Antonio Maira - Cubainformación.- Pintarrajeados y vestidos de verde camuflaje y pasamontañas oscuros. Luces en los cascos. Parecen celebrar la toma de una “cabeza de playa” en la que solo entran ellos y el fotógrafo, apretaditos. Se les ven las insignias y algunas barrigas descubren un trato de cerveza y poco ejercicio. Apenas una hora antes solo se veían o desaparecían -como luciérnagas enverdecidas de fuegos fatuos- los brillos atenuados de sus ojos en movimiento.


En los segundos que dura el canto de un gallo, el que parecía el jefe, “Pantera”, consultaba la ventanita del móvil. Se sabía observado desde una lejana pantalla por el number one de la pequeña operación armada (Cp. Clíver Alcalá Cordones), así que corregía la posición y el despliegue de las botas salvajes que le acompañaban. Blancas para la arena, negras para el suelo pedregoso y el agua ¡Chop! ¡Chop!, de la playa. Eran  “máquinas de guerra”, como ellos mismos se llamaban entre gritos y risas siniestras, que estaban a sus órdenes para matar y degollar…

De repente, las piedras, la arena y los matojos se llenaron de luces laser que saltaban. Fueron abatidos con escupitajos de silenciadores y golpes espaciados. Cayeron como sacos derrumbados en el suelo. Pantera se desplomó, de bruces, chapoteó un poco, y sus ojos se fundieron con el negro amortiguado de la noche… Con el último suspiro “Pantera” creyó que Negro Primero se le había caído encima. Así era.

Un observador

En horas de asalto anfibio, de madrugada, un grupo de “operaciones especiales” reclutados en Colombia entre paramilitares venezolanos y colombianos; inició una nueva tarea asesina. Si los “objetivos” principales no eran alcanzados siempre tendrían en sus manos a gente del pueblo. Estaban dirigidos por algunos oficiales traidores de las FAB y de la GNB y habían sido preparados por oficiales de la CIA en centros de adiestramiento situados en el país colombiano. No era más que un ataque en la secuencia planificada de la pequeña guerra de comandos. Cometieron un error de niños metidos a guerreros de élite:

Salieron de Colombia dos embarcaciones y en determinado punto de la mar se bifurcaron. «Han prendido los motores, se dividieron en dos grupos», le avisó alguna fuente de inteligencia a las autoridades nacionales respecto a la salida desde Colombia de dos embarcaciones que vararían en la costa venezolana. En la madrugada del domingo, todo estaba dispuesto para esperar a los mercenarios y como era lógico, la operación fue frustrada”. Así lo informa la Red Hinterlaces[1], que amplía continuamente la información.

Rutina mortal de siempre

La única novedad era la mar y el poblado de Macuto. Poner a prueba la capacidad de defensa por mar de las FAB y de la seguridad venezolana, del Sevin, muy limpio de elementos infiltrados que habían salido en las fotografías, después de los ataques a la Carlota, y de la frustración de la llamada a la rebelión desde la plaza de Altamira. El pueblo venezolano recuerda bien la conversación entre Leopoldo López y el autonombrado Guaidó mientras observaban el desastre:

Guaidó y Leopoldo López

-¿Dónde están los militares? ¿Dónde están la Operación Libertad?

-¿Quién va a apartar a ese fotógrafo?

-¡Yo me voy, Guaidó!

-¡Yo me escondo, Leopoldo!

Por lo demás la rutina de siempre: salida, matanza y regreso. Proclama radiada por el fanático Cliver que prometía el degüello, “la operación quirúrgica”, de los mandos supremos de la revolución y de varios centenares (como aperitivo) de dirigentes bolivarianos, todo ello ¡Por la Patria, la Libertad y contra la Tiranía!

El ataque estaba señalado como operación de hostigamiento, amedrentamiento de civiles y, si era posible de secuestro de líderes, tal como se ordenaba en uno de los Apéndices de la permanente orden de operaciones del Comando Sur que llevaba activa desde hacía varios meses.

La patrulla estaba preparada para matar al Presidente Maduro y provocar una guerra, pero no sabían que nunca alcanzarían al Presidente de Venezuela ni conquistarían ni el más pequeño pedazo de territorio de ese país soberano.

Nada nuevo, ni siquiera la absoluta falta de escrúpulos

Suponían la debilidad de respuesta militar que tendría el gobierno de Venezuela empeñado en defender a toda la población venezolana del Coronavirus. Daban por hecho, los mentecatos, que el enorme y criminal bloqueo y el saqueo de recursos físicos y financieros que le acompañaban mantendrían ocupados, agotados y distraídos a los componentes de las FAB y de las milicias bolivarianas.

Efectivamente toda la cadena de mando Gedeón-Antorcha creía  que la puesta en marcha de todo el sistema de salud en defensa de la población contra el coronavirus –en el que tendría que participar todo el pueblo-, abriría una brecha y anularía toda la resistencia a la ocupación del país. No obstante, sus previsiones resultaron falsas.

La herencia bolivariana se llama dignidad

Todo el pueblo, trabajadores y trabajadoras de la ciudad y el campo, recuerdan perfectamente que la puesta en marcha de los recursos sanitarios de su país había sido una de las herencias de Hugo Chaves, que les había permitido estudiar, trabajar y recibir una educación gratuita; recogida y cuidada por el nuevo presidente Maduro. El pueblo pondría la resistencia y el esfuerzo. Los sucesivos gobiernos bolivarianos habían recuperado la dignidad de todos, la conciencia de pueblo, la conciencia de clase.

Los ataques de los EEUU, con su crueldad ilimitada, con su obligación de vasallaje como premio al vencido, han alimentado la capacidad de lucha en lugar de disminuirla. Han fortalecido la organización, la capacidad de respuesta y la vigilancia integrada en redes que tienen la capacidad de infiltrar al enemigo. La organización de los pueblos y las grandes ciudades en CDR (Comités de Defensa de la Revolución) causa pavor en la oligarquía venezolana, en la colombiana y en la de los demás pueblos de América: en la de Caracas, Bogotá, Quito, La Paz, Santiago, Buenos Aires, Brasilia, Sao Paulo. También en la de Madrid y en la de la UE. Y también, claro, en los EEUU que habían perdido cientos de batallas y una guerra interminable en Cuba, contra esos Comités de Defensa que vinculaban a todo el pueblo y lo organizaban en tareas de vigilancia y defensa, para hacer realidad la Unidad Pueblo-Fuerzas Armadas y la teoría estratégica de la “guerra de todo el pueblo”.

 Habían sido movilizados a toda prisa. “De Colombia vinieron, a Macuto llegaron…” que cantaría Carlos Puebla. Una fuente de inteligencia venezolana había alertado ya de la salida de dos embarcaciones y de su bifurcación en la mar. Los estaban esperando. Como tantas otras veces los habían engañado… por un puñado de dólares[2].

Robert Colina Ibarra, conocido como El Tigre había grabado y lanzado una arenga desquiciada a los venezolanos[3]. Sequea Torres era el jefe de la operación. Sus compinches son de sobra conocidos.

El Tigre aparece y desaparece

El Tigre es uno de los oficiales presentes en el Puente de Altamira de Caracas durante el último y más salvaje atentado terrorista en Venezuela. Está conectado con diversos personajes según informes hechos públicos, acompañados por grabaciones y vídeos publicados por el gobierno de Venezuela[4].

La guerra solo puede entenderse en un escenario global en el que no llevan las de vencer, ni mucho menos los EEUU.  Las razones para esta afirmación las he señalado en otros trabajos. Voy a añadir aquí algunas más:

-Es posible que el coronavirus haya afectado a la capacidad de defensa de las Fuerzas Armadas bolivarianas, pero es mucho más probable que el virus se haya instalado ya en los grupos de portaviones de los EEUU y en sus fuerzas de combate y de los demás países de la OTAN[5]. Por otra parte, el encuentro de militares en los juegos deportivos de Wuhan puede haber sido el factor desencadenante, no por la presencia de militares chinos sino por la presencia de militares estadounidenses.

-En lo que se refiere a los pueblos que sufren el coronavirus es muy probable que sea el agresor principal –los EEUU, y como carne de cañón los paramilitares colombianos y su propio pueblo- los que sufran contagios masivos por la utilización ante el patógeno de políticas de “fronteras abiertas”. La desmoralización se instalará entre sus filas y no entre las FAB que cumplirán con su doble tarea: defender su territorio contra el ataque  extranjero y la oligarquía que lo apoya y le da cobertura; y proteger a su pueblo contra el coronavirus. Doble tarea que, en realidad es una sola.

-En cuanto a la crisis económica nos encontramos con un escenario parecido: a un lado el pueblo con su Carnet de la Patria, sus Misiones y sus CLAP; al otro la oligarquía con sus dólares cada vez más devaluados y sus reservas monetarias con el valor del papel en el que fue impreso. La bajada de los precios del petróleo, además de ser inoperante en una situación de bloqueo ayudará a construir una economía más diversificada y más ecológica.

Irán, un país muy agredido en los discursos de los sectores fascistas, buen amigo de la Venezuela bolivariana, puede enseñar mucho a un país que no tiene porqué depender económicamente, energéticamente, económicamente, ni en su balanza exterior del petróleo.

Las fuentes de energía alternativa pueden encontrar en Venezuela una defensa sólida ante el deterioro medioambiental.

08/05/2020


[1] https://www.hinterlaces.net/a-donde-apuntan-las-amenazas-de-incursion-militar-sobre-venezuela/#

[2] https://rebelion.org/la-larga-resistencia-de-venezuela-a-las-agresiones-de-eeuu/

  https://rebelion.org/docs/258426.pdf

  https://frenteantiimperialista.org/blog/2019/05/04/los-babys-de-tio-sam-se-ponen-en-fuga/

  https://frenteantiimperialista.org/blog/2019/09/17/colombia-una-guerra-perdida-un-desastre-mas-para-    trump/

[3] https://www.hinterlaces.net/a-donde-apuntan-las-amenazas-de-incursion-militar-sobre-venezuela/#

https://www.hinterlaces.net/macuto-y-la-tercerizacion-de-la-guerra/

 

[4] https://www.telesurtv.net/news/venezuela-desarticula-operacion-terrorista-desestabilizar--20200503-0011.html?utm_campaign=shareaholic&utm_medium=twitter&utm_source=socialnetwork

 

https://www.telesurtv.net/news/venezuela-desarticula-operacion-terrorista-desestabilizar--20200503-0011.html?utm_campaign=shareaholic&utm_medium=twitter&utm_source=socialnetwork

[5] https://www.publico.es/sociedad/coronavirus-ee-uu-4000-marineres-ee-uu-aislados-portaaviones-nuclear-infectado-coronavirus.html

https://www.elmundo.es/internacional/2020/04/16/5e982a74fdddff87838b45f2.html

https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=359482&SEO=covid-19-un-enemigo-imbatible-para-las-fuerzas-armadas-de-ee.uu.

https://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/452404/delegacion-deportiva-militar-ejercito-coronavirus-wuhan-china

 

La Columna
<<Me comen los demonios, sí; pero también me conducen a la victoria o al desastre total en un “enfrentamiento dialéctico” como señalaba Hegel. De eso sé mucho aunque las puntualizaciones acad&eacut...
Aprovecho esta columna para ofrecer a mis lectores este artículo-comunicado de Veteranos por la Paz España, con motivo del aniversario del golpe fascista del 18 de julio de 1936. El avance del fascismo en Europa-España redundar&a...
<<My Looord…Lo que me quedaba por ver>>...
Lo último
Fidel, la selva y el círculo infantil
Abner Barrera Rivera - Cubainformación.- En 1970 el poeta Ernesto Cardenal visitó por primera vez la Mayor de las Antillas, resultado de ese viaje fue su libro En Cuba, en el que entre muchas y variadas anotaciones registra lo siguiente...
Ver / Leer más
La Columna
La Revista