Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Los Premios Nobel Robert Huber y Harald zur Hausen, se impresionaron por el desarrollo de la Biotecnología en Cuba


Hace una década, en la primera versión de este rótulo —con el pretexto de la media centuria de las palabras pronunciadas por el entonces Primer Ministro Fidel Castro el 15 de Enero de 1960 en el acto celebrado por la Sociedad Espeleológica de Cuba en la Academia de Ciencia, en La Habana—, signifiqué la impronta dejada por nuestro Comandante en Jefe en la esfera científica al servicio de nuestra nación y otros países (1).

Resalté que aquella fue la ocasión en que el Líder de la Revolución Cubana por vez primera se dirigía especialmente a personas interesadas en las cuestiones científicas de la Mayor de las Antillas para soñar en voz alta. Así, me detuve en algunas de las ideas que él expresó sesenta años atrás acerca de qué escenario se presentaba para las personas de ciencia en Cuba y qué la Revolución esperaba de ellas.

Dijo Fidel en la fecha de marras:

“[…] Hoy, en la patria nueva, en la patria verdaderamente libre, los científicos, los investigadores, tienen todas las oportunidades, sobre todo, la gran oportunidad de que cada una de las cosas que realicen, cada uno de los esfuerzos que hagan, van a beneficiar directamente a su pueblo y a su patria.  Hoy tienen la satisfacción de saber que hay un gobierno revolucionario que busca la verdad, que necesita de los científicos, que necesita de los investigadores […]”. 

“El futuro de nuestra patria tiene que ser necesariamente un futuro de hombres de ciencia, tiene que ser un futuro de hombres de pensamiento, porque precisamente es lo que más estamos sembrando; lo que más estamos sembrando son oportunidades a la inteligencia; ya que una parte considerabilísima de nuestro pueblo no tenía acceso a la cultura, ni a la ciencia, una parte mayoritaria de nuestro pueblo.  Era una riqueza de la cual no podía nada esperarse porque no tenían la oportunidad […]”.

“[…] algún día no lejano, empiezan a cosecharse los primeros frutos de la semilla que hoy estamos sembrando para que deje de ser la cultura, deje de ser la universidad, lugar donde solo tiene acceso una parte de nuestro pueblo, para que todo nuestro pueblo tenga acceso a ella.  Por eso, nosotros consideramos que el mejor sistema es aquel que le brinda la oportunidad de ir a la universidad, no al privilegio sino a la inteligencia”. 

No obstante, cito asimismo lo que considero síntesis por excelencia de las palabras expresadas por Fidel el 15 de Enero de 1960: “Cuba necesita mucho de los hombres de pensamiento, sobre todo de los hombres de pensamiento claro, no solo hombres que hayan acumulado conocimientos; hombres que pongan sus conocimientos del lado del bien, del lado de la justicia, del lado de la patria, porque vivimos en estos momentos en que el papel del pensamiento es excepcional […]” (2).

Ratifico que es sencillamente asombroso y en extremo útil lo conquistado en este campo por mujeres y hombres de ciencia y de pensamiento creados por la Patria Socialista para el bienestar de cubanas, cubanos y la humanidad en general —al margen de lo que podemos/debemos perfeccionar. Ahí está lo realizado en el sector de la Biotecnología aplicada a diferentes ramas de la sociedad; obra de la cual el propio Fidel fue el gestor fundamental (3).

Destaco que al calor de la presencia del Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez en la reunión del Polo Científico Productivo de La Habana, Artemisa y Mayabeque efectuada en Mayo último se dio a conocer sobre el desarrollo en Cuba de 31 equipos médicos y 15 dispositivos de alta tecnología que contribuirán a mejorar cualitativamente la calidad de la atención de salud, sustituir importaciones y aportar soberanía tecnológica al país. La mayoría de esos equipos y dispositivos, tendrán por destino el diagnóstico de enfermedades en especialidades como neurología, cirugía, estomatología, radiología, rehabilitación y anatomía patológica (4).

Son estos algunos elementos que nos acercan a las razones que conllevaron a la selección del 15 de Enero como el Día de la Ciencia Cubana.

Concluyo: si casi diez años atrás Robert Huber y Harald zur Hausen, premios Nobel de los años 1988 y 2008, respectivamente, confesaron sentirse impresionados por el desarrollo de la Biotecnología en Cuba (5), entonces podemos suponer cuánta admiración brotaría hoy día de tan distinguidas personalidades u otras de rango similar a esta altura. He aquí, apenas, un reflejo de la huella de Fidel Castro en la Ciencia de nuestra Revolución que trabaja por más y mejor para el pueblo cubano y los de allende el Mar. ¡Amén!

Nota: El autor es Presidente de la Cátedra Honorífica de Estudio del Pensamiento y Obra de Fidel Castro Ruz en la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, Cuba.

Referencias:

1.- https://fidelernestovasquez.wordpress.com/2010/01/12/fidel-castro-y-la-ciencia-en-la-revolucion/.

2.- http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1960/esp/f150160e.html.

3.- http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/70572-biotecnologia-cubana-otro-sueno-de-fidel-hecho-realidad.

4.- http://www.cubadebate.cu/noticias/2019/05/22/destaca-diaz-canel-potencial-cientifico-de-cuba/#.Xh8LMOMUnIU.

5.- http://www.cubadebate.cu/noticias/2009/11/03/impresionados-premios-nobel-biotecnologia-cubana/#.Xh8aFOMUnIU.

La Columna
Noel Manzanares Blanco – Cubainformación.- La desesperación de Washington y secuaces es a causa de nuestra recuperación de la Covid-19 y de la economía, y lo que ello implica...
Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Uno, intentó “elogiar” con ausencia casi absoluta de pudor; otro, con “civilidad” manipula para justificar una violación de la Constitución....
Noel Manzanares Blanco-Cubainformación.- Al margen del neoliberalismo, con resolución frente el 11/07, ponderando la solución de las contradicciones y estableciendo definiciones guía del actuar revolucionario...
Lo último
La Columna
Cuba libre
Gerardo Moyá Noguera*.- Siempre con el respeto a la opinión diferente,  cualquiera que venga de quien venga, la manifestación solicitada por algunos miembros de Patria y Vida y apoyada y auspiciada por el imperio y por la CI...
La Revista