Ramón Pedregal Casanova.- “Los presidentes George W. Bush y Obama crearon los antecedentes policiales estatales de suspensión de hábeas corpus y asesinato de ciudadanos bajo sospecha solo sin el debido proceso. Si los estadounidenses pueden ser detenidos preventivamente indefinidamente y asesinados preventivamente, los estadounidenses pueden esperar ser encarcelados preventivamente por crímenes que no cometieron.” Del artículo "Arresto preventivo": una invitación abierta a la tiranía. Por el Dr. Paul Craig Roberts. Global Research, 07 de agosto de 2019.


Para el fascismo, y en este caso el fascismo estadounidense, todas las medidas son de fuerza contra la generalidad de la población, aplicadas concretamente con selección de clase, raza y género. Declara el Dr. Paul Craig Roberts: … los estadounidenses pueden esperar ser encarcelados preventivamente por crímenes que no cometieron.

La misma regla que la ultraderecha, la estadounidense, por su condición imperialista, aplica al resto del mundo, llevando como escudo el principio de los medios de propaganda de masas del nazi Goebbels, ministro de Hitler: repite mil veces una mentira y se convertirá en verdad. Trump, continuador de Bush y Obama, al igual que éstos lo fueron de los anteriores regidores de la gran burguesía estadounidense, ha sido reconocido como el más mentiroso de todos los presidentes hasta la fecha. Pero sus palabras que en otro caso serían consideradas propias de un idiota, los medios que siguen la escuela nazi las presentan como únicas y las repiten como únicas. A Trump le abre paso en el mundo las multinacionales de la propaganda, que día a día realizan una labor de demolición de la razón de los pueblos y de la justicia y la verdad políticas y sociales. De modo que sus difusores se emplean en la tarea de callar y distorsionar las causas, los antecedentes al estado actual y los hechos por los que la ultraderecha estadounidense, el complejo industrial-militar, Wall Street, Hollywood, imponen su voluntad. El mundo conforme lo conocemos lo han formado ellos, la dirección de cada día ha sido suya y la persecución y la amenaza al conjunto de naciones, es su responsabilidad. Ningún pueblo ha tenido desde la caída de la URRSS la fuerza suficiente para quitarse de encima las diferentes formas de violencia que ejerce el cártel yanqui. Me equivoco, si ha habido pueblos que han conseguido su independencia tras derrotar al imperio, consiguieron aquello realizar lo imposible: Cuba, Vietnam, Angola, … por último Siria parece que lo está consiguiendo, pueblos que sin dejar de ser instigados, bloqueados, robadas sus pertenencias, se sostienen con dignidad y conciencia de su conquista.

Del suelo europeo, la UE anestesiada por las multinacionales de propaganda, Hollywood no despega una sola información que sea respuesta de los pueblos. Pero tampoco el pueblo de EEUU se libra del aplastamiento de las ideas más reivindicativas y críticas con aquellos que también allí buscan deshacer las reglas del Derecho para saltar por encima de los resultados de su sistema de explotación que desemboca ahora en una nueva crisis, sus bancos están en quiebra, sus finanzas son una burbuja fuera del control y de la productividad, la gigantesca deuda irresoluble, sus ganancias, el motivo de tanta explotación y dominio, disminuyen a marchas forzadas. Apretar más y más a la clase trabajadora para volver al dominio sin contrarios les conduce a la acelerada militarización que llevan al mundo. Para volver atrás es para lo que han abandono de los Acuerdos de pacificación y del Derecho Internacional, y por eso la transmutación continua de los significados de las palabras libertad, derechos, democracia, justicia e igualdad sociales. Así, cambiando el sentido de las palabras y con acusaciones fuera de toda razón, con agresividad creciente haciéndola normal, con militarización sin límites y saltando por encima de toda ley, así empezó la Alemania nazi la 2ª guerra Mundial. Antes habían ensayado sus métodos de guerra con el ejército fascista encabezado por Franco contra los pueblos de España por elegir ser una República y quitarse a la monarquía de encima.

Si cambiar el significado de las palabras da como resultado a los imperialistas lo más indeseable para el mundo, la primera tarea de toda persona es hacer frente a los medios de difusión de mentiras, de superficialidades y silencios, de ignorancia para las clases populares, dando aire a la verdad de lo que eso significa para Venezuela, Cuba, Nicaragua, y otros tantos atacados. El caso último más escandaloso, inhumano y genocida es el de Venezuela donde EEUU, su clase dominante, imperialista, con todos los rasgos que definían al nazismo, quiere imponer un mercenario como presidente, tras el que se pone la ultraderecha venezolana. Como el agente mercenario Guaido no tiene soporte público ni contando con todas las tergiversaciones informativas de los medios de propaganda del capital, los imperialistas han optado por bloquear a Venezuela e impedir que salga o entre nada ni nadie. El genocidio por hambre es el preambulo de la intervención armada, es como lo hacen siempre, recuérdense otras de sus guerras o fíjense en cómo hicieron para invadir Irak, para reventar Libia, Siria, Yemen, directamente o con ejércitos  interpuestos de mercenarios. La sorpresa, la novedad, ha sido la apuesta de Rusia por la defensa de las costas de Venezuela con su marina de guerra. ¿Se habrán acabado los asaltos a los barcos que llevan alimentos o medicinas a la República Bolivariana? La ayuda al pueblo venezolano en médicos y maestros de Cuba ha estado presente de manera incondicional desde el primer momento de su segunda independencia, la sorpresa, decía, ha venido de la ayuda rusa, con lo que se frena o cambia la dirección del golpe imperial.

Nadie mejor que el pueblo venezolano está conociendo quienes aman la verdad y la justicia sociales,quienes son solidarios, quienes son sus amigos y quienes son sus enemigos.

Como la realidad sera tergiversada por Hollywood y quienes le siguen como deformadores, es urgente que se extienda, se eleve y se sostenga la buena noticia a las víctimas del imperialismo.

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: “Gaza 51 días”, “Palestina. Crónicas de vida y Resistencia”, “Dietario de Crisis”,  “Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero”, y “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales  AMANE.  Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista (FAI).

La Columna
Ramón Pedregal Casanova.- La Agencia de NoticiasNew Front informa que de los dos sistemas de conteo en Bolivia que dispone el Tribunal Supremo Electoral, uno es el aprobado legalmente y el otro el propuesto por la OEA, ninguno de los dos ha presentad...
Ramón Pedregal Casanova.- “En 1944, durante la lucha contra Hitler, el Partido Laborista británico aprobó un plan para expulsar a los palestinos de Palestina que se asemejaba a los primeros planes de Hitler (hasta más o menos 1941) en relación con lo...
Lo último
Algunas lecciones desde Bolivia
Iñaki Etaio y René Behoteguy - Askapena.- Consumado el golpe de Estado, Bolivia se encuentra en una situación de excepcionalidad, en la que la brutal represión contra los sectores que están haciendo frente al golpismo y la persecución contra dirigent...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista