Yo era director de la CIA. Mentíamos, engañábamos y robábamos. Teníamos hasta cursos de entrenamiento. Declaración del Secretario de Estado del imperio, Mike Pompeo.

La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla. Declaración del Héroe de Cuba, José Martí.


Ramón Pedregal Casanova

Un tiro con silenciador. La IV flota amenazando a Venezuela. Vietnam y los cambios.

El régimen de Trump ha prohibido a los médicos de los hospitales hablar del covid 19. La población se infecta muy rápidamente y no se la provee de los medios de salvación. La muerte salta por encima del silencio. ¿Cómo tapar el desastre si la prohibición de hablar sobre lo que sucede en los hospitales, su falta de medios, el comercio con las vidas, ... no resulta? La solución es acelerar los planes de guerra: saca a la IV Flota para que bloquee por mar a Venezuela, y lo hace saber por todos los medios a su alcance diciendo que es para impedir el comercio de drogas. La dictadura siempre encubre el daño que hace a su pueblo decretando como enemigo a un país más débil, que ahora enfrenta grandes dificultades por el acoso continuo conque le vienen agrediendo los dictadores que se relevan en EEUU desde hace 20 años.

Pero detengámonos con el fin de recuperar información sobre la IV Flota, puesta nuevamente en funcionamiento en 2008: Como en todas hay un portaaviones nuclear, en la IV es el George Washington, con lo que EEUU viola el Tratado para la Proscripión de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe, firmado en 1967 en México. No le frena ni el que haya firmado el compromiso de respeto a los Protocolos I y II que inciden en la desnuclearización militar de Latino América y los territorios ocupados como Guantánamo. La Flota consta del portaaviones atómico mencionado, que lleva 120 aviones y 60 tanques, van con semejante monstruo 3 submarinos nucleares y otros 12 barcos de guerra, destructores, ... todo ese equipo con miles de guerreros profesionales, su base esta en Maryland (Florida) Cuando el emperador de turno la puso en funcionamiento, Jules Defour publicó el artículo titulado El regreso de la IV Flota y el futuro de América Latina, y advertía: Las tuercas se aprietan contra América Latina. La cuarta flota estadounidense ha entrado oficialmente en servicio el primero de julio. Este nuevo anuncio del 23 de abril pasado no sorprende cuando uno sabe que Washington se ha mostrado en los últimos años muy preocupado por los movimientos de emancipación económica, social y política que hacen varios países de América del Sur con los avances extraordinarios de la revolución bolivariana, y sobre todo, desde que se ha formado la alianza bolivariana de las Américas (ALBA) y que se ha creado varias instituciones concebidas para asegurar una mayor autonomía de los países de la región.

Ya había advertido uno de los últimos tiranos, G. W. Bush en 2002 al presentar la Estrategia de Seguridad de los EEUU: Somos una fuerza militar sin paralelo, tenemos el derecho de actuar en todo el mundo para imponer la economía de mercado y garantizar la seguridad energética (de EEUU) podemos atacar a quien consideremos una amenaza o a cualquier país que pueda convertirse en una competencia militar.

Cuánta importancia tiene Venezuela para la élite estadounidense, el imperio, que el 15 de abril de 2019 en una entrevista con público delante en la Universidad de Texas A&M el Secretario de Estado Mike Pompeo declaró, con correspondencia de vivas, risas y aplausos de su público compuesto por asesinos: Yo era director de la CIA. Mentimos, engañamos y robamos. Teníamos hasta cursos de entrenamiento. Nos ha costado años crear la crisis de Venezuela. No siempre se consigue lo que se quiere. Las sanciones las aplicamos como un medio para tratar de lograr un buen resultado para EEUU, y, bueno, para el mundo.

El mismo mentiroso nos ha soltado la última trola superándose, ha declarado que si en Venezuela se forma un gobierno de transición compuesto por quien diga él, sin participación del gobierno legítimo y sin su mercenario proconsul Guaido, luego se convocan elecciones, y finaliza diciendo: Guaido ganaría, y entonces las sanciones serían retiradas. Parece que se dirige a idiotas, su insignia es Mentimos, engañamos y robamos. Nos está documentando, hemos aprendido, y hay quien lo manifiesta, y a gritos llama a unir fuerzas para impedir la guerra del imperio a Venezuela.

El 2 de abril el Grupo de Puebla, que lo forman representantes de 12 países y dirigentes populares de todo el Continente Sur, ha emitido el siguiente comunicado: El Grupo de Puebla denuncia el despliegue de fuerzas militares estadounidenses en las fronteras marítimas del Caribe venezolano argumentando el presunto combate al narcotráfico.

El Grupo de Puebla rechaza el uso de la fuerza y la amenaza de acciones violatorias del Derecho Internacional y alerta, tanto al Secretario General como al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sobre el escalamiento de tensiones en el área en momentos en que todo nuestro hemisferio debería estar solidariamente unido en torno a atender omo prioridad máxima las afectaciones humanas del COVID 19.

Es típico de todos los dictadores imperiales que han sido, mantener guerras en el resto del mundo con las que tapar su desprecio por su mismo pueblo. Aunque puede que el mal trato se le vuelva en contra, como sucedió en la guerra del Vietnam que el imperio perdió, una de tantas, la gente se opuso al régimen al ver que los féretros con sus hijos les llegaba por miles. Entonces el régimen decidió no volver a hacer levas de jóvenes y profesionalizar su ejército y crear empresas mercenarias, de esta manera controlaba la difusión de la marcha de la guerra en su país y separaban al ejército de la sociedad, así encubrió la escandalosa herida social de muertes y ocultó el robo a las arcas estatales en formulas presupuestarias protegidas con propaganda.

El covid 19 les da información para tener todo el poder. ¿Y la clase obrera se prepara?

Ya se ha hablado aquí de las pruebas que sus encargados de la guerra biológica llevaron a cabo en un ensayo con coronavirus en su mismo territorio, Nueva York, el 18 de Octubre de 2019, y cómo en el ensayo participaron la Universidad John Hopkins el Centro para la Seguridad de la Salud, el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates, y con los resultados hicieron cálculos de muertes en el mundo, y así lo declararon en la reunión que tuvieron en Davos. Más aún, llegaron a preveer que el resultado de todo ello sería la necesaria colaboración pública con los centros de dirección privada. Por aquí asoma el interés. Pero volviendo a sus cálculos a ras de tierra sabemos que declararon que el virus se transmitía de persona a persona, y no se podría averiguar una solución médica, una vacuna, en 1 año y medio y dejaría 65 millones de muertos. Se concluyó con una serie de recomendaciones cuyo fin era el establecimiento de la fuerza económica privada como dirección y salida, o, que el Estado obedeciese al sector privado, quedase bajo su dirección, con lo que estaría ya totalmente supeditado en todas sus funciones al gran capital.

Su solución no era dar poder a las mayorías, sino concentrarlo en manos multimillonarias. ¿Se prepara la clase obrera para no dejarse arrastrar?

La solución en su mano

Luego ha venido la extensión, Juegos Olímpicos Militares en Wuhan, difusión mundial, y todo señala al punto cero de contaminación: antes del estallido de esta bomba de guerra biológica, el centro yanqui de investigación y producción de virus F.T. Detrick fue cerrado poco antes sin que se sepa el por qué. ¿Ha habido un arma semejante hasta la fecha capaz de herir al mundo entero, poner contra la pared a los más débiles y dar como resultado un apoderamiento del Estado por manos privatizadoras capaces de concentrarlo todo?

Sobre la venta de armas en EEUU, Trump ha declarado que son negocios esenciales. No cabe duda, a todos los niveles para el imperialismo las armas son esenciales. Para sostener la acción de guerra ¿qué más se puede hacer?: la propaganda del miedo debe intensificarse, así como debe encubrir los propósitos del arma biológica, y el motivo porque lo expande. La perspectiva ahora es la caída de la mayoría social al foso de la pobreza, el capital se hará más duro, más esclavista, y eso producirá una distancia aun mayor entre la clase trabajadora y los poderosos. La fuerza de trabajo va a tener un precio por los suelos, quien consiga trabajo, de cuya nueva forma aún no sabemos nada. El capitalismo no esta organizado para anular las diferencias sociales, todo lo contrario. Tras la crisis en la que nos ha metido, el capital se reformulará, o ya nos pone en presente la nueva realidad. Nos esta documentando. ¿Cuánta gente está amortizada, empezando por los débiles de salud y economía? Si no le eres productivo ¡fuera!. Con el golpe mundial ha desarrollado la campaña de guerra, de miedo y de obediencia:¡quédense en sus casas! ¡distráiganse! Ya sabemos, el pueblo que se distrae no atiende a lo que le hacen. Y no reclamen soluciones solidarias. Sin embargo, la solidaridad es lo que nos diferencia de los grandes capitalistas que, como nos ilustran una vez tras otra, su objetivo son la posesión de riquezas, y ahora apuntan a la propiedad privada del Estado en toda su extensión.

Sigue el rastro y llegarás hasta el responsable. Verás como es el mismo que pedirá carne fresca para disparar sus cañones, carne de esos mismos a quienes prohíbe que hablen y se enteren del por qué mueren a causa de la pandemia. Es su proceso de concentración de riqueza.

Prohibido hablar a los médicos de EEUU del coronavirus. Y campaña contra Venezuela.

El coronavirus se extiende entre la gente común de EEUU, se calcula ya que pueden morir de 240.000 a 1.500.0000 estadounidenses, pero está prohibido decirlo. Sin embargo el ataque a Venezuela ocupa programas, páginas, reuniones de la ONU, y cada representante de la dictadura imperial habla de personas muertas, con nombres y apellidos, sin decir que su fuerza amenaza al mundo si se atreve a comerciar libremente con el país que quiere ser independiente.

Hasta ahora le ha robado a la República Bolivariana todo lo que tenía en el exterior, el oro del Estado Venezolano en los bancos, el dinero, los establecimientos del Estado, y el acoso continua por tierra, mar y aire. La emprende contra Venezuela, que no le ha robado como si ha hecho el régimen de Trump, que no le ha acosado, que no le ha intentado dar golpes de Estado, que no le ha asesinado gente, que no le ha cortado todos los sistemas comerciales, que no le secuestra barcos, ¿qué más?

El problema es que el imperio siempre es parásito, le sale más barato robar a otro que arreglar su propia casa. Con el caso de Venezuela tiene la ocasión de decir al resto la brutalidad y el nivel del crimen al que es capaz de llegar, ya lo hace con Cuba, con Irak, con Siria, con el Pueblo Palestino, con Yemen.

Venezuela tiene conciencia de pueblo libre, solidario, y así ha conseguido sanidad, vivienda, educación universales, y resistencia al bloqueo, y eso se lo quiere hacer pagar Trump, Pompeo, y todo su cartel de mandos de mercenarios, ahí esta la IV Flota. Pero Venezuela no tiene visos de servir como tapadera al silencio que el régimen imperial ha ordenado a los médicos estadounidenses. Se va a defender con uñas y dientes, y la solidaridad internacionalista. Venezuela también a nosotros nos ilustra con su defensa de la verdad, como declaraba Martí, y hemos hecho aquí: La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.

 

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis;  Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales  AMANE.  Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista.

La Columna
Ramón Pedregal Casanova.- Tras el asesinato de George Floyd y en medio de la bestial represión contra la población antirracista ordenada por Trump y su séquito del régimen estadounidense, el director de cine Spike L...
Versos del poema Carta desde el zoco de los cesantes. Autor, el poeta Palestino, Samih Al-Qaem.Tal vez mi historia la falsee un cobarde, / y transforme en arañas mis corderos. / Tal vez dejes privados a mis hijos de su traje de fiesta. / Tal v...
Pecados de omisión, quizás incluso más que los pecados de comisión. La historia de Cuba es la historia de la tiranía: España, Estados Unidos, Wall Street, y ahora, estrechamente vinculada con el pasado inmedi...
Lo último
La Columna
La rodilla imperial
Norelys Morales Aguilera - Blog "Isla mía" / Cubainformación.- Tal como la rodilla del policía racista asfixió al ciudadano George Floyd, solo por ser negro, el gobierno del sistema que enseña a reprimir a...
La Revista