro del capitalismo Una amenaza extraordinaria porque, conjugandode manera original las urnas y la calle, la autodefensa de los barrios y la unión cívico-militar ha producido una nueva alquimia entre conflicto y consenso que se alimenta de la perspectiva revolucionaria y la alimenta. El partido que está jugando Venezuela es el de demoler los andamios del viejo estado burgués, haciendo crecer al interno una nueva semilla: la de las comunas, de la autogestión, de una nueva dialéctica entre mutualismo y centralización.

Una dinámica ajena a una izquierda que hizo negocio de la historia, del conflicto y de esa “anomalía” que hacía de ella un ejemplo potencialmente preñado de nuevas perspectivas. Una “izquierda” que vota al llamado en contra de Venezuela, promovido por lo peor de las derechas latinoamericanas, que considera una amenaza la existencia del presidente obrero Nicolás Maduro.

Sin embargo, algo se mueve. Hasta en el corazón descompuesto de esta vieja Europa.

Traducido por Maira García

La Columna
 Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Después de 18 días de protestas violentas, luego de la reelección de Evo Morales como presidente de Bolivia, los derechistas han completado el golpe de estado. En una escalada de incend...
 Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Dar «el asalto al cielo», como solíamos decir en los buenos tiempos cuando la revolución parecía estar al alcance, incluso en los países capitalistas, sin duda requiere preparación y un...
 Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- El Encuentro Antiimperialista de Solidaridad, que concluyó en La Habana, mostró una vez más el vínculo estratégico que existe entre Cuba y Venezuela. La arrogancia de Trump y de sus vas...
Lo último
La Columna
La Revista