Antonio Maira

Estados Unidos y su tenaza

Las relaciones entre EEUU e Irán se agravaron con los ataques contra petroleros en el Golfo en el pasado verano. Washington los atribuyó a Teherán pero Irán lo desmintió categóricamente. El circuito acción-reacción comenzó inmediatamente una vez se había producido la desvinculación unilateral del Acuerdo 5+1 por los Estados Unidos. Teherán anunció públicamente que sus reservas de uranio enriquecido superarían el día 27 de junio del 2019, el límite fijado en el acuerdo nuclear que Trump había roto.


La respuesta del país persa fue la esperada. Totalmente lógica y respetuosa con el acuerdo y los demás firmantes, dadas las circunstancias nuevas impuestas por la salida de Washington. Como represalia, este último país que no está acostumbrado a respetar los acuerdos internacionales, empezó con la vieja política del Gran Garrote, insinuando algunas veces su versión más cínica: la de la zanahoria y el palo.

Para completar su política agresiva, no solo contra Irán sino también contra los países que no se doblegan a ellos, del mundo; los Estados Unidos reforzaron su despliegue militar en Medio Oriente. En este caso, como tantas veces a lo largo de su historia, tiraron la zanahoria al basurero y se quedaron con los palos.

La respuesta de Irán, un país pacífico pero que no se somete nunca a las amenazas, las imposiciones y agresiones, según afirmación del general Abolfazl Shekarchi, autorizadas, evidentemente, por su gobierno. Este mando militar iraní -Portavoz del Estado Mayor Conjunto-, respondió serenamente al evidente empujón chulesco de Washington, diciendo que cualquier ataque contra su territorio o sus aguas jurisdiccionales sería respondido de manera inmediata y “tendría efectos desastrosos para los intereses en la Región de los países atacantes”[1].

Hassan Rohaní, Presidente de Irán, afirmó categóricamente que dado su sistema de armas y la disponibilidad de su población para la defensa, el país podía pasar inmediatamente de un despliegue defensivo a otro ofensivo. Una advertencia muy seria.

El rencor histórico y los compromisos internacionales

Para contextualizar y precisar las posiciones de Irán tenemos que recordar un hecho muy próximo que ha desaparecido de los medios de comunicación como si se lo hubiese tragado la tierra.

El conflicto histórico entre EEUU e Irán que había pasado por distintas fases fue reanudado por el equipo de los duros de Washington (que incluye al Presidente), cuando rompieron unilateralmente el acuerdo 5+1 que comprometía a Grupo del mismo nombre: Reino Unido, China, Francia, Rusia, EE.UU.,  Alemania y, naturalmente a Irán.

Tras unas largas y enconadas negociaciones en Viena, que duraron tres años, los mediadores internacionales del Grupo 5+1: Reino Unido, China, Francia, Rusia, EE.UU. y Alemania; e Irán, alcanzaron un acuerdo final sobre el programa nuclear de la República Islámica que los comprometía a todos, ante ellos mismos y la comunidad internacional. Nadie puede jugar por su cuenta en un asunto tan grave.

El Plan integral

Quiere decir esto que el Plan Integral y sus Anexos comprometen, es decir: obligan, a los seis países que lo firman y, por supuesto a Irán. Este último país lo expresa como una responsabilidad propia, no una imposición, sino una concesión que no limita su soberanía. Al documento final le acompañan varios anexos detallados: Ámbito nuclear; Medidas de transparencia, Fomento de confianza; y Sanciones.

El Plan establece las medidas que tendrá que adoptar Irán en materia nuclear –limitación de los niveles de de enriquecimiento,  limitación de la cantidad del mineral fisionable, así como el régimen de vigilancia de su cumplimiento y las sanciones internacionales. El Plan señala además, con claridad meridiana, los objetivos fundamentales y las reservas imprescindibles por parte de Irán, el país de la zona realmente amenazado.

En el 5+1 se detalla un plan de cumplimiento y un sistema de solución de conflictos. Hay que tener en cuenta el proceso histórico en el que se produce el acuerdo y la coyuntura en la que se realiza y se firma. Todos los negociadores saben, sin lugar a dudas, que hay un país nuclearizado en la zona –Israel-, que posee al menos 200 cabezas nucleares con los misiles lanzadores correspondientes, y la capacidad de aumentar su arsenal. Obviamente los medios de desinformación de masas (Falsimedia) sitúan está realidad concreta y conocida en el limbo. Eso significa que hay un límite a las exigencias que puede aceptar Irán para no quedarse desarmado. Por otra parte, este país está desarrollando un proyecto a largo plazo para evitar que el petróleo y sus derivados, y el uranio o el plutonio, sean sus únicas fuentes de producción de energía. Los yacimientos son limitados y la extracción es cada vez más cara. La mínima racionalidad y respeto a la humanidad y el planeta Tierra obliga a la búsqueda de fuentes alternativas, en el caso de Irán: energía solar, eólica e hidráulica.

El Proyecto energético de Irán

El proyecto se refiere a la puesta en marcha de las energías renovables en cantidad creciente y a su distribución y venta a los países de Oriente Medio algo que no entusiasma a los EEUU ni a otros países de Occidente.

Eso coincide, también, con una exigencia internacional en un mundo en el límite de la contaminación y de su propia supervivencia. Irán tiene que garantizar el suministro de uranio y la posibilidad de enriquecerlo hasta determinados límites para la producción temporal de energía eléctrica de fuente nuclear en condiciones de seguridad.

Necesita también tecnología y recursos para desarrollar sistemas de energía renovable: eólica, solar, hidráulica, calor y biomasa reciclados. Según informes actuales del Ministerio de Energía[2] del 1 al 6% de la electricidad, 760 megavatios al año procede de fuentes renovables: las ya señaladas, más pequeñas centrales hidroeléctricas.

Sin embargo la apuesta de Irán con las energías renovables es muy importante y, en alguna de ellas, modélica.  El informe señala que “un total de 115 plantas están activas en el país” y afirma que “se están construyendo 32 instalaciones que suministrarán a la red 380 megavatios complementarios. Alrededor de 42 mil trabajadores están empleadas en la industria de las renovables o en la red de suministro. En los últimos años y a pesar de los bloqueos y las restricciones, el sector privado ha invertido 1,000 millones de dólares en la industria de las renovables.

Diversificación, ahorro de agua, aumento de la inversión

Otras informaciones importantes son las siguientes:

-La mayor parte de la generación de electricidad a partir de fuentes renovables, es de alrededor del 8 por ciento y proviene de plantas solares y eólicas, mientras que la biomasa representa solo el 1 % de la producción total.

-En términos absolutos Irán ha producido una cantidad próxima a los 3,5 mil millones de megavatios/hora de energía de fuente renovable hasta el verano de 2018. Esta producción ha reducido en unas 368.000 toneladas de gases de efecto invernadero. Además se han ahorrado más de 750 millones de litros de agua, verdadero oro en las zonas desérticas de Irán.

-Además de construir infraestructuras hidroeléctricas de manera intensiva, Irán está desarrollando a gran velocidad la energía renovable para diversificar los métodos de generación de electricidad. Las regiones desérticas tienen un enorme potencial para la recepción y distribución de energía solar.

Otras informaciones, esta vez del Financial Tribune de Abril de 2018, amplía  considerablemente la información y el análisis con valor económico, político y estratégico:

-Las fuentes renovables, incluida la hidroeléctrica, representan el 6% de la generación de energía. El 90% se obtiene del gas natural. Según el Financial Tribune, Mohammad Sadeqzadeh, jefe de la Organización de Eficiencia Energética y Energía Renovable de Irán, ha señalado que dichos recursos (las fuentes renovables), podría llegar a copar una cuarta parte de la generación eléctrica en el horizonte de 2022. En la actualidad, la capacidad nacional es de 80.000 megavatios (MW), en un contexto en que, por el momento, las energías limpias tienen el potencial de compensar, al menos, 20.000 MW de este total.

Expansión regional y valor estratégico

-El viceministro de Energía, Homayoon Haeri, situó la capacidad de parques eólicos y solares del país en 400 MW, afirmando que la cifra aumentará a 1.400 MW en el próximo año, según el calendario persa (marzo de 2018 a marzo de 2019). Además, subrayó que la nación planea agregar 1.000 MW de nueva capacidad de energía renovable cada ejercicio durante el próximo lustro. Es decir, en dicho quinquenio Irán apunta a un aumento de 5.000 MW en capacidad renovable para satisfacer la creciente demanda interna y expandir su presencia en el mercado eléctrico regional.

- Resulta destacable que la mejora significativa de la eficiencia en un 19% de los paneles solares sobre el agua ha llevado a la construcción de granjas solares flotantes a gran escala en China, India, el Reino Unido y Japón. En este sentido, cabe señalar el hecho de que el pasado 3 de abril se inició la construcción de la primera instalación solar flotante iraní, emplazada en la provincia de Isfahán, cuya inversión total ascendió a 1,2 millones de euros. Dicha planta se instalará en 1,5 hectáreas de un lago industrial y, con ello, se suministrarán anualmente 1,9 millones de kWh de electricidad a la red eléctrica nacional, se ahorrarán 38.000 metros cúbicos de agua por año, se reducirán los contaminantes ambientales, y se evitará la evaporación del agua.

- Además, las plantas solares flotantes proporcionan beneficios adicionales de calidad del agua, lo que resulta especialmente beneficioso para la gestión de la infraestructura de agua potable.

Respaldo científico, económico y ambientalista

-La opción iraní tiene gran respaldo científico, económico y ambientalista. El ministro de energía Hamid Chitchian, en 2017, había evaluado las ofertas de inversión extranjera en 3.600 millones de dólares (que otras fuentes elevan hasta los 5.000 millones de euros. Esto explica las contradicciones de países “occidentales” como Francia y Alemania en relación con la política del Reino Unido y los EEUU de destrucción del Acuerdo 5+1; y la implementación de una política genocida de sanciones a Irán buscando el control del gas natural, del petróleo y de otros recursos estratégicos del país.

 Las posibilidades de inversión son enormes dado el crecimiento muy rápido de las fuentes de energía renovables, y la necesidad de renovar una parte importante de las infraestructuras hídricas, incluyendo las residuales[3].

-La exportación de electricidad, con enormes cambios de consumo estacional, tiene una gran importancia  para fortalecer alianzas regionales muy extensas[4] que, necesariamente, alcanzarán el carácter de estratégicas.

-Según Hans-Josef Fell, Presidente del Energy Watch Group: “Ahora las tecnologías solar y eólica son muy baratas. Más baratas, que la energía procedente del gas, el petróleo, el carbón, que la nuclear… y, por lo tanto, podemos reemplazar el sistema de energía convencional por otro que sea totalmente renovable en el futuro”.

-Según informaciones de Javad Montazeri para Euronews: “En un futuro no muy lejano, Irán dispondrá de una planta de energía solar de 100 megavatios la mayor de todo el Oriente Medio.  Con un promedio de 2.800 horas de sol al año, Irán está considerado como uno de los mejores países para la producción y el uso de energía solar. Este potencial y los incentivos ofrecidos por el Gobierno han proporcionado considerables oportunidades de invertir en este campo, señala para Euronews, en tierras iraníes.

Otra vez al Acuerdo 5+1

De conformidad con las previsiones generales que se exponen en el Plan de Acción Integral Conjunto, la “implementación completa asegurará la naturaleza exclusivamente pacífica del programa nuclear de Irán”. Irán reafirma que “bajo ninguna circunstancia” intentará desarrollar o adquirir armas nucleares. Esos son los puntos de llegada a los que se ajusta el Acuerdo y los compromisos soberanos de Irán.

Ámbito nuclear

El plan de Irán a largo plazo incluye ciertas limitaciones acordadas para los primeros ocho años en lo que se refiere a todas las actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio.

-Según este plan parcial Irán comenzará a reducir progresivamente las centrifugadoras IR-1 en diez años. Durante este período, Irán puede mantendrá su capacidad de enriquecimiento en Natanz hasta el límite de 5060 centrífugas IR-1.

- Irán realizará la investigación y el desarrollo del enriquecimiento de una manera en la que no acumule el uranio enriquecido.

- De acuerdo y dentro de su plan a largo plazo de 15 años, Irán se compromete a llevar a cabo todas sus actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio en la instalación de Natanz y mantener el nivel de enriquecimiento hasta 3,67 por ciento.

- La instalación de Fordow se convertirá en un centro nuclear, físico y tecnológico. Las centrífugas 1044 IR-1 en seis cascadas, permanecerán en un ala de dicha instalación, dos de las cuales funcionarán sin uranio y se utilizarán para la producción de isotopos estables, mientas que otras cuatro estarán detenidas.

- Durante un período de 15 años, el volumen de las reservas de uranio de Irán no podrá superar los 300 kilos de hexafluoruro de uranio enriquecido hasta 3,67 por ciento.

- Irán va a rediseñar y reconstruir un reactor de investigación de agua pesada modernizado en Arak en forma de asociación internacional. El reactor se utilizará para la investigación nuclear pacífica y la producción de radioisótopos para fines médicos e industriales. El poder del nuevo reactor no podrá superar los 20 MWt.

- En los próximos 15 años, en Irán no habrá reactores adicionales de agua pesada.

- Durante 15 años, Irán no realizará actividades relacionadas con el reprocesamiento de combustible gastado, ni planea hacerlo posteriormente. La única excepción consiste en las actividades de separación para la producción de radioisótopos médicos e industriales usando uranio enriquecido irradiado.

Medidas de transparencia y fomento de confianza

Irán permitirá a la OIEA supervisar la implementación de las medidas voluntarias, así como implementar medidas de transparencia, entre las que se incluyen las siguientes:

- La presencia a largo plazo de la OIEA en Irán.

- La supervisión por parte de la OIEA de concentrados de minerales de uranio producidos por todas las instalaciones durante 25 años.

- Contención y vigilancia de los rotores y fuelles de las centrífugas y durante 20 años.

- Uso de las tecnologías modernas aprobadas y certificadas por la OIEA, incluida la medición de enriquecimiento en línea y los sellos electrónicos.

- Un mecanismo fiable para asegurar la resolución rápida de las preocupaciones relacionadas con el acceso de la OIEA para 15 años.

Además, Irán aplicará de forma provisional el Protocolo Adicional a su Acuerdo de salvaguardias amplias, procederá con su ratificación de acuerdo con el marco temporal establecido e implementará en su totalidad el Código 3.1 de los Arreglos subsidiarios del Acuerdo de salvaguardias. Asimismo, Irán implementará por completo la 'Hoja de ruta para la clarificación de los asuntos pendientes pasados y presentes', lo que ha sido acordado con la OIEA para el 15 de octubre.

Asimismo, el acuerdo establece que Irán no participará en actividades que puedan contribuir al desarrollo de un dispositivo nuclear explosivo, incluidas las actividades de la metalurgia del uranio y el plutonio.

Sanciones

- La Unión Europea suprimirá todas sus sanciones económicas y financieras relativas al programa nuclear, de forma simultánea con la implementación, verificada por la OIEA, de las medidas acordadas por parte de Irán.

- La resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que respaldará el plan de acción igualmente pondrá fin a todas las provisiones de las resoluciones anteriores sobre el tema nuclear bajo la misma condición. No obstante, dichas provisiones podrán volver a imponerse "en caso de un incumplimiento significativo de los compromisos del plan de acciones por parte de Irán".

- La UE levantará todas sus sanciones relacionadas con la no proliferación, ocho años después del Día de la adopción o cuando la OIEA llegue a la conclusión general de que todo el material nuclear en Irán está siendo utilizado para actividades pacíficas.

- Bajo la misma condición, EE.UU. suprimirá las sanciones sobre la adquisición de productos relacionados con la energía nuclear y servicios para las actividades nucleares abordadas en el plan de acción.

- EE.UU. también suprimirá las sanciones relacionadas con la cuestión nuclear enumeradas en el acuerdo simultáneamente a la implementación, verificada por la OIEA, de las medidas acordadas por parte de Irán.

- La UE no volverá a imponer las sanciones que han sido levantadas. Asimismo, no habrá nuevas sanciones relacionadas con la energía nuclear por parte del Consejo de Seguridad de la ONU o la UE. Igualmente, la Administración de EE.UU. no volverá a introducir las sanciones suprimidas bajo el plan de acción actual ni impondrá nuevas sanciones relacionadas con la energía nuclear. En caso contrario, Irán lo considerará como base para dejar de cumplir con sus compromisos total o parcialmente.

Además, en el acuerdo se establece la creación de una Comisión Conjunta para supervisar la implementación del plan de acción acordado, así como los detalles de su actividad. Asimismo, se establece un plan de implementación que precisa los procedimientos necesarios y las etapas para la aplicación del acuerdo.

Los incidentes de los buques petroleros según el diario La Jornada

El diario mejicano La Jornada, en su editorial del 14 de junio de 2019, analiza los incidentes de los buques petroleros en las inmediaciones del Golfo de Omán.

El primero fue el de dos buques que se vieron obligados a desembarcar a sus tripulantes tras sufrir varios percances que no dejaron víctimas personales, ni muertos, ni heridos. Un mes antes, cuatro buques resultaron dañados en circunstancias e incidentes no esclarecidos.

Tras aclarar que el tráfico es muy intenso en la zona de Omán, fundamentalmente de petroleros que trasladan a diario 18 millones de barriles de petróleo procedentes de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Irak, Kuwait y otros grandes exportadores de hidrocarburos el diario aclara varias cosas:

-EEUU no esperó a tener prueba ni indicio alguno para acusar públicamente a Irak por los dos ataques. Con declaración “no exenta de incoherencia (…) Mike Pompeo al afirmar la responsabilidad de Irán añadió que  “Washington espera que Teherán regrese a la mesa de negociaciones”.

La Jornada ante lo que considera un intento “por incrementar las tensiones que agobian a la región recuerda otros episodios en los que “la inteligencia y las fuerzas armadas de los EEUU forzaron conflictos con naciones que no tenían intención alguna de verse implicadas en acciones bélicas contra la potencia” y recuerda:

“Los dos episodios más notorios de este tipo son el hundimiento del acorazado Maine en 1898, en el puerto de La Habana, episodio que sirvió de pretexto para declarar a España la guerra con la que Estados Unidos se apoderó de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, y el denominado incidente del golfo de Tonkín, a partir del cual Washington elevó hasta extremos inconcebibles de violencia su intervención en Vietnam. Es importante recalcar que si el episodio del Maine permanece oficialmente como un percance no aclarado, en los hechos del sureste asiático los propios archivos estadunidenses acreditan que se trató de una operación de falsa bandera para incriminar a Vietnam del Norte”.


[1] https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-44947623

[2] https://www.hispantv.com/noticias/ciencia/434097/iran-energia-renovable-electricidad

Las fuentes de energía y su distribución en Irán son un asunto estratégico. De ahí que en las propias informaciones son

[3] https://www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/paises/navegacion-principal/noticias/NEW2017763949.html?idPais=IR

[4] Ibídem

La Columna
<<Me comen los demonios, sí; pero también me conducen a la victoria o al desastre total en un “enfrentamiento dialéctico” como señalaba Hegel. De eso sé mucho aunque las puntualizaciones acad&eacut...
Aprovecho esta columna para ofrecer a mis lectores este artículo-comunicado de Veteranos por la Paz España, con motivo del aniversario del golpe fascista del 18 de julio de 1936. El avance del fascismo en Europa-España redundar&a...
Lo último
La Columna
La Revista