Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Arruinada su primavera, muchos grandes empresarios exigen al Estado que se la paguen con dinero público y esperan un adelanto del verano. No conciben perder los millones que roban a sus trabajadores, los que ‘holgazaneando’ en la Semana Santa suspendida ya desisten de luchar contra las ganancias de sus amos o por mejorar las condiciones conque los confinan y prefieren hablar de los vencejos recién descubiertos.


Audio del Vencejo real

 

Los empresarios dicen que “el músculo de la sociedad es la empresa privada” y exigen su vuelta total usando a ‘los holgazanes’ que, ya vaciados de luchas, la pandemia les dio un fuerte aviso: o trabajan muriendo plácidamente en sus pequeñas vidas cuadriculadas o admiran a los vencejos.

Al inicio de la pesadilla unos dijeron que ya el mundo no sería el mismo y que todos seríamos mejores, pero en ese mismo instante otros iniciaron la Campaña para mantener el status y tal vez forzar un poco más a ‘los eternos musculosos holgazanes’, pero estos han preferido aprender el canto de los vencejos que ya no pueden olvidar.

La Campaña del Regreso es una orden que ha de cumplirse rápidamente, pues dentro de unos días vendrá como la más fértil noticia para horrorizar y hundir toda esperanza: Mayakovski se suicidó en Moscú un 14 de abril y los trabajadores deben saber que nunca han sido muy buenas personas y mucho menos esperar el final de la más normal pesadilla de sus vidas. Pero ‘los holgazanes’ ya no pueden vivir ni un día más sin cantar con los vencejos.

Aunque los motivos de la muerte del gran poeta ruso permanecen en la oscuridad, lo cierto es que para los musculosos del trabajo todo recae en su elogio a la vida, pues el disparo fue directo al corazón, el sitio exacto donde nace la fuerza de los sueños. Entonces, aunque nunca se sepa toda la verdad de esa muerte, aprenderemos, al fin, que es su vida la que nos anima a volar eternamente y solo bajaremos a suelo esclavo para dejar a otros rebeldes y volver a volar adonde comemos, jugamos, dormimos y vencemos todas las pesadillas junto a todos los vencejos del mundo.

(El mantenimiento del Bloqueo de EEUU a Cuba marca la diferencia entre la vida y la muerte:

“Solo en el año 2019, el Gobierno de los Estados Unidos aplicó contra Cuba 85 medidas agresivas de diverso tipo, de las que 43 consistieron en medidas económicas coercitivas dirigidas a ampliar y reforzar el bloqueo, algunas de ellas sin precedentes y todas con el objetivo declarado de arreciar las presiones contra nuestro país para arrancar concesiones políticas.

En el ámbito del comercio exterior, las mayores repercusiones se aprecian en ingresos dejados de percibir por exportaciones que superarían los 2 mil 340 millones de dólares en un año.

Productos de reconocida calidad exportable y probada demanda no pueden comercializarse en el mercado estadounidense. Es el caso de los habanos y lo es también el Heberprot-P, un medicamento único para pacientes de diabetes que ha probado su eficacia en la regeneración de tejidos y que evita la amputación de la parte afectada y la invalidez del enfermo.

Al Estados Unidos prohibir la exportación a Cuba desde cualquier país del mundo de cualquier producto que contenga 10 % o más de componentes de origen estadounidense, o sea, materias primas, partes, piezas, tecnología, software o propiedad intelectual, sin importar el país en que se produce el bien o el servicio, o la nacionalidad del producto, se impuso una limitación significativa adicional a las posibilidades de Cuba para adquirir bienes y servicios de cualquier país del mundo.

Esta medida extraterritorial afecta los suministros de los bienes de consumo, las maquinarias y tecnologías requeridas para la producción, las materias primas que necesita la industria y los servicios de los que depende el bienestar de la población, con impacto para sectores tan sensibles como la salud, los medicamentos, el transporte y la alimentación.

Como consecuencia del endurecimiento del bloqueo financiero, se ha producido una fuerte contracción en las posibilidades de acceder a financiamientos externos que hubiesen permitido adquirir insumos y materias primas necesarios para la economía.

Este escenario general reduce la capacidad del país de enfrentar los compromisos financieros contraídos, lo que condiciona, a su vez, la disposición de facilitarnos nuevos recursos requeridos para la reproducción de la economía.

La combinación de estas limitaciones impuestas al comercio y las finanzas provoca, por ejemplo, graves daños al sector de la salud, con limitaciones para la adquisición de equipos médicos, reactivos y medicamentos, entre otros. La prohibición impuesta a empresas estadounidenses o subsidiarias suyas en otros países de suministrar insumos a Cuba, imposibilita la obtención de tecnologías que marcan la diferencia entre la vida y la muerte.”)

 

* Andrés Marí es escritor, profesor y actor cubano residente en Catalunya.

La Columna
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- Es una pena cuando uno no entiende las sucesiones del tiempo que estancan el acontecer de un suceso al juntarlo con otro. Es lo que me pasa con ‘mi italiano’ y ...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- (El viejo ya está en la calle, cerca de su casa donde lo espera su viejita. Él está tranquilo y vuelve a buscar en sus bolsillos la bebida prodigiosa. ...
Andrés Marí - Cubainformación / Fundació Vivint.- El bloqueo y las agresiones de EEUU contra Cuba quisieron ver una isla de bestias a fines de 1989 y estuvieron a punto de lograrlo en el resto de la década de los 90...
Lo último
Cuba-China: La amistad borra la distancia
Alberto Blanco Silva (Foto: Ismael Francisco) - Cubadebate.- En vísperas de conmemorarse el aniversario 60 del establecimiento de relaciones diplomáticas, deseo compartir algunas reflexiones que contribuyan a explicar la amistad entra&n...
Ver / Leer más
Todo por el voto
Randy Alonso Falcón - Cubadebate.- Donald Trump anda frenético recorriendo los estados decisivos para la jornada electoral del próximo 3 de noviembre. Promete por aquí, entrega fondos para inversiones por allá, acus...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista