Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- La ignorancia es atrevida, de ahí que la política yanqui contra Cuba sea tan obstinada y cruel, en su fracasado intento por doblegar a su pueblo.

El cubano es, genéticamente hablando, un producto nuevo resultante de la mezcla española, africana, china y con algo de árabe, fruto del cruce de la población que fue habitando la Isla después de la conquista de España en 1492.

MartianosLa tozudez española, la resistencia y fortaleza africana, la paciencia y perseverancia china, unidas a la rebeldía árabe, son elementos presentes en la característica de los cubanos, permitiéndoles enfrentarse a retos incalculables para mantener su independencia y soberanía.

Esa mezcla inteligente y fuerte fue capaz de enfrentarse al yugo español, luchar por la libertad y vencer en batallas desiguales contra un ejército bien armado, alimentado y preparado en academias militares.

Los cubanos emplearon la carga al machete que aterrorizó a los españoles, al ver como un ejército conformado por esclavos y criollos, nacidos de los primeros cruces de españoles y africanos, se lanzaban sobre las tropas ibéricas sin temor a las balas.

Los esclavos traídos desde África, fueron seleccionados entre los hombres y mujeres más fuertes para trabajar en los campos sembrados de caña de azúcar, quienes soportaron salvajes torturas y los azotes del látigo español, demostrando su rebeldía al sublevarse ante los maltratos de sus amos, sin miedo y con un fervor inclaudicable para vivir en libertad.

La tristemente célebre reconcentración, ejecutada por el general español Valeriano Weyler, fue un antecedente de los campos de concentración nazis, pero no pudo doblegar a los campesinos cubanos, ni impedir que apoyaran al ejército libertador, a pesar de que en ella murieron cientos de miles por hambre y enfermedades, algo que los gobernantes de Estados Unidos no logran entender.

En la seudo república, ningún cubano quedó callado ante los desmanes, el robo y los crímenes de los gobiernos de turno que cumplieron servilmente las órdenes de Washington. Las luchas estudiantiles y obreras marcaron para siempre la historia del país y finalmente, con la lucha en las montañas de la Sierra Maestra en cabezada por Fidel Castro, alcanzó la verdadera independencia del dominio yanqui.

Eso es precisamente lo que sembró el odio irracional de los gobernantes estadounidenses, esos que vieron, incluso antes del triunfo de 1959, que con la Revolución no habría más sometimiento a sus designios, iniciando así las primeras acciones de guerra económica, subversión política, terrorismo de estado y espionaje, para intentar derrocar el nuevo sistema que se fortalecía, en lo que fue su más preciada neo-colonia, a solo 90 millas de sus costas.

Los yanquis no comprenden la resistencia estoica del pueblo cubano, por su falta de conocimientos de la historia de un pequeño archipiélago en medio del mar Caribe, que los desafía a diario y resiste las guerras económica, comercial, financiera y biológica que el aplican para vencerla, sin éxito.

El actual presidente Donald Trump, asume la personalidad de los emperadores romanos, y por eso sanciona, amenaza, y condena a los que no se arrodillen ante él. Desprecia las leyes internacionales, ofende a presidentes, se apropia del dinero y bienes de otras naciones, al sentirse dueño del mundo.

Lo triste del asunto es que países desarrollados, con sólidas economías y liderazgo mundial, acepten sumisamente sus demandas, a pesar de ser acciones que violan la Carta de la ONU, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y cuanta legislación existe en materia de comercio internacional.

El 24 de septiembre de 2019 Trump, en otro arranque de ira e impotencia, por ver como Cuba sigue su ritmo de vida a pesar del incremento de la guerra económica, comercial y financiera, tomó la decisión de apretar aún más las medidas para cercar al pueblo cubano, con el deseo de matarlo por hambre, al sancionar a cuatro compañías navieras más, de las que transportan crudo venezolano a Cuba.

De esas navieras tres están registradas en Panamá y la cuarta en Chipre, prohibiéndoles el comercio con Cuba y Venezuela, además de congelarle los activos que pudieran tener en territorio estadounidense.

Los gobiernos de Panamá y Chipre no se han pronunciado en defensa de esas compañías y es casi seguro que no lo hagan por las fuertes amenazas de Estados Unidos y el chantaje de eliminar los subsidios y sancionarlos fuertemente.

¿Con qué derecho Estados Unidos puede asumir semejante actitud contra el mundo? ¿Por qué países soberanos aceptan semejantes acciones de piratería internacional?

Las campañas de mentiras y tergiversaciones lanzadas por Washington, generadas por especialista en sus agencias de inteligencia, entre ellas la CIA, la USIA (Agencia de Información de los Estados Unidos) y otras especializadas en guerra psicológica, se encargan de conformar imágenes falsas sobre Cuba y Venezuela, para confundir y buscar rechazo a sus revoluciones.

Ejemplo son las declaraciones de Steven T. Mnuchin, secretario del Tesoro, quien expresó:

“Estados Unidos sigue tomando fuertes medidas contra el ilegítimo ex régimen de Maduro y a los actores extranjeros malignos que le apoyan. Los benefactores cubanos de Maduro suministran al régimen un salvavidas que sostiene el represivo aparato de inteligencia y seguridad”.

Fracasan porque desconocen la fortaleza y resistencia del pueblo cubano y el venezolano, que son capaces de dar la vida antes de caer de rodillas ante el imperio yanqui, porque como dijo José Martí:

La libertad cuesta muy cara y es necesario, o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio”.

*Arthur González, cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano.

Martianos-Hermes-Cubainformación

Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente.

 

La Columna
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Los indomables pueblos de Cuba y Venezuela se han convertido en la pesadilla que no deja dormir al presidente de los Estados Unidos y toda su caterva de políticos que viven del dinero que les ap...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- El libelo El Nuevo Herald de Miami, publicó el 20 de enero 2020, un artículo sobre una visita a La Habana del youtuber estadounidense Zach Morris y su amigo Tim Cunningham, quienes durante su es...
Por Arthur González*/Martianos-Hermes-Cubainformación.- Todo hace indicar que Cuba tiene poderes nunca vistos, pues ahora tiene esclavos por el mundo que previenen enfermedades, las curan y salvan vidas con su solidaridad humana....
Lo último
El jazz une en La Habana lo que Trump separa
Cubainformación les ofrece este reportaje publicado en el El País, un diario que, en esta ocasión, se aleja de su habitual distorsión informativa sobre Cuba. En la foto, miembros de The Soul Rebels Band, de Nueva Orleans, en el Festival Jazz Plaza, e...
Ver / Leer más
La Columna
Ataque desinformativo y valor de la información
¿Por qué las clases burguesas gobernantes no ahorran dinero cuando se trata de actividades ideológicas y propagandísticas a escala internacional? ¿cuáles son los objetivos estratégicos de esa actividad del imperialismo? Del libro El imperialismo de l...
La Revista