Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Juan Carlos Valdez es abogado, especialista en derecho financiero y magistrado adjunto de la sala constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Es experto en economía política, un tema que enseña y que difunde en el programa «Boza con Valdez», transmitido por VTV. Le pedimos que explique a un lector europeo de izquierda lo que le está sucediendo a la economía venezolana.


Los grandes medios usan el ejemplo de Bolivia contra Venezuela. ¿Por qué está bien la economía boliviana?

El PIB de Bolivia representa una parte muy pequeña a escala latinoamericana, no es un gran obstáculo para el imperialismo, cuyo objetivo principal es destruir gobiernos socialistas que tienen un fuerte poder económico como Venezuela. Si tiene éxito, iría a Cuba, Nicaragua e incluso Bolivia no duraría mucho porque es una economía frágil. ¿Por qué los medios no hablan de Venezuela hasta 2012? En pocos años, la pobreza se ha reducido a menos de la mitad y la pobreza extrema en un tercio. En menos de dos años se ha derrotado el analfabetismo, se han creado docenas de universidades y hoy quienes no estudian son solo porque no quieren, no porque no puedan pagarlo. Cada venezolano podría tener hasta $ 5.000 subsidiados por el estado en su tarjeta de crédito. ¿Por qué no hablan de esta Venezuela? Porque estaba demostrando que la riqueza se puede distribuir adecuadamente. Si el propio FMI admite que solo unas pocas familias poseen la riqueza del mundo, un mundo en el que los países que se refieren al socialismo ciertamente no son la mayoría, significa que no es el socialismo el que genera pobreza, sino el capitalismo. Es por eso que Venezuela da miedo. Es por eso que tenemos razón para resistir. En Venezuela hay una revolución, que ha movido todo profundamente, absolutamente todo, y para esto está llena de contradicciones, de lo contrario no sería revolución. No queremos curar el capitalismo venezolano, no lo estamos reformando, estamos buscando otro camino que no es libre de errores, y lo hemos estado haciendo durante solo veinte años, poco en términos de la historia. Estamos en una fase de contradicciones cada vez más agudas, una fase de definición en la que estamos verificando, dentro del bloque revolucionario, quiénes somos realmente.

¿Pero con qué perspectiva si no hay un control total de los medios de producción y uno continúa durmiendo con el enemigo en casa?

En Venezuela, las empresas que constituyen el motor económico, las petroleras, están en manos del Estado. Por esta razón, en 2001-2002, aunque logramos salir bien del paro patronal, cuando también bloquearon el sector petrolero, tuvimos grandes dificultades. El control del Estado está ahí, por esta razón no me es importante el control de los medios de producción, como el control de los precios, que es el mecanismo real de transferencia de riqueza. En la forma en que nos van las cosas, la participación de la plusvalía para el capitalista se ha reducido, debido a las luchas de los trabajadores y las trabajadoras, a las coberturas sociales obtenidas, a las leyes que los garantizan, a una serie de beneficios que compensan lo que se extrae de los trabajadores. El aumento directo en la plusvalía ya casi no es una prioridad para los capitalistas aquí. La verdadera fuente de riqueza es la especulación de precios, esa es la forma en que recuperan con intereses lo que tenían que pagar al trabajador, y sin ninguna correlación con los costos de producción, y con un margen especulativo desproporcionado que aprovecha de las necesidades de la población, y eso aumenta la concentración de riqueza en pocas manos. Una situación que no tiene restricciones incluso para la cobertura de ciertas teorías económicas que se dan por sentado, incluso si chocan en una sociedad que quiere construir el socialismo.

¿A que te refieres?

Me refiero a la teoría monetarista, que predomina hoy en día, según la cual el aumento de los precios se genera por la cantidad de dinero que circula y no por la voluntad del oferente. No creo que sea el exceso de dinero en circulación lo que genera inflación. Por el contrario, creo que al aumentar el precio cuando los productos son escasos, los oferentes crean una nueva escasez debido precisamente al aumento de los precios, que se vuelve inalcanzable para muchos consumidores: para quienes estos productos son como si no existieran. El «dinero inorgánico» no existe. Cuando el gobierno crea dinero para pagar sus deudas, cuando cubre el déficit fiscal, simplemente paga tarde el precio de los bienes y servicios que ya ha utilizado y que se han producido en el país durante ese período fiscal. El estado no es un falsificador que pone a circular dinero que excede el presupuesto establecido. En agosto, el presidente decidió un aumento salarial del 3.600 por ciento. La gente estaba feliz de poder satisfacer las necesidades básicas, pero la especulación de precios llegó de inmediato. Cuando acordamos los precios, los productos desaparecieron del mercado y el primer mecanismo comenzó de nuevo. El nivel de crisis en Venezuela se debe a problemas geopolíticos y a la economía como una herramienta de guerra para el imperialismo. Todas las guerras son, en última instancia, de carácter económico, pero no todas utilizan la economía como arma de guerra como lo hacen contra Venezuela. Y la situación se complica por la presencia de fuerzas internas que creen en la importación porque produce comisiones y corrupción.

¿Y cómo se resuelve?

En el interior, ejerciendo la autoridad del Estado contra la especulación, produciendo una revolución educativa que estimula la producción nacional y eliminando esas teorías económicas creadas para el neoliberalismo, para proteger un sistema político particular y una clase social, y que no son inofensivas. Somos capaces de crear nuestras leyes económicas y regular nuestra sociedad. El bloque económico-financiero se está convirtiendo en una fuerza que nos obliga a mirar dentro de nosotros mismos, a mejorar nuestro potencial, a cambiar los hábitos y el consumo. El imperialismo utiliza el dólar, que ya no tiene la hegemonía de antes, como arma de guerra, pero estamos moviendo nuestro mercado hacia aliados estratégicos, como Rusia y China, que actúan para construir un mundo multipolar.

La Columna
 Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Después de 18 días de protestas violentas, luego de la reelección de Evo Morales como presidente de Bolivia, los derechistas han completado el golpe de estado. En una escalada de incend...
 Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Dar «el asalto al cielo», como solíamos decir en los buenos tiempos cuando la revolución parecía estar al alcance, incluso en los países capitalistas, sin duda requiere preparación y un...
 Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- El Encuentro Antiimperialista de Solidaridad, que concluyó en La Habana, mostró una vez más el vínculo estratégico que existe entre Cuba y Venezuela. La arrogancia de Trump y de sus vas...
Lo último
Algunas lecciones desde Bolivia
Iñaki Etaio y René Behoteguy - Askapena.- Consumado el golpe de Estado, Bolivia se encuentra en una situación de excepcionalidad, en la que la brutal represión contra los sectores que están haciendo frente al golpismo y la persecución contra dirigent...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista