Flor de Paz - Cubaperiodistas / Cubainformación.- Cambios sin precedentes en la población humana, como las urbanizaciones rápidas que están teniendo lugar en Asia y en regiones del Pacífico, donde ya vive el 60 por ciento de la población, tiene mucho que ver con las reiteradas apariciones de extensas pandemias como la enfermedad que estáprovocando el coronavirusSARS COV-2, estima el virólogoestadounidense Suresh V. Kuchipudi, quien además considera que este es un estremecedor recordatorio de la inminente amenaza global que representan las enfermedades infecciosas que están emergiendo.


Y algo más preocupante: “solo los coronavirus han logrado causar tres brotes importantes en todo el mundo,con muy poco lapso de tiempo entre estas tres pandemias": SRAS-CoV, noviembre de 2002 en China; MERS-CoV, en 2012 en Arabia Saudita, y SARS COV-2, en China a finales de diciembre de 2019).

Al explicar su tesis, el científico, dedicado al estudio de los virus zoonóticos; es decir, aquellos que saltan de los animales e infectan a las personas, dice que, según el Banco Mundial, cerca de 200 millones de personas se mudaron a áreas urbanas en el este de Asia durante la primera década del siglo XXI. “Una migración a esa escala significa que se destruyen tierras forestales para crear áreas residenciales”.

Como consecuencia, añade, los animales salvajes, obligados a estar en mayor proximidad de pueblos y ciudades, se encuentran inevitablemente con animales domésticos y con la población humana.

“Los animales salvajes frecuentemente albergan virus. Murciélagos, sin ir más lejos, pueden transportar cientos de ellos. Y los virus, que saltan de especie en especie, pueden finalmente infectar a las personas, además de que la pérdida de hábitat mata a los depredadores,incluidos los que se alimentan de roedores. Con la desaparición de los depredadores, o al menos con un número muy reducido, la población de roedores explota.

Según el artículo de Kuchipudi,publicado en la revista norteamericana TheConversation y reseñado por Canarias Semanal, otro de los riesgos radica en la agricultura de subsistencia y de un suministro minúsculo de ganado, del que dependen muchas familias en Asia y África.

“El ganado vacuno, las gallinas y los cerdos, que pueden transmitir enfermedades endémicas, están a menudo en contacto cercano entre sí, y con una variedad de animales no domésticos, así como con seres humanos. Y no solo en las granjas: los mercados de animales vivos, muy comunes en Asia y África, suelen estar abarrotados. Allí se mezclan múltiples especies, incluidos los humanos. Ello juega un rol clave en cómo un patógeno mortal puede surgir y propagarse entre especies.

“La tendencia es que esta situación se inclina a empeorar. Existe una proporción importante de la población del este de Asia que todavía vive en zonas rurales y el proceso de urbanización va a continuar por décadas”.

“Como lo ha demostrado el brote actual, una enfermedad infecciosa puede empezar en una parte del mundo y propagarse rápidamente por todo el globo. Se necesitan con urgencia estrategias constructivas de conservación para prevenir la deforestación y reducir las interacciones entre animales y humanos”, concluye Suresh V. Kuchipudi, director del Laboratorio de Diagnóstico de Animales de la Universidad Estatal de Pensilvania, en Estados Unidos.

A las conclusiones de Kuchipudi, puede añadirse la siguiente reflexión del científico evolucionista español Eudald Carbonell:

“La desaparición del mundo rural y prehistórico posterior a la revolución neolítica y la emergencia del mundo urbano como necesidad de organización humana ponen sobre la mesa formulaciones que han de ser analizadas”[i].

Brotes epidémicos importantes causados por coronavirus en los últimos años

  • SRAS-CoV: El síndrome respiratorio agudo y grave SRAS, también conocido como SARS y SRAG, se inició en noviembre de 2002 en China, afectó a más de 8.000 personas en 37 países y provocó más de 700 muertes. La mortalidad del SRAS-Cov se ha cifrado en el 10 por ciento aproximadamente.
  • MERS-CoV: El coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) fue detectado por primera vez en 2012 en Arabia Saudita. Se han notificado hasta octubre de 2019 más de 2.400 casos de infección en distintos países, con más de 800 muertes. La letalidad es, por tanto, del 35 por ciento.
  • COVID-19: A finales de diciembre de 2019 se notificaron los primeros casos de un nuevo coronavirus en la ciudad de Wuhan (China). Desde entonces el goteo de nuevos infectados por el virus SARS-CoV-2 (inicialmente llamado 2019nCoV), que provoca el COVID-19, ha sido continuo y su transmisión de persona a persona se ha acelerado. Los casos declarados de neumonía de Wuhan ya superan con creces a los de la epidemia de SRAS, pero la tasa de letalidad es más baja.

Flor de Paz

17/03/2020

 


[i] El nacimiento de una nueva conciencia. ARA LLIBRES SL., 2007. Barcelona.

La Columna
Flor de Paz - Cubaperiodistas / Cubainformación.- La Escuela Latinoamericana de Medicina, conocida como ELAM, ha dado muchos frutos al mundo. Una buena parte de estos florecen y renacen ante cada imperativo de la naturaleza o de la sociedad hu...
Flor de Paz - Cubaperiodistas / Cubainformación - Video: TV Cubana.- El Centro Nacional de Biopreparados, Biocen, mantiene constante la cadena productiva de Interferón Alfa 2b recombinante en sus plantas parenterales (de medicamentos in...
Flor de Paz - Cubaperiodistas / Cubainformación.- Alertó el científico español Eudald Carbonell, uno de los convencidos que las amenazas de una desestructuración de la civilización humana se alejan de la ficc...
Lo último
La Columna
La Revista